Dir. Alberto Morales
 
portada fotografia caricatura noticias columnas revista medios videoteca
Jinetes

Muy discreto, sin hacer mucho ruido, el pasado cinco de enero, anduvo por el Puerto, Arturo Peña del Mazo, cabeza de la Fundación Isidro Fabela o para más precisión, el tío del Presidente Peña Nieto.

14/01/2014 23:02:58 - Xalapa, Ver. por Salvador Muñoz





Acompañó en esa ocasión a la organización de Jinetes del Estado de Veracruz, que hizo una demostración de ensilaje y siembra de maralfalfa, planta rica en nutrientes y que podría ser un descanso para el bolsillo de quienes tienen caballos, mulas y dijera la canción, uno que otro buey.



Quizás el lector no haya oído hablar de Jinetes del Estado de Veracruz, pero es fácil, apenas ayer cumplió un mes de su fundación, y tiene como objetivo promover el rescate de tradiciones y costumbres de cada localidad que guste de las famosas cabalgatas, así como el cuidado y respeto al equino, tan es así que no discriminan y pueden participar propietarios de burros, mulas y caballos.



Y si no me cree, ya los carreteros del Puerto, sí, los que andan con fierros viejos y basura por diversas colonias, se están organizando para entrarle a dicha organización pues han confesado a Juan José Cabrera Maza, cabeza de Jinetes, que nadie los toma en cuenta... ¡con ellos tienen las puertas abiertas! Entre 20 y 25 ya se apuntan...



Por eso, agrupan a todo tipo de jinetes, desde caballerangos, arrendadores (los que educan a los equinos), ganaderos, mayorales, vaqueros, charros, equitadores, caporales.



Jinetes está conformada por Juan José Cabrera Maza, Othón Callejas Andrade y Jorge Cobos Ruiz y tiene su sede en el rancho La Estancia Charra, ubicada sobre la carretera federal Veracruz-Alvarado.



Hasta el momento, cuenta con 400 miembros inscritos de la zona centro y va creciendo.



Para festejar su nacimiento, hace un mes, hicieron una cabalgata de la La Tasajera (Medellín) al rancho La Estancia Charra, con 687 jinetes, todo en un ambiente familiar, llevando como Reina a Estefanía Meza Rodríguez.



Y para este primero de febrero, ya preparan la cabalgata clásica de Soledad de Doblado...



Pero les decía, Jinetes del Estado de Veracruz es una organización apolítica, pero la columna no, así que, quizás como no estemos habituados a algunas palabras en torno a los Jinetes, ahí les va su "definición":



JINETEAR LA LANA: Montarse en un Borrego.



CHARRO MONTAPERROS: El diputado Ignacio Valencia Morales con su clásico atuendo, paseando por el Congreso local. No incluimos a Renato Tronco, porque lo que monta, es un Tronco de animal...



RE-LINCHAR: Acción de crucificar con saña a nuestros políticos, como a Sarita Herrera o Raúl Zarrabal.



MONTAJE: Cualquier show que hacen nuestras autoridades, como por ejemplo, el de ayer, que vino el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong.



CABALLO LOCO: Equino político que fundó el partido Convergencia por la Democracia.



PONIES: Ver a los diputados Zarrabal, Tona y Temo Pola juntos.



CORRAL: Cercado normalmente hecho de curules y de forma circular para que ningún animal se salga. Se da más en el PRI.



NOBLE BRUTO: Cualquier político que se siente parido por la divina garza y ve de arriba pa'bajo.



ESTABLO: Lugar que alberga a caballos, mulas o burros o todos, como en un Palacio de Gobierno, Municipal o hasta el Congreso...



GRUPA: Parte posterior donde por lo regular se montan los partidos chiquitos...



HOCICO: La medida más corta por la que puede ganar un caballo una carrera y por la que pueden perder su carrera muchos políticos.



PEZUÑAS: Parte inferior de un funcionario público que no cumple con sus obligaciones.



RIENDAS: Las que tiene el maestro Callejas Arroyo en el Congreso.



POTRILLO: Nombre con el que refiere Rodolfo Casanova al hijo más chico de Arturo Reyes Isidoro.



TROTE: Andar con el que se mueven algunos suspirantes a la gubernatura a sabiendas de que si alcanzan algo, será una diputación por Acayucan...


