Dir. Alberto Morales
 
portada fotografia caricatura noticias columnas revista medios videoteca
Carnitas, tortillas y chicharrones

Creo que la mujer habrá visto la cara de perro de carnicería que puse mientras estábamos afuera del taller esperando el carro.

25/04/2012 01:33:51 - Xalapa, Ver. por Salvador Muñoz


No era para menos: Un olor a tortillas mezclado con carnitas se desprendía de un estanquillo. “¿Quieres un taco?”, me preguntó y con la cabeza afirmé. Nos dirigimos al puesto y ordenamos unas picaditas y mientras esperábamos, pedí una tortilla sola, para echarle nomás salsa... ¡era una delicia que se convirtió en otra tortilla con salsa! Rematé con mis dos picaditas y dos tacos de lengua (no como los de Marco Antonio El Choriqueso Núñez) y un boing de guayaba.



Le pregunté a la señora que me atendía que si tenían mucho tiempo en ese lugar cocinando carnitas de res y me dijo que quizás como diez años, aunque la carnicería (que estaba al lado) tendría 30 años de servicio.



Sí, cómo han cambiado los tiempos, le decía a mi esposa. Recuerdo que cuando niño, la carnicería era carnicería. A eso como a las cuatro de la tarde, ya estaban lavando piso, tarimas, refrigerando la carne y listo.



Después vi cómo se fueron transformando algunas carnicerías. Metieron venta de pollo, salsas, preparaban la carne, incluyeron quesos, cremas; algunas empezaron a vender tacos de sesos con chile serrano picado y otras incluyeron “carnitas”...



La razón, ya no bastaba con la venta diurna normal de carne...



Entonces la casa del propietario de una carnicería, empezó a sufrir una transformación: Su patio se convirtió en estanquillo, en fondita, en restaurancito... ya fuera venta de carnitas, caldos, garnachas o tripas, el asunto era “buscarle para sacar el gasto”...



La verdad, el pasado sábado, comí que dio gusto tacos y carnitas, tan es así que todavía regresamos y no resistimos la tentación de echarnos otra tortillita con salsa, para guardar la línea...



II



En Perote, como creo que en muchos lugares de Veracruz y del país, cada domingo, los carniceros sacan su paila para preparar los chicharrones y carnitas de puerco.



¿Quién no ha disfrutado de un rico desayuno de asientos de chicharrón? Si no lo ha hecho, se lo ha perdido.



Nacateros que desde las seis de la mañana preparan sus utensilios para tenerlos listos a la hora que usted vaya, tienen una visita curiosa cada domingo...



Son dos damas que fieles como al llamado a misa, como si sus fosas nasales las guiaran hacia el olor a manteca hirviendo, se hacen presentes en cada carnicería.



¡No! No van a comprar ni carnitas, ni chicharrón, ni tripas, ni asientos, ni nada... pasan por una módica que cobran a los carniceros... 25 pesitos.



¿El concepto? ¡Por sacar la paila!



El impuesto municipal es pagado religiosamente cada semana por cada uno de los carniceros que hay a lo largo y ancho de Perote con todo y sus comunidades gracias al exhaustivo trabajo de dos hermanas que no les importa madrugar, con tal de hacer efectivo su trabajo: Ericka y Teresa Ponce.



En Perote son conocidas como buenas matraqueras del PRI además de que trienio tras trienio, cae en blandito Tere, como parte de ese último vestigio de un poder que cobra los favores otorgados a cada gobierno que hace hasta alcaldes y funcionarios a choferes, guardaespaldas, serviles y matraqueras...



Si bien no es gravoso el cobro de los 25 pesitos para los carniceros, les parece raro que no se extienda papel, documento, recibo o comprobante de este pago o de este tributo símil a los que hacía el Sheriff de Nottingham.



Sin embargo, no les extraña. Al final, el trabajo que hacen las hermanas Ponce no es más que un reflejo del que hace el alcalde de Perote... hacer como que hace para que al final, sean otros los que hagan tanto el trabajo limpio... y también el sucio.



Total, si hablamos de pailas, las carnitas y tortillas las ponen las hermanas Ericka y Tere (en ese orden), y Juan Manuel aplica la máxima que reina en un pueblo gobernado por caciques... en Perote, nomás sus chicharrones truenan.


