Dir. Alberto Morales
 
portada fotografia caricatura noticias columnas revista medios videoteca
Silencio

Tres días de reposo... eso me dijo el doctor. No hablar ni esforzarme en ello. ¿Qué fue? Ni idea. Pero arruinó mi fin de semana.

22/01/2012 23:50:06 - Xalapa, Ver. por Salvador Muñoz


No pude ir a grabar el registro de Héctor y Pepe Yunes en sus aspiraciones al Senado ni asistí a la toma de protesta de Erick Lagos como dirigente del PRI.



En sí, permanecer en silencio tratando de comunicarme por medio de señales con mi esposa es a veces sumamente difícil aun cuando tengo un abecedario que alguna prima, en mi infancia, me enseñó.



No, no porque mi prima fuera sordomuda... tenía un lenguaje de señas para pasar y que le pasaran respuestas durante sus exámenes en sus años mozos de secundaria.



Pues ese lenguaje se lo intenté  enseñar a mi mujer pero creo que a veces le choca estar adivinando mis señas.



II



Recuerdo el caso de un amigo sordomudo, que un día, caminando por la avenida Xalapeños Ilustres, me lo encontré, lo saludé, con señas intercambiamos preguntas y respuestas, y cuando me despedía, sacó un celular y me pidió mi número. Ya se lo di y tomé el suyo. Nos deseamos lo mejor y cuando me di la vuelta caí: ¿Para qué querría mi número de celular si era sordomudo?



Por supuesto, en ese momento no pensé  en los mensajes por celular... y se me hizo en ese momento absurdo...



Bueno, no tanto... aún sigo esperando su mensaje.



III



Todo empezó el viernes.



Fui a desayunar con el amigo Vicente Luna. Mientras esperaba su arribo al restaurante, tomaba café  y un pan con relleno de chocolate. Llegó y empezamos a platicar. Todo iba perfecto. Como siempre, nuestra charla era con el ánimo de componer el mundo. Ya casi teníamos resuelto el Universo cuando me pusieron una copa de yogurth con frutas. Un bocado, dos bocados y después, un intenso dolor en la garganta... sí, fue explosivo. No lo esperaba ni hubo nada que lo anunciara. Seguimos desayunando pero mi alimento se volvió tortura.



Terminamos y hablé a la mujer para decirle que algo me estaba pasando en la garganta. Mientras me dirigía a la oficina, ella buscaría a un otorrinolaringólogo que me atendiera.



Subí a la moto y la tortura se hizo más intensa. Sus ligeros movimientos trepidatorios al pasar por baches, calles onduladas o topes, se proyectaban en la garganta.



Llegué al trabajo, chequé  lo que faltaba, ofrecí disculpas y me tuve que retirar. Ya el hablar, reír o cualquier cosa que saliera o entrara por mi garganta, era doloroso. Llegué a la casa, me instalé en la computadora y desde allí, todavía me di la oportunidad de dirigir el cierre del semanario ante los cambios que se dieron.



Y a esperar la cita con el doctor.



IV



Salí y decidí tomar un taxi y con esfuerzos, le di la dirección aproximada del consultorio. Creo que le hice la tarde al ruletero, porque habló hasta por los codos sin interrupción alguna ante mis continuos asentamientos de cabeza.



Al llegar al consultorio y tras murmurarle mi malestar, me preguntó si tenía contacto con químicos o si era alérgico a algo... pensé en mi alergia a la estupidez humana pero creo que no era a lo que se refería. Me revisó y me puso dos alternativas: Que me hicieran unos rayos X o una endoscopía en ese momento: Fue lo segundo ante la inmediatez y seguridad que daría su observación... bajo una advertencia: No habría anestesia para no alterar órgano si estaba dañada mi garganta.



Tras una expicación rápida y breve de la endoscopía (como si no lo supiera... Grrr) abrí la boca, sujeté mi lengua y la cámara inspeccionó mi tubo hasta el punto de la molestia...¡y nada!



Al menos quedó descartada una inflamación de epiglotis y a su vez influenza que según el galeno, habrían llevádome al hospital. Bacteria o virus. Medicamento e inyección. Y silencio. Mucho silencio.



V



Es cierto, el dolor ha disminuido. Como sin angustia pero no puedo hablar porque al hacerlo, me empieza a molestar. Así que recurro a las señales de un viejo lenguaje que alguna prima aprendió en la secundaria para que pasara o le pasaran las respuestas en los exámenes... aunque de poco me sirve, pues se despera un mucho... pero hemos de verle el lado bueno de las cosas: La mujer lleva dos días hablándome sin que la interrumpa para nada.



Veremos mañana si ya puedo cantar... al menos en la regadera.



