Dir. Alberto Morales
 
portada fotografia caricatura noticias columnas revista medios videoteca
Nini, la leyenda urbana

La pregunta era parte de un ritual social que permitía al individuo hacer un panorama más amplio sobre su interlocutor: ¿Estudias o trabajas?
26/04/2011 00:11:26 - Xalapa, Ver. por Salvador Muñoz


Hace como dos años surgió un “fenómeno”  que llamó la atención de sociólogos y economistas, así como de estadistas que encontraron una justificación al crecimiento de jóvenes dentro de las filas del narco: Los nini.



Planteaban a jóvenes sin opción de estudio porque en las escuelas públicas no les daban acceso por saturarse y además, no contaban sus padres con recursos para enviarlos a instituciones privadas. Por otro lado, la opción de empleo se cerraba porque “no contaban” con experiencia o las vacantes eran ocupadas por gente que “sí tenía estudios”.



Entonces Ni estudiaban Ni trabajaban, según la leyenda urbana



Realmente nunca he conocido a un Nini. Conozco a jóvenes que si bien no estudian, trabajan en una dinámica intermitente ante un empleador que, además de explotarlo, le paga mal. Entonces, siempre está buscando mejores oportunidades o mejor paga.



Y si bien, hace dos años más o menos se hizo el gran descubrimiento de los famosos “Nini”, los estudiosos poco han hecho referencia a un fenómeno que tiene vigencia desde algunos años y pareciera que a nadie importa: Los Nini que trabajan.



Le cuento:



Recuerdo a los jóvenes de hace 20 ó  25 años que tenían una cosa en mente: salirse de la casa, que no era otra cosa que romper con el yugo paternal y buscar independencia, tanto económica como familiar.



Para ello, desde temprana edad, era prescindible aprender un oficio que permitiera ganarse unos centavos, suficientes para compartir renta y alquilar un cuartito que sería el refugio ideal para un ideal.



Algo pasó en los 90. Los jóvenes terminaban su carrera, conseguían un trabajo con regular paga pero seguían viviendo en su casa. Así, desde los 23 años hasta los 30 o más, permanecían en el seno familiar.



Los fines de semana y más en quincena, eran ocupados para ir al antro, “reventarse” y aplicar la de Ricky Martin: “Living la vida loca”... pero ni un centavo aportan a su casa, ya sea para el recibo de luz, agua, cable, teléfono, mucho menos alimentación. ¡Y lo mejor! Tenían a una mamá que les preparaba los sagrados alimentos, les lavaba la ropa, si se enfermaban los atendía, lo que permitía que su salario devengado alcanzara a la perfección para seguir dándose vida de “Nini que trabaja”, es decir: NI dan dinero NI se van de la casa.



A la fecha, muchos de estos jóvenes siguen ahí, refugiados en su hogar, en su cuarto, sí, trabajando, con empleo, pero sin aportar un centavo al hogar, a la madre, al padre... es más, si pueden, hasta la herencia le piden “por adela” a sus progenitores.



Yo conozco a “nini’s” que trabajan, pero hasta el momento no he conocido a un “Nini”  de los que tanto partolearon nuestros políticos. También conozco a jóvenes que no estudian pero que sí trabajan. A jóvenes que trabajan pero que no estudian y a chavos que tanto trabajan como a la vez estudian.



¿Que los Nini están en el Crimen Organizado? Pues no son tan Nini porque, de un modo u otro, desempeñan para su empleador, una labor que no encontraron del lado del gobierno.



Para mí, un Nini no es más que una leyenda urbana. Y ojo, asómese al cuarto que alguna vez ocupó  su retoño. Si se asoma bien, es seguro que haya criado a un monstruo y no se haya dado cuenta. 




e-mail: dor00@hotmail.com



twitter: Los_Politicos



blog: http://lospoliticosveracruz.blogspot.com/


Otras Entradas

Otras Entradas

De taxis y cocheras

Hoy me di cuenta de una cosa... mi hija nunca me da el número de taxi que aborda al salir de su lugar de trabajo... aunque tiene como sistema, hablarme cada vez que se dirige a su casa como también hacerlo cuando entra a ella.

