Dir. Alberto Morales
 
portada fotografia caricatura noticias columnas revista medios videoteca
¡Pambazooos!

Un domingo, Gonzalo me pidió que lo acompañara a vender tamales en el atrio de la parroquia del Calvario. No tenía más que hacer y le acompañé. Desde las siete de la mañana fuimos por los tamales y nos acomodamos. De las ocho de la mañana hasta las dos de la tarde estuvimos para vender cien tamales.

07/05/2011 09:22:02 - Xalapa, Ver. por Salvador Muñoz


A la semana siguiente, le pedí  que me dejara venderlos. Apenas oí las palabras que más me gustaban de la liturgia (podemos ir en paz, la misa ha terminado), abrí la tamalera, voltee la tapa y puse unos diez tamales sobre ella y dejé que escapara el vaporcito.



De inmediato, la gente se acercó  y comencé a vender. Antes de las diez de la mañana ya había terminado todos los tamales.



Por supuesto, ocho días después, llegué yo con cien tamales propios, los cuales vendía antes de las dos de la tarde.



Una ocasión, durante la manifestación de cardenistas, les hablo de principios de los 90, hicieron una manifestación en la Plaza Lerdo. Invertí en pan, frijoles charros, chorizo, queso, lechuga y salí con una caja de pambazos.



En cuanto llegué, al grito de “pambazooos, pambazooos”, se me acercó una persona y preguntó si eran gratis. Le dije que no y seguí avanzando. Entonces alguien me dijo: “dame uno”, se lo di y otro se acercó y preguntó: “¿Son gratis?” y antes de que yo respondiera, el primero afirmó y entonces aparecieron muchas manos entrando a mi caja de pambazos que desaparecían ante mis ojos. Enojado, arropé mi caja en el pecho, y como pude, salí de la Plaza Lerdo. Tenía ganas de llorar, estaba sumamente encabronado y sin ganas de intentar vender de nuevo.



Así que tomé una decisión: Me dirigí al asilo Sayago y ofrecí (gratis) mis pambazos a los viejitos. Sí. En esa ocasión no gané un centavo, pero me sentí más tranquilo.



En pocas palabras, lo que quiero decir, es que fui “vendedor informal”.



No fue porque estuviera sin trabajo mi inclusión a la venta ambulante, no. Tenía un trabajo pero a duras penas y el salario me alcanzaba para mantener a mi reciente familia. Así que, si había una oportunidad de trabajo, le entraba.



Todo este mundo de recuerdos tamaleros y pambaceros, viene a colación porque en reciente encuesta aplicada en la ciudad de México, resalta que el 52 por ciento de los mexicanos ha trabajado de manera informal al menos una vez en su vida.



No, estimados y perfumados políticos y funcionarios nuestros de cada día, el trabajo informal no quiere decir que usted deje su carísimo traje en el closet y vaya a sus oficinas en mezclilla y polo.



Me refiero al... bueno, quien sabe de trabajo entiende lo que hablo.



Usted ha de conocer de seguro a muchas personas que, de algún modo u otro, están en el ramo de la “informalidad”, ya sea vendiendo ropa, perfumes, maquillaje, comida, haciendo trabajos “extra” como puede ser la compostura de una computadora, algo de plomería o electricidad.



Pero, volviendo a la encuesta realizada por Randstad, especializada en la industria de los recursos humanos, establece que nuestras universidades no imparten carreras aplicables a la economía mexicana y hay carreras saturadas; entonces, los egresados, simplemente no encuentran empleo y tienen que ocuparse en cualquier otra cosa menos en lo que estudió... vaya, hasta pueden acabar escribiendo artículos de opinión... ¡qué desgracia!



No sé la Universidad Veracruzana qué planes tiene para este año... ¿nos seguiremos saturando de licenciados en Derecho? ¿en Doctores? ¿en Humanistas?



No, de ninguna manera... ni abogados, ni doctores ni humanistas... simplemente las calles y oficinas se atascarán de más miembros de la economía informal... o columnistas.



Nada más una cosa: Las manifestaciones no son buen lugar para vender pambazos. 




e-mail: dor00@hotmail.com



twitter: Los_Politicos



blog: http://lospoliticosveracruz.blogspot.com/


Otras Entradas

Otras Entradas

Veracruz

La noche del sábado pude haberla disfrutado mucho...

