Dir. Alberto Morales
 
portada fotografia caricatura noticias columnas revista medios videoteca
Un pueblo “feliz”

Mi madre dice que cuando nací, traía un tesoro...

04/05/2012 21:56:20 - Xalapa, Ver. por Salvador Muñoz


vamos, no era la torta bajo el brazo ni una estrella. Es más, estoy seguro que también, lector, en su génesis, tuvo el mismo tesoro que yo.



Muchos llaman “Inocencia” a este tesoro. Nuestro mundo es fascinante, arquetipo de comarcas waltdisneydianas, es el paraíso prometido, el edén, la tierra de Nunca Jamás sin piratas... que demasiado pronto desaparece ante el embate fuerte, recio y firme de una nalgada que nos despierta y hace ubicarnos en nuestra realidad...



A través de esa nalgada empieza el robo de nuestra “inocencia” y sabemos que el llanto entonces ha de ser parte de nuestra vida... lloramos por hambre, por estar miados o cagados, porque tenemos frío o calor, o porque no vemos al ser querido... actos que, sin querer, siguen robando nuestra “inocencia”...



II



Ha de cuestionarme por qué canijos pongo entre comillas “inocencia”... ¡ah! es que a veces, la “inocencia” pasa a ser sinónimo de ingenuo, de tonto y hasta de ignorante.



He de tomar el último punto bajo un silogismo tan simple como quizás, poco creíble pero no por ello divertido: La ignorancia es una forma de felicidad y el conocimiento es una forma de ir perdiendo inocencia. Luego entonces, quien conoce, no es feliz.



Imagine el lector a un pueblo educado, con criterio propio, con conocimiento de causa, inteligente y listo; sediento de saber, de aprender, consciente de su comunidad y de la importancia del bienestar común... sencillamente no sería feliz viendo a los hijos de la fregada que en este momento nos gobiernan y pretenden gobernar...



III



A lo mejor yo esté mal, pero tengo la sensación de que somos un pueblo ignorante. Eso no es lo catastrófico... somos un pueblo ignorante e infeliz porque (creo) confundimos el concepto eudomónico con pequeños triunfos, mínusculas metas, enanos objetivos como son “¡Es viernes!”; “¡Noche de antro!”, “¡Ganó el América!”, “¡Vamos al cine!”, “¡Chingue su madre el gobierno!”, y los que usted quiera agregar y crea merezcan estar en este estatus.



Y me dirá usted... ¿Y a qué viene todo este pinche teatro de inocencia, ignorancia y felicidad? ¡Pues al debate que se ha dado entre ver el debate de candidatos y ver batirse al Morelia contra Tigres! (por supuesto: descartado “Pequeños Gigantes”)



IV



He de confesarle algo... yo no he de ver el debate.



No, no, no, no... mi pasión por el fut no llega a tanto para ayudar a Salinas Pliego a esponjar su puto ego e inflar su mierda ratting... disculpen los exabruptos, pero a veces es necesario expulsarlos.



Tampoco he de perder el debate por irme al cine o simplemente ver una película en cualquiera de los canales que el cable nos ofrece.



¡Vaya! mucho menos he perdido el interés periodístico o morboso de ver a quién le rompen la madre con argumentos o ver quién dice más sandeces que el que escribe.



Además, fueran las razones que sean para no ver el debate, es parte de ese derecho llamado libre albedrío del que todavía podemos gozar un gran grueso de la población... por eso yo entiendo si usted el domingo sencillamente aplica un zapping a la hora del debate y busca otro canal.



Pero mis razones para no ver el debate este domingo son más sencillas... no hay tele en la oficina a la que acudiré este domingo por la noche.



V



No obstante ello, he de confesar que quizás no sea necesario verlo. Tengo entre dos candidatos mi voto y no creo que por mucho que se diga o haga, altere esa duda que tengo y que he de solucionar el primero de julio cuando esté frente a la boleta.



Y quizás no gane el candidato por el que usted vote... y entonces ha de maldecir a esas personas que se abstienen de sufragar porque son “felices”, pues realmente no les importa quién nos gobierne, porque a ellas, las abstencionistas, les valdrá madres su rumiar, su bilis y coraje de tener conciencia de que nuestra democracia se basa en mantener a un pueblo “feliz” con telenovelas, futbol, redes sociales donde echar nuestros venenos y para “los más felices”, para “los más radiantes”, para “los seguidores del eudemonismo”, decenas, centenas, miles de programas sociales que les quiten la preocupación de hacer las cosas por uno mismo... ¿para qué? para eso está papá gobierno y mamá telecracia.



Hoy, sólo por hoy, no le pido que sea “feliz”.



PD Votar como borrego es una forma de inmensa “felicidad”...