Ley Idiota

Un idiota (de ésos que van caminando con la vista fija en el celular y con audífonos) se proyecta contra el cofre de la camioneta, porque todavía le cedo el paso, cortesía que no ve y decide atravesar la calle bajando al arroyo vehicular precisamente a la entrada del estacionamiento y choca con mi carro estacionado.

Maldita inseguridad

El alcalde de Medellín, Luis Gerardo Pérez Pérez, pide a la cadena de tiendas donde roban frutsis y pingüinos, que contraten elementos de seguridad privada, después de que hace casi una semana, se perpetrara el atraco de seis de estos negocios en su municipio.

¡El Lover-nador!

Una relación extramarital teniendo como testigo de calidad a la PGR, hace que al menos, con la mano en la cintura, Karime Macías Tubilla, no tenga "Pero" para que obtenga el divorcio por parte de su infiel marido, sustentada su demanda bajo la fracción primera del artículo 141 del Código Civil jarocho, que reza así: Es causa de divorcio "el adulterio debidamente probado de uno de los cónyuges".

Veracruz, más que Duarte

Han de disculpar el tema, pero en lo particular, me preocupa sobremanera que amigos de cualquier punto del sistema solar, cuando citan Veracruz, su campo semántico arroje en primera instancia a Javier Duarte de Ochoa y todo lo que ello implica: corrupción, empresas fantasma, cáncer, desvío de recursos, y un largo etcétera.

Castigo a Veracruz

Javier Duarte de Ochoa guarda todos los males del planeta cual si fuera una moderna caja de Pandora que a veces pareciera "Caja china".

La más cara y peligrosa

El ingeniero Héctor Ignacio Sandoval Quezada ha pasado por los senadores Héctor Yunes Landa y Pepe Yunes Zorrilla; también ha pedido la intervención de los diputados federales Rocío Nahle y Cuitláhuac García y en sendos casos, la respuesta a su estudio, análisis, observación y advertencia, ha sido la misma: indiferencia total ante el hecho de que Veracruz tenga no sólo una de las carreteras más caras de México, sino del mundo, y a ello se le agrega un dato adicional: igual de peligrosa.

Veracruz en Flashmob y Flashback

No sé de quién fue la idea... pero fue fantástica. El video apenas lo vi este domingo, pero el evento ocurrió el sábado por la tarde en el parque Juárez... ¡cómo me hubiera gustado verlo en vivo!

Yunes y los medios

Hay quienes definen la relación de Yunes Linares con medios como muy mala, aunque creo que es cuestión de perspectivas.

Héctor Lechuga: Una broma a la tumba

¿Por qué Coatepec?, pregunté, un poco intrigado, y quizás un poco indignado.

Salarios del Congreso

Entiendo que la lista de personal del Congreso local donde exhibe un salario envidiable es viejo (más en estos tiempos de crisis de convenios, chayotes y mochadas), mínimo, con un mes de retraso o más, pero no por ello, deja de incomodar por los sueldos que se manejan.

Frida Celeste y sus chavos

La reunión de ex dirigentes juveniles, universitarios y otros más, fue un éxito.

Y si va Nahle por el Senado...

Se habla mucho de las candidatas veracruzanas a la Senaduría para este 2018, encasillando hasta el momento a tres damas: Anilú Ingram y Elizabeth Morales, por parte del PRI, así como por parte del PAN, a Indira Rosales San Román, aunque ahora ya empiezan a encartar a Yazmín de los Ángeles Copete Zapot por parte del PRD.

El perro de la camioneta

Tiene varios días que un joven llega en una camioneta Ford Explorer, entre gris y azul; se estaciona justo enfrente del contenedor de basura, y se dirige a uno de los edificios del módulo de Araucarias, específicamente al "A" en el segundo piso, de Jardines de Xalapa.

¿Trazos de un loco?

Fue en marzo o abril del 2014 cuando vi por primera vez uno de esos trazos. Colgado en una pared, enmarcado, llamó mi atención y por supuesto, quise saber qué era. Mi interlocutor me preguntó: "¿Qué te parece?"