Dir. Alberto Morales
 
portada fotografia caricatura noticias columnas revista medios videoteca
¡Ahí está el Gallo!

La foto de Perote tiene para algunos, una línea... para otros, cantidad de señales... para mí, un mensaje: rumbo al 2016, al menos en el PRI, la contienda por la candidatura será de fábula.

02/12/2013 00:45:22 - Xalapa, Ver. por Salvador Muñoz





No tanto porque vaya a resultar fantasiosa, sino porque en la literalidad de la palabra Fábula, no veo más que animales en torno a ella, muy aparte del "zoon politikon" que los rodea.



Para explicarme mejor, he de ampararme en un cuento del fabulista por excelencia de nuestra infancia: "Esapo", a quien le atribuyen cierto parentesco con "Raná Descartes", "filoso" matemático a quien le atribuyen la frase: "Tú dices Esapo, y yo brinco", aunque en realidad, hay más empatía con "Patas Verdes" y con el ex diputado Armando Méndez de la Luz.



El cuento de "Esapo" se llama "La Metamorfina", no confundirla con la de Kafka, que si bien hay ciertos parecidos, a lo largo del cuento se dará cuenta que no fue un vil fusil como los que usa Ricardo García Guzmán...



Y empezamos:



Había una vez un Zorrillo, un Cisne, un Pingüino y un Delfín que soñaba cada uno con un día ser el Rey de Veracruzilandia y vaya que tenían fe en hacerlo... ¡si la Nauyaca ya lo había sido! ¡si el Cochinito lo era! ¿Por qué ellos no?



Pepe Zorrillo era quizás el más educado de todos... a cada evento que llegaba, iba y saludaba de mano a todos ¡y por su nombre! Lo malo es que cuando acababa de saludar a todos, el evento ya había terminado. Realmente Pepe Zorrillo nunca ha querido ser el Rey de Veracruzilandia; entre la gente del pueblo dicen que es el sueño dorado de don Pepe Zorrillo, quien refleja el clásico sueño que nunca pudo hacer el padre pero espera que lo haga su hijo.



Pepe es un muchacho bueno y aunque se apellide Zorrillo, no huele feo. Algo raro en su especie, también, es que es el único de sus parientes que tiene cola chica.



Beto Cisne es muy inteligente, preparado y como Pepe en Perote, tiene bien asentado su territorio en el norte. La polémica lo persigue pero la enfrenta y no le saca agarrarse a picotazos con quien sea. Si bien, también Beto Cisne nunca ha dicho que quiere ser el Rey de Veracruzilandia, dicen que es del agrado del monarca. Como todo buen Cisne, para muchos de los que rodean al Rey, Beto no deja de ser el Patito Feo.



Erick, el Pingüino, sí quiere ser Rey... su fe la apoya en que si su maestro la Nauyaca pudo serlo, por qué él no... es un buen chico, pero por lo mismo, está muy chico para tan gran aspiración. Como buen pingüino, es frío, agazapado, taimado, y entre sus mismos compañeros dicen que es mejor ser mordido por una Nauyaca que caer en el pico de Erick, el Pingüino. No obstante, el monarca lo consiente, lo apapacha y le hace piojito sin saber que tanto chiqueo lo asume el Pingüino como si le dieran alas para poder soñar en el trono.



Y por último, Coque Delfín... también es de los que no ha dicho nada, pero pega tremendos brincos en su alberca de Lerma de Tejada cada vez que lo citan para suceder al Cochinito, con quien, por cierto, al inicio de sus aventuras, no guardaba estrecha relación y ambos creían que cada grilla palaciega que se difundía entre los heraldos del pueblo, era cizaña de uno de ellos... aparentemente, ya limaron diferencias.



Así, cada uno de estos animalitos del Señor (Zorrillo, Cisne, Pingüino y Delfín) soñaba con un día, llegar a cambiar... a ser otro... mutarse... similar a aquel otro cuento de un tal Kafka llamado "Metamorfosis"... aunque claro, estando a medio reinado del Cochinito, con un gobierno estatal de fantasía, con un gobierno federal que carece de credibilidad, donde hay un pueblo que es más fácil que crea en este cuento que en una foto en Perote, esta fábula tendría que ser llamada "Metamorfina", por soñar tanto antes de tiempo...



Moraleja: En política, cualquier animal puede ser Gallo, porque sale "de a huevo".