Otras Entradas

Otras Entradas

Espionaje a medias

Intento ordenar mis pensamientos porque quiero tratar el asunto del espionaje, pero es difícil empezar a escribir cuando la Mujer me muestra a una "escort" del bajío, cuyas proporciones en nalga y pecho se contraponen a su diminuta cintura... "trae chaparrera" me dice, mientras me muestra el trasero de esa joven, cara de niña, que me recuerda lo poco que enseña de su rostro, a Ximena Sariñana.

Congruencia legislativa

Haciendo cuentas, a ojo de buen cubero, la decisión en pro o contra el desafuero de Eva Cadena Sandoval por parte de la LXIV Legislatura podría darse en unos quince días.

Senadores y alcaldes

"Jamás pensamos que un día íbamos a votar por el PRI", era la frase con la que se topó durante su campaña el hoy alcalde electo de Perote, Juan Francisco Hervert Prado, quien ocurrente, respondía: "No se preocupen... ¡voten por el Verde!"

La reelección de Pepe Mancha

En términos simples, la dirigencia de Pepe Mancha podría resumirse así: Una gubernatura, una bancada equilibrada y más de cien alcaldías.

La dirigencia del PRI

Cuestiona un amigo mi negativa a que se incorpore Américo Zúñiga Martínez a la dirigencia estatal del PRI.

Anemia legislativa

Es cuestión de observar y preguntar: ¿Quién falta por salir en un audio, un video, un escándalo?

¡Y Héctor voló!

Según este miércoles, a las siete de la mañana, estaría "invitado" Héctor "N" para presentarse ante la Fiscalía "N" para responder a los señalamientos que le hiciera uno de los más emblemáticos símbolos del duartismo, y si volteamos un poco hacia atrás, del fidelismo, y quien por cierto llegó con el alemanismo: Arturo "N".

El Jamás de Renato

Me enseña su reloj de los Tiburones Rojos a manera de respuesta cuando le pregunto a qué equipo le va.

Las matemáticas del poder

Cuando a finales del siglo pasado, el PRI perdió 107 alcaldías, fue el escándalo. ¿Por qué? Porque en lugar de festejar el avance de la democracia, nos regodeamos con el fracaso del partido en el poder. ¡Ah! Perdón... La derrota tuvo nombre, apellido y padre: Miguel Ángel Yunes Linares.

Caciques triunfadores

La pasada elección dejó en claro que a veces, los que ganan en las urnas no necesariamente son los candidatos, por ende, no necesariamente han de ser los que van a gobernar y no, no es por esa percepción que se tiene en torno a Xalapa con Hipólito Rodríguez Herrero, o Boca del Río, con Fernando Yunes Márquez, de quienes se dice que los que van a mandar realmente son Andrés Manuel López Obrador o Miguel Ángel Yunes Linares, respectivamente... nos referimos a los pequeños o grandes cacicazgos atrás de un triunfador en las urnas.

Los 3 independientes

De los 270 candidatos independientes que participaron en cuatro entidades por un cargo de representación popular, sólo tres alcanzaron a subir al podium de los triunfadores y los tres se dieron en Veracruz: Isaac García Álvarez, en Coahuitlán; Tavo Pérez Garay, en San Andrés Tuxtla; y Christian Romero Pérez, en Tlacotalpan.

Fernando Yunes Márquez, candidato electo por Veracruz, presume sus 102 mil votos que le dieron el triunfo en el Puerto, pero a la vez, igual hace alarde de ser el candidato más votado en la entidad, título que ostentaba en su momento Elizabeth Morales García con más de 95 mil votos en Xalapa.

Pepe 2018

Le pregunto si en sus escenarios, al igual que en los de Héctor, incluso el mismo Miguel Ángel, tienen contemplado que así como hay una animadversión en este momento para el PRI, este mal humor social pueda impregnar al apellido Yunes, más cuando en las últimas dos elecciones para Gobernador (2010 y 2016) ha participado este apellido y es posible, muy posible, que en el 2018, lo tengamos otra vez en tres personalidades en la disputa por la candidatura en sus respectivos partidos.

El triunfador en las elecciones

Van a dar las nueve de la noche, y bajo el riesgo de que aquí al día de mañana las cosas cambien (aunque lo dudo) la percepción que se tiene en torno a estas elecciones, es que hay varios triunfadores donde su circunstancia es lo que los posiciona como tales, incluso, hasta perdiendo hay quienes salen ganando.

Héctor 2018

Se le ve más delgado, pero no ese "delgado jodido" que agarró cuando anduvo en la pasada campaña por la gubernatura donde perdió 11 kilos, aunque asegura que cuando compitió para Senador, bajó 17 kilos 300 gramos.