Dir. Alberto Morales
 
portada fotografia caricatura noticias columnas revista medios videoteca
El Factor Gaviota

Si usted, como buen cristiano, durante este lapso religioso se refugió en templos o playas, es seguro que se libró, no de sus pecados sino de las campañas, a menos que haya tenido la mala suerte de haberse encontrado a nuestros diversos candidatos a cargos de representación popular, “en plan de disfrute”, paseando por los diversos centros turísticos de nuestro estado y país.

09/04/2012 00:27:03 - Xalapa, Ver. por Salvador Muñoz


Entonces, si fue así, se dio cuenta del acto “proletista”, no proselitista, en que anduvo Enrique Peña Nieto en tierras veracruzanas.



El movimiento político de ese día sacó a relucir un factor que desde el inicio de campaña del priista ha empezado a crecer, si no a la par, más fuerte que el mismo candidato: La Gaviota.



Le explico porqué:



Somos una sociedad amaizada, domesticada, mansa, aborregada. Nos educan con “Nosotros los pobres”, con “María la del Barrio”, con “Dos mujeres y un destino”, con “El Premio Mayor”, con “El derecho de nacer”, con “Destilando amor”, con “La Rosa de Guadalupe”, con “La que no podía amar”, para ir formando ideales totalmente alejados de la realidad, de nuestra realidad, y a su vez, van conformando “conductas” o “reacciones” ante hechos similares o que creemos similares a nuestro entorno como si fuéramos actores... y acabamos siendo marionetas.



Hoy por hoy, admiramos a actores, jugadores, modelos, cantantes y el objetivo de nuestras televisoras, es que también abramos el corazón a nuestros políticos... ¿cómo? Con una tesis tan sencilla como es una falacia de autoridad.



¿Y quién es el conducto de esa falacia? Pues Angélica Rivera, la actriz, la esposa, la compañera de fórmula del candidato a la presidencia de la República.



Sí, es un juicio muy cerrado y obtuso pero Angélica Rivera no puede desprenderse de su esencia como actriz y entonces no queda más que admirar el gran papel que está teniendo como co-protagonista en una campaña telenovelera donde ella es directora, productora, actriz de reparto y guionista de “Lo que mis ojos ven, lo que mi corazón siente”, como así ha llamado a su drama.



Es evidente que la fuerza histriónica la lleva Angélica, al ser imán no sólo en hombres, sino también en mujeres de todas las edades: ancianas que hoy tienen oportunidad de ver a La Gaviota en vivo y a todo color fuera de su pantalla; señoras “en edad de merecer” gritándole “sociaaa” a la esposa de Peña Nieto; y jóvenes, tomándose la foto con el celular en espera de una oportunidad de hacer su sueño realidad, ser descubiertas por Televisa y pasar a la fama para dejar esa miseria de vida que las tiene atrapadas.



Por eso, La Gaviota se deja querer, se deja abrazar, se deja besar; ríe cuando hay que reír; llora cuando tiene que llorar; es seria cuando se tiene que ser seria y discreta, sabe cuando tiene que dejar el lugar para que sea su esposo, el que se lleve las palmas, el reconocimiento del respetable y los honores... es su papel de consorte... el “script” perfecto, el guión para estar en la oportunidad de alcanzar por otra ocasión el Premio TVyNovelas con una actuación digna de Sarita García, de Libertad Lamarque, de Dolores del Río, donde el sacrificio de la mujer por sus hijos, por su esposo, es la mejor forma de seguir educando a nuestras mujeres mexicanas, siempre sumisas, siempre atentas, siempre agachadas, siempre a la sombra de un marido ejemplar, de un buen hombre, del político que es capaz de solucionar todos los problemas del país y ella lo sabe, por eso pide nuestro voto... no por ser actriz, no porque ése sea su papel, no por ser esposa... sólo para demostrarnos que hoy poy hoy, Televisa ya no sólo es capaz de hacer estrellas de rock, ni actores ni actrices... hoy Televisa es capaz de hacer ¡hasta Presidentes!



“Lo que mis ojos ven, lo que mi corazón siente” es que de lograrlo, mucho de ello se lo deba Peña Nieto no nada más a Televisa, sino al Factor Gaviota.


Otras Entradas

Otras Entradas

Congruencia legislativa

Haciendo cuentas, a ojo de buen cubero, la decisión en pro o contra el desafuero de Eva Cadena Sandoval por parte de la LXIV Legislatura podría darse en unos quince días.