Otras Entradas

Otras Entradas

Espionaje a medias

Intento ordenar mis pensamientos porque quiero tratar el asunto del espionaje, pero es difícil empezar a escribir cuando la Mujer me muestra a una "escort" del bajío, cuyas proporciones en nalga y pecho se contraponen a su diminuta cintura... "trae chaparrera" me dice, mientras me muestra el trasero de esa joven, cara de niña, que me recuerda lo poco que enseña de su rostro, a Ximena Sariñana.

Congruencia legislativa

Haciendo cuentas, a ojo de buen cubero, la decisión en pro o contra el desafuero de Eva Cadena Sandoval por parte de la LXIV Legislatura podría darse en unos quince días.

Senadores y alcaldes

"Jamás pensamos que un día íbamos a votar por el PRI", era la frase con la que se topó durante su campaña el hoy alcalde electo de Perote, Juan Francisco Hervert Prado, quien ocurrente, respondía: "No se preocupen... ¡voten por el Verde!"

La reelección de Pepe Mancha

En términos simples, la dirigencia de Pepe Mancha podría resumirse así: Una gubernatura, una bancada equilibrada y más de cien alcaldías.

La dirigencia del PRI

Cuestiona un amigo mi negativa a que se incorpore Américo Zúñiga Martínez a la dirigencia estatal del PRI.

Anemia legislativa

Es cuestión de observar y preguntar: ¿Quién falta por salir en un audio, un video, un escándalo?

¡Y Héctor voló!

Según este miércoles, a las siete de la mañana, estaría "invitado" Héctor "N" para presentarse ante la Fiscalía "N" para responder a los señalamientos que le hiciera uno de los más emblemáticos símbolos del duartismo, y si volteamos un poco hacia atrás, del fidelismo, y quien por cierto llegó con el alemanismo: Arturo "N".

El Jamás de Renato

Me enseña su reloj de los Tiburones Rojos a manera de respuesta cuando le pregunto a qué equipo le va.

Las matemáticas del poder

Cuando a finales del siglo pasado, el PRI perdió 107 alcaldías, fue el escándalo. ¿Por qué? Porque en lugar de festejar el avance de la democracia, nos regodeamos con el fracaso del partido en el poder. ¡Ah! Perdón... La derrota tuvo nombre, apellido y padre: Miguel Ángel Yunes Linares.

Caciques triunfadores

La pasada elección dejó en claro que a veces, los que ganan en las urnas no necesariamente son los candidatos, por ende, no necesariamente han de ser los que van a gobernar y no, no es por esa percepción que se tiene en torno a Xalapa con Hipólito Rodríguez Herrero, o Boca del Río, con Fernando Yunes Márquez, de quienes se dice que los que van a mandar realmente son Andrés Manuel López Obrador o Miguel Ángel Yunes Linares, respectivamente... nos referimos a los pequeños o grandes cacicazgos atrás de un triunfador en las urnas.

Los 3 independientes

De los 270 candidatos independientes que participaron en cuatro entidades por un cargo de representación popular, sólo tres alcanzaron a subir al podium de los triunfadores y los tres se dieron en Veracruz: Isaac García Álvarez, en Coahuitlán; Tavo Pérez Garay, en San Andrés Tuxtla; y Christian Romero Pérez, en Tlacotalpan.

Fernando Yunes Márquez, candidato electo por Veracruz, presume sus 102 mil votos que le dieron el triunfo en el Puerto, pero a la vez, igual hace alarde de ser el candidato más votado en la entidad, título que ostentaba en su momento Elizabeth Morales García con más de 95 mil votos en Xalapa.

Pepe 2018

Le pregunto si en sus escenarios, al igual que en los de Héctor, incluso el mismo Miguel Ángel, tienen contemplado que así como hay una animadversión en este momento para el PRI, este mal humor social pueda impregnar al apellido Yunes, más cuando en las últimas dos elecciones para Gobernador (2010 y 2016) ha participado este apellido y es posible, muy posible, que en el 2018, lo tengamos otra vez en tres personalidades en la disputa por la candidatura en sus respectivos partidos.

El triunfador en las elecciones

Van a dar las nueve de la noche, y bajo el riesgo de que aquí al día de mañana las cosas cambien (aunque lo dudo) la percepción que se tiene en torno a estas elecciones, es que hay varios triunfadores donde su circunstancia es lo que los posiciona como tales, incluso, hasta perdiendo hay quienes salen ganando.

Héctor 2018

Se le ve más delgado, pero no ese "delgado jodido" que agarró cuando anduvo en la pasada campaña por la gubernatura donde perdió 11 kilos, aunque asegura que cuando compitió para Senador, bajó 17 kilos 300 gramos.