Dir. Alberto Morales
 
portada fotografia caricatura noticias columnas revista medios videoteca
La mosca en la mano

Estaba en la oficina y no sé de dónde apareció. Pasaba frente a mis ojos, zumbaba por mis orejas, se posaba en mis brazos, ¡se paraba en mi teclado!

25/08/2011 00:08:02 - Xalapa, Ver. por Salvador Muñoz


 Y se convirtió  en un fastidio. Traté de conservar la calma pero insistía en la misma rutina agregando que ahora se paraba sobre el poco pelo que tengo en la cabeza... y empecé a hacer lo anormal. Pasaba volando y lanzaba el manotazo... pareciera que se burlaba de mí porque una y otra vez planeaba frente a mis ojos ante la inutilidad de mis manotazos hasta que... ¡le pegué!



Un ¡Bzzz! ¡bzz! y la vi... allí  estaba en el suelo agitando su ala. Pensé: ¿Si me levanto y la mato? La verdad, no fui capaz de hacerlo. Volví a verla desde mi asiento y seguía agitando su ala con un !Bzzz! ¡bzzz! ¡Je! Seguí trabajando, dieron las dos de la tarde, saqué mis sagrados alimentos, puse el capítulo 5 de la primera temporada de “True Blood” (una serie de vampiros muy buena, se las recomiendo) y disfruté mi descanso...



A la hora sucedió lo increíble... ¡la mosca se paró en mi frente! agité la mano y salió volando pero me percaté de algo: su vuelo no era tan hábil como en nuestro primer encuentro. ¡Y volvió a pararse ahora en mi cabeza! ¡Otro manotazo! y la mosca voló. Se paró en mi teclado, la espanté y escapaba pero con un vuelo lento, suave, que si me hubiera dispuesto, la atraparía con una mano en pleno aire.



No tardaría mucho para intentarlo después de que su insistencia en mi frente se plasmara por tres ocasiones seguidas. Al fin la atrapé en la pantalla de mi compu... la tenía en mi mano, sentía sus patas... sería fácil aplastarla entre mis dedos... ¡no! es algo asqueroso... quizás aventarla en la pared... ¡tampoco! Abrí la puerta de mi oficina, salí, vi la puerta que da a la azotea abierta y lo resolví de la mejor manera: abrí mi mano... ¡y voló!



Regresé a mi asiento y supe que me había desecho de ella.



Quizás parezca absurda esta anécdota mosquitera pero me tuvo pensando varios minutos... ¿por qué me fastidiaba tanto esa mosca aun después de que pude matarla? ¿una venganza por haber lastimado un poco su ala? Sencillamente le quité la perversidad a la mosca que realmente era la mía y opté por pensar que de algún modo, el díptero trataba de conciliar conmigo.



Escucho a Ángel Verdugo, analista de economía en Reporte 98.5 del Grupo Imagen, quien incita a los automovilistas del DF a que acaben con la nueva plaga de la ciudad: los ciclistas. “Los conmino a que si ven a esta nube de langostas, ¡láncenles el vehículo de inmediato; no les den la oportunidad de nada... ¡aplástenlos para ver si así entienden!”



Bueno, pues esa propuesta le costó  al comentarista salir de Grupo Imagen aunque en un foro que realiza “El Universal” respecto a si el defeño ha tenido problemas con ciclistas, la mayor parte de lo expresado son quejas contra los usuarios de las Bicis del DF porque se suben a banquetas y conducen como almas que lleva el Diablo.



Sí... al parecer Ángel Verdugo tuvo un mal día con un ciclista y utilizó la tribuna que tenía para sacar su coraje... mal enfocado porque las reacciones en contra tuvieron la conocida consecuencia.



Estoy de acuerdo... todos tenemos a veces un mal día... escuchamos a nuestros políticos y a su demagogia tan trillada.... vemos el actuar de nuestras autoridades pintando un mundo de caramelo y nos sorprende que ante tanta mierda, seamos los únicos que no podamos contemplarlo como ellas... somos testigos de choferes asesinos de viejitos y quienes se les atraviesen sin que Tránsito (Juez y parte) haga algo... no nos alcanza la quincena... tenemos cada mes más gastos... la mujer se puede enojar o lo que es peor, enfermar... el recibo de luz llega cada vez más alto y eso que casi nunca estoy en la casa... oímos de balaceras, levantones y atracos y rogamos que nunca nos toque a nosotros pero nos hace paranoicos... estoy de acuerdo, podemos tener un mal día.



