Dir. Alberto Morales
 
portada fotografia caricatura noticias columnas revista medios videoteca
¡Pambazooos!

Un domingo, Gonzalo me pidió que lo acompañara a vender tamales en el atrio de la parroquia del Calvario. No tenía más que hacer y le acompañé. Desde las siete de la mañana fuimos por los tamales y nos acomodamos. De las ocho de la mañana hasta las dos de la tarde estuvimos para vender cien tamales.

07/05/2011 09:22:02 - Xalapa, Ver. por Salvador Muñoz


A la semana siguiente, le pedí  que me dejara venderlos. Apenas oí las palabras que más me gustaban de la liturgia (podemos ir en paz, la misa ha terminado), abrí la tamalera, voltee la tapa y puse unos diez tamales sobre ella y dejé que escapara el vaporcito.



De inmediato, la gente se acercó  y comencé a vender. Antes de las diez de la mañana ya había terminado todos los tamales.



Por supuesto, ocho días después, llegué yo con cien tamales propios, los cuales vendía antes de las dos de la tarde.



Una ocasión, durante la manifestación de cardenistas, les hablo de principios de los 90, hicieron una manifestación en la Plaza Lerdo. Invertí en pan, frijoles charros, chorizo, queso, lechuga y salí con una caja de pambazos.



En cuanto llegué, al grito de “pambazooos, pambazooos”, se me acercó una persona y preguntó si eran gratis. Le dije que no y seguí avanzando. Entonces alguien me dijo: “dame uno”, se lo di y otro se acercó y preguntó: “¿Son gratis?” y antes de que yo respondiera, el primero afirmó y entonces aparecieron muchas manos entrando a mi caja de pambazos que desaparecían ante mis ojos. Enojado, arropé mi caja en el pecho, y como pude, salí de la Plaza Lerdo. Tenía ganas de llorar, estaba sumamente encabronado y sin ganas de intentar vender de nuevo.



Así que tomé una decisión: Me dirigí al asilo Sayago y ofrecí (gratis) mis pambazos a los viejitos. Sí. En esa ocasión no gané un centavo, pero me sentí más tranquilo.



En pocas palabras, lo que quiero decir, es que fui “vendedor informal”.



No fue porque estuviera sin trabajo mi inclusión a la venta ambulante, no. Tenía un trabajo pero a duras penas y el salario me alcanzaba para mantener a mi reciente familia. Así que, si había una oportunidad de trabajo, le entraba.



Todo este mundo de recuerdos tamaleros y pambaceros, viene a colación porque en reciente encuesta aplicada en la ciudad de México, resalta que el 52 por ciento de los mexicanos ha trabajado de manera informal al menos una vez en su vida.



No, estimados y perfumados políticos y funcionarios nuestros de cada día, el trabajo informal no quiere decir que usted deje su carísimo traje en el closet y vaya a sus oficinas en mezclilla y polo.



Me refiero al... bueno, quien sabe de trabajo entiende lo que hablo.



Usted ha de conocer de seguro a muchas personas que, de algún modo u otro, están en el ramo de la “informalidad”, ya sea vendiendo ropa, perfumes, maquillaje, comida, haciendo trabajos “extra” como puede ser la compostura de una computadora, algo de plomería o electricidad.



Pero, volviendo a la encuesta realizada por Randstad, especializada en la industria de los recursos humanos, establece que nuestras universidades no imparten carreras aplicables a la economía mexicana y hay carreras saturadas; entonces, los egresados, simplemente no encuentran empleo y tienen que ocuparse en cualquier otra cosa menos en lo que estudió... vaya, hasta pueden acabar escribiendo artículos de opinión... ¡qué desgracia!



No sé la Universidad Veracruzana qué planes tiene para este año... ¿nos seguiremos saturando de licenciados en Derecho? ¿en Doctores? ¿en Humanistas?



No, de ninguna manera... ni abogados, ni doctores ni humanistas... simplemente las calles y oficinas se atascarán de más miembros de la economía informal... o columnistas.



Nada más una cosa: Las manifestaciones no son buen lugar para vender pambazos. 




e-mail: dor00@hotmail.com



twitter: Los_Politicos



blog: http://lospoliticosveracruz.blogspot.com/


Otras Entradas

Otras Entradas

IMSS, con olor a milagro

El olor a chocolate me alteró los sentidos..

