Dir. Alberto Morales
 
portada fotografia caricatura noticias columnas revista medios videoteca
Yo soy prole

La propiedad más importante dentro de la clase baja en el pueblo romano eran sus hijos... por una sencilla razón: cuando crecieran, servirían como soldados al Imperio.

06/12/2011 01:28:58 - Xalapa, Ver. por Salvador Muñoz


A esos futuros soldados se les dio el nombre de “proletarii”, lo que hoy se conoce como “prole” que no es otra cosa que “hijos”.



Los tiempos fueron cambiando y hace años, el término “prole” se utilizó para referirse a la clase baja que, al carecer de cualquier propiedad, tenía que vender su fuerza de trabajo ante un patrón para poder subsistir... es la era moderna...



Hoy, podríamos decir que la “prole política” ya no da hijos al ejército imperial ni tampoco vende su fuerza de trabajo a un patrón... hoy, la “prole política”  tiene algo más valioso: su voto.



Claro, para saber si uno pertenece o no la “prole”, según estudios socio-económicos, debería preguntarse si usted pertenece a una familia que sobrevive con menos de seis mil pesos mensuales, sí, los mismos dineros que alguna vez consideró  Ernesto Cordero, alcanzan hasta para pagar “el cole”.



II



Esa familia sí que estaba jodida... su piso, era de tierra; su casa, con paredes de cartón; su techo, de lámina que amenazaba siempre con volar al primer ventarrón; tenían que caminar varios metros para cargar cubetas con agua porque no tenían el servicio; se iluminaban con velas; y en un reducido espacio de cuatro por cuatro, vivían papá, mamá, dos hijos y uno que venía en camino... ¡y sobrevivían con menos de seis mil pesos mensuales!



El gobierno, comprensivo, dadivoso, cariñoso, pero jamás paternalista, decidió ayudarlos... mandó escuadrones llamados pomposamente “solidarios” y transformaron entonces su entorno hogareño: a su piso le echaron cemento; a sus paredes, les pusieron block; su techo, con nuevas láminas, las afianzaron con tornillos sobre vigas; llevaron el sistema de agua potable y al mismo tiempo instalaron drenaje; postes de la CFE instalaron en su entorno; a la vez, vinieron otros postes: los de telmex y megacable... ya no mencionamos a la Coca y Bimbo, porque cerca de su casa, había una tiendita que siempre estaba bien surtida de este refresco y los dulces pastelillos...



¡Ah! y a la señora, le dieron una estufa Lorena, para que cuando cocinara, ya no se llenara de tanto humo la casa...



Sí, realmente parecía otra vivienda hasta que...



Entonces, al mes, llegó el recibo de agua... y también el de luz... ¡chin! Pues ni modo, hay que mandar a la “prole”, es decir, a los hijos, a chambear, pues ya tenían cable así como teléfono y pues mantener esos “lujos” cuesta... ¿y la estufa Lorena? Ésa todavía no la estrenan pues no hay necesidad de calentar los pastelillos y muchos menos el refresco...



III



Que no nos sorprenda Paulina con su expresión: “saludos a toda la bola de pendejos que forman parte de la prole y que sólo critican por pura envidia”... ¿qué podemos esperar en una sociedad clasista?



¡A huevo que hay clases! Vaya, si hasta en los camiones ya metieron ese rimbombante nombre de “Servicio Platino”... si en el cine hay pantallas,Mega pantallas y películas en tercera dimensión... si en el estadio hay Palcos y gradas... si en nuestra educación hay escuelas públicas y privadas... ¡vaya! no en balde la expresión: “Hasta en los perros hay clases”... ¿por qué nos sorprende Paulina Peña con su expresión?



Lo pongo más sencillo: Estoy al servicio de un patrón porque me paga por mi trabajo... luego entonces, dijera Marx: Soy prole... ¿usted está en esas condiciones? ¿Le pagan por su trabajo o paga porque le trabajen?



Somos un país de prole, yo, usted, casi todos somos prole...



La única precisión que hay que aclararle a la joven Paulina es que, como bien dice el amigo Armando Ortiz, si bien nosotros somos prole, el pendejo es su padre... no más. 




e-mail: dor00@hotmail.com



twitter: Los_Politicos



blog: http://lospoliticosveracruz.blogspot.com


Otras Entradas

Otras Entradas

Veracruz

La noche del sábado pude haberla disfrutado mucho...

