Dir. Alberto Morales
 
portada fotografia caricatura noticias columnas revista medios
¡A chip... su moto!

Y ahí me tienen, cumpliendo como buen ciudadano, con el canje de mis placas.

28/10/2011 01:24:27 - Xalapa, Ver. por Salvador Muñoz


 La cita la tenía a las siete de la noche, pero queriendo ganar tiempo, decidí salir de mi casa en punto de las seis para dirigirme al Museo Interactivo de Xalapa (MIX)... quién quitaba y salía antes de las siete.



Así que abordé mi moto y enfilé a mi destino. Varias decenas de metros antes de llegar al MIX, una enorme fila de vehículos, entre camiones, camionetas, carros, tractores y toda la fauna automecánica-motriz posible, hacía imposible el acceso a todos al Museo... a casi todos.



Amo la moto por la facilidad que tiene para meterse por aquí, por allá, ¡y colarse! No bien apenas me sentía un triunfador al pasar antes que todos, vi mi realidad: El área del estacionamiento a la entrada del MIX estaba atascada de unidades de todos colores y sabores así como una centena de personas esperando sentadas ser atendidas y una veintena más esperando que sus documentos fueran recibidos. Estacioné la moto en un lugar cercano a la recepción de papeles y me formé. Eran apenas las 18:20.



Debo reconocer que la fila se movía rápido. La joven receptora de documentos se ve que sabía su papel al derecho y al revés aunque tuviera una voz de sargento mal-parado.



Cuando tocó mi turno, expuse mis documentos: copia de factura, copia de mi credencial, la hoja que atestiguaba mi cita, mi comprobante de domicilio y por ahí, hasta el seguro de la moto y mi boleta de calificaciones de la prepa... por cualquier cosa.



La dama seleccionó los papeles que le interesaban, me pidió mi credencial de elector y documentos así como identificación los puso en mi mano y claramente me dijo: Cuando pase con mi compañero, se los da. Habrá visto mi cara de What! que pongo en cada trámite que tengo que hacer por el ataque de nervios que me posee cuando de burocracia se trata.



Acto seguido, me dice: Pase a esta fila (era la cuarta) y siéntese junto al señor de guayabera. Así  lo hice. Ya en plática con los vecinos de asiento y con el movimiento que se realizaba en la primera fila, entendí la mecánica:



Estaba en la cuarta fila porque allí  estaban los citados a las 19 y 19:20 horas. Los de adelante, los habían citado a las 18:40... la segunda fila era los de las 18:20 y la primera, a las 18 horas.



La única fila que se desplazaba hacia los lados era la primera hasta vaciarse totalmente. Entonces, la fila de atrás se desplazaba en orden hacia adelante.



Todo iba bien... a las 19:10 horas ya estaba en la segunda fila cuando entonces, una señora que estaba en mi fila, un poquito mayor a los 50 años, exclamó: “‘¡Se están metiendo a la fila!” señalando a la orilla de la primera. Una joven me preguntó si era cierto a lo que respondí que entendía que aunque habían llegado tarde, eran citados de las 18:40 horas, por eso los metían en esa fila previa a la nuestra. Parece que comprendió pero la señora de la exclamación no y empezó a instar a los cercanos a ella a saltarse la fila... acá entre nos, la tiré a loca cuando de repente, ella y tres más, ya se habían posesionado de los primeros lugares. Un señor de traje llamó a la cordura pero llegó una joven de camisa gris, logo de Finanzas, a tratar de meter orden pero la señora y sus muchachos no sólo se habían metido a lugares que no les correspondían, sino que se metían ya al segundo paso del trámite del canje de placas, que era la verificación de datos en computadora. Tras un ligero ajetreo, la calma volvió y la normalidad igual.



Pasé a que verificaran mis datos en computadora y una vez ello, fui a que un joven revisara mi moto y capturara su número de serie...



Finalizado ese proceso me pidieron que pasara por mi placa cuando me nombraran... ahí estuve esperando un breve rato hasta que oí mi nombre: Placa en mano pasé  y me pidieron que estampara mi firma. Puse la poderosa, me dieron mi placa, mi tarjeta de circulación y... y... ¿y mi chip?



Pues que todo este mundo perfecto del reemplacamiento se vino abajo cuando la joven me explicó (a medias) que para las motos ¡no había chip! ¿Entonces? ¿Por qué? Un movimiento de hombros a la vez que encogía la cabeza, y una sonrisa de “no sé” fue su respuesta... otro joven me dijo que era porque no había un lugar donde ponerlo... en pocas palabras, el chip, ese sistema electrónico que permite asociar los datos del dueño con el del vehículo, a través del cual se identificarán los vehículos robados y/o reportados como desaparecidos, ¡no lo tiene mi moto!



Es decir: ese sistema de lectura por radiofrecuencia y, de acuerdo a Arturo Bermúdez, secretario de Seguridad Pública del estado, cuyo sistema es inviolable e infalsificable a mí no me sirve... tendré que seguir cuidando por mi propia cuenta mi seguridad, la de mi familia y la de mis pocos bienes... ¡poca madre y yo sin chip! 




e-mail: dor00@hotmail.com



twitter: Los_Politicos



blog: http://lospoliticosveracruz.blogspot.com/


Otras Entradas

Otras Entradas

Tres ex delegados a prueba

Son pocos pero significativos. A ojo de buen cubero, tenemos tres: Tomás Carrillo Sánchez, Marcos Castillo, Iraís Morales y si gusta apuntarlo, Renato Alarcón Guevara que se cuece aparte.

