Dir. Alberto Morales
 
portada fotografia caricatura noticias columnas revista medios videoteca
Activia para las autoridades

Cuando por equis o ye no puedo disfrutar de mi moto, prefiero caminar.
06/06/2011 00:20:42 - Xalapa, Ver. por Salvador Muñoz


Parece loco o absurdo pero opto caminar hasta por espacio de una hora para llegar a mi destino que abordar un servicio urbano o taxi.



Las razones son simples: No me gusta cómo conducen los taxistas y los camioneros, ni me gusta echar a la suerte mi tiempo para ver si en menos de cinco minutos pasa el camión o tendré que chutarme hasta media hora de infinita paciencia a que llegue a la parada.



No lo niego... en extrema urgencia, he tenido que hacer uso de ambos servicios.



En el primero, siempre me pongo el cinturón de seguridad lo que resulta extraño porque, nomás eche ojo, nunca el pasajero se lo pone ni el chofer pide que se haga. Además, mi mano derecha va aferrada a donde se pueda sobre la puerta, mi brazo izquierdo se extiende en el tablero y mis sentidos van más despiertos que nunca.



En el segundo, si por fortuna cojo asiento, mis brazos se extienden al tubo que hay en el respaldo del pasajero de enfrente y al bajar, procuro lo más pronto lavarme para quitarme el asqueroso olor a fierro en mis manos. Pero si tengo que viajar de pie, como es probable, la situación es tan similar a que si estuviera surfeando, esquiando o veleteando... nunca he hecho ninguna de las tres actividades pero estoy seguro que ha de ser la misma sensación de movimiento de arriba hacia abajo, subidas repentinas y descensos precipitados que requieren de toda la fuerza de mis piernas y brazos no sólo para guardar el equilibrio, sino también muchas veces para detener a la “doña” que simplemente no pudo mantener la vertical y es arrojada a mis brazos.



Sinceramente prefiero caminar.



Pero hacer eso implica una cosa: Levantarme más temprano que de costumbre para salir una hora antes al trabajo. Mas no toda la gente está loca y prefiere el tráfico extremo en un camión urbano, una combi o un taxi lo que implica para el Servicio Particular ganancias.



Por eso no entiendo el programa Un Día sin Taxi cuando el único loco que prefiere caminar soy yo (mi amigo Guillermo Manzano usa bici) pero los demás optan por este servicio...



Vamos, nuestras sesudas autoridades de Tránsito del Estado consideran que es excesivo el número de taxis que hay en la ciudad pero no están considerando algo: Oferta y demanda.



Es decir, a mayor número de taxis, el usuario tiene la oportunidad de regatear el precio de su destino, o lo que es lo mismo, defender hasta el último peso de su economía.



Y por lo tanto, el taxista entonces está  en la oportunidad de llegar a un cobro equilibrado, razonado entre ambas partes o sencillamente no aceptar, como lo puede hacer el usuario y seguir su aventura en la búsqueda de pasaje.



Por ejemplo: Mi hija, quien sale de trabajar (exacto: ¡Ya la puse a trabajar!) cerca de las diez de la noche, no se sube a un taxi si éste no le cobra 25 pesos. Claro, le costó aprender cuando en una ocasión le cobraron 35 pesos.



Entonces, insisto, el programa un Día sin Taxi es absurdo si lo que se pretende es que haya menos tráfico de ruleteros, que éstos tengan oportunidad de ganar bien y que haya más fluidez por las calles...



Mas sigo sin entender por qué nuestras autoridades pretenden quitarle a un taxista la posibilidad de ganarse 800 pesos (si trabaja 12 horas) o mil 600 al mes (si lo hace 24 horas) aproximadamente, con dicho programa... ese dinero que pudieran ganar nadie se los regalará con un Día sin Taxi.



Por eso, la opinión de la Coparmex-Xalapa, suena interesante: hacer un Día sin Auto, lo que daría realmente más oportunidad al ruletero de ganarse unos centavos más con el agregado de que realmente haría más fuido el tráfico en una ciudad que ya se hizo chiquita con tanto vehículo circulando en ella.



Ahora que si nuestras autoridades de verdad quieren hacer algo por la ciudad, ¿qué les parecería hacer un Día sin Autos Oficiales (tanto de Gobierno municipal, estatal y federal)? ¿O qué tal una Semana en Autobús para Funcionarios (hablemos de Jefes, Directores, Subsecretarios, Secretarios y Gobernadores, incluyendo al área federal —desde jefes hasta delegados— y al  municipal —desde jefes hasta nuestra presidenta municipal?



Bien valdría la pena que un día nos encontráramos a nuestras autoridades en el democrático urbano o combi, viviendo lo que en realidad vive nuestro pueblo.



Trajeados, perfumados, damas con trajes sastre, metrosexuales fufurufus con guardaespaldas con su chícharo en la oreja conviviendo con la raza... suena utópico, ¿no?



Ah sin contar que ojalá Medio Ambiente y Tránsito en verdad hicieran algo por detener a las chimeneas que tenemos como Servicio Urbano, unidades sencillamente anacrónicas para una ciudad que ya no tiene cabida para ese tipo de vehículos.



