Dir. Alberto Morales
 
portada fotografia caricatura noticias columnas revista medios videoteca
EL LUCKY CON FERNANDA Y EL TAL LAGOS; AYUDANTÍA INÚTIL
No hay manera para argumentar en contra del desenfado, la desesperación de alguien que ha perdido a ser querido, desaparecido por un comando.
26/10/2015 15:18:09 - Xalapa, Ver. por Pablo Jair Ortega
El dolor por el ausente es muy profundo: la angustia crece, la tristeza se agudiza, la impotencia crea enojo y rabia. Por eso muchos se identifican con la señora Araceli Salcedo y su reclamo por la desaparición de su hija.


Y es que causó verdadera ámpula un video que circula en internet donde se aprecia a la señora Araceli encarar directamente al gobernador Javier Duarte de Ochoa por la desaparición de Fernanda Rubí, hace 3 años, el 12 de septiembre de 2012, cuando fue sustraída violentamente de un antro llamado "Bulldog Bar", en Orizaba, municipio a donde Duarte de Ochoa acudió a grabar los spots correspondientes a su Quinto Informe de Gobierno junto a su esposa y tres hijos. Lo anterior también fue subido a escala nacional por el periódico REFORMA, que llevó en portada de sábado el desencuentro.



La demanda de Araceli Salcedo es frenéticamente enérgica, encolerizada. Quizás para muchos no eran los modos de acercarse a Duarte de Ochoa, pero también hay que subrayar el alejamiento de los políticos en general de la población: lo de Duarte es sólo el reflejo de un padecimiento común de la soberbia clase política que se olvida de la vocación de servir y mantener comunicación con quienes representa.



En lo personal creemos que el error del mandatario fue no detenerse a atender a la señora Araceli. Dos ejemplos para sostener lo anterior: la foto donde el gobernador Fernando Gutiérrez Barrios donde enfrenta al cacique Cirilo Vásquez Lagunes en el aeropuerto de Veracruz, cuando éste trató de exhibirlo en público y hacerle reclamos; o el video donde a Felipe Calderón se le filtra un manifestante disfrazado como George Bush quien llega a estrecharle la mano ante las cámaras y el michoacano ni se inmutó.



De cualquier manera causa extrañeza lo ocurrido, porque si el personal a cargo de la seguridad del gobernante y su familia no previó el escenario de confrontación estamos hablando de que ya ni siquiera el mandatario veracruzano está seguro en su propio territorio.



Somos testigos, por ejemplo, de la excesiva seguridad de la que dispone el alcalde de Orizaba, Juan Manuel Diez Francos, para eventos tan irrelevantes para la población en general como el cambio de dirigencia municipal del PRI, donde al menos 100 policías vestidos de civil rodeaban el edificio donde se llevaba a cabo el evento.



¿En dónde estaban esas dos corporaciones para cuidar no sólo al gobernador de Veracruz, sino a su familia? ¿Por qué se relajó la seguridad? ¿En serio la única salida del lugar eran subir unas escalinatas? ¿No había otra salida de emergencia de fácil acceso y traslado para una situación de riesgo? ¿Quién dejó que un manifestante llegara tan cerca del mandatario? ¿Y si hubiese un arma para atentar contra Duarte o alguien de su familia?



Pero más allá de un gobernador asesinado o herido, el papel de las autoridades ministeriales en la investigación es el fondo del asunto: ¿por qué nadie ha resuelto la desaparición de Fernanda Rubí? ¿Por qué no se han aportado elementos donde contundentemente se diga que siguen las investigaciones, existen indicios o definitivamente el caso está cerrado?



Pero no, lo que se activó (mala estrategia) fue una propaganda para difundir que a Fernanda Rubí se la llevaron porque le gustó a un capo del narcotráfico; que su único pecado es que es bonita y por eso era novia del "Lucky".



Reacción bastante patética y nefasta que de un tema serio y grave como las desapariciones de personas, se haga una campaña mediática donde lo menos importante es el paradero de Fernanda, pero cuyo tema sí interesa para lucrar ya sea en contra o a favor del Gobierno de Veracruz.



Y es que decir que Fernanda Rubí era novia de Raúl Lucio Hernández Lechuga (a) "El Lucky" o "Z-16", jefe de Los Zetas, tiene la misma validez como mencionar que un tal Lagos era el contacto con ese cabecilla de la delincuencia organizada: sin pruebas, no hay nada.



