Dir. Alberto Morales
 
portada fotografia caricatura noticias columnas revista medios
Twit

A Maruchi y Gilberto 

13/09/2011 00:24:58 - Xalapa, Ver. por Salvador Muñoz




Cada vez que llega una tormenta tropical, fuertes lluvias, recios vientos, toda nuestra preocupación se centra en nosotros.


Es triste ver, después del meteoro, en mis continuas caminatas diarias por ese pedazo de bosque que tengo por la casa, pequeños polluelos que no sobrevivieron al paso de la naturaleza.



Todavía es más triste ver cuando la CFE o el ayuntamiento llega y corta ramas para despegar los cables de las estorbosas extremidades de los árboles y cómo caen nidos con huevos o crías.



El sábado pasado, al mediodía, salí  a dar esa interminable vuelta por el parque y alrededores. Pasaba por un jardín de niños cuando oí un sonido peculiar así como vi una sombra bajo un carro. Pensé que era un gorrión por el tamaño pero su silbido no era de un gorrión. Agudicé la vista y entonces lo vi. Era un polluelo. Me acerqué con el fiel Harry y lo vi claramente. Un plumaje rojizo y una cola larguita, y en sus puntas, manchones blancos. Alcé la vista y los vi: Dos hermosas aves de color café tirando a un rojo barro. Me observaban con curiosidad al ver que me acercaba a su polluelo. Mis movimientos fueron entonces más lentos y más suaves. Le pedí a Harry que se sentara para no provocar el pánico en las aves adultas ni en el pequeño.



Avancé hacia el polluelo que dando muestras de agilidad, subió al alambrado del jardín de niños y ahí se quedó. Las aves adultas tomaron posiciones en extremos. Una observaba desde un cable. La otra, desde el árbol más cercano a su polluelo y a mí.



En eso, la alerta se dibujó en la cabeza de las aves y dirigieron su mirada a otro punto. Instintivamente busqué a mi perro pero iba hacia el punto que observaban las aves... ¿un gato? pensé. De repente, con un salto, mis dudas se despejaron: una rata flaca, muy maltratada corría hacia un prado mientras Harry emprendía la persecución. Una de las aves voló al techo del jardín y la otra se mantuvo en el árbol. Harry regresó a mi lado... estoy seguro que fracasó en su intento de atrapar a esa rata.



Se sentó a mi lado y observó  al pequeño ser que en ese momento, mi dedo índice acariciaba. Un “twit”  se escuchó y el ave brincó al interior de la escuela... ¡ya no podía hacer nada por él! Si de por sí era raro ver a un hombre haciendo ruidos con la boca mucho más raro sería verlo saltar al interior de una escuela. Lo bendije y me retiré.



Llegué a la casa. Platiqué  a mi hijo del suceso. A mi esposa le comenté del suceso. A mi hija le conté del suceso. Y se hizo el domingo. Lloviznas... lluvias... algo de viento... frío... y en la noche, cerca de las ocho de la noche, acompañado de mi esposa en la última vuelta de mi Harry para ir a descansar, lo oí: “¡twit!”



Mi boca imitó el sonido y obtuve una respuesta... caminé hacia unos matorrales, yerba crecida y ramas en el suelo... ¡ahí estaba! ¡Todo un valiente! Si lo dejaba en ese lugar, al paso de gente, a ras de suelo, en zona de perros, gatos y ratas, difícilmente podría sobrevivir pero... pues era un valiente, ya había sobrevivido no sólo a la caída de un nido, sino a un día lejos de sus padres. Aún más: Su valentía se percibió conmigo cuando osado, picoteaba mis manos tratando de evitar que lo tomara. Luchó pero una vez que se acomodó, descansó.



Íbamos de regreso a casa y le dije a mi esposa: “¿Oíste?” Acababa de escuchar un “twit” más fuerte... de seguro lo llamaron sus padres, le dije.



