Dir. Alberto Morales
 
portada fotografia caricatura noticias columnas revista medios videoteca
La niña invisible

Azucena la llamo. Es más fácil que preguntarle su nombre. Y es que vende ramos de azucenas a la entrada de un centro comercial de carita sonriente, muy contrario a su cara.

29/08/2011 01:19:24 - Xalapa, Ver. por Salvador Muñoz


No sé quién sea más fiel, si ella o nosotros, que cada domingo que vamos, nos encontramos en el mismo punto: justo donde terminan las escaleras eléctricas y siempre nos saluda con ese murmullo, casi imperceptible pero no por ello inentendible.



Vamos, siendo justos, no sólo nos saluda a la mujer y a mí, sino a todos los que entran aunque la mayoría, casi toda, no devuelva el saludo.



Y como cada vez que vamos al centro comercial, la que entra es la mujer mientras Harry y yo esperamos afuera, porque por la condición de perro de mi “hijo”, simplemente tiene prohibido el paso, entonces nos ubicamos Harry y yo cerca de una rampa que me imagino es para personas con discapacidades diferentes o quizás para los carritos con comestibles. Ahí estuvimos esperando unos diez minutos hasta que el sol nos invitó a pasar a la sombra. Nos situamos justo enfrente de Azucena volviéndonos Harry, Azucena y yo, porteros de los visitantes del centro comercial.



Azucena tendrá unos doce años. Morena, espigada, de ropas sucias y zapatos maltratados. Casi no ríe. Sus dientes no sé si cortan las uñas o las limpian pero mientras no pasa gente, se muestran activos más en el “manicure” que en tratar de sonreír.



Pasa la gente y entonces empieza el saludo de Azucena: “¿Me regala para un pan?” y algunas de las personas que entran o salen por ese paso obligado entre ella, mi Harry y yo, tienen tres reacciones en la mayoría de los casos: Indiferencia a la pregunta, un movimiento negativo con la cabeza o voltean a ver a Harry maravillados.



Sí, me sorprende que mi Harry haga a la gente desprenderse de una sonrisa, tener una actitud amable con él y hasta lo pretenda acariciar...  y para Azucena, la indiferencia total.



El ocio mañanero me invita a hacer un juego: Averiguar cuántas familias, hasta que salga mi esposa, responden al “¿Me regala para un pan?” de Azucena; cuántos muestran indiferencia y cuántos le hacen más caso a mi Harry.



Creo mi propio estatus de familia entre a los que incluyo a los que va solos, adulto con niño(s), en pareja, adultos y niños.



Así, inicia mi juego.



Han pasado 30 “familias” y en una indiferencia increíble, ni Azucena ni mi Harry les motivan.



A partir de ese número, una mujer con su hija me preguntan si es hembra Harry, lo acarician y me cuentan que ellas tuvieron una hembra.



A partir de ese número, un señor, a la pregunta de Azucena, se para antes de bajar las escaleras eléctricas con su carrito a medio cargar. Se busca en la bolsa trasera... se busca en las bolsas delanteras y se da cuenta que no trae cambio... hace un movimiento a Azucena con la cabeza que bien se pudo interpretar como “No tengo”, “Mala suerte” y siendo más rebuscados, hasta con un “Lo siento” y continúa su camino.



A partir de ese número, Azucena recibe cuatro negaciones con la cabeza y con el “No” dibujado en la boca pero sin que saliera la palabra.



El número 39 es el del milagro. Es un hombre como de 1.90, como de 50 años, que lleva un carro sin mucha despensa y lo acompaña una mujer que supongo es su esposa. A la pregunta de Azucena, el hombre para, mete su mano al pantalón y saca la moneda... la alcanzo a ver: ¡Cinco pesotes!



Veo en Azucena una mirada conocida, cuando en su paso se cruza una niña como de siete años, cabello claro sin llegar a rubio; blusa blanca, muy blanca; una faldita de mezclilla, acompañada de unos zapatos de piso azul brillantes. Es la mirada del que no tiene sobre el que sí tiene. Usted lo ha de entender. No podemos escapar a ese encanto cuando vemos algo que quizás nunca tengamos y nuestra mirada hace incluso que nuestra cara cambie.



En el 40 y 41 es indiferencia justo cuando llega la mujer...



Nos retiramos con mi Harry que está  alegre de ver a la mujer. Le brinca, le hace cabriolas, demuestra su ánimo pidiéndole que juegue con él y su correa. Me regreso y trato de preguntarle su nombre... ¡me rajo! y mejor le pregunto qué flores vende. Su respuesta: ¡A diez pesos el ramo! Le hago de nuevo la pregunta y me dice: Azucenas. Me retiro. Alcanzo a mi mujer y a mi “hijo” y le platico a mi esposa lo que estuve haciendo. Vamos bajando la escalera eléctrica mientras Azucena desayuna un pambazo.



