Dir. Alberto Morales
 
portada fotografia caricatura noticias columnas revista medios videoteca
Los XV años de Dary

No está el lector para saberlo ni yo para contarlo, pero de lunes a viernes hago mis comidas en la oficina donde trabajo.

22/08/2012 23:55:00 - Xalapa, Ver. por Salvador Muñoz


No es porque no me quieran en mi casa (al menos eso creo), pero el trasladarme a ella equivale a unos 20 minutos en moto que se repiten de regreso, por lo que si me dieran una hora para comer, lo tendría que hacer en 20 minutos... ¿a quién chingaos le sabe una comida en 20 minutos a sabiendas de que tiene que salir corriendo para el trabajo?



Pero no soy el único que come en la oficina... casi todos... por eso puse “si me dieran una hora para comer”. Me dan dos horas y media. Ha de decir usted: ¡Fabuloso!



No se crea... le decía que casi todos comen en la oficina y es que salir a las dos de la tarde a casa, sea en carro particular, camión, taxi, es perder el tiempo de manera increíble... no a todos les gusta andar en moto.



Trasladarse entonces al centro en las otras alternativas, equivale a una aventura de una hora sin contar que no haya algún choque que se atraviese en el camino o quizás una manifestación de las que nunca faltan. Llegar a la casa es comer en menos de quince minutos y casi con la misma, salir corriendo ¡ah! es que hay reloj checador y con ello, si llegas tarde, a la mayoría le aplican descuento.



Aunque tengo la oportunidad de ir a comer a casa no voy, porque la mujer cuenta con una hora para comer en su trabajo y atravesar la avenida Lázaro Cárdenas en hora pico es como tratar de hacer méritos para ser beatificado o hasta santificado... así que si mi mujer saliera a comer llegaría hecha una diabla echando pleito contra Tránsito y el tráfico.



Leo a la directora de Turismo municipal de esta caótica ciudad, Dary López Andrade. Dice que el estado en que se encuentran las calles de la ciudad no es impedimento para dejar de promocionar la región...



¡Por supuesto! Las condiciones de avenidas, calles y carreteras son un problema mínimo... lo cabrón es el pinche tráfico... ¿qué chilango quiere salir de un embotelladero para meterse en otro? Les parece increíble que en una ciudad tan pequeña se perciba este caos...



No soy xalapeño de nacimiento, pero llego a esta ciudad enamorado de sus calles, de su llovizna, de sus casonas, de ese aire entre provinciano y cosmopolita que me hacía sentir en casa por la calidad y calidez de sus vecinos que, con las puertas abiertas, me recibían en sus hogares...



No me siento xalapeño, soy xalapeño y si algo quiero, es que esta ciudad crezca, ¡pero económicamente! ¡culturalmente! ¡humanamente!



Si estos tres elementos se aunaran a los que ya se tienen, se haría más atractivo Xalapa porque aunque se refieran a ella como la Atenas, sinceramente suena mejor “La-Penas”...



Lo he dicho y repito sin cansancio... salga y vea a la gente que camina hacia usted... son verdaderos zombies... indolentes, insensibles, respirando una altanería y soberbia que ofende... no conocemos el “Buenos días” para el desconocido porque si se lo dices a un caballero, se te queda viendo con recelo y si te responde, lo hace con un gruñido y quizás pensando “ese buey es puto”... y si se lo dices a una dama, dijera la canción: ¡se agacha y se va de lado!



¡Ya ganas cuando te encuentras una sonrisa de respuesta! Creo que debemos aprender a decir otra vez “Buenos días”, “Buenas tardes”, “Buenas noches”, para volver a entender la cortesía.



Nuestras calles son basureros... ¿cada vez que tiro basura en la calle fomento el empleo y las inversiones? Digo, porque veo gente que trabaja recogiendo lo que tiro y más carros recolectores...



No sé cómo se pueda llamar a ésta, nuestra sociedad, que “usa y desecha” sin peso de conciencia. Incluso, hay quienes cínicamente, sin vergüenza, tiran la basura donde se les da la gana; hay los discretos, que en un rápido movimiento, se deshacen de ella; el ocultista, aquél que mete su basura en los lugares menos insospechados; el atascado, que ve que el bote está lleno y sigue echando basura hasta desbordarla... en fin... una ciudad sucia que sus autoridades sólo cuidan el centro y sus ciudadanos descuidan lo demás, como que no dan ganas de visitar...



Tenemos un servicio de transporte urbano deprimente... armatostes circulando por callecitas; paran el tráfico porque su lugar de aparcamiento es ocupado por particulares que hacen caso omiso a señalamientos; arrojan cantidad de humo que es innecesario fumar para jodernos los pulmones... al menos he de reconocer que han bajado su temeridad a la hora de conducir... como turista, para qué quiero una central camionera ¡en pleno centro de Xalapa!



Yo, como turista, quisiera caminar por el centro tranquilamente. Entrando a Palacio de Gobierno y municipal para conocer su arquitectura... (¡ok! dejen los polis... ¡pinches paranoicos igual que yo!) salir y atravesar a la Plaza Lerdo o al parque Juárez sin tener que esperar un semáforo peatonal que me obliga a caminar aprisa porque el tiempo del peatón es más corto que el de un automovilista. Sí, el sueño de un Centro Histórico sin carros es sólo eso... un sueño.



Es esperanzador lo que dice Dary López... a lo mejor “en quince años (Xalapa) ya va a estar colocado como destino turístico”... sinceramente yo lo dudo... porque se pueden reparar baches, se pueden reparar calles, se pueden comprar más recolectores de basura, se pueden comprar más “armatostes urbanos” y hasta poner más semáforos con pasos peatonales ¡incluso hasta más puentes! pero lo que no se está haciendo es educar a nuestra gente...



