Dir. Alberto Morales
 
portada fotografia caricatura noticias columnas revista medios videoteca
Círculos ovoides

Un grito despertó al chamaco: "Levántate, huevón... vas a llegar tarde a la escuela". Un zangoloteo acompañó al imperativo seguido de unas sábanas y cobertor que caían al suelo.

07/10/2013 00:48:54 - Xalapa, Ver. por Salvador Muñoz





Se levantó y medio adormilado, vio dirigir a su madre a la cocina, donde fue recibida por su papá: "¡Apúrate vieja!, no seas huevona y dame el desayuno que ya es tarde... ¿ya se levantaron los huevones?" Sí, se refería a él y su hermana, que ya estaba en el baño con la puerta cerrada.



El señor salió en su auto. Tenía quince minutos para llegar y tenía que luchar contra la hora pico que ya se desataba en esa hora en las calles y avenidas de su ciudad.



Un ¡Piiii! repetido hasta el cansancio con la estúpida idea de creer que si hacía escándalo con su claxon, el tráfico se movería más rápido. Sólo consiguió que el taxista que pasó a su lado le gritara: "¡Ya cállate. huevón! Levántate más temprano si no quieres que te agarre el tráfico". Una mentada de madre fue su respuesta como dejo de impotencia.



El tráfico avanzaba lento y el tiempo aprisa. Seguramente eso no lo tuvo contemplado Albert Einstein. Se asoma al carril contrario y ni un carro viene en ese sentido. Sin pensarlo, sale de la vía y entra a toda velocidad en el otro carril. Y justo cuando iba a llegar a la avenida, entra de golpe una patrulla que le cierra el paso...



"Que no sean los huevones de la policía especializada, que no sean los huevones de la policía especializada", pensó y rogó para sus adentros.



Un oficial se bajó de la unidad y entonces se percató que eran agentes de tránsito. El oficial se dirigió con la seguridad de tener por los "tompiates" al infractor. Pidió orillar su carro para no entorpecer el tráfico y luego los documentos.



-Muy bonito... ¿te sientes muy huevón, verdad? Mira que meterse en sentido contrario ¡y a toda velocidad! ¿Qué tal si chocas?



-Discúlpeme oficial, pero se me hacía tarde para llegar a mi trabajo...



-Si es eso, nos hubieras dicho... ¡ahorita te abrimos paso para que llegues!



-¿De verdad, oficial?



-Claro que no, huevón, levántate más temprano si quieres llegar a tu trabajo puntual... aquí está tu multa...



Continuó entonces su camino con el susto de su vida y una multa... de milagro no le sacaron para los chescos... y entonces, al incorporarse a la avenida para llegar a su trabajo, la catástrofe: ¡Una manifestación se dirigía al centro de la ciudad! "¡Poca madre! ¿Y ahora qué quieren esos huevones?"



La vuelta de rueda se apoderó del tráfico nuevamente... ¡los 10 minutos de tolerancia! ¡Aún tenía los 10 minutos de tolerancia!



Cuando en una intersección los maestros se separaron de la avenida, el tráfico se desahogó un poco, lo suficiente para acelerar el paso vehicular y también, con lo suficiente para al pasar, gritar a los manifestantes toda su frustración: "¡Huevones! ¡Pónganse a trabajar!"



Llegó al estacionamiento e ignoró al lavacarros que le ofrecía sus servicios de limpieza automotriz... por la prisa, tampoco escuchó el murmullo que éste le lanzó ante su despectiva actitud: "¡Pinche huevón! de seguro se le hizo otra vez tarde".



Subió corriendo las escaleras. En su mente, sólo tenía los 10 minutos de tolerancia y cuando llegó, el reloj marcaba las 9:10. Metió la tarjeta y... ¡9:11! Justo en ese momento cambiaban las manecillas lo que le daban el enésimo retardo de la quincena.



Entró a la oficina con un seco "Buenos días" y no faltó el que le respondiera: "¡Buenas noches!"



Se sentó y cuando prendía su computadora, llegó el déspota de su jefe: "¡A ver, huevones... tenemos que sacar estos oficios antes de la salida a comer... así que a chambear... y en especial tú, huevón, que acabas de llegar".



Llega a su casa a las siete de la noche... se sienta en la sala... ni siquiera saluda a su esposa... toma una cerveza... y se queda dormido viendo la televisión...



En eso llega su hijo. Su equipo, el Barcelona, ganó con un gol de él pues hace unos minutos estaba transformado en Messi. "¡Ganamos, mamá, ganamos!"



-Cállate m'ijo, no ve que está durmiendo su papá...



-¿Tan temprano? ¡Qué huevón es!



