Dir. Alberto Morales
 
portada fotografia caricatura noticias columnas revista medios videoteca
Un "Cleaner" para Duarte

Soy Winston Wolf, soluciono problemas...

08/01/2014 23:21:15 - Xalapa, Ver. por Salvador Muñoz





Frase del actor Harvey Keitel en una de mis películas favoritas: Pulp Fiction.



Para quien no lo recuerde (imperdonable si no ha visto la cinta), Vincent Vega y Jules Winnfield, dos sicarios, viajan por la mañana en un carro y al entablar una discusión sobre el milagro de haber sobrevivido a varios disparos a corta distancia, Vincent acciona su pistola en el rostro de un negro que iba en la parte de atrás del vehículo. Estacionan el carro en casa de un amigo y piden por teléfono ayuda a su jefe y éste les manda a Winston Wolf para "limpiar su problema".



Winston Wolf para muchos es un "conseguidor" o "facilitador"... para mí, desde que vi la película, lo relacioné con un "cleaner".



En la mafia, un "Cleaner" es el sujeto que se encarga de deshacerse de evidencias, como cuerpos, sangre, armas, huellas dactilares, incluso hasta de testigos, con el fin de ocultar la prueba o indicios de un delito. En otras circunstancias, "visten" (o alteran) la escena del crimen en aras de engañar a las autoridades.



II



Somos Buganza y Nemi, solucionamos problemas...



Al menos esa es la imagen que se tiene de estos dos funcionarios desde que asumieron funciones en la SIOP y Salud, respectivamente. Son los dos paladines justicieros del Gobierno estatal, los únicos que se han atrevido a enfrentar a constructoras y empresas aun por encima de los intereses de quien llevó al Gobernador hasta donde hoy está.



La primera perspectiva que se tiene, a vuelo de pájaro, es de algarabía: "¡Qué bueno que estos dos funcionarios actúen y no les tiemble la mano!"



La segunda perspectiva que me asalta es el motivo para emplearlos a ellos como "cleaners"... políticos, por supuesto...



La respuesta simple e inmediata es dar un golpe espectacular en áreas donde no haya riesgos y si los hay, que éstos sean calculados, a manera de que no se salgan de control y se mantenga la expectativa deseada... es como "limpiar por aquí, para que no se vea por allá"...



III



Soy el Orfis, soluciono problemas...



Con Mauricio Audirac ésa era la imagen que se tenía cuando presentaba lo que, curiosamente, el americanista Lorenzo Antonio Portilla Vázquez, hoy nos vuelve a presentar: ¡Puro municipio cascarita!



Dijera el diputado del PT, Fidel Robles Guadarrama, "faltaron los peces gordos"... ah, pero eso sí, se enfatiza que de los 30ytantos municipios con presunto desfalco, la mayoría son panistas. El asunto es que no se dice que siguen siendo las mismas administraciones chiquitas y uno igual de ambicioso, lo mínimo que se espera es que saliera ¡un pez gordo! No porque crea, sospeche, acuse o lo sea, se citan los siguientes municipios: Tuxpan, Boca del Río, Coatza o Córdoba... usted agregue el que quiera.



Pero, ¡bueno! el que sabe su negocio es Portilla Vázquez... y supongo que no es de "Cleaner"... supongo...



IV



Soy Contraloría, soluciono problemas...



Y nuevamente aparece en escena Mauricio Audirac y de refilón Iván el Burro López. Se supone que en las dependencias de Gobierno hay Contralorías internas y que trabajan. Si hoy el Orfis detecta desfalcos, irregularidades, insolvencias, ¿podemos decir que igual se detecta la ausencia de trabajo de estas Contralorías Internas? ¿Pues qué chingaos hacen entonces?



V



Soy Javier Duarte, ¡necesito un Cleaner!



Y ante una imagen tan desgastada en el IPE (manifestaciones por falta de depósitos), en Sefiplan (remember el Sedesol-Gate), en Salud (con Finamed y ¡ojo al Asilo Sayago!) y en SIOP (con un Túnel Sumergido que parece el Túnel del Tiempo...), por decir lo menos, lo más que requiere el Gobierno estatal es que alguien le limpie su imagen aunque sea a punta de golpes espectaculares.