Ya en casa, pedí a mi esposa que calentara un poco de pollo... lo mastiqué hasta hacerlo papilla y traté de darle un poco. Comió a regañadientes, con un pico osado que lanzaba intentos de “touchés”. Lo resguardamos en una caja de cartón con una franela calientita y descansó.



En la mañana del lunes, salió  a flote su espíritu rebelde. Lanzó picotazos hasta cansarse. Después comió un poco de papilla de pollo mezclada con tantito plátano. En el suelo, sus plumillas mostraban su lucha o indicaban que ya estaba mudando.



Entonces recordé ese “twit”  en la noche. ¿Y si lo llevo al parque otra vez?



Tomé la caja y encaminé mis pasos hacia el parque. Seguí avanzando hasta estar cerca del jardín de niños y un “twit” desde la caja se escuchó. El polluelo sacaba la cabeza por uno de los hoyos como si hubiera percibido el aire de libertad, lo agradable que se sentía la resolana, el canto de otras aves.



Y entonces alcancé a oír esas plumas revoloteando en mi cabeza. Estoy seguro que era su madre el ave que acababa de posarse en uno de los tantos cables que cruzan las calles. Observaba la caja que llevaba y se mantuvo firme en ese sitio hasta que saqué al polluelo y lo alcé en el árbol más cercano a donde lo encontré el domingo por la noche. Hábil, subió por las ramas hasta que se confundió entre las hojas secas. Y pude ver cómo su madre volaba para situarse en la parte más alta del árbol.



“Twits, twits” empezaron a sonar.



Estuve un gran rato ahí observándolos y las dudas se apoderaron de mí. ¿Habré hecho bien en dejar libre al polluelo del “twit”? ¿Su madre lo alimentará? ¿En la noche sentirá el cobijo de esas grandes plumas? ¿O lo abandonarán?



No me da pena decir que esas dudas me hicieron llorar. No sé qué hubiera hecho usted...



Nuevamente lo bendije, por segunda ocasión, y me retiré no sin antes decirle adiós a “Nate” como quise llamarlo, porque fue esa tormenta quien lo trajo.



Claro... también pensé en el nombre de “Twitter”, por ese espíritu luchón, rebelde, atrabancado, sin temor... pero creo que de haberle dejado ese nombre en estos momentos seguiría preso en su caja de cartón... por supuesto, si yo fuera el Procurador.


Otras Entradas

Otras Entradas

¡Y el OPLE baila aaasí!

Ya les tocó bailar con la más fea en la elección pasada donde nomás el recurso no fluía... no es para menos, la administración de Javier Duarte no sólo se llevó al baile al OPLE, sino a muchos más.

Tres ex delegados a prueba

Son pocos pero significativos. A ojo de buen cubero, tenemos tres: Tomás Carrillo Sánchez, Marcos Castillo, Iraís Morales y si gusta apuntarlo, Renato Alarcón Guevara que se cuece aparte.

Jaque legislativo

Hasta el martes, el número de diputados que tenía la fracción legislativa del PAN con la inclusión de José Luis Enríquez Ambell y Sebastián Reyes Arellano, era de 18 "suspiritos azules".

Luna Escudero

Cuentan que en su centro, había una fuente rodeada de árboles de naranja agria y algunas bancas que permitían al transeúnte tomar el fresco. Hoy, lo mismo llegan a celebrar el triunfo de un campeonato de fútbol o protestar contra el Gobierno. Ha de disculpar el candidato, pero de todas las propuestas que hizo, la que me tocó en serio, fue la de imaginar a la Plaza Lerdo verde, lejos de ese pavimento que, cuando el sol está en su cenit, pareciera usar al transeúnte como conducto para unir sus calores.

Gina y Zaida

Tras la detención de Gina Domínguez Colio, en el PRI estatal se arrepienten del exceso de "huevos tibios" que hubo para con la presidenta de la Fundación Colosio porque cuánto se hubieran ahorrado de "bochornos políticos" cuando le pidieron el cargo y ésta, sencillamente se negó a entregarlo aduciendo artículos y leyes internos.