Otras Entradas

Otras Entradas

Espionaje a medias

Intento ordenar mis pensamientos porque quiero tratar el asunto del espionaje, pero es difícil empezar a escribir cuando la Mujer me muestra a una "escort" del bajío, cuyas proporciones en nalga y pecho se contraponen a su diminuta cintura... "trae chaparrera" me dice, mientras me muestra el trasero de esa joven, cara de niña, que me recuerda lo poco que enseña de su rostro, a Ximena Sariñana.

Congruencia legislativa

Haciendo cuentas, a ojo de buen cubero, la decisión en pro o contra el desafuero de Eva Cadena Sandoval por parte de la LXIV Legislatura podría darse en unos quince días.

Senadores y alcaldes

"Jamás pensamos que un día íbamos a votar por el PRI", era la frase con la que se topó durante su campaña el hoy alcalde electo de Perote, Juan Francisco Hervert Prado, quien ocurrente, respondía: "No se preocupen... ¡voten por el Verde!"

La reelección de Pepe Mancha

En términos simples, la dirigencia de Pepe Mancha podría resumirse así: Una gubernatura, una bancada equilibrada y más de cien alcaldías.

La dirigencia del PRI

Cuestiona un amigo mi negativa a que se incorpore Américo Zúñiga Martínez a la dirigencia estatal del PRI.

Anemia legislativa

Es cuestión de observar y preguntar: ¿Quién falta por salir en un audio, un video, un escándalo?

¡Y Héctor voló!

Según este miércoles, a las siete de la mañana, estaría "invitado" Héctor "N" para presentarse ante la Fiscalía "N" para responder a los señalamientos que le hiciera uno de los más emblemáticos símbolos del duartismo, y si volteamos un poco hacia atrás, del fidelismo, y quien por cierto llegó con el alemanismo: Arturo "N".

El Jamás de Renato

Me enseña su reloj de los Tiburones Rojos a manera de respuesta cuando le pregunto a qué equipo le va.

Las matemáticas del poder

Cuando a finales del siglo pasado, el PRI perdió 107 alcaldías, fue el escándalo. ¿Por qué? Porque en lugar de festejar el avance de la democracia, nos regodeamos con el fracaso del partido en el poder. ¡Ah! Perdón... La derrota tuvo nombre, apellido y padre: Miguel Ángel Yunes Linares.

Caciques triunfadores

La pasada elección dejó en claro que a veces, los que ganan en las urnas no necesariamente son los candidatos, por ende, no necesariamente han de ser los que van a gobernar y no, no es por esa percepción que se tiene en torno a Xalapa con Hipólito Rodríguez Herrero, o Boca del Río, con Fernando Yunes Márquez, de quienes se dice que los que van a mandar realmente son Andrés Manuel López Obrador o Miguel Ángel Yunes Linares, respectivamente... nos referimos a los pequeños o grandes cacicazgos atrás de un triunfador en las urnas.

Los 3 independientes

De los 270 candidatos independientes que participaron en cuatro entidades por un cargo de representación popular, sólo tres alcanzaron a subir al podium de los triunfadores y los tres se dieron en Veracruz: Isaac García Álvarez, en Coahuitlán; Tavo Pérez Garay, en San Andrés Tuxtla; y Christian Romero Pérez, en Tlacotalpan.

Fernando Yunes Márquez, candidato electo por Veracruz, presume sus 102 mil votos que le dieron el triunfo en el Puerto, pero a la vez, igual hace alarde de ser el candidato más votado en la entidad, título que ostentaba en su momento Elizabeth Morales García con más de 95 mil votos en Xalapa.

Pepe 2018

Le pregunto si en sus escenarios, al igual que en los de Héctor, incluso el mismo Miguel Ángel, tienen contemplado que así como hay una animadversión en este momento para el PRI, este mal humor social pueda impregnar al apellido Yunes, más cuando en las últimas dos elecciones para Gobernador (2010 y 2016) ha participado este apellido y es posible, muy posible, que en el 2018, lo tengamos otra vez en tres personalidades en la disputa por la candidatura en sus respectivos partidos.

El triunfador en las elecciones

Van a dar las nueve de la noche, y bajo el riesgo de que aquí al día de mañana las cosas cambien (aunque lo dudo) la percepción que se tiene en torno a estas elecciones, es que hay varios triunfadores donde su circunstancia es lo que los posiciona como tales, incluso, hasta perdiendo hay quienes salen ganando.

Héctor 2018

Se le ve más delgado, pero no ese "delgado jodido" que agarró cuando anduvo en la pasada campaña por la gubernatura donde perdió 11 kilos, aunque asegura que cuando compitió para Senador, bajó 17 kilos 300 gramos.