Espionaje a medias

Intento ordenar mis pensamientos porque quiero tratar el asunto del espionaje, pero es difícil empezar a escribir cuando la Mujer me muestra a una "escort" del bajío, cuyas proporciones en nalga y pecho se contraponen a su diminuta cintura... "trae chaparrera" me dice, mientras me muestra el trasero de esa joven, cara de niña, que me recuerda lo poco que enseña de su rostro, a Ximena Sariñana.

Congruencia legislativa

Haciendo cuentas, a ojo de buen cubero, la decisión en pro o contra el desafuero de Eva Cadena Sandoval por parte de la LXIV Legislatura podría darse en unos quince días.

Senadores y alcaldes

"Jamás pensamos que un día íbamos a votar por el PRI", era la frase con la que se topó durante su campaña el hoy alcalde electo de Perote, Juan Francisco Hervert Prado, quien ocurrente, respondía: "No se preocupen... ¡voten por el Verde!"

La reelección de Pepe Mancha

En términos simples, la dirigencia de Pepe Mancha podría resumirse así: Una gubernatura, una bancada equilibrada y más de cien alcaldías.

La dirigencia del PRI

Cuestiona un amigo mi negativa a que se incorpore Américo Zúñiga Martínez a la dirigencia estatal del PRI.

Anemia legislativa

Es cuestión de observar y preguntar: ¿Quién falta por salir en un audio, un video, un escándalo?

¡Y Héctor voló!

Según este miércoles, a las siete de la mañana, estaría "invitado" Héctor "N" para presentarse ante la Fiscalía "N" para responder a los señalamientos que le hiciera uno de los más emblemáticos símbolos del duartismo, y si volteamos un poco hacia atrás, del fidelismo, y quien por cierto llegó con el alemanismo: Arturo "N".

El Jamás de Renato

Me enseña su reloj de los Tiburones Rojos a manera de respuesta cuando le pregunto a qué equipo le va.

Las matemáticas del poder

Cuando a finales del siglo pasado, el PRI perdió 107 alcaldías, fue el escándalo. ¿Por qué? Porque en lugar de festejar el avance de la democracia, nos regodeamos con el fracaso del partido en el poder. ¡Ah! Perdón... La derrota tuvo nombre, apellido y padre: Miguel Ángel Yunes Linares.

Caciques triunfadores

La pasada elección dejó en claro que a veces, los que ganan en las urnas no necesariamente son los candidatos, por ende, no necesariamente han de ser los que van a gobernar y no, no es por esa percepción que se tiene en torno a Xalapa con Hipólito Rodríguez Herrero, o Boca del Río, con Fernando Yunes Márquez, de quienes se dice que los que van a mandar realmente son Andrés Manuel López Obrador o Miguel Ángel Yunes Linares, respectivamente... nos referimos a los pequeños o grandes cacicazgos atrás de un triunfador en las urnas.

Los 3 independientes

De los 270 candidatos independientes que participaron en cuatro entidades por un cargo de representación popular, sólo tres alcanzaron a subir al podium de los triunfadores y los tres se dieron en Veracruz: Isaac García Álvarez, en Coahuitlán; Tavo Pérez Garay, en San Andrés Tuxtla; y Christian Romero Pérez, en Tlacotalpan.

Fernando Yunes Márquez, candidato electo por Veracruz, presume sus 102 mil votos que le dieron el triunfo en el Puerto, pero a la vez, igual hace alarde de ser el candidato más votado en la entidad, título que ostentaba en su momento Elizabeth Morales García con más de 95 mil votos en Xalapa.

Pepe 2018

Le pregunto si en sus escenarios, al igual que en los de Héctor, incluso el mismo Miguel Ángel, tienen contemplado que así como hay una animadversión en este momento para el PRI, este mal humor social pueda impregnar al apellido Yunes, más cuando en las últimas dos elecciones para Gobernador (2010 y 2016) ha participado este apellido y es posible, muy posible, que en el 2018, lo tengamos otra vez en tres personalidades en la disputa por la candidatura en sus respectivos partidos.

El triunfador en las elecciones

Van a dar las nueve de la noche, y bajo el riesgo de que aquí al día de mañana las cosas cambien (aunque lo dudo) la percepción que se tiene en torno a estas elecciones, es que hay varios triunfadores donde su circunstancia es lo que los posiciona como tales, incluso, hasta perdiendo hay quienes salen ganando.