Dir. Alberto Morales
 
portada fotografia caricatura noticias columnas revista medios videoteca
Placeres

Soy de la idea de que las cosas no deben estar sujetas a una necesidad, sino a un placer.

01/07/2011 22:05:18 - Xalapa, Ver. por Salvador Muñoz


Triste es la persona que trabaja sin disfrutarlo. Triste aquél que da clases sin sentirlo. Triste y mediocre el diputado que no entiende qué madres hace en esa curul sentado. Triste quien escribe sin emoción. Triste dormir sin tener sueño; triste tener sexo sin tener ganas; triste estar triste sin saber por qué...



II



En un mini-mini-departamento, un horno de micro-ondas era mi estufa. Allí, Brenda hacía milagros de comida. Quizás no tenían un sazón exquisito pero la disfrutábamos tanto a lo mejor por el condimento que significaba ponerle de cereza a los platillos nuestro noviazgo. Cuando decidimos pasar al nivel de la Unión Libre, y llegamos a un departamento sin mini-mini, todavía tardó un año o dos cocinando en el horno de microondas y una sartén eléctrica hasta que me pidió una cocina integral... ¿una cocina integral? ¿para qué quiere mi mujer una cocina integral? Pero, por favor señores, qué caso tiene discutir una idea con la mujer si es sabido que al final, nada la hará cambiar de opinión y ahí estaba en la casa la cocina integral.



La mujer, mi Brenda, es una mujer con miles de facetas: Contadora, escribiente, mecánica, costurera, doctora, enfermera, chofer, etcétera ¡y excelente cocinera!



Vaya... con la mano en la cintura, desbanca con gracia, sazón y sabor, a mi suegra, a mi cuñada ¡y a mi madre! Que conste que hasta la autora de mis días ya le dio el visto bueno a su buen sazón. Probar sus platillos italianos es un placer...



III



Hace como un mes, en la agenda del Gobernador, me llamó la atención un dato de su itinerario: Javier Duarte de Ochoa comería con Roberto Hernández (El Banamex) en Caserío del Lago, en Xalapa... ¿dónde está lo extraordinario? ¡En el restaurante! No lo conocía. Después, la alcaldesa de Xalapa, Elizabeth Morales, me entero, habría asistido a una reunión en dicho restaurante... luego, el rector Arias Lovillo... después, algunos amigos me comentaron que valía la pena, hasta que lo decidí: “¡Mujer! Hoy no cocinas... te invito al Caserío del Lago”.



Y ya saben cómo son las mujeres. Se ponen guapas cuando uno las invita a salir. Exacto... se tardan la infinidad de minutos en saber qué accesorio ponerse, cuál quitarse, qué zapatos, qué bolsa... ¡vaya! Hasta me retachó mis bermudas con mi camiseta de comic que pensaba lucir en el restaurante y me vistió en un pantalón formal y una camisa negra que en algún lugar del ropero de Narnia, recordó haber visto.



Lo mismo que la mujer se tardó en vestir, fue el tiempo que nos tardamos en dar con el restaurante al fallar mi GPS mental... pero valió la pena.



IV



Caserío está ubicado en lo que fue parte de las oficinas de una textilera, si no mal  recuerdo. Al entrar, es como si estuviéramos en la clásica casa xalapeña, de techos altos, arcos y pilares, muy acogedora. La cordialidad se hizo presente. La atención del mesero fue puesta a prueba cuando decidí no ver la carta: “¡Sugiéreme!” mi palabra favorita. Una explicación clara, apetecible y deliciosa. De entrada, unos aperitivos con carne de pato... después, una crema de camarón servida en un bisquet (o bolillo). Sí, el pan era el recipiente para mi crema. ¡Eso me ganó! Me dirijo a mi esposa y le digo presuntuoso: ¿Sabías que los panes fueron utilizados como vasijas para los caldos hace varios siglos? Y me responde que sí... todavía en Italia se estila hacerlo. Me aguó mi presunción.



El plato fuerte fue un Ossobuco que provocó  el regaño de mi esposa cuando empecé a chuparme los dedos.



Todo ello acompañado de una jarra de clericot con vino rosa... ¡el mejor que he probado!



Mentiría con el postre... no como. Pero mi esposa sí.



Y cuando pensaba que mi paladar había llegado a su catarsis, pido un café americano que termina convirtiéndose en un café Caserío a sugerencia del barista que... que... ¡que tiene que probarlo!



Imagine que la mujer no toma café  ni por equivocación y cayó rendida al Café Caserío.



En verdad que la cocina de taller del maestro Carlos García es una experiencia única...



Pero sabe qué es lo mejor, el hecho de que el Caserío le haga sentirse en casa.



¿Regresamos? Le pregunté a mi mujer... ¡por supuesto!



