Dir. Alberto Morales
 
portada fotografia caricatura noticias columnas revista medios videoteca
Malas lecturas y desconfianza

¿Confía en sus autoridades? No recuerdo con exactitud quién fue aquél que argumentaba que el único autorizado para mentir tanto a sus enemigos como a la ciudadanía, en beneficio de la comunidad, era la autoridad (léase presidente, gobernador, alcalde). Nadie más.

24/06/2011 10:02:11 - Xalapa, Ver. por Salvador Muñoz


Uno puede darle la lectura a ese pensamiento como mejor le plazca y dirigirlo a quien mejor prefiera.



Pero cuidado, el ejercicio de moda de los políticos y de los grillos, es pretender darle lectura a todos los hechos que se suscitan en torno al poder aun con el riesgo de dar una “mala lectura”.



II



El mejor ejemplo de una “mala lectura”  es Harry... no, ni me refiero a Jackson ni a Grappa, simplemente a mi fiel perro que, en muchas ocasiones, cuando ve a mendigos con bastón, jalando costales de basura, sombrero raído y zapatos desuelados, empieza a ladrar como si les tuviera desconfianza... al principio pensamos que era un asunto de “elitismo canino”. Hoy estoy seguro que le causa extrañeza el lerdo andar de un mendigo entrado en años. No obstante, es una “mala lectura” la de Harry pensar que puede hacernos daño ese individuo.



III



Otro ejemplo de “mala lectura”  soy yo. En las mañanas, es posible que salga en pants, chamarra, alguna gorra que cubra mi cabeza para evitar la migraña y la pesadez que me impide tener un paso ágil, alegre, en esa caminata matutina con Harry. Así que, mientras husmea Harry por un prado, yo tengo que hacer “stop” y es entonces que soy víctima de una “mala lectura”: Cuando las mujeres que tienen que hacer sus tareas muy temprano ven que estoy parado viendo hacia todos lados (que no venga otro perro), metros antes de que lleguen a mi punto, optan por cruzar a la otra calle. Me tienen desconfianza.



IV



El asunto es cuando llevamos las “malas lecturas” al ámbito político. Cuando era niño, una vez escuché a los adultos decir: “Cuando oigas al Gobierno decir que no va a haber aumento a los precios, es que va a haber aumentos a los precios”. Hablo de los años 70 y desde allí se sembró una semilla muy especial que no pretendo que la haya en ustedes, pero sí compartirla: Es la semilla de la desconfianza.



VI



En verdad que no se puede tener vida desconfiando de la gente. Quisiera un día salir de casa y evitar todo el despapaye que implica los cerrojos, el alarma contra robos, el otro cerrojo de la entrada, quitarle las cadenas a la moto, observar a mi alrededor si no hay quien te esté vigilando (¡iuuu! es horrible encontrar a la vecina que tira las cajetillas vacías de cigarro al andador, observándote desde su ventana) y entonces, salir al trabajo.



Si así uno es de desconfiado ¡imagine el grado de desconfianza para con nuestras autoridades! Ejemplo: Un nombre: Raúl Tecatl. Ingeniero mecánico eléctrico. El mejor de su generación. Las mejores calificaciones. Ayer, vía “messenger”, avisan que murió. Pero no este jueves, no, sino hace una semana, allá por El Lencero. Sí, dicen que tuvo la mala suerte de pasar junto con otras personas, justo cuando había un enfrentamiento entre malos y elementos de seguridad... (notó que no puse “malos y buenos”? Es por mi desconfianza). ¿Qué “mala lectura” me da este aviso? Si es cierto lo de Tecatl, pues la lectura es que no debo confiar en todo lo que me dicen mis autoridades.



VII



Mi hija sale tarde del trabajo. Espera a un taxi pero una camioneta se para y le dice que suba, que la lleva. Ella prefiere moverse en sentido contrario. El tipo se va. Desde entonces, mi hija busca tomar taxis en un lugar más concurrido.