La lógica también lleva a pensar que si "El Lucky" está detenido desde diciembre del 2011, luego de su captura en Córdoba, ¿para qué habría de raptar a una jovencita casi un año después? Vaya, y si está encarcelado en el penal del Altiplano, ¿por qué la PGR o la Fiscalía no han ido entonces a preguntarle qué sabe del paradero de Fernanda Rubí?



La Fiscalía puede presumir y hacer campaña de que Luis Ángel Bravo es quizás el paladín de la justicia más efectivo, que las madres de los desaparecidos lo adoran y que además es hermoso (ya lo ven), es tan precioso, primoroso, bello, lindo y grandioso; puede decir que ha resuelto casos de desapariciones, pero también debe explicar el porque de los casos no resueltos y si los involucrados están inmersos en delitos y demostrarlo con pruebas.



"He tratado de hablar con la Sra Araceli Salcedo para acordar una cita, su tema es de la mayor seriedad como para tratarlo en una banqueta", fue el tuit del gobernador Duarte este lunes 26 de octubre a las 11.42 am., para justificar, un poco tarde, lo que se aprecia en el video.



Ahí donde lo que se ve, no se juzga.


EL LUCKY CON FERNANDA Y EL TAL LAGOS; AYUDANTÍA INÚTIL


No hay manera para argumentar en contra del desenfado, la desesperación de alguien que ha perdido a ser querido, desaparecido por un comando. El dolor por el ausente es muy profundo: la angustia crece, la tristeza se agudiza, la impotencia crea enojo y rabia. Por eso muchos se identifican con la señora Araceli Salcedo y su reclamo por la desaparición de su hija.



Y es que causó verdadera ámpula un video que circula en internet donde se aprecia a la señora Araceli encarar directamente al gobernador Javier Duarte de Ochoa por la desaparición de Fernanda Rubí, hace 3 años, el 12 de septiembre de 2012, cuando fue sustraída violentamente de un antro llamado "Bulldog Bar", en Orizaba, municipio a donde Duarte de Ochoa acudió a grabar los spots correspondientes a su Quinto Informe de Gobierno junto a su esposa y tres hijos. Lo anterior también fue subido a escala nacional por el periódico REFORMA, que llevó en portada de sábado el desencuentro.



La demanda de Araceli Salcedo es frenéticamente enérgica, encolerizada. Quizás para muchos no eran los modos de acercarse a Duarte de Ochoa, pero también hay que subrayar el alejamiento de los políticos en general de la población: lo de Duarte es sólo el reflejo de un padecimiento común de la soberbia clase política que se olvida de la vocación de servir y mantener comunicación con quienes representa.



En lo personal creemos que el error del mandatario fue no detenerse a atender a la señora Araceli. Dos ejemplos para sostener lo anterior: la foto donde el gobernador Fernando Gutiérrez Barrios donde enfrenta al cacique Cirilo Vásquez Lagunes en el aeropuerto de Veracruz, cuando éste trató de exhibirlo en público y hacerle reclamos; o el video donde a Felipe Calderón se le filtra un manifestante disfrazado como George Bush quien llega a estrecharle la mano ante las cámaras y el michoacano ni se inmutó.



De cualquier manera causa extrañeza lo ocurrido, porque si el personal a cargo de la seguridad del gobernante y su familia no previó el escenario de confrontación estamos hablando de que ya ni siquiera el mandatario veracruzano está seguro en su propio territorio.



Somos testigos, por ejemplo, de la excesiva seguridad de la que dispone el alcalde de Orizaba, Juan Manuel Diez Francos, para eventos tan irrelevantes para la población en general como el cambio de dirigencia municipal del PRI, donde al menos 100 policías vestidos de civil rodeaban el edificio donde se llevaba a cabo el evento.



¿En dónde estaban esas dos corporaciones para cuidar no sólo al gobernador de Veracruz, sino a su familia? ¿Por qué se relajó la seguridad? ¿En serio la única salida del lugar eran subir unas escalinatas? ¿No había otra salida de emergencia de fácil acceso y traslado para una situación de riesgo? ¿Quién dejó que un manifestante llegara tan cerca del mandatario? ¿Y si hubiese un arma para atentar contra Duarte o alguien de su familia?



