Dir. Alberto Morales
 
portada fotografia caricatura noticias columnas revista medios videoteca
Discriminar al que discrimina
Hay algo podrido en Veracruz, dijera Shakespirito.
31/07/2013 22:13:05 - Xalapa, Ver. por Salvador Muñoz


Bueno, esa es mi percepción cuando nuestro Congreso local aprueba una Ley que elimina la discriminación en nuestro estado.



Y no tanto porque a golpe de decretos, reformas y leyes, de la noche a la mañana se acaben (por favor, a la hora de leerlos, hagan un mohín de asco, desprecio u odio para que tengan el efecto deseado) los prietos, los negros, güeros agrios, los gordos, los indios, las flacas, los jotos, los gays, las putas, las chachas, los Testigos de Jehová, los menonitas, el pobre, el anciano, el ilegal, el albañil, el taxista, el chofer de urbano, el cargador de San José, el carretonero, el inválido, y cualquier otra palabra que en su enunciación, tenga una carga despectiva, peyorativa, que dé lugar a la discriminación.



Una sola cosa: cada palabra, acción o enunciación, para ser considerada Discriminación, es que el sujeto de la acción se sienta superior al objeto de su cita, algo así como: ¡Es pinche prieto!, es una puta, ni te metas con ella, pinche gordo, se fue de vacaciones como si se las mereciera, etcétera.



Pero ¿Es necesario hacer leyes contra la discriminación? En un sentido humanista, la respuesta lógica, es no... pero no vivimos en un mundo humanista.



Así que, qué bueno que se tome en cuenta el comportamiento de nuestra sociedad para con sus miembros. Vamos, no podemos negar que somos un pueblo que discrimina hasta por la cosa más pendeja que se nos pueda ocurrir.



Si vio, mencioné oficios y no precisamente el más antiguo del mundo, sino el de taxista. Le juro que he escuchado a gente que dice, ante un incidente automovilístico, ¡tenía que ser taxista! o ésta que me encanta: ¡No pasarás de taxista!, como si tal empleo fuera peor como aquél que dijo que los mexicanos hacían los trabajos que los negros no querían hacer. Vamos, el hecho de ser, te cataloga con otras características que buscan denigrar, como ejercer la prostitución o creer en la Santa Muerte.



Pero, bueno, he de entender que la discriminación a la que se refieren nuestras autoridades legislativas es a la que se podría aplicar en dependencias, empresas, escuelas y otros lugares contra personas con características especiales (nótese que al entrecomillar, hago de cierto modo, una diferencia de éstos para conmigo). Y siendo un poco exagerados, creo que YA HAY una ley federal al respecto.



Recuerdo cuando abrió en Xalapa una tienda comercial donde venden artículos al mayoreo y no es Cotsco. Movidos por esa curiosidad malsana que nos inyecta la novedad, fuimos a comprar lo que sea y al llegar a las cajas me llamó la atención los jóvenes, tanto varones como mujeres, que atendían tanto a la hora de cobrar como en depositar los artículos en otro carro: delgados, atractivos y una estatura promedio.



Claro... al mes, cuando regresamos, esos jóvenes habían desaparecido y ya había gente sin características detalladas en las cajas... y a la fecha así sigue. ¿pues qué esperaban los del Sams Club al llegar a Xalapa? ¿Vikingos?



Son como las secciones de sociales de los periódicos, donde está la gente bonita, aunque estén más feos que la chingada, pero a los demás, los que no aparecemos en dicha parte del periódico ¿qué? ¿somos fenómenos? ¡Es discriminación social!



Bueno, pero no creo que a ese tipo de discriminación se refieren nuestras autoridades...



Y tampoco a la otra, a la que se da en la calle, en la escuela, en la colonia, en la oficina, no creo...



Tengo una amiga gorda (perdón, ¿debo decir obesa o con obesidad mórbida?), y no le digo de otro modo, porque mi reducido vocabulario me concentra en este caso en dos tipos de personas: gordos o flacos. Su sudor lo repelen y hasta cambian la silla donde ella se sienta porque dicen que lo deja oloroso... la verdad, nunca me ha llegado un mal olor de ella pero percibo cierta discriminación, no por su peso, sino por el olor que dicen que desprende.



Me llama la atención la expresión hablas como albañil para referir a alguien por grosero, lépero o majadero con las damas.



He conocido albañiles y nunca he escuchado a uno de ellos que se exprese de las mujeres como varios licenciados, empresarios y periodistas que conozco con tanto desdén y desprecio.



Le repito: me da gusto que nuestras autoridades se preocupen por esa discriminación pero más que hacer leyes, debiera educarse, llevar este tema al Plan de Estudios desde pre-escolar, primaria y hasta universidad, de ser posible. Ya los padres están dañados, sólo nos quedan los niños por enderezar.



