Dir. Alberto Morales
 
portada fotografia caricatura noticias columnas revista medios videoteca
Naguales y guaruras

Su sola mención ya significaba un escalofrío recorriendo nuestro cuerpo.

07/12/2011 09:25:06 - Xalapa, Ver. por Salvador Muñoz


 Ni siquiera pensar en salir a la calle o al enorme patio que había en la casa del abuelo. Sí... teníamos miedo a alguien o algo que nunca habíamos visto u oído. Sólo teníamos noción de sí, por la narración de mi madre o mi tía que juraban que ellas la vieron en el campo flotando entre los sembradíos... era ¡la Llorona!



¿Recuerdan su grito?



“¡Aaayyy mis hijos!”



Los domingos por la tarde, si no mal recuerdo, en el canal 4, vía una telefunken, alguna vez vi la película de La Llorona lo que dio forma y figura a ese ente que me inspiraba temor...



II



Por supuesto, en mis relatos de terror de la bella Orizaba, no podía faltar aquél que refiriera al nagual...



Por más que intento, no puedo recordar quién me contó esa historia, pero lo que sí recuerdo tan fresco como estante de frutas y verduras, es que me decían que ocurrió  en el patio de la estación del ferrocarril.



El patio del ferrocarril es el lugar donde había máquinas y carros parados, esperando ser movidos para trasladarse a un nuevo destino, por lo que su dimensión, su tamaño, era inmenso. Además, las penumbras eran cómplices no sólo de sombras imaginarias rondando al valiente que pasara por allí, sino también de mariguanos y malvivientes que en más de una ocasión ofendieron a mi Orizaba por sus crímenes.



Pues según me contaban, un hombre, cierta noche, de regreso a su casa, se le ocurrió pasar por el patio de la estación del ferrocarril y en su camino, de manera sorpresiva, se le cruzó un enorme perro negro que le impedía el paso.



Juraba que sus ojos chispeaban y se veía amenazante. El hombre, narran, no podía avanzar pues el tamaño del animal, además de inmenso, provocaba un miedo paralizador.



¡Era un nagual!



Así es... ese brujo o bruja con poder de mutar en cualquier animal, lo tenía enfrente pero, según cuenta la leyenda, la única forma de hacer mover del camino a un nagual, si alguien tenía una pistola, era poniendo la señal de la cruz sobre el arma y si disparara contra el ente, con la seguridad de que si se le impactaba, sería herido. En su defecto, si la persona traía un cuchillo, bastaba hacer lo mismo con los dedos cruzados, y amedrentarlo. Pero el recurso más efectivo, sin lugar a dudas, afirmaban, era insultar al nagual para que se apartara del camino.



III



Voy camino al trabajo y a punto de dar la vuelta para llegar a la oficina, algo llama poderosamente mi atención... no, no es ningún nagual que se cruza en mi camino... es un inusitado movimiento de guaruras... uno, dos, tres, cuatro... un policía con arma larga cruzando la avenida con la vista aguzada... otros amigos se han percatado de la presencia “guaruril”. “¿Pasó algo?”, les pregunto mas no saben qué ocurre, pero están observando.



Otro amigo me cuenta que una camioneta blanca, de manera imprudente, se le cerró a un motociclista a punto de mandarlo al suelo... la indignación se asoma en el rostro del hombre sobre dos ruedas que, valiente, sin medir las consecuencias, reclama al cafre que resulta ser conductor de una unidad que parece ser de Gobierno del Estado por la prestancia y servilidad con la que acuden los policías de la caseta de la avenida Araucarias.



Una mujer desciende entre un diamante (formación de protección entre guaruras) y se dirige a un Spa que acaban de inaugurar en dicha avenida. El chofer imprudente se hace de palabras con el motociclista que termina lanzando mentadas de madre y se retira mientras se desperdigan los guaruras y los policías cerca del Spa, por el parque del Huarache y esperan pacientes la salida de la dama...



IV



Sí, para muchos, las historias de terror que nos contaban nuestros padres han cambiado... hoy, esos cuentos narran escalofriantes embotellamientos en varias de nuestras calles, muertos arrojados en las avenidas, salarios de miedo tanto para pobres (cómo sobrevivir con eso) como para políticos (cómo es posible que ganen eso) y para rematar, rendición de cuentas de nuestros funcionarios donde todos, cada uno de ellos, desde diputados, alcaldes, gobierno estatal y federal, nos hablan de un mundo de caramelo que no refleja el diario acontecer de nuestros cuentos espeluznantes de cada día...



