Dir. Alberto Morales
 
portada fotografia caricatura noticias columnas revista medios videoteca
Angustia sabatina

Acababa de salir del baño después de los insistentes ruegos de mi esposa para que me diera un duchazo: “¡hueles horrible!” No era para menos. Estuve bajo el inclemente sol de ese sábado paseando a mi perro. Brenda aseguraba que olía mejor Harry que yo. Todavía peor: La prescripción médica vencía ese sábado ¡tenía que estar impecable!
21/02/2011 08:51:22 - Xalapa, Ver. por Salvador Muñoz


Salí todo perfumado, bien bañado, bien aseado... estaba secándome cuando entró una llamada que la mujer tomó:



—¿En Plaza Crystal? No, no hemos escuchado nada...



Decía eso cuando yo ya me estaba poniendo el mismo pants sucio y la sudadera sucia...



—Ahorita vemos si hay noticias— y colgó. “¿A dónde vas?”



—A buscar a mis hijos...



Efectivamente. Los chavales habían salido a hacer unas compras para sus respectivos estudios y por unas cosas que les había encargado.



Me calcé unos tenis y tomé  el celular. Iba bajando cuando marcaba el número de Brenda para darle unas indicaciones:



—Habla a Carlos y si te contesta, que te digan dónde están y que no se muevan de allí, que yo los voy a alcanzar.



Mientras, yo trataba de localizar a Cecilia pero la maldita cosa, entraba la llamada pero no me contestaba.



Una, dos, tres, cuatro... no sé  cuántas veces marqué. Caminaba lo más aprisa que el dolor de mi pierna izquierda me podía permitir.



Ya iba llegando a Lázaro Cárdenas cuando mi hija me estaba llamando al celular...



—Perdón... es que no siento el celular cuando camino...



—¿Dónde están?



—Es que fuimos...



—¿Dónde están?



—Por las tortas del “Choro”...



Mi mente de inmediato los ubicó. Al lado contrario del punto riesgoso. Le pedí entonces que me alcanzaran hacia el parque de Jardines de Xalapa. Le hablé a Brenda y le dije que ya los había localizado.



Caminé hacia el encuentro y todavía pasó a mi lado una patrulla con dos oficiales a bordo... iban despacio. El copiloto, con un rifle en mano, observaba de lado, con mirada acuciosa, como buscando algo sospechoso y siguió avanzando la patrulla.



Entonces, allí estaban mis hijos. Sanos y salvos.



—¿Qué pasó?— preguntó Cecy.



—Le hablaron a Brenda de que había una balacera en Plaza Crystal...



Los abracé y contuve el llanto. ¿Qué fue? ¿Diez minutos? ¿Menos? No lo sé, pero fue una eternidad de miedo y angustia por no saber de ellos.



Cuando llegamos a casa, Brenda llamó a su amiga para comentarle que mis hijos estaban ya en casa.



Esa amiga le dijo que su hermana estaba llegando a Plaza Cristal por la parte de las vías cuando empezó  a escuchar varios disparos. No lo pensó. Se subió a un taxi y regresó a la casa.



La amiga platicaba a Brenda que, justo en ese momento, su hijo pensaba salir con su novia a Plaza Museo... por supuesto, ya no lo dejó salir.



Buscando en twitter, averiguamos gracias a Fernando Hernández (paradójico: reportero de Deportes), que hubo un asalto en una joyería que dejó heridos.



Un terrible dolor de cabeza se apoderó  de mí... mis hijos se acercaron a la cama y estuvimos platicando largo rato con ellos Brenda y yo...



Es terrible... nunca había sentido ese miedo. Lo peor o lo mejor es preguntarle a mi hija: ¿Sabes qué hacer en caso de una balacera?



—Sí, tirarme al suelo.



Tenía que romper el hielo:



—No, tirarte al suelo y aplicar la de la zarigüeya: ¡hacerte la muerta!— Y saqué la lengua en cómica muerte.



Pero mi hija me mató:



—Yo pensaba tirarme al suelo y cubrir a Carlos...



Sí... lo quiere mucho. El dolor de cabeza continuó...



Total que los disparos, la paranoia y la angustia, a lo mejor esté mal yo, pero es mi percepción, se van haciendo parte de un paisaje que no es el que deseamos muchos xalapeños.



Quizás lo mejor de toda esta aventura de sábado por la noche fue, que al final, con todo y dolor de cabeza, la prescripción médica dio fin... aunque eso sí, yo ya estaba un poco sudado. 




e-mail: dor00@hotmail.com



twitter: Los_Politicos



blog: http://lospoliticosveracruz.blogspot.com/


Otras Entradas

Otras Entradas

Veracruz

La noche del sábado pude haberla disfrutado mucho...

