Dir. Alberto Morales
 
portada fotografia caricatura noticias columnas revista medios videoteca
Trascender

Trascender es un gusano inmerso en nuestro ser que se retuerce en algún momento de nuestra vida. Por eso, hay quien piensa en su vida que tiene que sembrar un hijo, escribir un árbol y tener un libro o algo así.

11/05/2011 23:42:59 - Xalapa, Ver. por Salvador Muñoz


Cuando voy a Orizaba y me paro en el marco de la puerta, veo aún en la pared del vecino una palabra que escribí después de pintar la puerta hace 26 años: “Fox”. Mi ícono de identidad en la secundaria era un zorrito al que más tarde bauticé como Bari.



Por supuesto, de nada sirve la trascendencia si nadie se interesa en mi “Fox”. Nunca alguno de mis sobrinos ha preguntado por esas líneas de pintura desgastadas sobre la pared de tabiques.



Usted lo ha de haber hecho. Algún árbol sufrió los navajazos de su pasión para plasmar un corazón con el nombre de su amada y el suyo. O a lo mejor aún esté la marca de ese zapato que pisó el cemento fresco de una banqueta.



Hay quienes conservan un recorte de periódico de cuando, en su juventud, sin querer, salió en la foto de algún evento político, social o policiaco... de cierta forma es trascendente.



O como el caso de Higashi, un compañero de Letras que declamó un poema que olvidé  a excepción del primer verso: “Al amar, la mar me lleva...”



Bueno, pero esas formas de trascender son propias en los simples mortales como usted o como yo...



En nuestra política, la trascendencia se vuelve continuidad o perpetuidad... cacicazgos, dirían otros.



Callejitas junior podría ser un buen ejemplo, desde su tío-abuelo, su padre y ahora él.



La “trascendencia”  igual podría darse en aquellos políticos conocidos como “chapulines”, que saltan de puesto en puesto en aras de vivir del presu-puesto. Ustedes los conocen, porque cada elección o nueva administración, aparecen o siguen en las oficinas como si fueran parte del inventariado político.



Hoy, la trascendencia, perpetuidad, continuidad o cacicazgo, como usted quiera verlo, empieza a notarse en algunos factores, por ejemplo:



Héctor Yunes diciendo que le ve espolones a Fidel Herrera como candidato a la senaduría... de cierta forma anuncia el deseo del de Nopaltepec por permanecer, estar presente, vigente, aun cuando el sistema financiero del gobierno estatal esté colapsado por la forma en que administró, de acuerdo a la perspectiva de Miguel Alemán.



¿Los veracruzanos estarían dispuestos a ser parte de la continuidad de Fidel Herrera en un cargo de representación popular? Posiblemente no, pero para eso están las pluris.



¿Otro caso? Qué le parece el presidente Felipe Calderón Hinojosa semi-destapando a su mujer como candidata.



En reciente entrevista que la jarocha Ana de la Reguera hace al presidente, en su debut como reportera en la revista “Quién”, destaca esta pregunta:



--He tenido la oportunidad de pasar un tiempo con Margarita, creo que ha realizado un excelente trabajo como primera dama, muy discreta. ¿La ve usted como futura candidata? Porque le queda chico todo su rol tradicional.



--Margarita es una persona muy inteligente, muy buena persona, noble, sencilla, tiene todos los atributos… y la verdad sí la veo como candidata. No ahora, evidentemente, hemos hablado de eso, pero sí en el futuro.



La pregunta y respuesta ahí  quedan.



Es obvio el interés de los Calderón-Zavala de mantenerse vigentes después del 2012... claro, astutamente, no sé si de la entrevistadora y el entrevistador, ninguno cita o precisa el sentido de la palabra clave: ¿Candidata a qué? Aunque lo único seguro es que a “Señorita México” no la postularían.



Pero la trascendencia no sólo es personal... a veces también es de equipo (no, Callejitas, no tu Equipo Político), de estafeta, de ceder lugares y espacios a los demás o a alguien en especial...



Un hombre previsor, conocedor de la política, de sus tiempos, espacios y circunstancias, debe tener listo todo para cuando se dé el gran cambio, no importa que apenas esté empezando a ejercer su poder.



El asunto es ¿cómo?



Por poner un ejemplo cualquiera, no porque sea, supongamos que yo fuera el gobernador... “supongamos”.



¿Qué haría para perpetuar el poder en mi grupo? Fácil, apoyándome con los alcaldes, por principio. Sí, lo sé, hay un ligero problema. La administración de los alcaldes dura tres años y si hacemos cuentas, cuando acabe este sexenio, también acabarán su administración los presidentes municipales que de seguro estarán más preocupados por dejar lo más ordenado que sea el changarro (para evitar la cacería de ex ediles como lo hizo el gobernador al inicio de su sexenio,) que por ayudar al candidato del partido en el poder.



Entonces, para ello, por principio, trataría de desempatar los ciclos de los próximos presidentes municipales con el del Gobernador. ¿Cómo? Agregándole un año más a la futura alcaldía. Logrando eso, debo asegurar arrollar en las próximas elecciones municipales para que se garantice el mayor número de ediles a favor del partido en el poder.



Cumpliendo mi objetivo, entonces, podré afianzar a mi próximo Delfín ¡o Cisne! (ya ve que el funcionario no deja de ser un “zoon politikon”) y darle perpetuidad, continuidad o cacicazgo a mi grupo... ¡in saecula saeculorom!



