Dir. Alberto Morales
 
portada fotografia caricatura noticias columnas revista medios videoteca
La razón a Bermúdez

A mis sobrinos de Orizaba les gustan mucho las fiestas... si fuéramos la familia P-luche, creo que yo sería el “niño anormal” porque cómo les encanta la pachanga a mis parientes mientras que yo la evito...

10/10/2012 00:26:29 - Xalapa, Ver. por Salvador Muñoz




Pero a como están las cosas, una salida a fiesta de mis sobrinos significa para mi hermana estarse mordiendo las uñas por la situación crítica que se vive en el municipio, por lo que, estando por allá, me atreví a darles unos consejos (no como don Miguel Alemán) cuando se vayan de “party”:


1) Cuando salgan, aborden de inmediato un taxi...



2) No se regresen caminando...



3) Eviten confrontaciones con pandilleros...



4) Eviten ser asaltados...



5) Eviten encontrarse con la Policía...



Creo que en Orizaba se mantiene todavía a la Policía Municipal... ¡Ojo, Bermúdez!



No sé hoy, pero en mis tiempos de reportero policiaco, la Policía Municipal tenía sus entradas extra a través de borrachos y novios.



En el primer caso, los ebrios eran “pasados por báscula” para ver si traían dinero, relojes, cadenas, pulseras... en la actualidad, se agrega celulares.



En el segundo caso, las patrullas de la Policía Municipal rondaban lugares solitarios y con las luces apagadas, circulando muy lentamente, se acercaban a vehículos estacionados y si sorprendían a una pareja de tórtolos en arrumacos intensos, eran amenazados con ser llevados a la comandancia donde la prensa los haría añicos al publicar sus fotos por cometer “faltas a la moral”...



Claro, el afligido galán y la aflojada doncella soltarían sus prendas amadas (los mismos objetos que tienen los ebrios) y serían liberados bajo la advertencia de no volver a hacer sus cositas... al menos en el carro...



Debo suponer que esas costumbres en la Policía Municipal ya son cosa del pasado... bueno... realmente tampoco creo que hayan desaparecido...



(No sé si todavía funcione esa tienda en Sayago donde curiosamente, muchos policías van a empeñar celulares, i-pods y una que otra laptop, además de otros aparatos)



Por eso les insisto a mis sobrinos sobre el punto 5... desconfiar de la Poli municipal.



Pero ayer, cuando Arturo Bermúdez Zurita, titular de Seguridad Pública presenta a su Policía Vial, la verdad no sé qué pretenda...



Hombres sin rostro, sin expresión, sin mirada... facciones ocultas bajo máscaras y lentes oscuros, con un arma corta que parecen salidos del comic y película que protagonizara Sylvester Stallone, Dredd, que en breve se habrá de poner de nuevo de moda; o si es amante de los juegos de video, “Halo”...



Trato de entender la posición de riesgo que guarda un elemento de la Policía en estos días... pero sinceramente en lugar de sembrar confianza, tranquilidad o paz, su imagen me genera incertidumbre, desasosiego...



Esos mismos sentimientos que agolpan cuando voy conduciendo y veo la proximidad de una, dos, tres o hasta cuatro patrullas de la Marina o de Seguridad Pública atrás de mí que me obligan a orillarme para que mejor pasen, sigan su camino...



La misma intranquilidad de que pasen y ver sus armas apuntando hacia abajo, sí, pero sin dejar de ser amenazantes.



Cosa distinta ocurre con los uniformados de Proximidad Social, policías de camisas blancas, teresiana, pantalón oscuro, pero con la cara descubierta que da la certeza de que se habla con una persona... ¡ésas sí me agradaron!



Espero que esa imagen que dieron en su presentación los elementos de la Policía Vial haya sido sólo una mala idea o un efecto como de los que gusta Bermúdez Zurita... ¡apantallador!



Quizás exagero, no sé cuál sea la opinión de la demás gente, pero se trata de que cuando vea yo a un uniformado, sienta confianza, sosiego y no tenga que recurrir al punto 5, por temor a la policía... ojalá el tiempo le dé la razón a Bermúdez.


Otras Entradas

Otras Entradas

Congruencia legislativa

Haciendo cuentas, a ojo de buen cubero, la decisión en pro o contra el desafuero de Eva Cadena Sandoval por parte de la LXIV Legislatura podría darse en unos quince días.

