Dir. Alberto Morales
 
portada fotografia caricatura noticias columnas revista medios videoteca
Obras, Tránsito y Ayuntamiento

La noche del lunes, mero enfrente de Palacio Municipal, se me ocurrió darle el paso a un carro.

03/04/2013 01:09:19 - Xalapa, Ver. por Salvador Muñoz


Paré, hice cambio de luces, y apenas se iba incorporando la unidad a mi carril, cuando un sorpresivo golpe por la parte de atrás, me avisaba que había sido alcanzado por otro vehículo. A través del retrovisor vi a un taxista con cara de compungido. Me bajo para ver si había algún daño y el taxista emprendió la graciosa huida. Una cantidad de claxonazos me hicieron coro y me tuve que retirar.



Hace algunos viernes, sobre la calle Constituyentes, a casi 50 metros de incorporarme a la avenida Chedraui Caram, cedí el paso a otro carro para que entrara a mi carril. Eso fue suficiente para que un VW sedán negro que iba atrás de mí, diera violento arrancón y me aventara el carro. Como el conductor quedó cerca de mi moto, le increpé si estaba loco, pendejo o qué. Su mano se movió hacia la altura de la cintura y opté nada más por mentarle la madre y emprender graciosa huida... las ventajas de la moto.



¿Se acuerda de la Ciclovía?



Leí la amenaza de un tipo que advertía a los ciclistas que les echaría el carro encima si se encontraba con ellos en su camino. Dicen en las redes sociales que el Ayuntamiento debió anunciar el uso de dicha ciclovía... no lo creo... sencillamente, muchos conductores no tienen respeto al peatón, al ciclista, al motociclista y mucho menos a otro conductor...



¿A qué voy con todo esto?



Que puede que se haga un Plan de Movilidad Urbana o puede que se arreglen calles y avenidas al por mayor, pero si no se tiene un mínimo de educación vial, la inversión que se aplique en la ciudad, sencillamente valdrá madres. Pero eso es sólo un paso... la educación vial.



II



En la unidad de Jardines de Xalapa, justo en el cruce de las vías del ferrocarril, se encuentran las calles de Huizache así como su privada. También la calle Díaz Ordaz que lleva al Sumidero y una rúa más sin pavimentar que está pegada a las vías férreas. Hablamos de cuatro calles que desembocan para salir en dos carriles hacia Pípila. Es decir, es un cuello de botella, cuello por cierto que estrangula todos los días el cruce de vías porque he contado hasta siete carriles tratando de salir en dos hacia Lázaro Cárdenas o hacia el centro. Créanme que la educación vial o el uno-por-uno y hasta la cortesía desaparecen para dar lugar a una Ley de la Selva... ¿o de concreto?



Cuando el Ayuntamiento de Xalapa inició los trabajos de pavimentación de Huizache así como de su privada, quienes por allí transitamos, pensamos en que se iba a liberar el tráfico, dando fluidez sobre la Avenida del Café, obra que tendrá más o menos un año de haberse inaugurado.



Hoy, ya sea en la mañana, en la tarde o en la noche, con sus horas pico, nada ha cambiado... sigue el mismo estrangulamiento sobre el cruce de las vías del tren.



¿Qué ocurre? Que las obras que ha hecho el ayuntamiento sobre la calle de Huizache y su privada, así como en la Avenida del Café no dejan de ser buenas obras pero subutilizadas... bueno, no tanto... algunos vecinos han hecho de esas calles estacionamientos privados que con botes y maderos apartan lugar. Otros más osados, han hecho de los camellones de Huizache talleres improvisados, incluso uno, hasta una placa de cemento echó para que no se hunda el carro en la tierra.



La obra municipal, entonces, es claro, no sirve si no hay una coordinación entre las autoridades locales con las de Tránsito, en este caso.



Lamentablemente para los xalapeños, nuestras autoridades de Tránsito creen que su función se concentra en el centro de la ciudad y por donde va a pasar el carro del Gobernador, para que se despliegue un intenso operativo a lo largo de su camino con agentes de tránsito a pie, en moto y en patrullas... ¡ah! también suponen que su función es interferir en el trabajo de fotógrafos con manotazos y empellones. La periferia ya no es su chamba.



Así, carros sobre camellones, sobre las banquetas, apropiándose de las calles, hacen lo que se les hincha la gana... igual que nuestras autoridades de tránsito... por supuesto, no todo recae en el picapiedra Roberto López Santoyo (no porque sea un troglodita con la prensa, sino porque tiene cierto parecido con Pedro, el de las caricaturas), sino también en las autoridades municipales... siendo más precisos, en el regidor Omar el Cariño Miranda, titular de la Comisión de Tránsito y Vialidad, quien de plano, le pedalea mucho, pero nomás en el centro de la ciudad.



Omar Miranda inició con muchos bríos pero sería bueno que llevara sus bicis a la periferia, como en el punto en que concentro este tema, y viera cómo las obras de Elizabeth Morales, que no dejan de tener su importancia, son subutilizadas por los ciudadanos por la incompetencia de Tránsito del Estado y de él.



Invitaría a López Santoyo, por ejemplo, el lunes próximo, una hora, entre las 8 y 9 am, para que viera cómo se complica la vialidad en el cruce de las vías de Jardines de Xalapa... pero sinceramente, temo que se caliente y que me eche a su secre particular... pero la invitación sí la hago efectiva al regidor (está de mi vuelo, jejejeje) para que constate el desmadre que se hace y sea portador ante Tránsito del Estado de qué se puede hacer, uno: para agilizar el tránsito; y dos: darle utilidad a dos buenas obras que representan la avenida del Café y Huizache... créanme que los ciudadanos lo agradeceremos...