Senadores y alcaldes

"Jamás pensamos que un día íbamos a votar por el PRI", era la frase con la que se topó durante su campaña el hoy alcalde electo de Perote, Juan Francisco Hervert Prado, quien ocurrente, respondía: "No se preocupen... ¡voten por el Verde!"

La reelección de Pepe Mancha

En términos simples, la dirigencia de Pepe Mancha podría resumirse así: Una gubernatura, una bancada equilibrada y más de cien alcaldías.

La dirigencia del PRI

Cuestiona un amigo mi negativa a que se incorpore Américo Zúñiga Martínez a la dirigencia estatal del PRI.

Anemia legislativa

Es cuestión de observar y preguntar: ¿Quién falta por salir en un audio, un video, un escándalo?

¡Y Héctor voló!

Según este miércoles, a las siete de la mañana, estaría "invitado" Héctor "N" para presentarse ante la Fiscalía "N" para responder a los señalamientos que le hiciera uno de los más emblemáticos símbolos del duartismo, y si volteamos un poco hacia atrás, del fidelismo, y quien por cierto llegó con el alemanismo: Arturo "N".

El Jamás de Renato

Me enseña su reloj de los Tiburones Rojos a manera de respuesta cuando le pregunto a qué equipo le va.

Las matemáticas del poder

Cuando a finales del siglo pasado, el PRI perdió 107 alcaldías, fue el escándalo. ¿Por qué? Porque en lugar de festejar el avance de la democracia, nos regodeamos con el fracaso del partido en el poder. ¡Ah! Perdón... La derrota tuvo nombre, apellido y padre: Miguel Ángel Yunes Linares.

Caciques triunfadores

La pasada elección dejó en claro que a veces, los que ganan en las urnas no necesariamente son los candidatos, por ende, no necesariamente han de ser los que van a gobernar y no, no es por esa percepción que se tiene en torno a Xalapa con Hipólito Rodríguez Herrero, o Boca del Río, con Fernando Yunes Márquez, de quienes se dice que los que van a mandar realmente son Andrés Manuel López Obrador o Miguel Ángel Yunes Linares, respectivamente... nos referimos a los pequeños o grandes cacicazgos atrás de un triunfador en las urnas.

Los 3 independientes

De los 270 candidatos independientes que participaron en cuatro entidades por un cargo de representación popular, sólo tres alcanzaron a subir al podium de los triunfadores y los tres se dieron en Veracruz: Isaac García Álvarez, en Coahuitlán; Tavo Pérez Garay, en San Andrés Tuxtla; y Christian Romero Pérez, en Tlacotalpan.

Fernando Yunes Márquez, candidato electo por Veracruz, presume sus 102 mil votos que le dieron el triunfo en el Puerto, pero a la vez, igual hace alarde de ser el candidato más votado en la entidad, título que ostentaba en su momento Elizabeth Morales García con más de 95 mil votos en Xalapa.

Pepe 2018

Le pregunto si en sus escenarios, al igual que en los de Héctor, incluso el mismo Miguel Ángel, tienen contemplado que así como hay una animadversión en este momento para el PRI, este mal humor social pueda impregnar al apellido Yunes, más cuando en las últimas dos elecciones para Gobernador (2010 y 2016) ha participado este apellido y es posible, muy posible, que en el 2018, lo tengamos otra vez en tres personalidades en la disputa por la candidatura en sus respectivos partidos.

El triunfador en las elecciones

Van a dar las nueve de la noche, y bajo el riesgo de que aquí al día de mañana las cosas cambien (aunque lo dudo) la percepción que se tiene en torno a estas elecciones, es que hay varios triunfadores donde su circunstancia es lo que los posiciona como tales, incluso, hasta perdiendo hay quienes salen ganando.

Héctor 2018

Se le ve más delgado, pero no ese "delgado jodido" que agarró cuando anduvo en la pasada campaña por la gubernatura donde perdió 11 kilos, aunque asegura que cuando compitió para Senador, bajó 17 kilos 300 gramos.

IVAI: Crítica pero propositiva

Son 43 los que aspiran al cargo de Comisionado vacante en el Instituto Veracruzano de Acceso a la Información (IVAI). Hay quienes tienen sus ideales bien remarcados para hacer de la transparencia un modo de ser y hacer en nuestros funcionarios y en el servicio público, como es el caso de Naldy Rodríguez quien con su exposición, lo deja en claro, su presentación también pudo incomodar a más de uno, por sus propuestas de trabajo.