Jaque legislativo

Hasta el martes, el número de diputados que tenía la fracción legislativa del PAN con la inclusión de José Luis Enríquez Ambell y Sebastián Reyes Arellano, era de 18 "suspiritos azules".

Luna Escudero

Cuentan que en su centro, había una fuente rodeada de árboles de naranja agria y algunas bancas que permitían al transeúnte tomar el fresco. Hoy, lo mismo llegan a celebrar el triunfo de un campeonato de fútbol o protestar contra el Gobierno. Ha de disculpar el candidato, pero de todas las propuestas que hizo, la que me tocó en serio, fue la de imaginar a la Plaza Lerdo verde, lejos de ese pavimento que, cuando el sol está en su cenit, pareciera usar al transeúnte como conducto para unir sus calores.

Gina y Zaida

Tras la detención de Gina Domínguez Colio, en el PRI estatal se arrepienten del exceso de "huevos tibios" que hubo para con la presidenta de la Fundación Colosio porque cuánto se hubieran ahorrado de "bochornos políticos" cuando le pidieron el cargo y ésta, sencillamente se negó a entregarlo aduciendo artículos y leyes internos.

La oportunidad de Pascual

A Héctor Yunes Landa le causa extrañeza "la detención selectiva de priístas" en pleno proceso electoral.

Gasoducto: de las redes a las campañas

Cada vez que entra a Jardines de Xalapa un carro de gas con tanques de 20 y 30 kilos, los vecinos nos alertamos. Primero, porque nada tiene que estar haciendo ese vehículo en este conjunto habitacional; segundo, porque de cierto modo nos advierte que un vecino utiliza tanques en lugar del estacionario, por lo que de inmediato, se da alerta a Protección Civil municipal si se detecta a dónde se lleva el cilindro.

Gasoducto: de las redes a las campañas

Cada vez que entra a Jardines de Xalapa un carro de gas con tanques de 20 y 30 kilos, los vecinos nos alertamos.

Winckler, para rato

El tipo se le abalanzó con celular en mano con la clara intención de tomarse una selfie y con el otro brazo pretendía rodearle por el cuello, mientras él no alcanzaba a entender qué ocurría; entonces alcanzó a oír lo que le decía: "The Big Bang Theory! The Big Bang Theory!"

Nicanor

Para Nicanor Moreira, el formato del debate no permite que el ciudadano que lo observó, tenga un escenario más completo del proyecto que el candidato plantea, más cuando cada uno de los diez contendientes que tiene Xalapa, contó en las 2:10 horas que duró el evento, con un aproximado de 11:30 minutos aproximadamente para dar a conocer sus propuestas.

Hipólito

Cuando le pregunto si han analizado la posibilidad en la casa de que su esposa esté en Lomas del Estadio y él en la calle de Enríquez, se ríe y cuenta que sendas contiendas, una por la rectoría y el otro, por la alcaldía de Xalapa, son totalmente diferentes.

Winckler: institución o actuación

En cuatro meses, el palmarés no tiene parangón en mi memoria: un ex secretario de Seguridad Pública en la cárcel; un ex titular de Sefiplan, en la sombra; un ex gobernador, entambado por un rato y que hoy vive un proceso penal en su domicilio ¡ah! y ya sin notaría; un ex titular de la Comisión de Agua del Estado de Veracruz y ex titular de Infraestructura y Obra Pública, en chirona y uno del Seguro Popular que cayó en Pacho y tras ampararse, se hizo ojo de hormiga, así como un ex tesorero de Sefiplan que anda de pelada en cuanto recibió el pitazo de que iban por sus huesos. Éste es el palmarés que cualquier sociedad que clama justicia aplaude en la actuación de un funcionario al que hoy, un diputado acusado por el delito de robo y que no puede ser detenido por el fuero, pide su cabeza.

Cinthya Lobato... ¡ahí viene!

Cuando aparece, cualquiera hubiera imaginado en ese momento que José Domingo se inspiró en ella para escribir esa canción de mis 70's: "Viste pantalón vaquero", pero no... no venía de jeans, ¡al contrario! lucía un vestido rojo de encaje que hacía un contraste perfecto con su piel morena y su inconfundible cola de caballo. Cinthya Lobato se sentó y echó abajo de inmediato esa leyenda de que su estancia en Italia, fue para estudiar Diseño de Moda... estudió Historia del Arte y su profesión es Licenciada en Administración de Empresas.

El escenario Morena

Doy la vuelta a la manzana con Harry y Nina, la nueva integrante de la familia. Una señora, por arriba del quinto piso, muy amable, extiende su brazo para entregarme el último número de "Regeneración, el periódico de las causas justas y del pueblo organizado", vamos, el periódico de Morena, o del Peje.

Zairick y Diez Francos

Me tenía intrigado cómo iba a hacer su campaña Daniel Zairick en Orizaba, cuando la ciudad está impecable.

El tridente de Everardo

Hasta el momento, hay de dos: o el PAN-PRD de Coatepec tiene un candidato "cachirul" en la figura de Luis Enrique Fernández Peredo; o la secretaría de la Función Pública es una entidad perversa para mantener su nombre en la lista negra de personas inhabilitadas para ejercer como servidor público.