Por lo tanto, concluyendo: a lo mejor, antes de un Plan de Movilidad Urbana y hasta de una ciclovía, primero se debería buscar educar al conductor (y de paso al peatón); a lo mejor, cuando se haga una obra por parte del Ayuntamiento, como en este caso, calles y avenidas, Tránsito del Estado debiera supervisar, involucrarse y maximizar ésta, hasta donde se pueda. Quien quite y hasta nos ahorraríamos no sólo miles de pesos, sino alcances, estrés, mentadas de madre y lo más valioso: ¡tiempo!


Otras Entradas

Otras Entradas

Cabify, "potencialmente peligroso"

En el punto 8 de las Condiciones de Uso General de la empresa Cabify, los dos últimos párrafos citan textualmente:

El rostro del asesino

A la hora de decidir qué foto subir en la opinión que daba la Mujer sobre la triste noticia que nos sacudió a la hora de la comida como fue saber que Mara Castilla había sido asesinada, ocurrió algo que me incomodaba... veía una y otra y más fotos de Mara y me resistía a poner su imagen... es que la veía feliz, riendo. Las fotos de Mara me aparecían por todos lados pero no me decidía por ninguna... entonces, decidí hacer lo contrario... no poner la foto de Mara, sino poner la imagen del sujeto que le arrebató la vida.

El citatorio a FHB y priístas vs Miyuli

El dilema que se dio ayer fue si el citatorio de la Fiscalía que llegó a las puertas de uno de los domicilios de Fidel Herrera Beltrán era una respuesta a la petición que hizo Erick Lagos de transparencia y rendición de cuentas al Gobierno de Veracruz por el caso "Yúnete". Como sea, creo que ambos eventos tienen su importancia y relevancia, ajena a las emociones propias que desencadenan los "ismos" de cada quien.

"Chueco" Hernández

¿Por qué en noviembre, recién instalada la LXIV Legislatura, ya se tenía programado cómo iba a quedar la Junta de Coordinación Política así como qué partido la encabezaría?

De "madrinas" a Madrinas

Es evidente que Guillermo Moreno Chazzarini es contador público y no físico, porque epistolarmente, echó abajo la tercera Ley de Newton: A cada acción, corresponde una reacción en igual magnitud pero en sentido inverso.

Se pone sus moños Pepe Yunes

"Yo esperaba..."; así tenía pensado iniciar mi columna atendiendo a la respuesta del Senador con respecto a los nueve meses de Gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares, un asunto totalmente político que para muchos, es observar a un Pepe Yunes Zorrilla con guantes, eso sí, de técnica depurada en el arte de fisteana, pero que igual, al pegar, duele.

Dos malditos

Acabo de ver una película basada en un comic japonés llamada "Death Note", que en español se traduce en algo tan simple como "La libreta de la muerte".

Veracruz: Una mala y otra buena

Ya iba a hacer meme el domingo por la noche, cuando me llega el Twitter de Roy Campos donde publica la imagen de "@TResearchMx: ¿Cuál es el estado menos pacífico de México?", siendo Guerrero el más violento ocupando el lugar 32. ¿Y Veracruz? ¡Qué creen? Está en el número 10, que si "leemos" la infografía que nos comparte el mero-petatero de Mitofsky, se pudiera decir que casi le falta nada, para entrar a los estados pacíficos del país.

El último de Héctor

Cualquier circunstancia, falla, tropezón o presencia, es aprovechada para sacarle raja, promocionar su mensaje, o mínimo, sacar la carcajada de los presentes. Un informe que si bien está lleno de labor legislativa o trabajo de gestoría, estuvo más salpicado de agradecer la presencia de sutano, perengano o merengano, ¡pero con chanfle! Por supuesto, no podía faltar la posición como oposición, para recargarle el caballo al Gobierno estatal, hoy en manos del PAN, cuando cita:

Crueldad veracruzana

Hay algo que tiene el veracruzano y el mexicano...

Los "Óscares" para Checo y Fer

Me preguntan del reconocimiento que le hacen al diputado Sergio Hernández Hernández por parte de la Napolitan Victory Awards, con sede en Washington, Estados Unidos. En sí, el legislador blanquiazul se hizo acreedor a un galardón nominado "Global Democracy Awards".

Yo sí puedo

Tres videos del Senador Héctor donde da a conocer, como lo marcan los cánones, en menos de 20 segundos, su mensaje que se concentra en dos puntos, que no son precisamente lo que hizo o no en el Senado, sino en el cómo inicia y en el cómo termina: "Soy Héctor Yunes Landa" y "Yo sí puedo".

Copete y Anilú

Hay quienes ven a la diputada local Yazmín Copete Zapot como candidata a la senaduría en la alianza PAN-PRD. Ha de tener algo para que sea considerada para tal aunque tenga yo visión muy corta que sea incapaz de ver ese "algo".

El mundo amarillo

A lo largo de mi vida, he visto cantidad de estrellas fugaces, pero jamás he pedido un solo deseo como lo marcan los cánones de la esperanza.

La suerte de Cándido

No conocí a Cándido y por ende, tampoco su trabajo. No obstante, debió ser un buen reportero y mejor persona por las muestras de afecto que le brindan algunos otros periodistas, fotógrafos y columnistas.