Bueno, pero esto último no deja de ser un simple “supositorio” que sólo los políticos pueden tomar como tal...



Lo bueno es que la propuesta de los cuatro años para los alcaldes dista de mis “supositorios”: es para que tengan más tiempo de proyectar, hacer y concluir todas las obras que en tres años, no podrían terminar, y por lo mismo, trascenderían como alcaldes ineptos y no ejemplares, como todo político quisiera ser recordado.



En fin... que nadie escapa en algún momento de su vida a ese “méndigo” gusano inmerso en nuestro ser que se retuerce con tal de trascender. 




e-mail: dor00@hotmail.com



twitter: Los_Politicos



blog: http://lospoliticosveracruz.blogspot.com/


Otras Entradas

Otras Entradas

Congruencia legislativa

Haciendo cuentas, a ojo de buen cubero, la decisión en pro o contra el desafuero de Eva Cadena Sandoval por parte de la LXIV Legislatura podría darse en unos quince días.

Senadores y alcaldes

"Jamás pensamos que un día íbamos a votar por el PRI", era la frase con la que se topó durante su campaña el hoy alcalde electo de Perote, Juan Francisco Hervert Prado, quien ocurrente, respondía: "No se preocupen... ¡voten por el Verde!"

La reelección de Pepe Mancha

En términos simples, la dirigencia de Pepe Mancha podría resumirse así: Una gubernatura, una bancada equilibrada y más de cien alcaldías.

La dirigencia del PRI

Cuestiona un amigo mi negativa a que se incorpore Américo Zúñiga Martínez a la dirigencia estatal del PRI.

Anemia legislativa

Es cuestión de observar y preguntar: ¿Quién falta por salir en un audio, un video, un escándalo?

¡Y Héctor voló!

Según este miércoles, a las siete de la mañana, estaría "invitado" Héctor "N" para presentarse ante la Fiscalía "N" para responder a los señalamientos que le hiciera uno de los más emblemáticos símbolos del duartismo, y si volteamos un poco hacia atrás, del fidelismo, y quien por cierto llegó con el alemanismo: Arturo "N".

El Jamás de Renato

Me enseña su reloj de los Tiburones Rojos a manera de respuesta cuando le pregunto a qué equipo le va.

Las matemáticas del poder

Cuando a finales del siglo pasado, el PRI perdió 107 alcaldías, fue el escándalo. ¿Por qué? Porque en lugar de festejar el avance de la democracia, nos regodeamos con el fracaso del partido en el poder. ¡Ah! Perdón... La derrota tuvo nombre, apellido y padre: Miguel Ángel Yunes Linares.

Caciques triunfadores

La pasada elección dejó en claro que a veces, los que ganan en las urnas no necesariamente son los candidatos, por ende, no necesariamente han de ser los que van a gobernar y no, no es por esa percepción que se tiene en torno a Xalapa con Hipólito Rodríguez Herrero, o Boca del Río, con Fernando Yunes Márquez, de quienes se dice que los que van a mandar realmente son Andrés Manuel López Obrador o Miguel Ángel Yunes Linares, respectivamente... nos referimos a los pequeños o grandes cacicazgos atrás de un triunfador en las urnas.

Los 3 independientes

De los 270 candidatos independientes que participaron en cuatro entidades por un cargo de representación popular, sólo tres alcanzaron a subir al podium de los triunfadores y los tres se dieron en Veracruz: Isaac García Álvarez, en Coahuitlán; Tavo Pérez Garay, en San Andrés Tuxtla; y Christian Romero Pérez, en Tlacotalpan.

Fernando Yunes Márquez, candidato electo por Veracruz, presume sus 102 mil votos que le dieron el triunfo en el Puerto, pero a la vez, igual hace alarde de ser el candidato más votado en la entidad, título que ostentaba en su momento Elizabeth Morales García con más de 95 mil votos en Xalapa.

Pepe 2018

Le pregunto si en sus escenarios, al igual que en los de Héctor, incluso el mismo Miguel Ángel, tienen contemplado que así como hay una animadversión en este momento para el PRI, este mal humor social pueda impregnar al apellido Yunes, más cuando en las últimas dos elecciones para Gobernador (2010 y 2016) ha participado este apellido y es posible, muy posible, que en el 2018, lo tengamos otra vez en tres personalidades en la disputa por la candidatura en sus respectivos partidos.

El triunfador en las elecciones

Van a dar las nueve de la noche, y bajo el riesgo de que aquí al día de mañana las cosas cambien (aunque lo dudo) la percepción que se tiene en torno a estas elecciones, es que hay varios triunfadores donde su circunstancia es lo que los posiciona como tales, incluso, hasta perdiendo hay quienes salen ganando.

Héctor 2018

Se le ve más delgado, pero no ese "delgado jodido" que agarró cuando anduvo en la pasada campaña por la gubernatura donde perdió 11 kilos, aunque asegura que cuando compitió para Senador, bajó 17 kilos 300 gramos.

IVAI: Crítica pero propositiva

Son 43 los que aspiran al cargo de Comisionado vacante en el Instituto Veracruzano de Acceso a la Información (IVAI). Hay quienes tienen sus ideales bien remarcados para hacer de la transparencia un modo de ser y hacer en nuestros funcionarios y en el servicio público, como es el caso de Naldy Rodríguez quien con su exposición, lo deja en claro, su presentación también pudo incomodar a más de uno, por sus propuestas de trabajo.