Espionaje a medias

Intento ordenar mis pensamientos porque quiero tratar el asunto del espionaje, pero es difícil empezar a escribir cuando la Mujer me muestra a una "escort" del bajío, cuyas proporciones en nalga y pecho se contraponen a su diminuta cintura... "trae chaparrera" me dice, mientras me muestra el trasero de esa joven, cara de niña, que me recuerda lo poco que enseña de su rostro, a Ximena Sariñana.

Congruencia legislativa

Haciendo cuentas, a ojo de buen cubero, la decisión en pro o contra el desafuero de Eva Cadena Sandoval por parte de la LXIV Legislatura podría darse en unos quince días.

Senadores y alcaldes

"Jamás pensamos que un día íbamos a votar por el PRI", era la frase con la que se topó durante su campaña el hoy alcalde electo de Perote, Juan Francisco Hervert Prado, quien ocurrente, respondía: "No se preocupen... ¡voten por el Verde!"

La reelección de Pepe Mancha

En términos simples, la dirigencia de Pepe Mancha podría resumirse así: Una gubernatura, una bancada equilibrada y más de cien alcaldías.

La dirigencia del PRI

Cuestiona un amigo mi negativa a que se incorpore Américo Zúñiga Martínez a la dirigencia estatal del PRI.

Anemia legislativa

Es cuestión de observar y preguntar: ¿Quién falta por salir en un audio, un video, un escándalo?

¡Y Héctor voló!

Según este miércoles, a las siete de la mañana, estaría "invitado" Héctor "N" para presentarse ante la Fiscalía "N" para responder a los señalamientos que le hiciera uno de los más emblemáticos símbolos del duartismo, y si volteamos un poco hacia atrás, del fidelismo, y quien por cierto llegó con el alemanismo: Arturo "N".

El Jamás de Renato

Me enseña su reloj de los Tiburones Rojos a manera de respuesta cuando le pregunto a qué equipo le va.

Las matemáticas del poder

Cuando a finales del siglo pasado, el PRI perdió 107 alcaldías, fue el escándalo. ¿Por qué? Porque en lugar de festejar el avance de la democracia, nos regodeamos con el fracaso del partido en el poder. ¡Ah! Perdón... La derrota tuvo nombre, apellido y padre: Miguel Ángel Yunes Linares.

Caciques triunfadores

La pasada elección dejó en claro que a veces, los que ganan en las urnas no necesariamente son los candidatos, por ende, no necesariamente han de ser los que van a gobernar y no, no es por esa percepción que se tiene en torno a Xalapa con Hipólito Rodríguez Herrero, o Boca del Río, con Fernando Yunes Márquez, de quienes se dice que los que van a mandar realmente son Andrés Manuel López Obrador o Miguel Ángel Yunes Linares, respectivamente... nos referimos a los pequeños o grandes cacicazgos atrás de un triunfador en las urnas.

Los 3 independientes

De los 270 candidatos independientes que participaron en cuatro entidades por un cargo de representación popular, sólo tres alcanzaron a subir al podium de los triunfadores y los tres se dieron en Veracruz: Isaac García Álvarez, en Coahuitlán; Tavo Pérez Garay, en San Andrés Tuxtla; y Christian Romero Pérez, en Tlacotalpan.

Fernando Yunes Márquez, candidato electo por Veracruz, presume sus 102 mil votos que le dieron el triunfo en el Puerto, pero a la vez, igual hace alarde de ser el candidato más votado en la entidad, título que ostentaba en su momento Elizabeth Morales García con más de 95 mil votos en Xalapa.

Pepe 2018

Le pregunto si en sus escenarios, al igual que en los de Héctor, incluso el mismo Miguel Ángel, tienen contemplado que así como hay una animadversión en este momento para el PRI, este mal humor social pueda impregnar al apellido Yunes, más cuando en las últimas dos elecciones para Gobernador (2010 y 2016) ha participado este apellido y es posible, muy posible, que en el 2018, lo tengamos otra vez en tres personalidades en la disputa por la candidatura en sus respectivos partidos.

El triunfador en las elecciones

Van a dar las nueve de la noche, y bajo el riesgo de que aquí al día de mañana las cosas cambien (aunque lo dudo) la percepción que se tiene en torno a estas elecciones, es que hay varios triunfadores donde su circunstancia es lo que los posiciona como tales, incluso, hasta perdiendo hay quienes salen ganando.