Espionaje a medias

Intento ordenar mis pensamientos porque quiero tratar el asunto del espionaje, pero es difícil empezar a escribir cuando la Mujer me muestra a una "escort" del bajío, cuyas proporciones en nalga y pecho se contraponen a su diminuta cintura... "trae chaparrera" me dice, mientras me muestra el trasero de esa joven, cara de niña, que me recuerda lo poco que enseña de su rostro, a Ximena Sariñana.

Congruencia legislativa

Haciendo cuentas, a ojo de buen cubero, la decisión en pro o contra el desafuero de Eva Cadena Sandoval por parte de la LXIV Legislatura podría darse en unos quince días.

Senadores y alcaldes

"Jamás pensamos que un día íbamos a votar por el PRI", era la frase con la que se topó durante su campaña el hoy alcalde electo de Perote, Juan Francisco Hervert Prado, quien ocurrente, respondía: "No se preocupen... ¡voten por el Verde!"

La reelección de Pepe Mancha

En términos simples, la dirigencia de Pepe Mancha podría resumirse así: Una gubernatura, una bancada equilibrada y más de cien alcaldías.

La dirigencia del PRI

Cuestiona un amigo mi negativa a que se incorpore Américo Zúñiga Martínez a la dirigencia estatal del PRI.

Anemia legislativa

Es cuestión de observar y preguntar: ¿Quién falta por salir en un audio, un video, un escándalo?

¡Y Héctor voló!

Según este miércoles, a las siete de la mañana, estaría "invitado" Héctor "N" para presentarse ante la Fiscalía "N" para responder a los señalamientos que le hiciera uno de los más emblemáticos símbolos del duartismo, y si volteamos un poco hacia atrás, del fidelismo, y quien por cierto llegó con el alemanismo: Arturo "N".

El Jamás de Renato

Me enseña su reloj de los Tiburones Rojos a manera de respuesta cuando le pregunto a qué equipo le va.

Las matemáticas del poder

Cuando a finales del siglo pasado, el PRI perdió 107 alcaldías, fue el escándalo. ¿Por qué? Porque en lugar de festejar el avance de la democracia, nos regodeamos con el fracaso del partido en el poder. ¡Ah! Perdón... La derrota tuvo nombre, apellido y padre: Miguel Ángel Yunes Linares.

Caciques triunfadores

La pasada elección dejó en claro que a veces, los que ganan en las urnas no necesariamente son los candidatos, por ende, no necesariamente han de ser los que van a gobernar y no, no es por esa percepción que se tiene en torno a Xalapa con Hipólito Rodríguez Herrero, o Boca del Río, con Fernando Yunes Márquez, de quienes se dice que los que van a mandar realmente son Andrés Manuel López Obrador o Miguel Ángel Yunes Linares, respectivamente... nos referimos a los pequeños o grandes cacicazgos atrás de un triunfador en las urnas.

Los 3 independientes

De los 270 candidatos independientes que participaron en cuatro entidades por un cargo de representación popular, sólo tres alcanzaron a subir al podium de los triunfadores y los tres se dieron en Veracruz: Isaac García Álvarez, en Coahuitlán; Tavo Pérez Garay, en San Andrés Tuxtla; y Christian Romero Pérez, en Tlacotalpan.

Fernando Yunes Márquez, candidato electo por Veracruz, presume sus 102 mil votos que le dieron el triunfo en el Puerto, pero a la vez, igual hace alarde de ser el candidato más votado en la entidad, título que ostentaba en su momento Elizabeth Morales García con más de 95 mil votos en Xalapa.

Pepe 2018

Le pregunto si en sus escenarios, al igual que en los de Héctor, incluso el mismo Miguel Ángel, tienen contemplado que así como hay una animadversión en este momento para el PRI, este mal humor social pueda impregnar al apellido Yunes, más cuando en las últimas dos elecciones para Gobernador (2010 y 2016) ha participado este apellido y es posible, muy posible, que en el 2018, lo tengamos otra vez en tres personalidades en la disputa por la candidatura en sus respectivos partidos.

El triunfador en las elecciones

Van a dar las nueve de la noche, y bajo el riesgo de que aquí al día de mañana las cosas cambien (aunque lo dudo) la percepción que se tiene en torno a estas elecciones, es que hay varios triunfadores donde su circunstancia es lo que los posiciona como tales, incluso, hasta perdiendo hay quienes salen ganando.