Buen fin.


Otras Entradas

Otras Entradas

Espionaje a medias

Intento ordenar mis pensamientos porque quiero tratar el asunto del espionaje, pero es difícil empezar a escribir cuando la Mujer me muestra a una "escort" del bajío, cuyas proporciones en nalga y pecho se contraponen a su diminuta cintura... "trae chaparrera" me dice, mientras me muestra el trasero de esa joven, cara de niña, que me recuerda lo poco que enseña de su rostro, a Ximena Sariñana.

Congruencia legislativa

Haciendo cuentas, a ojo de buen cubero, la decisión en pro o contra el desafuero de Eva Cadena Sandoval por parte de la LXIV Legislatura podría darse en unos quince días.

Senadores y alcaldes

"Jamás pensamos que un día íbamos a votar por el PRI", era la frase con la que se topó durante su campaña el hoy alcalde electo de Perote, Juan Francisco Hervert Prado, quien ocurrente, respondía: "No se preocupen... ¡voten por el Verde!"

La reelección de Pepe Mancha

En términos simples, la dirigencia de Pepe Mancha podría resumirse así: Una gubernatura, una bancada equilibrada y más de cien alcaldías.

La dirigencia del PRI

Cuestiona un amigo mi negativa a que se incorpore Américo Zúñiga Martínez a la dirigencia estatal del PRI.

Anemia legislativa

Es cuestión de observar y preguntar: ¿Quién falta por salir en un audio, un video, un escándalo?

¡Y Héctor voló!

Según este miércoles, a las siete de la mañana, estaría "invitado" Héctor "N" para presentarse ante la Fiscalía "N" para responder a los señalamientos que le hiciera uno de los más emblemáticos símbolos del duartismo, y si volteamos un poco hacia atrás, del fidelismo, y quien por cierto llegó con el alemanismo: Arturo "N".

El Jamás de Renato

Me enseña su reloj de los Tiburones Rojos a manera de respuesta cuando le pregunto a qué equipo le va.

Las matemáticas del poder

Cuando a finales del siglo pasado, el PRI perdió 107 alcaldías, fue el escándalo. ¿Por qué? Porque en lugar de festejar el avance de la democracia, nos regodeamos con el fracaso del partido en el poder. ¡Ah! Perdón... La derrota tuvo nombre, apellido y padre: Miguel Ángel Yunes Linares.

Caciques triunfadores

La pasada elección dejó en claro que a veces, los que ganan en las urnas no necesariamente son los candidatos, por ende, no necesariamente han de ser los que van a gobernar y no, no es por esa percepción que se tiene en torno a Xalapa con Hipólito Rodríguez Herrero, o Boca del Río, con Fernando Yunes Márquez, de quienes se dice que los que van a mandar realmente son Andrés Manuel López Obrador o Miguel Ángel Yunes Linares, respectivamente... nos referimos a los pequeños o grandes cacicazgos atrás de un triunfador en las urnas.

Los 3 independientes

De los 270 candidatos independientes que participaron en cuatro entidades por un cargo de representación popular, sólo tres alcanzaron a subir al podium de los triunfadores y los tres se dieron en Veracruz: Isaac García Álvarez, en Coahuitlán; Tavo Pérez Garay, en San Andrés Tuxtla; y Christian Romero Pérez, en Tlacotalpan.

Fernando Yunes Márquez, candidato electo por Veracruz, presume sus 102 mil votos que le dieron el triunfo en el Puerto, pero a la vez, igual hace alarde de ser el candidato más votado en la entidad, título que ostentaba en su momento Elizabeth Morales García con más de 95 mil votos en Xalapa.

Pepe 2018

Le pregunto si en sus escenarios, al igual que en los de Héctor, incluso el mismo Miguel Ángel, tienen contemplado que así como hay una animadversión en este momento para el PRI, este mal humor social pueda impregnar al apellido Yunes, más cuando en las últimas dos elecciones para Gobernador (2010 y 2016) ha participado este apellido y es posible, muy posible, que en el 2018, lo tengamos otra vez en tres personalidades en la disputa por la candidatura en sus respectivos partidos.

El triunfador en las elecciones

Van a dar las nueve de la noche, y bajo el riesgo de que aquí al día de mañana las cosas cambien (aunque lo dudo) la percepción que se tiene en torno a estas elecciones, es que hay varios triunfadores donde su circunstancia es lo que los posiciona como tales, incluso, hasta perdiendo hay quienes salen ganando.

Héctor 2018

Se le ve más delgado, pero no ese "delgado jodido" que agarró cuando anduvo en la pasada campaña por la gubernatura donde perdió 11 kilos, aunque asegura que cuando compitió para Senador, bajó 17 kilos 300 gramos.