Dir. Alberto Morales
 
portada fotografia caricatura noticias columnas revista medios videoteca
Nachas planas

¿Se ha dado cuenta de que nuestros jóvenes tienen sus "nachas" planas?

04/11/2012 20:41:56 - Xalapa, Ver. por Salvador Muñoz




El viernes pasado creo haber dado con la razón de tal deformación glútea en ellos.


La mujer me invitó a una noche de "oldies" que, a lo que me contó, es una velada con canciones viejitas; música disco para mí, ochentera para ella.



Hice cuentas de cuándo fue la última vez que salí con la mujer a bailar por la noche y el hecho de no acordarme fue la señal para intentar sacudir la polilla y acepté.



El centro de reunión fue en Avila Camacho, allá por Los Tecajetes y en punto de las 9:30 pm llegamos y ¡oh! tras una rápida inspección del lugar, surgió una duda que la extendí a mi mujer... ¿y la pista de baile?



—No hay...



—Entonces... ¿dónde bailan?



Un mesero, muy atento, se presentó mientras ocupábamos una mesa para dos. Analicé la probabilidad de cómo me vería si pedía un café y deseché el resultado ante los convencionalismos que a mi alrededor se tomaban: vodka, piñas coladas, tequila con refresco de toronja... mi segunda opción era una botella con agua pero nadie alrededor cubría mi expectativa, así que opté por una cerveza oscura y mi esposa una margarita de mango.



Mi segunda pregunta nocturna para la mujer fue:



¿Y los "oldies"?



Si bien había buena música mi pretensión de escuchar algo de "mis tiempos" me tensaba y a cada nueva rola, mi pregunta volvía a sonar: ¿Y los "oldies"?



Una cerveza oscura "Indio" y una mini-mini margarita que desilusionó a mi esposa fue puesta en la mesa... ¿Y los "oldies"?



Unos amigos se unieron a nosotros y cambiamos de mesa... el mesero se acercó y nos sugirió que, ya siendo cuatro, nos convendría comprar una botella... la pareja de amigos de mi esposa casi no toma; mi mujer es la que maneja y yo, difícilmente me podria acabar una botella solo... agradecí la gentileza al mesero y la rechacé.



Sin embargo, noté que el atento mesero era persistente y fue con el amigo recién llegado que ya revisaba la carta y también le hizo la misma sugerencia: ¡Nos convendría mejor una botella que copear o chelear!



¿Y los "oldies"?



Algo de ese mago de Chiquilladas ¿Cómo se llama pregunté a mi mujer, quien me respondió: Alex Syntek... lo más viejo que escuchaba en ese lugar... vamos, hasta el amigo nos dijo que si a las 11 y media no había "oldies", nos retirábamos... mi esposa me corrigió, mi sordera me hizo escuchar eso pero realmente se refería a la poca asistencia concurrida.



Para pasadas las diez de la noche, el lugar lucía medio lleno entre jóvenes adolescentes, jóvenes y rucos, como yo y de repente... ¡Los Prisioneros! No, no se espante el lector... no había redada de Seguridad Pública ni nada de eso... me refiero al grupo ochentero que me hacía cantar y bailar "Tren al sur": ¡Y no me digan pobreee / por ir viajando así // No ven que estoy conteeento / no ven que soy feliz // viajando en ese tren que va al Suuur! cantaba emocionado de escuchar algo de "mis tiempos" e invité a la mujer a bailar, que, mordiéndose el rebozo, hizo que se me secaran en esos momentos mis ganas de bailar... ¡hey! entonces entendí el porqué no había pista de baile... la gente baila allí, a un lado de su mesa... pues allí pretendía danzar.



Otra cerveza y una mini-mini margarita más... "Earth Wind and Fire", música disco, los 70s, mis "oldies" sonando y la mujer se animó a bailar... ¡éramos la única pareja bailando! No me importaba... una buena tanda de "viejitas pero bonitas" que se vino abajo cuando el DJ metió a "Wisin y Yandel", que si bien los admira el Gobernador Javier Duarte, realmente no son de mi gusto lo que obligó a pedirle a la mujer que nos sentáramos. Eran pasadas las once de la noche y los jóvenes empezaron a llegar hasta atascar el "antro".



Los meseros parecen que tienen la consigna de checar que estés tomando porque continuamente, revisaban la cantidad de mi botella bajo el pretexto de levantar las servilletas.



Los "oldies" se mezclaron con 70s-2000, 80-2000 y la insistencia del mesero por checar cuánto tomaba me irritaba...



Para esa hora, si alguien me hubiera preguntado cómo bailar la música de Wisin y Yandel, les hubiera respondido: ¡Bien pedo! Digo, por el jovencito que ingresó al antro sumamente "servido" quien sin pudor alguno, se puso a bailar como Dios manda... digo, el Dios Baco.



