Dir. Alberto Morales
 
portada fotografia caricatura noticias columnas revista medios videoteca
Bienvenida Karime

 

 

El columnista, el articulista, el "opinista" (como me gusta calificarme), goza de un defecto increíble: asume que todo lo que escribe es verdad.

03/07/2013 00:29:02 - Xalapa, Ver. por Salvador Muñoz





¡En serio!, ¡de verdad!, quienes escriben (escribimos) así lo asumen. ¡Vaya el ego que se tienen (tenemos)!



Un chisme, un dato, un hecho, se detalla con el velo de la verdad porque ya sea uno, el que escribe, o nuestros lectores, nos permiten extenderlo, arroparlo o cubrirlo con ello.



En pocas palabras, el columnista, para generalizar, se cree el dueño de la verdad absoluta.



II



Cierta ocasión, Yayo Gutiérrez (Diario Política) tuvo una idea: Hacer una columna que tuviera varios autores y un mismo nombre... así surgió "Los Políticos" y participaban una vez a la semana, Magno Garcimarrero, Benjamín Garcimarrero, Angeles González y yo... lamento no recordar al quinto elemento porque éramos cinco los que escribíamos de lunes a viernes.



Magno, Benja y el tercero que no recuerdo, fueron intermitentes pero Ángeles González y un servidor nos mantuvimos escribiendo, tan es así, que ella, en "Al Calor Político", de vez en cuando escribe y sigue utilizando el nombre de la columna que nos heredó Yayo: Los Políticos... y no, no hay motivo para que peleemos por la propiedad. Somos amigos y en la amistad, esas cosas ni se cuestionan.



III



De las cosas curiosas en torno a una columna, están las cartas de réplica, que vienen a ser una ofensa para el columnista. Al principio, duelen tanto y hasta se puede tener un mal día... después, el tiempo te da la razón (¡ya ven! Insistimos en ser dueños de la verdad absoluta). Una columna abre puertas... y también las cierra. Te hace de amigos pero quizás más de enemigos. ¡Y aguas! Para un columnista, su peor enemigo es el halago... hacen perder el piso muy fácil... recuerdo el caso reciente de una novel columnista: Tendría acaso tres o dos publicaciones y no faltó quien se atrevió a asegurar que escribía mucho mejor que varios articulistas... ¡Iuuu! Ahí está el caso de Brenda Caballero, a quien le quitan mérito al creer que soy yo quien escribe sus "Números Rojos" (no tengo tanta sensiblildad) . Hace poco leía a un amigo, Mario Lozano, que decía que el columnista tenía que escribir también lo bueno del Gobierno... craso error del amigo... hay un chingo de columnistas que ya lo hacen... y hay cada vez menos que lo critican.



IV



Yo soy de la idea de que el columnista debe criticar al sistema, cualquier sistema que sea, ya es federal, estatal, municipal, legislativo, empresarial, religioso, vecinal, etcétera... por dos importantes razones:



Uno.- Le permite al sistema atender la demanda social, pues en la hipótesis, al final, el beneficiario debe ser el individuo, el ente social, el ciudadano, el vecino.



Dos.- Le permite al sistema corregir sus fallas, advertir sus debilidades y además, es una excelente válvula de escape que evita explosiones sociales.



Lamentablemente, en muchos de nuestros sistemas, al no permitir el Factor Uno, le es imposible detectar el Dos, lo que implica que nuestro Gobierno la siga y siga cagando.



V



Pero le decía al principio, el columnista, el articulista, el "opinista", se cree el amo de la verdad y todo lo que exponga en sus líneas puede superar incluso hasta a la Biblia... su palabra es Ley (por eso nos compran), su palabra es Dogma (por eso nos siguen), su palabra es Acción (por eso nos temen)... y no importa si la riega, tiene a su favor el tiempo, que en un día, borra todo.



Karime Macías lo ha de entender mejor. Posiblemente ya sepa la diferencia entre dar una opinión y dar un hecho... pero, no pasa nada. De los tropiezos se aprende y lo mejor que puede hacer un articulista, un columnista o un "opinista", cuando la caga, es limpiarla... Del error se aprende; del halago, nunca.



¡Bienvenida Karime!