Pero más allá de un gobernador asesinado o herido, el papel de las autoridades ministeriales en la investigación es el fondo del asunto: ¿por qué nadie ha resuelto la desaparición de Fernanda Rubí? ¿Por qué no se han aportado elementos donde contundentemente se diga que siguen las investigaciones, existen indicios o definitivamente el caso está cerrado?



Pero no, lo que se activó (mala estrategia) fue una propaganda para difundir que a Fernanda Rubí se la llevaron porque le gustó a un capo del narcotráfico; que su único pecado es que es bonita y por eso era novia del "Lucky".



Reacción bastante patética y nefasta que de un tema serio y grave como las desapariciones de personas, se haga una campaña mediática donde lo menos importante es el paradero de Fernanda, pero cuyo tema sí interesa para lucrar ya sea en contra o a favor del Gobierno de Veracruz.



Y es que decir que Fernanda Rubí era novia de Raúl Lucio Hernández Lechuga (a) "El Lucky" o "Z-16", jefe de Los Zetas, tiene la misma validez como mencionar que un tal Lagos era el contacto con ese cabecilla de la delincuencia organizada: sin pruebas, no hay nada.



La lógica también lleva a pensar que si "El Lucky" está detenido desde diciembre del 2011, luego de su captura en Córdoba, ¿para qué habría de raptar a una jovencita casi un año después? Vaya, y si está encarcelado en el penal del Altiplano, ¿por qué la PGR o la Fiscalía no han ido entonces a preguntarle qué sabe del paradero de Fernanda Rubí?



La Fiscalía puede presumir y hacer campaña de que Luis Ángel Bravo es quizás el paladín de la justicia más efectivo, que las madres de los desaparecidos lo adoran y que además es hermoso (ya lo ven), es tan precioso, primoroso, bello, lindo y grandioso; puede decir que ha resuelto casos de desapariciones, pero también debe explicar el porque de los casos no resueltos y si los involucrados están inmersos en delitos y demostrarlo con pruebas.



"He tratado de hablar con la Sra Araceli Salcedo para acordar una cita, su tema es de la mayor seriedad como para tratarlo en una banqueta", fue el tuit del gobernador Duarte este lunes 26 de octubre a las 11.42 am., para justificar, un poco tarde, lo que se aprecia en el video.



Ahí donde lo que se ve, no se juzga.


EL LUCKY CON FERNANDA Y EL TAL LAGOS; AYUDANTÍA INÚTIL


No hay manera para argumentar en contra del desenfado, la desesperación de alguien que ha perdido a ser querido, desaparecido por un comando. El dolor por el ausente es muy profundo: la angustia crece, la tristeza se agudiza, la impotencia crea enojo y rabia. Por eso muchos se identifican con la señora Araceli Salcedo y su reclamo por la desaparición de su hija.



Y es que causó verdadera ámpula un video que circula en internet donde se aprecia a la señora Araceli encarar directamente al gobernador Javier Duarte de Ochoa por la desaparición de Fernanda Rubí, hace 3 años, el 12 de septiembre de 2012, cuando fue sustraída violentamente de un antro llamado "Bulldog Bar", en Orizaba, municipio a donde Duarte de Ochoa acudió a grabar los spots correspondientes a su Quinto Informe de Gobierno junto a su esposa y tres hijos. Lo anterior también fue subido a escala nacional por el periódico REFORMA, que llevó en portada de sábado el desencuentro.



La demanda de Araceli Salcedo es frenéticamente enérgica, encolerizada. Quizás para muchos no eran los modos de acercarse a Duarte de Ochoa, pero también hay que subrayar el alejamiento de los políticos en general de la población: lo de Duarte es sólo el reflejo de un padecimiento común de la soberbia clase política que se olvida de la vocación de servir y mantener comunicación con quienes representa.



En lo personal creemos que el error del mandatario fue no detenerse a atender a la señora Araceli. Dos ejemplos para sostener lo anterior: la foto donde el gobernador Fernando Gutiérrez Barrios donde enfrenta al cacique Cirilo Vásquez Lagunes en el aeropuerto de Veracruz, cuando éste trató de exhibirlo en público y hacerle reclamos; o el video donde a Felipe Calderón se le filtra un manifestante disfrazado como George Bush quien llega a estrecharle la mano ante las cámaras y el michoacano ni se inmutó.



