Dir. Alberto Morales
 
portada fotografia caricatura noticias columnas revista medios videoteca
El Moby Dick de Manzur

Al correo me llega una carta de supuestos buzos deportivos, lancheros turísticos, hoteleros, agentes de viajes, veleristas, taxistas, vendedores de artesanías y estudiantes náuticos de la zona conurbada de Veracruz-Boca del Río dirigida a Carolina Gudiño Corro, que en resumen, le sugieren que pida a la API y al alcalde Salvador Manzur, el cañonero Guanajuato para que sea reubicado junto al Club de Yates.

07/03/2011 10:12:01 - Xalapa, Ver. por Salvador Muñoz


Las razones igual, resumidas, son:



1) porque el administrador del Guanajuato asegura que es inoperante sostenerlo como un atractivo turístico en Boca del Río.



2) porque el tocayo Manzur, aseguran, no contempla programa sustentable para atraer el turismo a través del Guanajuato... y



3) El patronato del cañonero, encabezado por Gustavo Filobello y el funcionario municipal Oliver Olea, tampoco saben qué hacer con él.



Según los firmantes, para operar el inmueble flotante, no requiere muchos empleados sino los necesarios y que tengan todo el apoyo de las autoridades locales, “no como en Boca de Río, donde una vez que logró el ex alcalde Francisco Gutiérrez de Velasco, sacarlo de la bahía, se olvidó de él; rescatándolo el Chiquiyunes, con visitas guiadas de estudiantes, conciertos en Plaza Banderas, exposiciones y simulacros de guerra donde participaban alumnos de pre-escolar, primaria y secundaria”.



Por supuesto, tanto la petición como las razones que dan los supuestos firmantes, son respetables aunque...



La mención del cañonero Guanajuato hace poco salió a comentario en una plática que tuve con un fotógrafo, Ernesto Viveros Lazcano, quien me platicaba de otro cañonero: El Mighty T, que en buen castellano no es otra cosa que “El Poderoso T(exas)”.



El Mighty T, me decía Ernesto, va a cumplir cien años de vida en el 2014 y para ello, no sólo las autoridades del estado de Texas se preparan, sino la sociedad en su conjunto.



No es para menos, el Mighty es un ícono, un héroe, una identidad y el sentimiento de un estado que integra y expide orgullo.



No en balde, todo el fenómeno social que causó el Mighty T cuando los texanos se enteraron de que iba a ser desbaratado en 1948. Texas (hablando de gobierno y sociedad) se propuso conservarlo. Sólo que para ello, requería de 250 mil dólares, entonces organizaron colectas: niños en escuelas aportaron 10 centavos por cráneo y sus padres un dólar, por citar el ejemplo más plausible. Al arribar la nave a San Jacinto, fue recibida con honores por miles de texanos. De ese entonces a la fecha, la sociedad civil recauda millones de dólares para su mantenimiento. En este momento, junto con el gobierno de Texas, han recaudado alrededor de 30 millones de dólares actuales, para poner la nave en dique seco y ya preparan, al estilo texano, el centenario de su botadura en 1912.



Pero... ¿por qué tanto amor a un buque? ¡Ah! Muy sencillo. Dos años después de tocar aguas, el Mighty T participó en el ataque al puerto jarocho de 1914. En 1944, apoyó el desembarco anfibio en Normandía fletándose a duelo con cañoneros alemanes y dicen los sobrevivientes que sus marinos alcanzaron a ver a los compatriotas izar la bandera en Iwo Jima.



En 1948, “el Poderoso Texas”  se jubiló... pero está vivo en el corazón de los norteamericanos que lo ven como un héroe y lo mejor, tanto sociedad como gobierno participan en que su emblema se mantenga firme, orgulloso y majestuoso en la identidad texana.



A raíz de esos comentarios, Ernesto Viveros hace un comparativo de los dos buques en la edición más reciente del “Bemba News”.



Uno se pone a reflexionar qué  tanto están los boqueños involucrados con el Guanajuato, si conocerán su historia, si lo sienten suyo... si es parte de su identidad.



En Xalapa nos “ensartaron”  una “Araucaria” (obra del paisano de doña Rosa, Sebastián) sin consultarnos, cuando tenemos en el Macuiltépec (pulmón de la ciudad) un ícono... cuando tenemos la leyenda del Juanote... cuando tenemos el monumento a la madre en Avila Camacho o el barrio de Xallitic...



No sé cuál fue el propósito de llevar el Guanajuato a Boca del Río pero es evidente que no hay conexión con la sociedad.



A ciencia cierta no sé  que vaya a ocurrir con este cañonero... si se quede en Boca, si haga algo por él el tocayo Manzur o Carolina... o pase a mejor vida en algunos años porque sencillamente nunca dejó de ser un elefante blanco o para estar más ad hoc: una ballena blanca.



Y la carta dirigida a Carolina Viveros con relación a pedir a la API y al tocayo Manzur la nave Guanajuato, evidencia qué tan lejos estamos de cortarnos ese cordón umbilical que nos une a cada gobierno.