Una maestra, en “x” lugar de esta ciudad, espera el “urbano”. Una camioneta se detiene y le dice que se suba. Ella rechaza la oferta y el otro responde más agresivo: “Con una chingada, ¡súbete!” lo que la hace huir de ese lugar y esconderse en una tienda. El tipo parece que no está dispuesto a dejarla ir. Se baja de la camioneta pero la perdió de vista... ella no. Lo sigue con la mirada. Aborda el sujeto la camioneta y avanza despacio, buscándola... al no hallarla, se va. Sólo queda el susto.



El miércoles por la noche, una joven llega a su casa por zona céntrica de Xalapa. Baja de su motoneta para abrir la puerta y de repente, es embestida por un sujeto que, aprovechando que la llave aún está en el encendido, huye en el vehículo... ¿dije que en zona céntrica?



La cosa es que si preguntamos, cada uno tendrá una historia reciente de un hecho que dista mucho de lo que en materia de Seguridad nos dicen que estamos: Todo va bien, que no pasa nada, que el Operativo Veracruz Seguro da resultados... que la Conago I es un éxito...



Es evidente que entre la sociedad y el Gobierno hay distintas lecturas... yo, yo tengo una “mala lectura” respecto al optimismo gubernamental.



VIII



Ayer, el Procurador dijo que “tenemos todos los elementos para señalar como el probable homicida (de Milo Vela y familia) a Juan Carlos Carranza Saavedra, alias ‘El Ñaca’, un sujeto con un largo historial delictivo en el puerto de Veracruz con el cual el periodista habría tenido graves diferencias”.



Prosigue el Procurador: “Juan Carlos Carranza Saavedra, de 33 años de edad, originario del puerto de Veracruz, cuenta en su haber con una serie de acusaciones y señalamientos por su participación en diversos delitos vinculados a vandalismo, robo y asesinatos”... Es decir ¿Esperamos que ahora sí pague el Ñaca por los delitos que cometió y ya no queden en acusaciones y señalamientos?



También la Procuraduría da por hecho que el tipo “desapareció”... por eso solicita apoyo a otras autoridades para su localización bajo la sospecha de que haya huido del país o pretenda hacerlo.



Lo interesante es el ofrecimiento por tres millones de pesos para quien proporcione datos fidedignos que permitan conocer la ubicación y así lograr la captura de Juan Carlos Carranza Saavedra “quien es el principal de los probables  responsables del homicidio del periodista y su familia”.



En serio, nos da gusto el esmero de las autoridades que le ponen a este caso. El gremio periodístico le ha de estar agradecido si da con los responsables de este artero crimen.



Y es que se trata de perder la desconfianza a las autoridades... se trata de ya no hacer “malas lecturas”, vaya, ni siquiera hacer “lecturas”... esperemos que efectivamente, la Procu haya hecho su trabajo... insisto: da gusto... ojalá le dé el mismo gusto al gremio de padres de familia que están a la espera de que igual, la Procu ponga el mismo esmero (y billete), y les haga justicia... digo, para evitar hacer “malas lecturas”. 




e-mail: dor00@hotmail.com



twitter: Los_Politicos



blog: http://lospoliticosveracruz.blogspot.com/


Otras Entradas

Otras Entradas

Espionaje a medias

Intento ordenar mis pensamientos porque quiero tratar el asunto del espionaje, pero es difícil empezar a escribir cuando la Mujer me muestra a una "escort" del bajío, cuyas proporciones en nalga y pecho se contraponen a su diminuta cintura... "trae chaparrera" me dice, mientras me muestra el trasero de esa joven, cara de niña, que me recuerda lo poco que enseña de su rostro, a Ximena Sariñana.

Congruencia legislativa

Haciendo cuentas, a ojo de buen cubero, la decisión en pro o contra el desafuero de Eva Cadena Sandoval por parte de la LXIV Legislatura podría darse en unos quince días.

