Dir. Alberto Morales
 
portada fotografia caricatura noticias columnas revista medios videoteca
Estilo

Buen gusto, estilo y poder. ¿Quién demonios goza de estos elementos en nuestra vida cotidiana?

10/06/2011 08:34:02 - Xalapa, Ver. por Salvador Muñoz


Es más, ¿cómo definir estas ideas cuando pueden ser tan subjetivas y entendidas como mejor le plazca a quien cree poseerlas?



Por ejemplo, “Buen gusto” es a veces significado de “caro” y mientras más cueste, implica más “gusto”.



En el caso de “Estilo”, puede ser el conjunto de características que te distinguen de las demás personas y te obligan a sobresalir, algo así como “luz propia”.



Y por último, “Poder”. ¿Qué  entendemos como Poder? La forma más vulgar de representarlo está  en el dinero. Cuánto tienes, cuánto vales. También está en el cargo tanto de representación popular como en el de funcionario. Incluso, crees tener poder si eres presidente de partido (nacional, estatal o municipal) o hasta jefe de manzana. El asunto es sentirte con poder. Incluso, ser autoridad implica en algunos “creer tener un poder” (malentendido), como por ejemplo ser Policía, agente de Tránsito, maestro, periodista y el que usted quiera agregar.



Combinar estos elementos en una persona es posible aunque ello no signifique más que la percepción personal de quien observa o de quien se lo cree.



Por ejemplo, podemos decir que la señora Christian Magnani de Alemán y Karime Macías gozan de buen gusto, estilo y poder.



Casos contrarios, Mariana Munguía de Velasco y Ainara Rementería Coello (insisto: Es la percepción personal). Una, porque el estilo la encasilló en una indumentaria hípica. Sí, era una amazona preciosa, pero en el Universo inmenso que tiene una mujer para hacer y deshacer en su forma de ser, su look pues, lo redujo a una mínima expresión en algo tan sencillo como blusas, jeans y botas... no se le juzga la ausencia de belleza, que le sobra, ni su porte, nada más se le precisa su reiterativa manera de vestir que la hace perder el Estilo...



En el caso de la jarocha, desde mi perspectiva, sólo en su campaña perdió la esencia del buen gusto en jeans y blusitas con las que pretendía ser normal, y quien goza de Estilo, Buen Gusto y Poder, sencillamente, nunca lo podrá ser. Nadie le creía que fuera raza, pueblo... ahora, en el Congreso, sigue manteniendo esas características que la hacen resaltar donde quiera que se pare.



¿Hombres? ¿Quién de los varones de nuestro entorno pudieran gozar de estas cualidades?



No se la complicamos... Enrique Peña Nieto.



El gobernador mexiquense llenó  los requisitos indispensables para ocupar en un reloj con su nombre, un espacio en la vitrina de la exclusivísima boutique Bijan.



Sí, hay que tener Buen Gusto, Estilo y Poder... pero “poder” gastar mínimo dos millones de dólares en artículos de la afamada tienda de Beverly Hills.



Hay fotos que evidencian dicha distinción, o como dijera el Gerente de la tienda, “el saludo al Buen Gusto, Estilo y Poder”, aunque el gobierno mexiquense niegue que haya hecho gastos en dicho lugar y es más, jura que Peña Nieto jamás ha pisado la tienda ni la conoce.



Claro, nadie dijo que el Buen Gusto, el Estilo y el Poder te quitaran lo corrupto, lo mentiroso y la falta de huevos para decir: “¡Sí, me visto y compro en Bijan!”



El asunto es que, si lo dijera, uno tendría que preguntarse de dónde saca millones de dólares para gozar de la distinción que disfrutan hombres como Carlos Slim, Miguel Alemán Velasco, el Príncipe Carlos, Barack Obama ¡y Jorge Hank Rhon!



Insistimos, el Buen Gusto, el Estilo y el Poder difìcilmente se pueden ocultar... como lo pendejo, el amor y el dinero...



Si no, dígame qué funcionario del Gobierno estatal va a una tienda departamental en Xalapa y compra en efectivo una lancha y dos motos con un valor aproximado a los 800 mil pesos... sí, ¡al chaz-chaz! dinero contante y sonante, billete sobre billete...