De cualquier manera causa extrañeza lo ocurrido, porque si el personal a cargo de la seguridad del gobernante y su familia no previó el escenario de confrontación estamos hablando de que ya ni siquiera el mandatario veracruzano está seguro en su propio territorio.



Somos testigos, por ejemplo, de la excesiva seguridad de la que dispone el alcalde de Orizaba, Juan Manuel Diez Francos, para eventos tan irrelevantes para la población en general como el cambio de dirigencia municipal del PRI, donde al menos 100 policías vestidos de civil rodeaban el edificio donde se llevaba a cabo el evento.



¿En dónde estaban esas dos corporaciones para cuidar no sólo al gobernador de Veracruz, sino a su familia? ¿Por qué se relajó la seguridad? ¿En serio la única salida del lugar eran subir unas escalinatas? ¿No había otra salida de emergencia de fácil acceso y traslado para una situación de riesgo? ¿Quién dejó que un manifestante llegara tan cerca del mandatario? ¿Y si hubiese un arma para atentar contra Duarte o alguien de su familia?



Pero más allá de un gobernador asesinado o herido, el papel de las autoridades ministeriales en la investigación es el fondo del asunto: ¿por qué nadie ha resuelto la desaparición de Fernanda Rubí? ¿Por qué no se han aportado elementos donde contundentemente se diga que siguen las investigaciones, existen indicios o definitivamente el caso está cerrado?



Pero no, lo que se activó (mala estrategia) fue una propaganda para difundir que a Fernanda Rubí se la llevaron porque le gustó a un capo del narcotráfico; que su único pecado es que es bonita y por eso era novia del "Lucky".



Reacción bastante patética y nefasta que de un tema serio y grave como las desapariciones de personas, se haga una campaña mediática donde lo menos importante es el paradero de Fernanda, pero cuyo tema sí interesa para lucrar ya sea en contra o a favor del Gobierno de Veracruz.



Y es que decir que Fernanda Rubí era novia de Raúl Lucio Hernández Lechuga (a) "El Lucky" o "Z-16", jefe de Los Zetas, tiene la misma validez como mencionar que un tal Lagos era el contacto con ese cabecilla de la delincuencia organizada: sin pruebas, no hay nada.



La lógica también lleva a pensar que si "El Lucky" está detenido desde diciembre del 2011, luego de su captura en Córdoba, ¿para qué habría de raptar a una jovencita casi un año después? Vaya, y si está encarcelado en el penal del Altiplano, ¿por qué la PGR o la Fiscalía no han ido entonces a preguntarle qué sabe del paradero de Fernanda Rubí?



La Fiscalía puede presumir y hacer campaña de que Luis Ángel Bravo es quizás el paladín de la justicia más efectivo, que las madres de los desaparecidos lo adoran y que además es hermoso (ya lo ven), es tan precioso, primoroso, bello, lindo y grandioso; puede decir que ha resuelto casos de desapariciones, pero también debe explicar el porque de los casos no resueltos y si los involucrados están inmersos en delitos y demostrarlo con pruebas.



"He tratado de hablar con la Sra Araceli Salcedo para acordar una cita, su tema es de la mayor seriedad como para tratarlo en una banqueta", fue el tuit del gobernador Duarte este lunes 26 de octubre a las 11.42 am., para justificar, un poco tarde, lo que se aprecia en el video.



Ahí donde lo que se ve, no se juzga.


Otras Entradas

Otras Entradas

JAROCHA EN BARCELONA

De inmediato el mensaje vía Whatsapp para preguntarle a Laura cómo está, luego de la noticia lamentable de otro atentado terrorista en Europa:

YUNES LINARES DESCARTA A SU HIJO PARA EL 2018

El gobernador de Veracruz estuvo este lunes en la Universidad Veracruzana y, cosa rara para sus expresiones duras y envalentonadas, pero le entró el sentimentalismo.

SINDICATO Y VICERRECTORES PRESIONAN A MAESTROS PARA QUE REELIJAN A RECTORA

Antes que todo, un abrazo solidario para la periodista Verónica Huerta por las agresiones sufridas por elementos de la Secretaría de Seguridad Pública al momento de cubrir una protesta de comerciantes de Casitas; muy intolerante y represivo el actual gobierno, y lo peor es que ha sido contra una mujer muy trabajadora y estimada en el gremio...