La oportunidad de Pascual

A Héctor Yunes Landa le causa extrañeza "la detención selectiva de priístas" en pleno proceso electoral.

Gasoducto: de las redes a las campañas

Cada vez que entra a Jardines de Xalapa un carro de gas con tanques de 20 y 30 kilos, los vecinos nos alertamos. Primero, porque nada tiene que estar haciendo ese vehículo en este conjunto habitacional; segundo, porque de cierto modo nos advierte que un vecino utiliza tanques en lugar del estacionario, por lo que de inmediato, se da alerta a Protección Civil municipal si se detecta a dónde se lleva el cilindro.

Gasoducto: de las redes a las campañas

Cada vez que entra a Jardines de Xalapa un carro de gas con tanques de 20 y 30 kilos, los vecinos nos alertamos.

Winckler, para rato

El tipo se le abalanzó con celular en mano con la clara intención de tomarse una selfie y con el otro brazo pretendía rodearle por el cuello, mientras él no alcanzaba a entender qué ocurría; entonces alcanzó a oír lo que le decía: "The Big Bang Theory! The Big Bang Theory!"

Nicanor

Para Nicanor Moreira, el formato del debate no permite que el ciudadano que lo observó, tenga un escenario más completo del proyecto que el candidato plantea, más cuando cada uno de los diez contendientes que tiene Xalapa, contó en las 2:10 horas que duró el evento, con un aproximado de 11:30 minutos aproximadamente para dar a conocer sus propuestas.

Hipólito

Cuando le pregunto si han analizado la posibilidad en la casa de que su esposa esté en Lomas del Estadio y él en la calle de Enríquez, se ríe y cuenta que sendas contiendas, una por la rectoría y el otro, por la alcaldía de Xalapa, son totalmente diferentes.

Winckler: institución o actuación

En cuatro meses, el palmarés no tiene parangón en mi memoria: un ex secretario de Seguridad Pública en la cárcel; un ex titular de Sefiplan, en la sombra; un ex gobernador, entambado por un rato y que hoy vive un proceso penal en su domicilio ¡ah! y ya sin notaría; un ex titular de la Comisión de Agua del Estado de Veracruz y ex titular de Infraestructura y Obra Pública, en chirona y uno del Seguro Popular que cayó en Pacho y tras ampararse, se hizo ojo de hormiga, así como un ex tesorero de Sefiplan que anda de pelada en cuanto recibió el pitazo de que iban por sus huesos. Éste es el palmarés que cualquier sociedad que clama justicia aplaude en la actuación de un funcionario al que hoy, un diputado acusado por el delito de robo y que no puede ser detenido por el fuero, pide su cabeza.

Cinthya Lobato... ¡ahí viene!

Cuando aparece, cualquiera hubiera imaginado en ese momento que José Domingo se inspiró en ella para escribir esa canción de mis 70's: "Viste pantalón vaquero", pero no... no venía de jeans, ¡al contrario! lucía un vestido rojo de encaje que hacía un contraste perfecto con su piel morena y su inconfundible cola de caballo. Cinthya Lobato se sentó y echó abajo de inmediato esa leyenda de que su estancia en Italia, fue para estudiar Diseño de Moda... estudió Historia del Arte y su profesión es Licenciada en Administración de Empresas.

El escenario Morena

Doy la vuelta a la manzana con Harry y Nina, la nueva integrante de la familia. Una señora, por arriba del quinto piso, muy amable, extiende su brazo para entregarme el último número de "Regeneración, el periódico de las causas justas y del pueblo organizado", vamos, el periódico de Morena, o del Peje.

Zairick y Diez Francos

Me tenía intrigado cómo iba a hacer su campaña Daniel Zairick en Orizaba, cuando la ciudad está impecable.