El "punchis punchis" en su apogeo y entonces me di cuenta de una cosa... chavos y chavas bailan ¡en sus asientos! ¡Sí! ¡Sentados! Así que si ve que sus hijos o nietos tienen las "nachas" planas es porque restriegan su cola en sus asientos...



El misterio en esa noche estaba resuelto y yo, sordo... es evidente que esas noches de antro ya no son de "mis tiempos".


Otras Entradas

Otras Entradas

Espionaje a medias

Intento ordenar mis pensamientos porque quiero tratar el asunto del espionaje, pero es difícil empezar a escribir cuando la Mujer me muestra a una "escort" del bajío, cuyas proporciones en nalga y pecho se contraponen a su diminuta cintura... "trae chaparrera" me dice, mientras me muestra el trasero de esa joven, cara de niña, que me recuerda lo poco que enseña de su rostro, a Ximena Sariñana.

Congruencia legislativa

Haciendo cuentas, a ojo de buen cubero, la decisión en pro o contra el desafuero de Eva Cadena Sandoval por parte de la LXIV Legislatura podría darse en unos quince días.

Senadores y alcaldes

"Jamás pensamos que un día íbamos a votar por el PRI", era la frase con la que se topó durante su campaña el hoy alcalde electo de Perote, Juan Francisco Hervert Prado, quien ocurrente, respondía: "No se preocupen... ¡voten por el Verde!"

La reelección de Pepe Mancha

En términos simples, la dirigencia de Pepe Mancha podría resumirse así: Una gubernatura, una bancada equilibrada y más de cien alcaldías.

La dirigencia del PRI

Cuestiona un amigo mi negativa a que se incorpore Américo Zúñiga Martínez a la dirigencia estatal del PRI.

Anemia legislativa

Es cuestión de observar y preguntar: ¿Quién falta por salir en un audio, un video, un escándalo?

¡Y Héctor voló!

Según este miércoles, a las siete de la mañana, estaría "invitado" Héctor "N" para presentarse ante la Fiscalía "N" para responder a los señalamientos que le hiciera uno de los más emblemáticos símbolos del duartismo, y si volteamos un poco hacia atrás, del fidelismo, y quien por cierto llegó con el alemanismo: Arturo "N".

El Jamás de Renato

Me enseña su reloj de los Tiburones Rojos a manera de respuesta cuando le pregunto a qué equipo le va.

Las matemáticas del poder

Cuando a finales del siglo pasado, el PRI perdió 107 alcaldías, fue el escándalo. ¿Por qué? Porque en lugar de festejar el avance de la democracia, nos regodeamos con el fracaso del partido en el poder. ¡Ah! Perdón... La derrota tuvo nombre, apellido y padre: Miguel Ángel Yunes Linares.

Caciques triunfadores

La pasada elección dejó en claro que a veces, los que ganan en las urnas no necesariamente son los candidatos, por ende, no necesariamente han de ser los que van a gobernar y no, no es por esa percepción que se tiene en torno a Xalapa con Hipólito Rodríguez Herrero, o Boca del Río, con Fernando Yunes Márquez, de quienes se dice que los que van a mandar realmente son Andrés Manuel López Obrador o Miguel Ángel Yunes Linares, respectivamente... nos referimos a los pequeños o grandes cacicazgos atrás de un triunfador en las urnas.

Los 3 independientes

De los 270 candidatos independientes que participaron en cuatro entidades por un cargo de representación popular, sólo tres alcanzaron a subir al podium de los triunfadores y los tres se dieron en Veracruz: Isaac García Álvarez, en Coahuitlán; Tavo Pérez Garay, en San Andrés Tuxtla; y Christian Romero Pérez, en Tlacotalpan.

Fernando Yunes Márquez, candidato electo por Veracruz, presume sus 102 mil votos que le dieron el triunfo en el Puerto, pero a la vez, igual hace alarde de ser el candidato más votado en la entidad, título que ostentaba en su momento Elizabeth Morales García con más de 95 mil votos en Xalapa.

Pepe 2018

Le pregunto si en sus escenarios, al igual que en los de Héctor, incluso el mismo Miguel Ángel, tienen contemplado que así como hay una animadversión en este momento para el PRI, este mal humor social pueda impregnar al apellido Yunes, más cuando en las últimas dos elecciones para Gobernador (2010 y 2016) ha participado este apellido y es posible, muy posible, que en el 2018, lo tengamos otra vez en tres personalidades en la disputa por la candidatura en sus respectivos partidos.

El triunfador en las elecciones

Van a dar las nueve de la noche, y bajo el riesgo de que aquí al día de mañana las cosas cambien (aunque lo dudo) la percepción que se tiene en torno a estas elecciones, es que hay varios triunfadores donde su circunstancia es lo que los posiciona como tales, incluso, hasta perdiendo hay quienes salen ganando.

Héctor 2018

Se le ve más delgado, pero no ese "delgado jodido" que agarró cuando anduvo en la pasada campaña por la gubernatura donde perdió 11 kilos, aunque asegura que cuando compitió para Senador, bajó 17 kilos 300 gramos.