¡Chin! Debí haber ido al registro de Héctor y Pepe así como a la toma de protesta de Erick... ¡quién no dice que tengo un virus y hubiera contagiado a muchos políticos que quisiera verlos callados, sin hablar, ni hacer ruido! Bueno, ¡Ya será para la otra! 




e-mail: dor00@hotmail.com


Otras Entradas

Otras Entradas

Maldita inseguridad

El alcalde de Medellín, Luis Gerardo Pérez Pérez, pide a la cadena de tiendas donde roban frutsis y pingüinos, que contraten elementos de seguridad privada, después de que hace casi una semana, se perpetrara el atraco de seis de estos negocios en su municipio.

¡El Lover-nador!

Una relación extramarital teniendo como testigo de calidad a la PGR, hace que al menos, con la mano en la cintura, Karime Macías Tubilla, no tenga "Pero" para que obtenga el divorcio por parte de su infiel marido, sustentada su demanda bajo la fracción primera del artículo 141 del Código Civil jarocho, que reza así: Es causa de divorcio "el adulterio debidamente probado de uno de los cónyuges".

Veracruz, más que Duarte

Han de disculpar el tema, pero en lo particular, me preocupa sobremanera que amigos de cualquier punto del sistema solar, cuando citan Veracruz, su campo semántico arroje en primera instancia a Javier Duarte de Ochoa y todo lo que ello implica: corrupción, empresas fantasma, cáncer, desvío de recursos, y un largo etcétera.

Castigo a Veracruz

Javier Duarte de Ochoa guarda todos los males del planeta cual si fuera una moderna caja de Pandora que a veces pareciera "Caja china".

La más cara y peligrosa

El ingeniero Héctor Ignacio Sandoval Quezada ha pasado por los senadores Héctor Yunes Landa y Pepe Yunes Zorrilla; también ha pedido la intervención de los diputados federales Rocío Nahle y Cuitláhuac García y en sendos casos, la respuesta a su estudio, análisis, observación y advertencia, ha sido la misma: indiferencia total ante el hecho de que Veracruz tenga no sólo una de las carreteras más caras de México, sino del mundo, y a ello se le agrega un dato adicional: igual de peligrosa.

Veracruz en Flashmob y Flashback

No sé de quién fue la idea... pero fue fantástica. El video apenas lo vi este domingo, pero el evento ocurrió el sábado por la tarde en el parque Juárez... ¡cómo me hubiera gustado verlo en vivo!

Yunes y los medios

Hay quienes definen la relación de Yunes Linares con medios como muy mala, aunque creo que es cuestión de perspectivas.

Héctor Lechuga: Una broma a la tumba

¿Por qué Coatepec?, pregunté, un poco intrigado, y quizás un poco indignado.

Salarios del Congreso

Entiendo que la lista de personal del Congreso local donde exhibe un salario envidiable es viejo (más en estos tiempos de crisis de convenios, chayotes y mochadas), mínimo, con un mes de retraso o más, pero no por ello, deja de incomodar por los sueldos que se manejan.

Frida Celeste y sus chavos

La reunión de ex dirigentes juveniles, universitarios y otros más, fue un éxito.

Y si va Nahle por el Senado...

Se habla mucho de las candidatas veracruzanas a la Senaduría para este 2018, encasillando hasta el momento a tres damas: Anilú Ingram y Elizabeth Morales, por parte del PRI, así como por parte del PAN, a Indira Rosales San Román, aunque ahora ya empiezan a encartar a Yazmín de los Ángeles Copete Zapot por parte del PRD.

El perro de la camioneta

Tiene varios días que un joven llega en una camioneta Ford Explorer, entre gris y azul; se estaciona justo enfrente del contenedor de basura, y se dirige a uno de los edificios del módulo de Araucarias, específicamente al "A" en el segundo piso, de Jardines de Xalapa.

¿Trazos de un loco?

Fue en marzo o abril del 2014 cuando vi por primera vez uno de esos trazos. Colgado en una pared, enmarcado, llamó mi atención y por supuesto, quise saber qué era. Mi interlocutor me preguntó: "¿Qué te parece?"

Héctor y Pepe: Estrategias

Ahora sí, como dijera la canción "Despacito" pero poco a poco se nos van metiendo y lo mejor o peor, de acuerdo a los intereses de cada quien, igual nos van involucrando en su disputa interna. Así, tanto Héctor como Pepe Yunes nos convidan de su interés por ser uno de ellos el candidato del PRI a la Gubernatura.

Anilú o Ely... ¿y Javier?

Apenas el 26 junio, el Issste de Veracruz entregó uniformes e indumentarias a médicos, enfermeras, personal administrativo y asistencial de la Clínica Hospital Xalapa, la Estancia de Bienestar Infantil y las oficinas delegacionales.