Creo que tendré que empezar por contarle a mis hijos las leyendas de la Llorona y el nagual... total... no creo que les dé tanto miedo como encontrarse un día de estos con los naguales que sirven de escolta a nuestras autoridades. 




e-mail: dor00@hotmail.com



twitter: Los_Politicos



blog: http://lospoliticosveracruz.blogspot.com/


Otras Entradas

Otras Entradas

Espionaje a medias

Intento ordenar mis pensamientos porque quiero tratar el asunto del espionaje, pero es difícil empezar a escribir cuando la Mujer me muestra a una "escort" del bajío, cuyas proporciones en nalga y pecho se contraponen a su diminuta cintura... "trae chaparrera" me dice, mientras me muestra el trasero de esa joven, cara de niña, que me recuerda lo poco que enseña de su rostro, a Ximena Sariñana.

Congruencia legislativa

Haciendo cuentas, a ojo de buen cubero, la decisión en pro o contra el desafuero de Eva Cadena Sandoval por parte de la LXIV Legislatura podría darse en unos quince días.

Senadores y alcaldes

"Jamás pensamos que un día íbamos a votar por el PRI", era la frase con la que se topó durante su campaña el hoy alcalde electo de Perote, Juan Francisco Hervert Prado, quien ocurrente, respondía: "No se preocupen... ¡voten por el Verde!"

La reelección de Pepe Mancha

En términos simples, la dirigencia de Pepe Mancha podría resumirse así: Una gubernatura, una bancada equilibrada y más de cien alcaldías.

La dirigencia del PRI

Cuestiona un amigo mi negativa a que se incorpore Américo Zúñiga Martínez a la dirigencia estatal del PRI.

Anemia legislativa

Es cuestión de observar y preguntar: ¿Quién falta por salir en un audio, un video, un escándalo?

¡Y Héctor voló!

Según este miércoles, a las siete de la mañana, estaría "invitado" Héctor "N" para presentarse ante la Fiscalía "N" para responder a los señalamientos que le hiciera uno de los más emblemáticos símbolos del duartismo, y si volteamos un poco hacia atrás, del fidelismo, y quien por cierto llegó con el alemanismo: Arturo "N".

El Jamás de Renato

Me enseña su reloj de los Tiburones Rojos a manera de respuesta cuando le pregunto a qué equipo le va.

Las matemáticas del poder

Cuando a finales del siglo pasado, el PRI perdió 107 alcaldías, fue el escándalo. ¿Por qué? Porque en lugar de festejar el avance de la democracia, nos regodeamos con el fracaso del partido en el poder. ¡Ah! Perdón... La derrota tuvo nombre, apellido y padre: Miguel Ángel Yunes Linares.

Caciques triunfadores

La pasada elección dejó en claro que a veces, los que ganan en las urnas no necesariamente son los candidatos, por ende, no necesariamente han de ser los que van a gobernar y no, no es por esa percepción que se tiene en torno a Xalapa con Hipólito Rodríguez Herrero, o Boca del Río, con Fernando Yunes Márquez, de quienes se dice que los que van a mandar realmente son Andrés Manuel López Obrador o Miguel Ángel Yunes Linares, respectivamente... nos referimos a los pequeños o grandes cacicazgos atrás de un triunfador en las urnas.

Los 3 independientes

De los 270 candidatos independientes que participaron en cuatro entidades por un cargo de representación popular, sólo tres alcanzaron a subir al podium de los triunfadores y los tres se dieron en Veracruz: Isaac García Álvarez, en Coahuitlán; Tavo Pérez Garay, en San Andrés Tuxtla; y Christian Romero Pérez, en Tlacotalpan.

Fernando Yunes Márquez, candidato electo por Veracruz, presume sus 102 mil votos que le dieron el triunfo en el Puerto, pero a la vez, igual hace alarde de ser el candidato más votado en la entidad, título que ostentaba en su momento Elizabeth Morales García con más de 95 mil votos en Xalapa.

Pepe 2018

Le pregunto si en sus escenarios, al igual que en los de Héctor, incluso el mismo Miguel Ángel, tienen contemplado que así como hay una animadversión en este momento para el PRI, este mal humor social pueda impregnar al apellido Yunes, más cuando en las últimas dos elecciones para Gobernador (2010 y 2016) ha participado este apellido y es posible, muy posible, que en el 2018, lo tengamos otra vez en tres personalidades en la disputa por la candidatura en sus respectivos partidos.

El triunfador en las elecciones

Van a dar las nueve de la noche, y bajo el riesgo de que aquí al día de mañana las cosas cambien (aunque lo dudo) la percepción que se tiene en torno a estas elecciones, es que hay varios triunfadores donde su circunstancia es lo que los posiciona como tales, incluso, hasta perdiendo hay quienes salen ganando.

Héctor 2018

Se le ve más delgado, pero no ese "delgado jodido" que agarró cuando anduvo en la pasada campaña por la gubernatura donde perdió 11 kilos, aunque asegura que cuando compitió para Senador, bajó 17 kilos 300 gramos.