¡Vaya! Hasta para comprar, también hay que tener estilo... aunque no se tenga buen gusto pero sí poder. 




e-mail: dor00@hotmail.com



twitter: Los_Politicos



blog: http://lospoliticosveracruz.blogspot.com/



 



 


Otras Entradas

Otras Entradas

Espionaje a medias

Intento ordenar mis pensamientos porque quiero tratar el asunto del espionaje, pero es difícil empezar a escribir cuando la Mujer me muestra a una "escort" del bajío, cuyas proporciones en nalga y pecho se contraponen a su diminuta cintura... "trae chaparrera" me dice, mientras me muestra el trasero de esa joven, cara de niña, que me recuerda lo poco que enseña de su rostro, a Ximena Sariñana.

Congruencia legislativa

Haciendo cuentas, a ojo de buen cubero, la decisión en pro o contra el desafuero de Eva Cadena Sandoval por parte de la LXIV Legislatura podría darse en unos quince días.

Senadores y alcaldes

"Jamás pensamos que un día íbamos a votar por el PRI", era la frase con la que se topó durante su campaña el hoy alcalde electo de Perote, Juan Francisco Hervert Prado, quien ocurrente, respondía: "No se preocupen... ¡voten por el Verde!"

La reelección de Pepe Mancha

En términos simples, la dirigencia de Pepe Mancha podría resumirse así: Una gubernatura, una bancada equilibrada y más de cien alcaldías.

La dirigencia del PRI

Cuestiona un amigo mi negativa a que se incorpore Américo Zúñiga Martínez a la dirigencia estatal del PRI.

Anemia legislativa

Es cuestión de observar y preguntar: ¿Quién falta por salir en un audio, un video, un escándalo?

¡Y Héctor voló!

Según este miércoles, a las siete de la mañana, estaría "invitado" Héctor "N" para presentarse ante la Fiscalía "N" para responder a los señalamientos que le hiciera uno de los más emblemáticos símbolos del duartismo, y si volteamos un poco hacia atrás, del fidelismo, y quien por cierto llegó con el alemanismo: Arturo "N".

El Jamás de Renato

Me enseña su reloj de los Tiburones Rojos a manera de respuesta cuando le pregunto a qué equipo le va.

Las matemáticas del poder

Cuando a finales del siglo pasado, el PRI perdió 107 alcaldías, fue el escándalo. ¿Por qué? Porque en lugar de festejar el avance de la democracia, nos regodeamos con el fracaso del partido en el poder. ¡Ah! Perdón... La derrota tuvo nombre, apellido y padre: Miguel Ángel Yunes Linares.

Caciques triunfadores

La pasada elección dejó en claro que a veces, los que ganan en las urnas no necesariamente son los candidatos, por ende, no necesariamente han de ser los que van a gobernar y no, no es por esa percepción que se tiene en torno a Xalapa con Hipólito Rodríguez Herrero, o Boca del Río, con Fernando Yunes Márquez, de quienes se dice que los que van a mandar realmente son Andrés Manuel López Obrador o Miguel Ángel Yunes Linares, respectivamente... nos referimos a los pequeños o grandes cacicazgos atrás de un triunfador en las urnas.

Los 3 independientes

De los 270 candidatos independientes que participaron en cuatro entidades por un cargo de representación popular, sólo tres alcanzaron a subir al podium de los triunfadores y los tres se dieron en Veracruz: Isaac García Álvarez, en Coahuitlán; Tavo Pérez Garay, en San Andrés Tuxtla; y Christian Romero Pérez, en Tlacotalpan.

Fernando Yunes Márquez, candidato electo por Veracruz, presume sus 102 mil votos que le dieron el triunfo en el Puerto, pero a la vez, igual hace alarde de ser el candidato más votado en la entidad, título que ostentaba en su momento Elizabeth Morales García con más de 95 mil votos en Xalapa.

Pepe 2018

Le pregunto si en sus escenarios, al igual que en los de Héctor, incluso el mismo Miguel Ángel, tienen contemplado que así como hay una animadversión en este momento para el PRI, este mal humor social pueda impregnar al apellido Yunes, más cuando en las últimas dos elecciones para Gobernador (2010 y 2016) ha participado este apellido y es posible, muy posible, que en el 2018, lo tengamos otra vez en tres personalidades en la disputa por la candidatura en sus respectivos partidos.

El triunfador en las elecciones

Van a dar las nueve de la noche, y bajo el riesgo de que aquí al día de mañana las cosas cambien (aunque lo dudo) la percepción que se tiene en torno a estas elecciones, es que hay varios triunfadores donde su circunstancia es lo que los posiciona como tales, incluso, hasta perdiendo hay quienes salen ganando.

Héctor 2018

Se le ve más delgado, pero no ese "delgado jodido" que agarró cuando anduvo en la pasada campaña por la gubernatura donde perdió 11 kilos, aunque asegura que cuando compitió para Senador, bajó 17 kilos 300 gramos.