Al menos, creo yo, así, habría más tráfico fluido... mientras, tanto Tránsito del Estado, el secretario de Gobierno, nuestras autoridades municipales se seguirán recetando cada mañana su Activia... porque es lo único que  pueden hacer realmente para combatir el Tráfico lento en nuestra ciudad, aun con su programita de un Día sin Taxi.



Yo... yo preferiría caminar. 




e-mail: dor00@hotmail.com



twitter: Los_Politicos



blog: http://lospoliticosveracruz.blogspot.com/


Otras Entradas

Otras Entradas

Espionaje a medias

Intento ordenar mis pensamientos porque quiero tratar el asunto del espionaje, pero es difícil empezar a escribir cuando la Mujer me muestra a una "escort" del bajío, cuyas proporciones en nalga y pecho se contraponen a su diminuta cintura... "trae chaparrera" me dice, mientras me muestra el trasero de esa joven, cara de niña, que me recuerda lo poco que enseña de su rostro, a Ximena Sariñana.

Congruencia legislativa

Haciendo cuentas, a ojo de buen cubero, la decisión en pro o contra el desafuero de Eva Cadena Sandoval por parte de la LXIV Legislatura podría darse en unos quince días.

Senadores y alcaldes

"Jamás pensamos que un día íbamos a votar por el PRI", era la frase con la que se topó durante su campaña el hoy alcalde electo de Perote, Juan Francisco Hervert Prado, quien ocurrente, respondía: "No se preocupen... ¡voten por el Verde!"

La reelección de Pepe Mancha

En términos simples, la dirigencia de Pepe Mancha podría resumirse así: Una gubernatura, una bancada equilibrada y más de cien alcaldías.

La dirigencia del PRI

Cuestiona un amigo mi negativa a que se incorpore Américo Zúñiga Martínez a la dirigencia estatal del PRI.

Anemia legislativa

Es cuestión de observar y preguntar: ¿Quién falta por salir en un audio, un video, un escándalo?

¡Y Héctor voló!

Según este miércoles, a las siete de la mañana, estaría "invitado" Héctor "N" para presentarse ante la Fiscalía "N" para responder a los señalamientos que le hiciera uno de los más emblemáticos símbolos del duartismo, y si volteamos un poco hacia atrás, del fidelismo, y quien por cierto llegó con el alemanismo: Arturo "N".

El Jamás de Renato

Me enseña su reloj de los Tiburones Rojos a manera de respuesta cuando le pregunto a qué equipo le va.

Las matemáticas del poder

Cuando a finales del siglo pasado, el PRI perdió 107 alcaldías, fue el escándalo. ¿Por qué? Porque en lugar de festejar el avance de la democracia, nos regodeamos con el fracaso del partido en el poder. ¡Ah! Perdón... La derrota tuvo nombre, apellido y padre: Miguel Ángel Yunes Linares.

Caciques triunfadores

La pasada elección dejó en claro que a veces, los que ganan en las urnas no necesariamente son los candidatos, por ende, no necesariamente han de ser los que van a gobernar y no, no es por esa percepción que se tiene en torno a Xalapa con Hipólito Rodríguez Herrero, o Boca del Río, con Fernando Yunes Márquez, de quienes se dice que los que van a mandar realmente son Andrés Manuel López Obrador o Miguel Ángel Yunes Linares, respectivamente... nos referimos a los pequeños o grandes cacicazgos atrás de un triunfador en las urnas.

Los 3 independientes

De los 270 candidatos independientes que participaron en cuatro entidades por un cargo de representación popular, sólo tres alcanzaron a subir al podium de los triunfadores y los tres se dieron en Veracruz: Isaac García Álvarez, en Coahuitlán; Tavo Pérez Garay, en San Andrés Tuxtla; y Christian Romero Pérez, en Tlacotalpan.

Fernando Yunes Márquez, candidato electo por Veracruz, presume sus 102 mil votos que le dieron el triunfo en el Puerto, pero a la vez, igual hace alarde de ser el candidato más votado en la entidad, título que ostentaba en su momento Elizabeth Morales García con más de 95 mil votos en Xalapa.

Pepe 2018

Le pregunto si en sus escenarios, al igual que en los de Héctor, incluso el mismo Miguel Ángel, tienen contemplado que así como hay una animadversión en este momento para el PRI, este mal humor social pueda impregnar al apellido Yunes, más cuando en las últimas dos elecciones para Gobernador (2010 y 2016) ha participado este apellido y es posible, muy posible, que en el 2018, lo tengamos otra vez en tres personalidades en la disputa por la candidatura en sus respectivos partidos.

El triunfador en las elecciones

Van a dar las nueve de la noche, y bajo el riesgo de que aquí al día de mañana las cosas cambien (aunque lo dudo) la percepción que se tiene en torno a estas elecciones, es que hay varios triunfadores donde su circunstancia es lo que los posiciona como tales, incluso, hasta perdiendo hay quienes salen ganando.

Héctor 2018

Se le ve más delgado, pero no ese "delgado jodido" que agarró cuando anduvo en la pasada campaña por la gubernatura donde perdió 11 kilos, aunque asegura que cuando compitió para Senador, bajó 17 kilos 300 gramos.