Otras Entradas

Otras Entradas

Cabify, "potencialmente peligroso"

En el punto 8 de las Condiciones de Uso General de la empresa Cabify, los dos últimos párrafos citan textualmente:

El rostro del asesino

A la hora de decidir qué foto subir en la opinión que daba la Mujer sobre la triste noticia que nos sacudió a la hora de la comida como fue saber que Mara Castilla había sido asesinada, ocurrió algo que me incomodaba... veía una y otra y más fotos de Mara y me resistía a poner su imagen... es que la veía feliz, riendo. Las fotos de Mara me aparecían por todos lados pero no me decidía por ninguna... entonces, decidí hacer lo contrario... no poner la foto de Mara, sino poner la imagen del sujeto que le arrebató la vida.

El citatorio a FHB y priístas vs Miyuli

El dilema que se dio ayer fue si el citatorio de la Fiscalía que llegó a las puertas de uno de los domicilios de Fidel Herrera Beltrán era una respuesta a la petición que hizo Erick Lagos de transparencia y rendición de cuentas al Gobierno de Veracruz por el caso "Yúnete". Como sea, creo que ambos eventos tienen su importancia y relevancia, ajena a las emociones propias que desencadenan los "ismos" de cada quien.

"Chueco" Hernández

¿Por qué en noviembre, recién instalada la LXIV Legislatura, ya se tenía programado cómo iba a quedar la Junta de Coordinación Política así como qué partido la encabezaría?

De "madrinas" a Madrinas

Es evidente que Guillermo Moreno Chazzarini es contador público y no físico, porque epistolarmente, echó abajo la tercera Ley de Newton: A cada acción, corresponde una reacción en igual magnitud pero en sentido inverso.

Se pone sus moños Pepe Yunes

"Yo esperaba..."; así tenía pensado iniciar mi columna atendiendo a la respuesta del Senador con respecto a los nueve meses de Gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares, un asunto totalmente político que para muchos, es observar a un Pepe Yunes Zorrilla con guantes, eso sí, de técnica depurada en el arte de fisteana, pero que igual, al pegar, duele.

Dos malditos

Acabo de ver una película basada en un comic japonés llamada "Death Note", que en español se traduce en algo tan simple como "La libreta de la muerte".

Veracruz: Una mala y otra buena

Ya iba a hacer meme el domingo por la noche, cuando me llega el Twitter de Roy Campos donde publica la imagen de "@TResearchMx: ¿Cuál es el estado menos pacífico de México?", siendo Guerrero el más violento ocupando el lugar 32. ¿Y Veracruz? ¡Qué creen? Está en el número 10, que si "leemos" la infografía que nos comparte el mero-petatero de Mitofsky, se pudiera decir que casi le falta nada, para entrar a los estados pacíficos del país.

El último de Héctor

Cualquier circunstancia, falla, tropezón o presencia, es aprovechada para sacarle raja, promocionar su mensaje, o mínimo, sacar la carcajada de los presentes. Un informe que si bien está lleno de labor legislativa o trabajo de gestoría, estuvo más salpicado de agradecer la presencia de sutano, perengano o merengano, ¡pero con chanfle! Por supuesto, no podía faltar la posición como oposición, para recargarle el caballo al Gobierno estatal, hoy en manos del PAN, cuando cita:

Crueldad veracruzana

Hay algo que tiene el veracruzano y el mexicano...

Los "Óscares" para Checo y Fer

Me preguntan del reconocimiento que le hacen al diputado Sergio Hernández Hernández por parte de la Napolitan Victory Awards, con sede en Washington, Estados Unidos. En sí, el legislador blanquiazul se hizo acreedor a un galardón nominado "Global Democracy Awards".

Yo sí puedo

Tres videos del Senador Héctor donde da a conocer, como lo marcan los cánones, en menos de 20 segundos, su mensaje que se concentra en dos puntos, que no son precisamente lo que hizo o no en el Senado, sino en el cómo inicia y en el cómo termina: "Soy Héctor Yunes Landa" y "Yo sí puedo".

Copete y Anilú

Hay quienes ven a la diputada local Yazmín Copete Zapot como candidata a la senaduría en la alianza PAN-PRD. Ha de tener algo para que sea considerada para tal aunque tenga yo visión muy corta que sea incapaz de ver ese "algo".

El mundo amarillo

A lo largo de mi vida, he visto cantidad de estrellas fugaces, pero jamás he pedido un solo deseo como lo marcan los cánones de la esperanza.

La suerte de Cándido

No conocí a Cándido y por ende, tampoco su trabajo. No obstante, debió ser un buen reportero y mejor persona por las muestras de afecto que le brindan algunos otros periodistas, fotógrafos y columnistas.