Mientras pasan los quince años de Dary, seguiré comiendo en esta oficina...


Otras Entradas

Otras Entradas

Wifi, promesa de campaña

Dos son los candidatos a los que he escuchado una promesa sumamente interesante: wifi en toda la ciudad. En este caso, me refiero a Hipólito Rodríguez Herrero (de Morena por Xalapa) así como a Humberto Alonso Morelli (de PAN-PRD por Boca del Río).

¡Y el OPLE baila aaasí!

Ya les tocó bailar con la más fea en la elección pasada donde nomás el recurso no fluía... no es para menos, la administración de Javier Duarte no sólo se llevó al baile al OPLE, sino a muchos más.

Tres ex delegados a prueba

Son pocos pero significativos. A ojo de buen cubero, tenemos tres: Tomás Carrillo Sánchez, Marcos Castillo, Iraís Morales y si gusta apuntarlo, Renato Alarcón Guevara que se cuece aparte.

Jaque legislativo

Hasta el martes, el número de diputados que tenía la fracción legislativa del PAN con la inclusión de José Luis Enríquez Ambell y Sebastián Reyes Arellano, era de 18 "suspiritos azules".

Luna Escudero

Cuentan que en su centro, había una fuente rodeada de árboles de naranja agria y algunas bancas que permitían al transeúnte tomar el fresco. Hoy, lo mismo llegan a celebrar el triunfo de un campeonato de fútbol o protestar contra el Gobierno. Ha de disculpar el candidato, pero de todas las propuestas que hizo, la que me tocó en serio, fue la de imaginar a la Plaza Lerdo verde, lejos de ese pavimento que, cuando el sol está en su cenit, pareciera usar al transeúnte como conducto para unir sus calores.

Gina y Zaida

Tras la detención de Gina Domínguez Colio, en el PRI estatal se arrepienten del exceso de "huevos tibios" que hubo para con la presidenta de la Fundación Colosio porque cuánto se hubieran ahorrado de "bochornos políticos" cuando le pidieron el cargo y ésta, sencillamente se negó a entregarlo aduciendo artículos y leyes internos.

La oportunidad de Pascual

A Héctor Yunes Landa le causa extrañeza "la detención selectiva de priístas" en pleno proceso electoral.

Gasoducto: de las redes a las campañas

Cada vez que entra a Jardines de Xalapa un carro de gas con tanques de 20 y 30 kilos, los vecinos nos alertamos. Primero, porque nada tiene que estar haciendo ese vehículo en este conjunto habitacional; segundo, porque de cierto modo nos advierte que un vecino utiliza tanques en lugar del estacionario, por lo que de inmediato, se da alerta a Protección Civil municipal si se detecta a dónde se lleva el cilindro.

Gasoducto: de las redes a las campañas

Cada vez que entra a Jardines de Xalapa un carro de gas con tanques de 20 y 30 kilos, los vecinos nos alertamos.

Winckler, para rato

El tipo se le abalanzó con celular en mano con la clara intención de tomarse una selfie y con el otro brazo pretendía rodearle por el cuello, mientras él no alcanzaba a entender qué ocurría; entonces alcanzó a oír lo que le decía: "The Big Bang Theory! The Big Bang Theory!"

Nicanor

Para Nicanor Moreira, el formato del debate no permite que el ciudadano que lo observó, tenga un escenario más completo del proyecto que el candidato plantea, más cuando cada uno de los diez contendientes que tiene Xalapa, contó en las 2:10 horas que duró el evento, con un aproximado de 11:30 minutos aproximadamente para dar a conocer sus propuestas.

Hipólito

Cuando le pregunto si han analizado la posibilidad en la casa de que su esposa esté en Lomas del Estadio y él en la calle de Enríquez, se ríe y cuenta que sendas contiendas, una por la rectoría y el otro, por la alcaldía de Xalapa, son totalmente diferentes.

Winckler: institución o actuación

En cuatro meses, el palmarés no tiene parangón en mi memoria: un ex secretario de Seguridad Pública en la cárcel; un ex titular de Sefiplan, en la sombra; un ex gobernador, entambado por un rato y que hoy vive un proceso penal en su domicilio ¡ah! y ya sin notaría; un ex titular de la Comisión de Agua del Estado de Veracruz y ex titular de Infraestructura y Obra Pública, en chirona y uno del Seguro Popular que cayó en Pacho y tras ampararse, se hizo ojo de hormiga, así como un ex tesorero de Sefiplan que anda de pelada en cuanto recibió el pitazo de que iban por sus huesos. Éste es el palmarés que cualquier sociedad que clama justicia aplaude en la actuación de un funcionario al que hoy, un diputado acusado por el delito de robo y que no puede ser detenido por el fuero, pide su cabeza.

Cinthya Lobato... ¡ahí viene!

Cuando aparece, cualquiera hubiera imaginado en ese momento que José Domingo se inspiró en ella para escribir esa canción de mis 70's: "Viste pantalón vaquero", pero no... no venía de jeans, ¡al contrario! lucía un vestido rojo de encaje que hacía un contraste perfecto con su piel morena y su inconfundible cola de caballo. Cinthya Lobato se sentó y echó abajo de inmediato esa leyenda de que su estancia en Italia, fue para estudiar Diseño de Moda... estudió Historia del Arte y su profesión es Licenciada en Administración de Empresas.

El escenario Morena

Doy la vuelta a la manzana con Harry y Nina, la nueva integrante de la familia. Una señora, por arriba del quinto piso, muy amable, extiende su brazo para entregarme el último número de "Regeneración, el periódico de las causas justas y del pueblo organizado", vamos, el periódico de Morena, o del Peje.