Otras Entradas

Otras Entradas

Espionaje a medias

Intento ordenar mis pensamientos porque quiero tratar el asunto del espionaje, pero es difícil empezar a escribir cuando la Mujer me muestra a una "escort" del bajío, cuyas proporciones en nalga y pecho se contraponen a su diminuta cintura... "trae chaparrera" me dice, mientras me muestra el trasero de esa joven, cara de niña, que me recuerda lo poco que enseña de su rostro, a Ximena Sariñana.

Congruencia legislativa

Haciendo cuentas, a ojo de buen cubero, la decisión en pro o contra el desafuero de Eva Cadena Sandoval por parte de la LXIV Legislatura podría darse en unos quince días.

Senadores y alcaldes

"Jamás pensamos que un día íbamos a votar por el PRI", era la frase con la que se topó durante su campaña el hoy alcalde electo de Perote, Juan Francisco Hervert Prado, quien ocurrente, respondía: "No se preocupen... ¡voten por el Verde!"

La reelección de Pepe Mancha

En términos simples, la dirigencia de Pepe Mancha podría resumirse así: Una gubernatura, una bancada equilibrada y más de cien alcaldías.

La dirigencia del PRI

Cuestiona un amigo mi negativa a que se incorpore Américo Zúñiga Martínez a la dirigencia estatal del PRI.

Anemia legislativa

Es cuestión de observar y preguntar: ¿Quién falta por salir en un audio, un video, un escándalo?

¡Y Héctor voló!

Según este miércoles, a las siete de la mañana, estaría "invitado" Héctor "N" para presentarse ante la Fiscalía "N" para responder a los señalamientos que le hiciera uno de los más emblemáticos símbolos del duartismo, y si volteamos un poco hacia atrás, del fidelismo, y quien por cierto llegó con el alemanismo: Arturo "N".

El Jamás de Renato

Me enseña su reloj de los Tiburones Rojos a manera de respuesta cuando le pregunto a qué equipo le va.

Las matemáticas del poder

Cuando a finales del siglo pasado, el PRI perdió 107 alcaldías, fue el escándalo. ¿Por qué? Porque en lugar de festejar el avance de la democracia, nos regodeamos con el fracaso del partido en el poder. ¡Ah! Perdón... La derrota tuvo nombre, apellido y padre: Miguel Ángel Yunes Linares.

Caciques triunfadores

La pasada elección dejó en claro que a veces, los que ganan en las urnas no necesariamente son los candidatos, por ende, no necesariamente han de ser los que van a gobernar y no, no es por esa percepción que se tiene en torno a Xalapa con Hipólito Rodríguez Herrero, o Boca del Río, con Fernando Yunes Márquez, de quienes se dice que los que van a mandar realmente son Andrés Manuel López Obrador o Miguel Ángel Yunes Linares, respectivamente... nos referimos a los pequeños o grandes cacicazgos atrás de un triunfador en las urnas.

Los 3 independientes

De los 270 candidatos independientes que participaron en cuatro entidades por un cargo de representación popular, sólo tres alcanzaron a subir al podium de los triunfadores y los tres se dieron en Veracruz: Isaac García Álvarez, en Coahuitlán; Tavo Pérez Garay, en San Andrés Tuxtla; y Christian Romero Pérez, en Tlacotalpan.

Fernando Yunes Márquez, candidato electo por Veracruz, presume sus 102 mil votos que le dieron el triunfo en el Puerto, pero a la vez, igual hace alarde de ser el candidato más votado en la entidad, título que ostentaba en su momento Elizabeth Morales García con más de 95 mil votos en Xalapa.

Pepe 2018

Le pregunto si en sus escenarios, al igual que en los de Héctor, incluso el mismo Miguel Ángel, tienen contemplado que así como hay una animadversión en este momento para el PRI, este mal humor social pueda impregnar al apellido Yunes, más cuando en las últimas dos elecciones para Gobernador (2010 y 2016) ha participado este apellido y es posible, muy posible, que en el 2018, lo tengamos otra vez en tres personalidades en la disputa por la candidatura en sus respectivos partidos.

El triunfador en las elecciones

Van a dar las nueve de la noche, y bajo el riesgo de que aquí al día de mañana las cosas cambien (aunque lo dudo) la percepción que se tiene en torno a estas elecciones, es que hay varios triunfadores donde su circunstancia es lo que los posiciona como tales, incluso, hasta perdiendo hay quienes salen ganando.

Héctor 2018

Se le ve más delgado, pero no ese "delgado jodido" que agarró cuando anduvo en la pasada campaña por la gubernatura donde perdió 11 kilos, aunque asegura que cuando compitió para Senador, bajó 17 kilos 300 gramos.