VINCULA GOBIERNO DE TRUMP A PEÑA CON EL NARCOTRÁFICO

No pudo ser más oportuna la información que este día dio a conocer el Departamento del Tesoro del Gobierno de los Estados Unidos, al vincular al cantante de música grupera, Julión Álvarez, y al futbolista Rafael Márquez, con un cártel poco conocido del litoral Pacífico llamado "Flores", por los apellidos de quien identifican como líder: Raúl Flores Hernández.

UNA DISCULPA A NOMBRE DE TOOOODOS LOS FISCALES DEL MUNDO

"¡No soy gordito! ¡No soy gordito!", parece exclamar el titular de la Fiscalía General del Estado, en aras de quitarse esos cinco kilitos cinco que ha ganado en los últimos meses que ha estado en el cargo...

MEDIOS DEJAN SOLO AL AVE DE MAL AGÜERO Y DE TEMPESTADES

La fotografía es evidente y no es la primera. Desde hace rato ya era sabido que cuando el gobernador convoca a conferencias de prensa, llegan pocos reporteros a cubrirlas. La más reciente, la de este domingo por la noche en Palacio de Gobierno.

RAGUEB, ¿EL CANDIDATO DE ARIAS LOVILLO Y MIYULI?

El que parece que quiere volver a figurar en el panorama universitario es el ex rector Raúl Arias Lovillo (hoy alto funcionario de la Universidad de Guanajuato), quien hace 4 años trató de dejar a su sucesor Porfirio Carrillo, entonces secretario académico de la Universidad Veracruzana.

VIOLANDO LA LEY EN LA UNIVERSIDAD VERACRUZANA... Y EN PLENA FACULTAD DE DERECHO

Es increíble que aquellos quienes enseñan en las aulas de la máxima casa de estudios de Veracruz, son los primeros en no ser ejemplo para sus alumnos.

NERVIOS EN PALACIO JAROCHO POR CASO DUARTE

Esta mañana de jueves, el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares grabó un mensaje sobre su némesis chiquito Javier Duarte (el otro es su gemelo malvado Fidel Herrera) , y llamó poderosamente la atención el momento en que se da.

LA COMPARECENCIA DE SSP: TODO ES CULPA DE FIDEL Y DUARTE

En lo que se convierte en la primera comparecencia de la administración del "cambio" en Veracruz, este miércoles se presentó el secretario de Seguridad Pública, Jaime Téllez Marié, ante los diputados locales.

ENRARECIDO EL AMBIENTE CON LA LLEGADA DE DUARTE

Luego de que los presentes en la primera audiencia en México del ex gobernador Javier Duarte de Ochoa relataran la falta de preparación de los fiscales de la PGR, el ambiente político en el país y en Veracruz se ha enrarecido.

¿QUÉ HUBIERA PASADO SI NO ASESINAN A LOS NIÑOS DE COATZACOALCOS?

En epílogos anteriores de esta columna comentábamos sobre la gran cantidad de taxistas ejecutados en algunas zonas de Veracruz.

¿SEGURIDAD PÚBLICA INVOLUCRADA EN EL ROBO DE COMBUSTIBLE?

Desde hace años, el gran negocio del robo de combustible era para unos pocos con la complacencia de las élites de Petróleos Mexicanos y sus líderes sindicales; para unos cuantos jefes de PEMEX que llevaban cuadrillas de obreros a determinados puntos que ellos sabían y conocían, porque el robo de combustible era algo muy de alta tecnología que requería de personal altamente capacitado y con conocimientos geográficos detallados.

PIFIAS DE LOS SENADORES

Algo raro está pasando con los senadores de Veracruz, específicamente con los "Yunes Rojos", Héctor y Pepe, que en los últimos días han cometido errores de primaria.

PRD SE DESQUEBRAJA EN VERACRUZ; TRIBUS DE IZQUIERDA VAN CON AMLO

Al igual que ocurre en el escenario nacional a raíz de que el senador Miguel Barbosa, coordinador de la fracción del PRD en el Senado de la República, decidiera dar su apoyo a Andrés Manuel López Obrador, los efectos ya comienzan a sentirse en Veracruz.