Dir. Alberto Morales
 
portada fotografia caricatura noticias columnas revista medios videoteca
Los Pelones

Alguna vez mi hijo menor empezó  a juntarse con una bandita que se hace llamar “Los Pelones”.

04/02/2011 03:06:46 - Xalapa, Ver. por Salvador Muñoz


Junto con “Los Sureños”, son grupos de adolescentes que tienen muy mala fama en la capital del estado.



Al principio, no le tomé importancia. Es más, recordé aquellos 80’s hermosos cuando después de ver una película, si no mal recuerdo “Los Guerreros”, Orizaba se vio de pronto sacudida por una generación espontánea de bandas.



Estaba la banda del Travolta, estaban los Warriors, los Piña, los Arturitos, y no recuerdo cuál más.



En una de ellas estaba Víctor Hugo, quien fue compañero de primaria al que llamábamos antes El Tarugo, jugando un poco con su nombre o el Pelucas Pixy, por el cabello lacio-lacio que tenía que recordaba un viejo comercial setentero.



Pero, como referí, “lo llamábamos antes” de que se convirtiera en el líder de una banda y se hiciera hábil en el arte de los madrazos.



Una vez lo vi pelear justo en el puente de San Juan de Dios… ¡Gulp! Tragué saliva cuando después de madrear al otro joven se me quedó viendo y con un movimiento de cabeza creo que me dijo “Kiobo”… aunque yo pensaba que me decía “¿Qué pedo?” aunque el temor real era que se acordara de aquellos que le decíamos “Tarugo” o “Pelucas Pixy”…



Para ir a la prepa, prefería hacerlo caminando. Para ello tenía que cruzar una famosa avenida que era la Norte 2.



El Japo, mi amigo Claudio, el que vio en mí cualidades de defensa central mejor que las de un centro delantero, me dio la clave para pasar por esa calle sin tener problemas: Un silbido. Es decir, yo iba caminando y si oía un “fiuti-fiu”, tenía que responder del mismo modo. El día que vi que un chavo no respondió al silbido, ¡pobre! Salieron y lo madrearon. El no contestar con ese “Fiuti-fiu” sólo significaba una cosa: No pertenecías al barrio.



Afortunadamente, amigos (o conocidos) siempre tuve en cualquier banda. Así que más de una la libré.



Pero con mi hijo es distinto. Todavía tuve el pensamiento de que si estaba con Los Pelones aprendería a defenderse. Craso error del que me sacó mi Brenda, quien estaba más preocupada por esa amistad que yo. Me decía: “Si fuera mi hijo, ¡lo iba a espiar!”



Bueno, no llegamos a tanto… pero hablamos con Carlos y con mucho diálogo le convencimos que relacionarse con Los Pelones no era bueno…



Aún se defendió Carlos y nos decía que él no hacía nada malo, que sólo platicaba. Le dijimos que si la gente lo veía con ellos iban a pensar que era igual que Los Pelones aunque tuviera pelo.



Carlos entendió.



Hace unos días escuché  una frase de uno de mis poetas favoritos: Juvenal. Se la escuché a un joven que, en youtube, daba una especie de plática motivacional: “El mayor crimen es preferir la vida al honor y, por vivir la vida, perder la razón de vivir”. El joven es Emilio Salinas, hijo de Carlos Salinas de Gortari. La plática es agradable, el tipo es bueno, ameno, inteligente, preparado y hasta con humor: Sabe el estigma que carga por apellidarse y ser hijo de tal.



Y a pesar de que su trabajo es bueno, los comentarios que se hacen en torno a su charla son de un alto contenido despreciativo, hasta con odio y rencor. Sentí pena.



Pero… Emilio lo entiende.



Y el pasado miércoles Carlos, no mi hijo, estuvo en Tlacotalpan. Quienes nacieron en los 90, jóvenes entre 15 y 20 años, quizás no perciban ese rencor de los más viejos, de 40 para arriba. Vaya, no en balde lo califican como el Innombrable. El PRD lo debe entender mejor… y la familia de muchos desaparecidos.



Para esos viejos y no tan viejos, este señor rompió la oportunidad de percibir, tras muchos y muchos años, un dejo de democracia. En mi caso, todavía recuerdo, al final de su sexenio, había pedido un aumento de sueldo en el diario con una propuesta de trabajo que el director aceptó. Sólo la disfruté una quincena porque con el famoso error de diciembre, que se compartían Zedillo y CSG, se pulverizó mi aumento, se hizo nada.



Hoy, veo a Javier Duarte como a mi hijo Carlos… si bien, puede que el Gobernador no esté haciendo nada malo con Salinas de Gortari, la gente puede empezar a ver mal esa relación porque la fama del señor es muy mala… a mi hijo le dimos un consejo: No te juntes con los Pelones… y a mi hijo es al único que aconsejo. 