Senadores y alcaldes

"Jamás pensamos que un día íbamos a votar por el PRI", era la frase con la que se topó durante su campaña el hoy alcalde electo de Perote, Juan Francisco Hervert Prado, quien ocurrente, respondía: "No se preocupen... ¡voten por el Verde!"

La reelección de Pepe Mancha

En términos simples, la dirigencia de Pepe Mancha podría resumirse así: Una gubernatura, una bancada equilibrada y más de cien alcaldías.

La dirigencia del PRI

Cuestiona un amigo mi negativa a que se incorpore Américo Zúñiga Martínez a la dirigencia estatal del PRI.

Anemia legislativa

Es cuestión de observar y preguntar: ¿Quién falta por salir en un audio, un video, un escándalo?

¡Y Héctor voló!

Según este miércoles, a las siete de la mañana, estaría "invitado" Héctor "N" para presentarse ante la Fiscalía "N" para responder a los señalamientos que le hiciera uno de los más emblemáticos símbolos del duartismo, y si volteamos un poco hacia atrás, del fidelismo, y quien por cierto llegó con el alemanismo: Arturo "N".

El Jamás de Renato

Me enseña su reloj de los Tiburones Rojos a manera de respuesta cuando le pregunto a qué equipo le va.

Las matemáticas del poder

Cuando a finales del siglo pasado, el PRI perdió 107 alcaldías, fue el escándalo. ¿Por qué? Porque en lugar de festejar el avance de la democracia, nos regodeamos con el fracaso del partido en el poder. ¡Ah! Perdón... La derrota tuvo nombre, apellido y padre: Miguel Ángel Yunes Linares.

Caciques triunfadores

La pasada elección dejó en claro que a veces, los que ganan en las urnas no necesariamente son los candidatos, por ende, no necesariamente han de ser los que van a gobernar y no, no es por esa percepción que se tiene en torno a Xalapa con Hipólito Rodríguez Herrero, o Boca del Río, con Fernando Yunes Márquez, de quienes se dice que los que van a mandar realmente son Andrés Manuel López Obrador o Miguel Ángel Yunes Linares, respectivamente... nos referimos a los pequeños o grandes cacicazgos atrás de un triunfador en las urnas.

Los 3 independientes

De los 270 candidatos independientes que participaron en cuatro entidades por un cargo de representación popular, sólo tres alcanzaron a subir al podium de los triunfadores y los tres se dieron en Veracruz: Isaac García Álvarez, en Coahuitlán; Tavo Pérez Garay, en San Andrés Tuxtla; y Christian Romero Pérez, en Tlacotalpan.

Fernando Yunes Márquez, candidato electo por Veracruz, presume sus 102 mil votos que le dieron el triunfo en el Puerto, pero a la vez, igual hace alarde de ser el candidato más votado en la entidad, título que ostentaba en su momento Elizabeth Morales García con más de 95 mil votos en Xalapa.

Pepe 2018

Le pregunto si en sus escenarios, al igual que en los de Héctor, incluso el mismo Miguel Ángel, tienen contemplado que así como hay una animadversión en este momento para el PRI, este mal humor social pueda impregnar al apellido Yunes, más cuando en las últimas dos elecciones para Gobernador (2010 y 2016) ha participado este apellido y es posible, muy posible, que en el 2018, lo tengamos otra vez en tres personalidades en la disputa por la candidatura en sus respectivos partidos.

El triunfador en las elecciones

Van a dar las nueve de la noche, y bajo el riesgo de que aquí al día de mañana las cosas cambien (aunque lo dudo) la percepción que se tiene en torno a estas elecciones, es que hay varios triunfadores donde su circunstancia es lo que los posiciona como tales, incluso, hasta perdiendo hay quienes salen ganando.

Héctor 2018

Se le ve más delgado, pero no ese "delgado jodido" que agarró cuando anduvo en la pasada campaña por la gubernatura donde perdió 11 kilos, aunque asegura que cuando compitió para Senador, bajó 17 kilos 300 gramos.

IVAI: Crítica pero propositiva

Son 43 los que aspiran al cargo de Comisionado vacante en el Instituto Veracruzano de Acceso a la Información (IVAI). Hay quienes tienen sus ideales bien remarcados para hacer de la transparencia un modo de ser y hacer en nuestros funcionarios y en el servicio público, como es el caso de Naldy Rodríguez quien con su exposición, lo deja en claro, su presentación también pudo incomodar a más de uno, por sus propuestas de trabajo.