Mientras tanto, quite el mohín de su cara de asco, desprecio u odio a las palabras pero más a sus acciones, porque realmente no hay personas prietas, blancas, negras, gays, menonitas, inválidos, de la Luz del Mundo o Testigos de Jehová, taxistas o albañiles, gordos o flacos... simplemente al final, habrá personas buenas y personas malas, el chiste es saber de qué bando estás y punto, sin necesidad de tanta ley, decreto o reforma...



 



 



 



 



 


Otras Entradas

Otras Entradas

Veracruz

La noche del sábado pude haberla disfrutado mucho...

Espionaje a medias

Intento ordenar mis pensamientos porque quiero tratar el asunto del espionaje, pero es difícil empezar a escribir cuando la Mujer me muestra a una "escort" del bajío, cuyas proporciones en nalga y pecho se contraponen a su diminuta cintura... "trae chaparrera" me dice, mientras me muestra el trasero de esa joven, cara de niña, que me recuerda lo poco que enseña de su rostro, a Ximena Sariñana.

Congruencia legislativa

Haciendo cuentas, a ojo de buen cubero, la decisión en pro o contra el desafuero de Eva Cadena Sandoval por parte de la LXIV Legislatura podría darse en unos quince días.

Senadores y alcaldes

"Jamás pensamos que un día íbamos a votar por el PRI", era la frase con la que se topó durante su campaña el hoy alcalde electo de Perote, Juan Francisco Hervert Prado, quien ocurrente, respondía: "No se preocupen... ¡voten por el Verde!"

La reelección de Pepe Mancha

En términos simples, la dirigencia de Pepe Mancha podría resumirse así: Una gubernatura, una bancada equilibrada y más de cien alcaldías.

La dirigencia del PRI

Cuestiona un amigo mi negativa a que se incorpore Américo Zúñiga Martínez a la dirigencia estatal del PRI.

Anemia legislativa

Es cuestión de observar y preguntar: ¿Quién falta por salir en un audio, un video, un escándalo?

¡Y Héctor voló!

Según este miércoles, a las siete de la mañana, estaría "invitado" Héctor "N" para presentarse ante la Fiscalía "N" para responder a los señalamientos que le hiciera uno de los más emblemáticos símbolos del duartismo, y si volteamos un poco hacia atrás, del fidelismo, y quien por cierto llegó con el alemanismo: Arturo "N".

El Jamás de Renato

Me enseña su reloj de los Tiburones Rojos a manera de respuesta cuando le pregunto a qué equipo le va.

Las matemáticas del poder

Cuando a finales del siglo pasado, el PRI perdió 107 alcaldías, fue el escándalo. ¿Por qué? Porque en lugar de festejar el avance de la democracia, nos regodeamos con el fracaso del partido en el poder. ¡Ah! Perdón... La derrota tuvo nombre, apellido y padre: Miguel Ángel Yunes Linares.

Caciques triunfadores

La pasada elección dejó en claro que a veces, los que ganan en las urnas no necesariamente son los candidatos, por ende, no necesariamente han de ser los que van a gobernar y no, no es por esa percepción que se tiene en torno a Xalapa con Hipólito Rodríguez Herrero, o Boca del Río, con Fernando Yunes Márquez, de quienes se dice que los que van a mandar realmente son Andrés Manuel López Obrador o Miguel Ángel Yunes Linares, respectivamente... nos referimos a los pequeños o grandes cacicazgos atrás de un triunfador en las urnas.

Los 3 independientes

De los 270 candidatos independientes que participaron en cuatro entidades por un cargo de representación popular, sólo tres alcanzaron a subir al podium de los triunfadores y los tres se dieron en Veracruz: Isaac García Álvarez, en Coahuitlán; Tavo Pérez Garay, en San Andrés Tuxtla; y Christian Romero Pérez, en Tlacotalpan.

Fernando Yunes Márquez, candidato electo por Veracruz, presume sus 102 mil votos que le dieron el triunfo en el Puerto, pero a la vez, igual hace alarde de ser el candidato más votado en la entidad, título que ostentaba en su momento Elizabeth Morales García con más de 95 mil votos en Xalapa.

Pepe 2018

Le pregunto si en sus escenarios, al igual que en los de Héctor, incluso el mismo Miguel Ángel, tienen contemplado que así como hay una animadversión en este momento para el PRI, este mal humor social pueda impregnar al apellido Yunes, más cuando en las últimas dos elecciones para Gobernador (2010 y 2016) ha participado este apellido y es posible, muy posible, que en el 2018, lo tengamos otra vez en tres personalidades en la disputa por la candidatura en sus respectivos partidos.

El triunfador en las elecciones

Van a dar las nueve de la noche, y bajo el riesgo de que aquí al día de mañana las cosas cambien (aunque lo dudo) la percepción que se tiene en torno a estas elecciones, es que hay varios triunfadores donde su circunstancia es lo que los posiciona como tales, incluso, hasta perdiendo hay quienes salen ganando.