Otras Entradas

Otras Entradas

Espionaje a medias

Intento ordenar mis pensamientos porque quiero tratar el asunto del espionaje, pero es difícil empezar a escribir cuando la Mujer me muestra a una "escort" del bajío, cuyas proporciones en nalga y pecho se contraponen a su diminuta cintura... "trae chaparrera" me dice, mientras me muestra el trasero de esa joven, cara de niña, que me recuerda lo poco que enseña de su rostro, a Ximena Sariñana.

Congruencia legislativa

Haciendo cuentas, a ojo de buen cubero, la decisión en pro o contra el desafuero de Eva Cadena Sandoval por parte de la LXIV Legislatura podría darse en unos quince días.

Senadores y alcaldes

"Jamás pensamos que un día íbamos a votar por el PRI", era la frase con la que se topó durante su campaña el hoy alcalde electo de Perote, Juan Francisco Hervert Prado, quien ocurrente, respondía: "No se preocupen... ¡voten por el Verde!"

La reelección de Pepe Mancha

En términos simples, la dirigencia de Pepe Mancha podría resumirse así: Una gubernatura, una bancada equilibrada y más de cien alcaldías.

La dirigencia del PRI

Cuestiona un amigo mi negativa a que se incorpore Américo Zúñiga Martínez a la dirigencia estatal del PRI.

Anemia legislativa

Es cuestión de observar y preguntar: ¿Quién falta por salir en un audio, un video, un escándalo?

¡Y Héctor voló!

Según este miércoles, a las siete de la mañana, estaría "invitado" Héctor "N" para presentarse ante la Fiscalía "N" para responder a los señalamientos que le hiciera uno de los más emblemáticos símbolos del duartismo, y si volteamos un poco hacia atrás, del fidelismo, y quien por cierto llegó con el alemanismo: Arturo "N".

El Jamás de Renato

Me enseña su reloj de los Tiburones Rojos a manera de respuesta cuando le pregunto a qué equipo le va.

Las matemáticas del poder

Cuando a finales del siglo pasado, el PRI perdió 107 alcaldías, fue el escándalo. ¿Por qué? Porque en lugar de festejar el avance de la democracia, nos regodeamos con el fracaso del partido en el poder. ¡Ah! Perdón... La derrota tuvo nombre, apellido y padre: Miguel Ángel Yunes Linares.

Caciques triunfadores

La pasada elección dejó en claro que a veces, los que ganan en las urnas no necesariamente son los candidatos, por ende, no necesariamente han de ser los que van a gobernar y no, no es por esa percepción que se tiene en torno a Xalapa con Hipólito Rodríguez Herrero, o Boca del Río, con Fernando Yunes Márquez, de quienes se dice que los que van a mandar realmente son Andrés Manuel López Obrador o Miguel Ángel Yunes Linares, respectivamente... nos referimos a los pequeños o grandes cacicazgos atrás de un triunfador en las urnas.

Los 3 independientes

De los 270 candidatos independientes que participaron en cuatro entidades por un cargo de representación popular, sólo tres alcanzaron a subir al podium de los triunfadores y los tres se dieron en Veracruz: Isaac García Álvarez, en Coahuitlán; Tavo Pérez Garay, en San Andrés Tuxtla; y Christian Romero Pérez, en Tlacotalpan.

Fernando Yunes Márquez, candidato electo por Veracruz, presume sus 102 mil votos que le dieron el triunfo en el Puerto, pero a la vez, igual hace alarde de ser el candidato más votado en la entidad, título que ostentaba en su momento Elizabeth Morales García con más de 95 mil votos en Xalapa.

Pepe 2018

Le pregunto si en sus escenarios, al igual que en los de Héctor, incluso el mismo Miguel Ángel, tienen contemplado que así como hay una animadversión en este momento para el PRI, este mal humor social pueda impregnar al apellido Yunes, más cuando en las últimas dos elecciones para Gobernador (2010 y 2016) ha participado este apellido y es posible, muy posible, que en el 2018, lo tengamos otra vez en tres personalidades en la disputa por la candidatura en sus respectivos partidos.

El triunfador en las elecciones

Van a dar las nueve de la noche, y bajo el riesgo de que aquí al día de mañana las cosas cambien (aunque lo dudo) la percepción que se tiene en torno a estas elecciones, es que hay varios triunfadores donde su circunstancia es lo que los posiciona como tales, incluso, hasta perdiendo hay quienes salen ganando.

Héctor 2018

Se le ve más delgado, pero no ese "delgado jodido" que agarró cuando anduvo en la pasada campaña por la gubernatura donde perdió 11 kilos, aunque asegura que cuando compitió para Senador, bajó 17 kilos 300 gramos.