V



Del horno de microondas a la cocina integral, han pasado platillos, sazón y sabor que me encanta de mi mujer... aunque quizás lo más relevante sea el hecho de que mañana, habremos de cumplir dos años de haber roto con la Unión Libre. Nos casamos. Soy de la idea de que las cosas no deben estar sujetas a una necesidad, sino a un placer. Y en verdad les digo: Es un placer estar casado con esa mujer. Por razones de trabajo, difícilmente celebraremos el domingo pero... un día más, un día menos... el sábado lo festejo con Brenda en el Caserío. ¡Bon apetit! 




e-mail: dor00@hotmail.com



twitter: Los_Politicos



blog: http://lospoliticosveracruz.blogspot.com/


Otras Entradas

Otras Entradas

¡Gana Carlos Morales!

Honor a quien honor merece: Ya me jalaron las orejas los amigos de Altotonga porque dejé fuera de la jugada al diputado Carlos Morales Guevara con mi comentario de ayer, cuando puse: "¿Alguien vio a los diputados locales y federales en sus distritos respectivos afectados por el paso de Franklin? Es la pregunta que leí en las redes sociales..."

Hipólito, MAYL y Héctor

Los datos que arroja Hipólito Rodríguez Herrero en torno a Proactiva, empresa que tiene una ampliación por quince años más para hacerse cargo del relleno sanitario, considera que son suficientes para que el presidente municipal de Xalapa, Américo Zúñiga Martínez, exponga al público las condiciones de dicho convenio: en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, pagan 11 millones de pesos; en Mérida, Yucatán, 4 mdp; mientras que en Xalapa, el pago será de 24 mdp anuales.

Julión jarocho

No sé Rafael Márquez qué broncas tan fuertes tenga en esa vinculación que le hacen con el crimen organizado y la verdad, espero que le vaya bien en lo que él ha llamado "el partido más difícil de su vida" y no haya necesidad de llegar a los penales... en el caso de Julión Álvarez, es seguro que por lo que vaya a decir, me gane una mentada de madre, pero lo digo de corazón: el señor merece la cárcel.

Anécdotas que se entrelazan

Antes de entrar en materia, un pequeño comercial de los Pepes:

Fidel y las Flores

Mucho se habló de la reaparición de Fidel Herrera Beltrán, ex gobernador de Veracruz, que en su gobierno inundó a la entidad de rojo... que rojas las escuelas, que rojos los hospitales, que rojas las guayaberas, ¡que rojos los chones en fin de año!

El regreso de la nota roja

Los vecinos de Jilotepec advierten que harán recorridos por las calles de sus comunidades acompañados por sirenas; en cuanto vean a un delincuente, la harán sonar y lo perseguirán hasta darle alcance... no lo van a matar, pero le dejarán "un recuerdo muy grande".

Pedro, el muy cabrón

La última vez que platicamos, no fue una plática... tampoco fue un diálogo... a lo más fue un monólogo que escuché hasta que le dije "te voy a colgar porque vamos a acabar mal".

Seguridad defecada

Les platico de mi vecindario y en una de ésas, hasta haya similitudes con su vecindario.

El título de Kuri Kuri

Un 7 de diciembre, el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares sacudió a los estudiantes de la Universidad Popular Autónoma de Veracruz cuando señaló que ésta emitió por lo menos 100 mil títulos sin registro ni validez, y puso el dedo en la llaga cuando citó que las cuotas que cobra la institución ingresan a una asociación civil, la que es investigada.

La otra Tigresa

 Se la robaron a los poetas.

Toto, a la espera

"Antes de ejercer mis facultades como Gobernador escucharé a los ciudadanos", comenta en sus redes sociales el Gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, esto, con motivo de que un grupo de personas le entregó un documento donde se le solicita que ejerza su veto a las reformas a la Ley de Protección a los Animales las que despenalizan las peleas de gallos y vaquilladas.

El chiste de Javier

Adivina, adivinador: ¿Qué sale si cruzamos a Fidel Herrera con Javier Duarte? ¡Pues un Javier Herrera!

Seguridad y Deuda

Poco a poco fue rodeado. Le tomé una foto y la mandé a ese famoso grupo de vecinos en espera de que se actuara, pero estaban más interesados en otros rollos, como la defensa de un arco que es "símbolo" de la unidad en la que vivo...

De taxis y cocheras

Hoy me di cuenta de una cosa... mi hija nunca me da el número de taxi que aborda al salir de su lugar de trabajo... aunque tiene como sistema, hablarme cada vez que se dirige a su casa como también hacerlo cuando entra a ella.

Ley Idiota

Un idiota (de ésos que van caminando con la vista fija en el celular y con audífonos) se proyecta contra el cofre de la camioneta, porque todavía le cedo el paso, cortesía que no ve y decide atravesar la calle bajando al arroyo vehicular precisamente a la entrada del estacionamiento y choca con mi carro estacionado.