Pero no por eso debemos incitar a la violencia, desear mal a nadie, desahogar nuestras frustraciones con odios...



Creo que es más fácil atrapar a la mosca, tenerla en la mano y darnos la oportunidad de ir afuera para dejarla escapar, como una oportunidad de vida para la mosca... ¡y también para nosotros!



La mosca siempre va a fastidiar pero no deje que arruine su día... mucho menos su vida. 




e-mail: dor00@hotmail.com



twitter: Los_Politicos



blog: http://lospoliticosveracruz.blogspot.com/


Otras Entradas

Otras Entradas

El más buscado

¿Saben quién es la persona más buscada de Veracruz en estos momentos?

¡Gana Carlos Morales!

Honor a quien honor merece: Ya me jalaron las orejas los amigos de Altotonga porque dejé fuera de la jugada al diputado Carlos Morales Guevara con mi comentario de ayer, cuando puse: "¿Alguien vio a los diputados locales y federales en sus distritos respectivos afectados por el paso de Franklin? Es la pregunta que leí en las redes sociales..."

Hipólito, MAYL y Héctor

Los datos que arroja Hipólito Rodríguez Herrero en torno a Proactiva, empresa que tiene una ampliación por quince años más para hacerse cargo del relleno sanitario, considera que son suficientes para que el presidente municipal de Xalapa, Américo Zúñiga Martínez, exponga al público las condiciones de dicho convenio: en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, pagan 11 millones de pesos; en Mérida, Yucatán, 4 mdp; mientras que en Xalapa, el pago será de 24 mdp anuales.

Julión jarocho

No sé Rafael Márquez qué broncas tan fuertes tenga en esa vinculación que le hacen con el crimen organizado y la verdad, espero que le vaya bien en lo que él ha llamado "el partido más difícil de su vida" y no haya necesidad de llegar a los penales... en el caso de Julión Álvarez, es seguro que por lo que vaya a decir, me gane una mentada de madre, pero lo digo de corazón: el señor merece la cárcel.

Anécdotas que se entrelazan

Antes de entrar en materia, un pequeño comercial de los Pepes:

Fidel y las Flores

Mucho se habló de la reaparición de Fidel Herrera Beltrán, ex gobernador de Veracruz, que en su gobierno inundó a la entidad de rojo... que rojas las escuelas, que rojos los hospitales, que rojas las guayaberas, ¡que rojos los chones en fin de año!

El regreso de la nota roja

Los vecinos de Jilotepec advierten que harán recorridos por las calles de sus comunidades acompañados por sirenas; en cuanto vean a un delincuente, la harán sonar y lo perseguirán hasta darle alcance... no lo van a matar, pero le dejarán "un recuerdo muy grande".

Pedro, el muy cabrón

La última vez que platicamos, no fue una plática... tampoco fue un diálogo... a lo más fue un monólogo que escuché hasta que le dije "te voy a colgar porque vamos a acabar mal".

Seguridad defecada

Les platico de mi vecindario y en una de ésas, hasta haya similitudes con su vecindario.

El título de Kuri Kuri

Un 7 de diciembre, el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares sacudió a los estudiantes de la Universidad Popular Autónoma de Veracruz cuando señaló que ésta emitió por lo menos 100 mil títulos sin registro ni validez, y puso el dedo en la llaga cuando citó que las cuotas que cobra la institución ingresan a una asociación civil, la que es investigada.

La otra Tigresa

 Se la robaron a los poetas.

Toto, a la espera

"Antes de ejercer mis facultades como Gobernador escucharé a los ciudadanos", comenta en sus redes sociales el Gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, esto, con motivo de que un grupo de personas le entregó un documento donde se le solicita que ejerza su veto a las reformas a la Ley de Protección a los Animales las que despenalizan las peleas de gallos y vaquilladas.

El chiste de Javier

Adivina, adivinador: ¿Qué sale si cruzamos a Fidel Herrera con Javier Duarte? ¡Pues un Javier Herrera!

Seguridad y Deuda

Poco a poco fue rodeado. Le tomé una foto y la mandé a ese famoso grupo de vecinos en espera de que se actuara, pero estaban más interesados en otros rollos, como la defensa de un arco que es "símbolo" de la unidad en la que vivo...

De taxis y cocheras

Hoy me di cuenta de una cosa... mi hija nunca me da el número de taxi que aborda al salir de su lugar de trabajo... aunque tiene como sistema, hablarme cada vez que se dirige a su casa como también hacerlo cuando entra a ella.