Anécdotas de la Mesa de Estatutos

En Campeche, donde se celebró la Mesa de discusión sobre los Estatutos del PRI, hay cosas curiosas que destacar, más allá de los acuerdos obtenidos, como por ejemplo, de que ya muchos consideren a Carlos Brito Gómez (Don Charles pa' los cuates) como el Chabelo del PRI, que si bien igual pudiera disputar esa distinción Manuel Ramos Gurrión, por tamaño (no político, sino de estatura), se lo gana Brito... en un momento dado, en que entre ambos PRIsaurios pudieran verse en pintura, entonces estaríamos hablando del "Chabelo y Pepito del PRI".

El más buscado

¿Saben quién es la persona más buscada de Veracruz en estos momentos?

¡Gana Carlos Morales!

Honor a quien honor merece: Ya me jalaron las orejas los amigos de Altotonga porque dejé fuera de la jugada al diputado Carlos Morales Guevara con mi comentario de ayer, cuando puse: "¿Alguien vio a los diputados locales y federales en sus distritos respectivos afectados por el paso de Franklin? Es la pregunta que leí en las redes sociales..."

Hipólito, MAYL y Héctor

Los datos que arroja Hipólito Rodríguez Herrero en torno a Proactiva, empresa que tiene una ampliación por quince años más para hacerse cargo del relleno sanitario, considera que son suficientes para que el presidente municipal de Xalapa, Américo Zúñiga Martínez, exponga al público las condiciones de dicho convenio: en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, pagan 11 millones de pesos; en Mérida, Yucatán, 4 mdp; mientras que en Xalapa, el pago será de 24 mdp anuales.

Julión jarocho

No sé Rafael Márquez qué broncas tan fuertes tenga en esa vinculación que le hacen con el crimen organizado y la verdad, espero que le vaya bien en lo que él ha llamado "el partido más difícil de su vida" y no haya necesidad de llegar a los penales... en el caso de Julión Álvarez, es seguro que por lo que vaya a decir, me gane una mentada de madre, pero lo digo de corazón: el señor merece la cárcel.

Anécdotas que se entrelazan

Antes de entrar en materia, un pequeño comercial de los Pepes:

Fidel y las Flores

Mucho se habló de la reaparición de Fidel Herrera Beltrán, ex gobernador de Veracruz, que en su gobierno inundó a la entidad de rojo... que rojas las escuelas, que rojos los hospitales, que rojas las guayaberas, ¡que rojos los chones en fin de año!

El regreso de la nota roja

Los vecinos de Jilotepec advierten que harán recorridos por las calles de sus comunidades acompañados por sirenas; en cuanto vean a un delincuente, la harán sonar y lo perseguirán hasta darle alcance... no lo van a matar, pero le dejarán "un recuerdo muy grande".

Pedro, el muy cabrón

La última vez que platicamos, no fue una plática... tampoco fue un diálogo... a lo más fue un monólogo que escuché hasta que le dije "te voy a colgar porque vamos a acabar mal".

Seguridad defecada

Les platico de mi vecindario y en una de ésas, hasta haya similitudes con su vecindario.

El título de Kuri Kuri

Un 7 de diciembre, el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares sacudió a los estudiantes de la Universidad Popular Autónoma de Veracruz cuando señaló que ésta emitió por lo menos 100 mil títulos sin registro ni validez, y puso el dedo en la llaga cuando citó que las cuotas que cobra la institución ingresan a una asociación civil, la que es investigada.

La otra Tigresa

 Se la robaron a los poetas.

Toto, a la espera

"Antes de ejercer mis facultades como Gobernador escucharé a los ciudadanos", comenta en sus redes sociales el Gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, esto, con motivo de que un grupo de personas le entregó un documento donde se le solicita que ejerza su veto a las reformas a la Ley de Protección a los Animales las que despenalizan las peleas de gallos y vaquilladas.

El chiste de Javier

Adivina, adivinador: ¿Qué sale si cruzamos a Fidel Herrera con Javier Duarte? ¡Pues un Javier Herrera!