Sé que es seguro que el domingo regrese y también sé que es seguro que la vea allí. Lo que no sé es si me atreveré a preguntarle su nombre aunque para mí, ya tiene: es Azucena y sé que para otros será la niña de la calle, aunque para la mayoría, Azucena sencillamente no existe porque para ellos es invisible. 




e-mail: dor00@hotmail.com



twitter: Los_Politicos



blog: http://lospoliticosveracruz.blogspot.com/ 



Otras Entradas

Otras Entradas

Anécdotas de la Mesa de Estatutos

En Campeche, donde se celebró la Mesa de discusión sobre los Estatutos del PRI, hay cosas curiosas que destacar, más allá de los acuerdos obtenidos, como por ejemplo, de que ya muchos consideren a Carlos Brito Gómez (Don Charles pa' los cuates) como el Chabelo del PRI, que si bien igual pudiera disputar esa distinción Manuel Ramos Gurrión, por tamaño (no político, sino de estatura), se lo gana Brito... en un momento dado, en que entre ambos PRIsaurios pudieran verse en pintura, entonces estaríamos hablando del "Chabelo y Pepito del PRI".

El más buscado

¿Saben quién es la persona más buscada de Veracruz en estos momentos?

¡Gana Carlos Morales!

Honor a quien honor merece: Ya me jalaron las orejas los amigos de Altotonga porque dejé fuera de la jugada al diputado Carlos Morales Guevara con mi comentario de ayer, cuando puse: "¿Alguien vio a los diputados locales y federales en sus distritos respectivos afectados por el paso de Franklin? Es la pregunta que leí en las redes sociales..."

Hipólito, MAYL y Héctor

Los datos que arroja Hipólito Rodríguez Herrero en torno a Proactiva, empresa que tiene una ampliación por quince años más para hacerse cargo del relleno sanitario, considera que son suficientes para que el presidente municipal de Xalapa, Américo Zúñiga Martínez, exponga al público las condiciones de dicho convenio: en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, pagan 11 millones de pesos; en Mérida, Yucatán, 4 mdp; mientras que en Xalapa, el pago será de 24 mdp anuales.

Julión jarocho

No sé Rafael Márquez qué broncas tan fuertes tenga en esa vinculación que le hacen con el crimen organizado y la verdad, espero que le vaya bien en lo que él ha llamado "el partido más difícil de su vida" y no haya necesidad de llegar a los penales... en el caso de Julión Álvarez, es seguro que por lo que vaya a decir, me gane una mentada de madre, pero lo digo de corazón: el señor merece la cárcel.

Anécdotas que se entrelazan

Antes de entrar en materia, un pequeño comercial de los Pepes:

Fidel y las Flores

Mucho se habló de la reaparición de Fidel Herrera Beltrán, ex gobernador de Veracruz, que en su gobierno inundó a la entidad de rojo... que rojas las escuelas, que rojos los hospitales, que rojas las guayaberas, ¡que rojos los chones en fin de año!

El regreso de la nota roja

Los vecinos de Jilotepec advierten que harán recorridos por las calles de sus comunidades acompañados por sirenas; en cuanto vean a un delincuente, la harán sonar y lo perseguirán hasta darle alcance... no lo van a matar, pero le dejarán "un recuerdo muy grande".

Pedro, el muy cabrón

La última vez que platicamos, no fue una plática... tampoco fue un diálogo... a lo más fue un monólogo que escuché hasta que le dije "te voy a colgar porque vamos a acabar mal".

Seguridad defecada

Les platico de mi vecindario y en una de ésas, hasta haya similitudes con su vecindario.

El título de Kuri Kuri

Un 7 de diciembre, el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares sacudió a los estudiantes de la Universidad Popular Autónoma de Veracruz cuando señaló que ésta emitió por lo menos 100 mil títulos sin registro ni validez, y puso el dedo en la llaga cuando citó que las cuotas que cobra la institución ingresan a una asociación civil, la que es investigada.

La otra Tigresa

 Se la robaron a los poetas.

Toto, a la espera

"Antes de ejercer mis facultades como Gobernador escucharé a los ciudadanos", comenta en sus redes sociales el Gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, esto, con motivo de que un grupo de personas le entregó un documento donde se le solicita que ejerza su veto a las reformas a la Ley de Protección a los Animales las que despenalizan las peleas de gallos y vaquilladas.

El chiste de Javier

Adivina, adivinador: ¿Qué sale si cruzamos a Fidel Herrera con Javier Duarte? ¡Pues un Javier Herrera!

Seguridad y Deuda

Poco a poco fue rodeado. Le tomé una foto y la mandé a ese famoso grupo de vecinos en espera de que se actuara, pero estaban más interesados en otros rollos, como la defensa de un arco que es "símbolo" de la unidad en la que vivo...