Senadores y alcaldes

"Jamás pensamos que un día íbamos a votar por el PRI", era la frase con la que se topó durante su campaña el hoy alcalde electo de Perote, Juan Francisco Hervert Prado, quien ocurrente, respondía: "No se preocupen... ¡voten por el Verde!"

La reelección de Pepe Mancha

En términos simples, la dirigencia de Pepe Mancha podría resumirse así: Una gubernatura, una bancada equilibrada y más de cien alcaldías.

La dirigencia del PRI

Cuestiona un amigo mi negativa a que se incorpore Américo Zúñiga Martínez a la dirigencia estatal del PRI.

Anemia legislativa

Es cuestión de observar y preguntar: ¿Quién falta por salir en un audio, un video, un escándalo?

¡Y Héctor voló!

Según este miércoles, a las siete de la mañana, estaría "invitado" Héctor "N" para presentarse ante la Fiscalía "N" para responder a los señalamientos que le hiciera uno de los más emblemáticos símbolos del duartismo, y si volteamos un poco hacia atrás, del fidelismo, y quien por cierto llegó con el alemanismo: Arturo "N".

El Jamás de Renato

Me enseña su reloj de los Tiburones Rojos a manera de respuesta cuando le pregunto a qué equipo le va.

Las matemáticas del poder

Cuando a finales del siglo pasado, el PRI perdió 107 alcaldías, fue el escándalo. ¿Por qué? Porque en lugar de festejar el avance de la democracia, nos regodeamos con el fracaso del partido en el poder. ¡Ah! Perdón... La derrota tuvo nombre, apellido y padre: Miguel Ángel Yunes Linares.

Caciques triunfadores

La pasada elección dejó en claro que a veces, los que ganan en las urnas no necesariamente son los candidatos, por ende, no necesariamente han de ser los que van a gobernar y no, no es por esa percepción que se tiene en torno a Xalapa con Hipólito Rodríguez Herrero, o Boca del Río, con Fernando Yunes Márquez, de quienes se dice que los que van a mandar realmente son Andrés Manuel López Obrador o Miguel Ángel Yunes Linares, respectivamente... nos referimos a los pequeños o grandes cacicazgos atrás de un triunfador en las urnas.

Los 3 independientes

De los 270 candidatos independientes que participaron en cuatro entidades por un cargo de representación popular, sólo tres alcanzaron a subir al podium de los triunfadores y los tres se dieron en Veracruz: Isaac García Álvarez, en Coahuitlán; Tavo Pérez Garay, en San Andrés Tuxtla; y Christian Romero Pérez, en Tlacotalpan.

Fernando Yunes Márquez, candidato electo por Veracruz, presume sus 102 mil votos que le dieron el triunfo en el Puerto, pero a la vez, igual hace alarde de ser el candidato más votado en la entidad, título que ostentaba en su momento Elizabeth Morales García con más de 95 mil votos en Xalapa.

Pepe 2018

Le pregunto si en sus escenarios, al igual que en los de Héctor, incluso el mismo Miguel Ángel, tienen contemplado que así como hay una animadversión en este momento para el PRI, este mal humor social pueda impregnar al apellido Yunes, más cuando en las últimas dos elecciones para Gobernador (2010 y 2016) ha participado este apellido y es posible, muy posible, que en el 2018, lo tengamos otra vez en tres personalidades en la disputa por la candidatura en sus respectivos partidos.

El triunfador en las elecciones

Van a dar las nueve de la noche, y bajo el riesgo de que aquí al día de mañana las cosas cambien (aunque lo dudo) la percepción que se tiene en torno a estas elecciones, es que hay varios triunfadores donde su circunstancia es lo que los posiciona como tales, incluso, hasta perdiendo hay quienes salen ganando.

Héctor 2018

Se le ve más delgado, pero no ese "delgado jodido" que agarró cuando anduvo en la pasada campaña por la gubernatura donde perdió 11 kilos, aunque asegura que cuando compitió para Senador, bajó 17 kilos 300 gramos.