PD



Segundos de terror



El silencio no impide ver el pánico en los parroquianos del Café Café, en Veracruz. Hombres y mujeres se encuclillan, corren a la salida, algunos a gatas. Otros se tropiezan y caen al suelo. En pocos segundos, el lugar está vacío. Uno, dos regresan… la balacera ha pasado. 23 de enero 2011. Son las nueve 26 de la noche. El video, en youtube bajo el nombre de “Balacera en Café Café Veracruz (Martí FCC Reforma). 




e-mail: dor00@hotmail.com



twitter: Los_Politicos



blog: http://lospoliticosveracruz.blogspot.com/


Otras Entradas

Otras Entradas

Espionaje a medias

Intento ordenar mis pensamientos porque quiero tratar el asunto del espionaje, pero es difícil empezar a escribir cuando la Mujer me muestra a una "escort" del bajío, cuyas proporciones en nalga y pecho se contraponen a su diminuta cintura... "trae chaparrera" me dice, mientras me muestra el trasero de esa joven, cara de niña, que me recuerda lo poco que enseña de su rostro, a Ximena Sariñana.

Congruencia legislativa

Haciendo cuentas, a ojo de buen cubero, la decisión en pro o contra el desafuero de Eva Cadena Sandoval por parte de la LXIV Legislatura podría darse en unos quince días.

Senadores y alcaldes

"Jamás pensamos que un día íbamos a votar por el PRI", era la frase con la que se topó durante su campaña el hoy alcalde electo de Perote, Juan Francisco Hervert Prado, quien ocurrente, respondía: "No se preocupen... ¡voten por el Verde!"

La reelección de Pepe Mancha

En términos simples, la dirigencia de Pepe Mancha podría resumirse así: Una gubernatura, una bancada equilibrada y más de cien alcaldías.

La dirigencia del PRI

Cuestiona un amigo mi negativa a que se incorpore Américo Zúñiga Martínez a la dirigencia estatal del PRI.

Anemia legislativa

Es cuestión de observar y preguntar: ¿Quién falta por salir en un audio, un video, un escándalo?

¡Y Héctor voló!

Según este miércoles, a las siete de la mañana, estaría "invitado" Héctor "N" para presentarse ante la Fiscalía "N" para responder a los señalamientos que le hiciera uno de los más emblemáticos símbolos del duartismo, y si volteamos un poco hacia atrás, del fidelismo, y quien por cierto llegó con el alemanismo: Arturo "N".

El Jamás de Renato

Me enseña su reloj de los Tiburones Rojos a manera de respuesta cuando le pregunto a qué equipo le va.

Las matemáticas del poder

Cuando a finales del siglo pasado, el PRI perdió 107 alcaldías, fue el escándalo. ¿Por qué? Porque en lugar de festejar el avance de la democracia, nos regodeamos con el fracaso del partido en el poder. ¡Ah! Perdón... La derrota tuvo nombre, apellido y padre: Miguel Ángel Yunes Linares.

Caciques triunfadores

La pasada elección dejó en claro que a veces, los que ganan en las urnas no necesariamente son los candidatos, por ende, no necesariamente han de ser los que van a gobernar y no, no es por esa percepción que se tiene en torno a Xalapa con Hipólito Rodríguez Herrero, o Boca del Río, con Fernando Yunes Márquez, de quienes se dice que los que van a mandar realmente son Andrés Manuel López Obrador o Miguel Ángel Yunes Linares, respectivamente... nos referimos a los pequeños o grandes cacicazgos atrás de un triunfador en las urnas.

Los 3 independientes

De los 270 candidatos independientes que participaron en cuatro entidades por un cargo de representación popular, sólo tres alcanzaron a subir al podium de los triunfadores y los tres se dieron en Veracruz: Isaac García Álvarez, en Coahuitlán; Tavo Pérez Garay, en San Andrés Tuxtla; y Christian Romero Pérez, en Tlacotalpan.

Fernando Yunes Márquez, candidato electo por Veracruz, presume sus 102 mil votos que le dieron el triunfo en el Puerto, pero a la vez, igual hace alarde de ser el candidato más votado en la entidad, título que ostentaba en su momento Elizabeth Morales García con más de 95 mil votos en Xalapa.

Pepe 2018

Le pregunto si en sus escenarios, al igual que en los de Héctor, incluso el mismo Miguel Ángel, tienen contemplado que así como hay una animadversión en este momento para el PRI, este mal humor social pueda impregnar al apellido Yunes, más cuando en las últimas dos elecciones para Gobernador (2010 y 2016) ha participado este apellido y es posible, muy posible, que en el 2018, lo tengamos otra vez en tres personalidades en la disputa por la candidatura en sus respectivos partidos.

El triunfador en las elecciones

Van a dar las nueve de la noche, y bajo el riesgo de que aquí al día de mañana las cosas cambien (aunque lo dudo) la percepción que se tiene en torno a estas elecciones, es que hay varios triunfadores donde su circunstancia es lo que los posiciona como tales, incluso, hasta perdiendo hay quienes salen ganando.

Héctor 2018

Se le ve más delgado, pero no ese "delgado jodido" que agarró cuando anduvo en la pasada campaña por la gubernatura donde perdió 11 kilos, aunque asegura que cuando compitió para Senador, bajó 17 kilos 300 gramos.