Dir. Alberto Morales
 
portada fotografia caricatura noticias columnas revista medios videoteca
Caridad y Paul
La mujer entraba a la zona boscosa a recolectar hongos para llevarlos a Perote y venderlos. Casa por casa, tocando puertas con su montón de setas. ¡Ya llegó Caridad!, era el grito coloquial y en un dos por tres, vendía su cosecha.
26/03/2013 01:05:03 - Xalapa, Ver. por Salvador Muñoz


 



Caridad entonces esperaba a que la naturaleza hiciera su trabajo para que, al poco tiempo, ella hiciera el suyo: recolectar hongos para irlos a vender.



Quienes la recuerdan, no saben desde cuándo era Caridad, la de los hongos, la de las setas, como tampoco saben cuándo Caridad dejó de pasar a sus casas, tocando puertas, para ofrecer su mercancía... pero sí entendieron la razón: la mano del hombre.



Esas zonas boscosas donde Caridad, a pie de árboles colectaba sus setas, fueron desapareciendo. La tala también hacía su trabajo contra la naturaleza. La industria con o sin chimeneas, las granjas, el desarrollo y el progreso, fueron cercando esos espacios por donde antes, libremente, Caridad juntaba sus hongos... ahora, le prohibían el paso.



Caridad entonces conoció el otro lado de su nombre... empezó a vivir de la caridad de sus hermanos peroteños al negarle el desarrollo y el progreso de la ciudad, su única fuente de empleo.



II



El desarrollo y el progreso trajo consigo lo novedoso: Equipos de cómputo, internet, servicio especializado. Entonces, los jóvenes se congregaban en un sitio para hacer trabajos, navegar por la web o simplemente reunirse... era Kat Computación. Su dueño tuvo el tino de abrir ese negocio... ¡fue un hitazo!



Quién habría de imaginar que allí tendría su primer encuentro con Caridad, la mujer de los hongos.



Caridad entonces ya deambulaba por las calles de Perote pidiendo caridad. Todos los años los traía encima. Le pesaban. Las puertas donde antes tocaba para ofrecer sus setas, ahora lo hacía para extender la mano donde sólo había de dos, quienes le ofrecían para un taco o quienes de plano ya no le abrían.



Por eso, cuando Caridad vio las puertas abiertas de Kat Computación y gente reunida, no dudó en entrar y pedir eso... un poco de caridad.



Un paso vacilante, dos... tres... pero fue interrumpido su caminar... el dueño, güero alto, espigado, le cortaba el paso: ¡Aquí no, aquí no! y con los brazos abiertos, como cuando las gallinas extienden las alas en forma de cobijo sobre sus pollos, fue llevando lentamente a Caridad a la salida... sí, en el negocio de Kat Computación Caridad no encontró caridad por parte de su dueño, Paul Martínez Marié.



III



Pero les decíamos que ese fue el primer encuentro cercano de Paul con Caridad... bueno, decir encuentro es un eufemismo... más bien fue desencuentro.



El segundo encuentro (éste sí, encuentro) fue hace poco, reciente, teniendo como marco, el 21 de marzo.



En esta ocasión, Caridad no fue corrida... fue so-corrida por Paul.



Trate el lector de imaginar la escena que este empresario subió a su página de Facebook: Paul hace entrega de un bastón con la mano izquierda a Caridad mientras con la derecha, sostiene el báculo de bambú que ocupaba la mujer para sostenerse.



Es obvio que ni Paul ha de recordar que Caridad fue la mujer que alguna vez sacó de su negocio ante la mirada de varios jóvenes peroteños que saben realmente quién es... es obvio que Caridad no guarda en la memoria el maltrato por parte de un miembro de la burguesía peroteña porque tiene otras cosas más importantes de qué preocuparse... como por ejemplo: comer.



¿Qué hizo cambiar de actitud a Paul Martínez Marié para con Caridad? ¿El Papa Francisco? ¿La entrada de la Primavera? ¿Su estrecha relación con Juan Manuel Velázquez Yunes?



La respuesta es simple: Paul Martínez Marié es político y hoy por hoy ¡anda en campaña! ¡Ahí tiene el PRI el verdadero rostro de su futuro candidato a la alcaldía peroteña!



Caridad, por supuesto, seguirá buscando caridad sin ni siquiera ponerse a pensar en la cruel jugarreta del destino que hizo de su nombre y persona, una búsqueda incansable en la demás gente.