Por supuesto, es más fácil pedir que hacer; es más fácil proponer que hacer. Y hablo por todos, incluido quien escribe.



Mientras, esta “ballena blanca”, Moby Dick moderno, habrá de ser obsesión de muchos pero no para cazar al leviatán del capitán Ahab, sino para arponear al tocayo Manzur... así lo hubiera narrado Hermann Melville de vivir en nuestros días.



Al menos, por un momento, el Guanajuato renace para convertirse en un cañonero político... y para el Mighty T, honores y gloria.



¡Qué gran diferencia! 




email: dor00@hotmail.com



twitter: Los_Politicos



blog: http://lospoliticosveracruz.blogspot.com/


Otras Entradas

Otras Entradas

Veracruz

La noche del sábado pude haberla disfrutado mucho...

Espionaje a medias

Intento ordenar mis pensamientos porque quiero tratar el asunto del espionaje, pero es difícil empezar a escribir cuando la Mujer me muestra a una "escort" del bajío, cuyas proporciones en nalga y pecho se contraponen a su diminuta cintura... "trae chaparrera" me dice, mientras me muestra el trasero de esa joven, cara de niña, que me recuerda lo poco que enseña de su rostro, a Ximena Sariñana.

Congruencia legislativa

Haciendo cuentas, a ojo de buen cubero, la decisión en pro o contra el desafuero de Eva Cadena Sandoval por parte de la LXIV Legislatura podría darse en unos quince días.

Senadores y alcaldes

"Jamás pensamos que un día íbamos a votar por el PRI", era la frase con la que se topó durante su campaña el hoy alcalde electo de Perote, Juan Francisco Hervert Prado, quien ocurrente, respondía: "No se preocupen... ¡voten por el Verde!"

La reelección de Pepe Mancha

En términos simples, la dirigencia de Pepe Mancha podría resumirse así: Una gubernatura, una bancada equilibrada y más de cien alcaldías.

La dirigencia del PRI

Cuestiona un amigo mi negativa a que se incorpore Américo Zúñiga Martínez a la dirigencia estatal del PRI.

Anemia legislativa

Es cuestión de observar y preguntar: ¿Quién falta por salir en un audio, un video, un escándalo?

¡Y Héctor voló!

Según este miércoles, a las siete de la mañana, estaría "invitado" Héctor "N" para presentarse ante la Fiscalía "N" para responder a los señalamientos que le hiciera uno de los más emblemáticos símbolos del duartismo, y si volteamos un poco hacia atrás, del fidelismo, y quien por cierto llegó con el alemanismo: Arturo "N".

El Jamás de Renato

Me enseña su reloj de los Tiburones Rojos a manera de respuesta cuando le pregunto a qué equipo le va.

Las matemáticas del poder

Cuando a finales del siglo pasado, el PRI perdió 107 alcaldías, fue el escándalo. ¿Por qué? Porque en lugar de festejar el avance de la democracia, nos regodeamos con el fracaso del partido en el poder. ¡Ah! Perdón... La derrota tuvo nombre, apellido y padre: Miguel Ángel Yunes Linares.

Caciques triunfadores

La pasada elección dejó en claro que a veces, los que ganan en las urnas no necesariamente son los candidatos, por ende, no necesariamente han de ser los que van a gobernar y no, no es por esa percepción que se tiene en torno a Xalapa con Hipólito Rodríguez Herrero, o Boca del Río, con Fernando Yunes Márquez, de quienes se dice que los que van a mandar realmente son Andrés Manuel López Obrador o Miguel Ángel Yunes Linares, respectivamente... nos referimos a los pequeños o grandes cacicazgos atrás de un triunfador en las urnas.

Los 3 independientes

De los 270 candidatos independientes que participaron en cuatro entidades por un cargo de representación popular, sólo tres alcanzaron a subir al podium de los triunfadores y los tres se dieron en Veracruz: Isaac García Álvarez, en Coahuitlán; Tavo Pérez Garay, en San Andrés Tuxtla; y Christian Romero Pérez, en Tlacotalpan.

Fernando Yunes Márquez, candidato electo por Veracruz, presume sus 102 mil votos que le dieron el triunfo en el Puerto, pero a la vez, igual hace alarde de ser el candidato más votado en la entidad, título que ostentaba en su momento Elizabeth Morales García con más de 95 mil votos en Xalapa.

Pepe 2018

Le pregunto si en sus escenarios, al igual que en los de Héctor, incluso el mismo Miguel Ángel, tienen contemplado que así como hay una animadversión en este momento para el PRI, este mal humor social pueda impregnar al apellido Yunes, más cuando en las últimas dos elecciones para Gobernador (2010 y 2016) ha participado este apellido y es posible, muy posible, que en el 2018, lo tengamos otra vez en tres personalidades en la disputa por la candidatura en sus respectivos partidos.

El triunfador en las elecciones

Van a dar las nueve de la noche, y bajo el riesgo de que aquí al día de mañana las cosas cambien (aunque lo dudo) la percepción que se tiene en torno a estas elecciones, es que hay varios triunfadores donde su circunstancia es lo que los posiciona como tales, incluso, hasta perdiendo hay quienes salen ganando.