Otras Entradas

Otras Entradas

Veracruz

La noche del sábado pude haberla disfrutado mucho...

Espionaje a medias

Intento ordenar mis pensamientos porque quiero tratar el asunto del espionaje, pero es difícil empezar a escribir cuando la Mujer me muestra a una "escort" del bajío, cuyas proporciones en nalga y pecho se contraponen a su diminuta cintura... "trae chaparrera" me dice, mientras me muestra el trasero de esa joven, cara de niña, que me recuerda lo poco que enseña de su rostro, a Ximena Sariñana.

Congruencia legislativa

Haciendo cuentas, a ojo de buen cubero, la decisión en pro o contra el desafuero de Eva Cadena Sandoval por parte de la LXIV Legislatura podría darse en unos quince días.

Senadores y alcaldes

"Jamás pensamos que un día íbamos a votar por el PRI", era la frase con la que se topó durante su campaña el hoy alcalde electo de Perote, Juan Francisco Hervert Prado, quien ocurrente, respondía: "No se preocupen... ¡voten por el Verde!"

La reelección de Pepe Mancha

En términos simples, la dirigencia de Pepe Mancha podría resumirse así: Una gubernatura, una bancada equilibrada y más de cien alcaldías.

La dirigencia del PRI

Cuestiona un amigo mi negativa a que se incorpore Américo Zúñiga Martínez a la dirigencia estatal del PRI.

Anemia legislativa

Es cuestión de observar y preguntar: ¿Quién falta por salir en un audio, un video, un escándalo?

¡Y Héctor voló!

Según este miércoles, a las siete de la mañana, estaría "invitado" Héctor "N" para presentarse ante la Fiscalía "N" para responder a los señalamientos que le hiciera uno de los más emblemáticos símbolos del duartismo, y si volteamos un poco hacia atrás, del fidelismo, y quien por cierto llegó con el alemanismo: Arturo "N".

El Jamás de Renato

Me enseña su reloj de los Tiburones Rojos a manera de respuesta cuando le pregunto a qué equipo le va.

Las matemáticas del poder

Cuando a finales del siglo pasado, el PRI perdió 107 alcaldías, fue el escándalo. ¿Por qué? Porque en lugar de festejar el avance de la democracia, nos regodeamos con el fracaso del partido en el poder. ¡Ah! Perdón... La derrota tuvo nombre, apellido y padre: Miguel Ángel Yunes Linares.

Caciques triunfadores

La pasada elección dejó en claro que a veces, los que ganan en las urnas no necesariamente son los candidatos, por ende, no necesariamente han de ser los que van a gobernar y no, no es por esa percepción que se tiene en torno a Xalapa con Hipólito Rodríguez Herrero, o Boca del Río, con Fernando Yunes Márquez, de quienes se dice que los que van a mandar realmente son Andrés Manuel López Obrador o Miguel Ángel Yunes Linares, respectivamente... nos referimos a los pequeños o grandes cacicazgos atrás de un triunfador en las urnas.

Los 3 independientes

De los 270 candidatos independientes que participaron en cuatro entidades por un cargo de representación popular, sólo tres alcanzaron a subir al podium de los triunfadores y los tres se dieron en Veracruz: Isaac García Álvarez, en Coahuitlán; Tavo Pérez Garay, en San Andrés Tuxtla; y Christian Romero Pérez, en Tlacotalpan.

Fernando Yunes Márquez, candidato electo por Veracruz, presume sus 102 mil votos que le dieron el triunfo en el Puerto, pero a la vez, igual hace alarde de ser el candidato más votado en la entidad, título que ostentaba en su momento Elizabeth Morales García con más de 95 mil votos en Xalapa.

Pepe 2018

Le pregunto si en sus escenarios, al igual que en los de Héctor, incluso el mismo Miguel Ángel, tienen contemplado que así como hay una animadversión en este momento para el PRI, este mal humor social pueda impregnar al apellido Yunes, más cuando en las últimas dos elecciones para Gobernador (2010 y 2016) ha participado este apellido y es posible, muy posible, que en el 2018, lo tengamos otra vez en tres personalidades en la disputa por la candidatura en sus respectivos partidos.

El triunfador en las elecciones

Van a dar las nueve de la noche, y bajo el riesgo de que aquí al día de mañana las cosas cambien (aunque lo dudo) la percepción que se tiene en torno a estas elecciones, es que hay varios triunfadores donde su circunstancia es lo que los posiciona como tales, incluso, hasta perdiendo hay quienes salen ganando.