Dir. Alberto Morales
 
portada fotografia caricatura noticias columnas revista medios videoteca
Gibrán y Duarte

El 21 de diciembre pasado, durante un convivio en el Congreso local, el compañero Sergio Villa me tomó una foto comiendo sentado en una curul con el siguiente texto: "¡Aquí el diputado del pueblo, satisfecho (pues acababa de comer) levanta el dedo para aprobar otros 30 000 millones de pesos más de deuda para Veracruz.

23/01/2014 00:09:03 - Xalapa, Ver. por Salvador Muñoz


Miren su cara de me vale mayes".



El quince de este mes, aparece en Proceso la foto de un niño en la cabina de un helicóptero y un texto que acompañaba la gráfica: "Espero que les haya gustado la vuelta que dimos en helicóptero".



Días antes de que aparecieran Gibrán Martiz Díaz y el otro menor asesinados, empezaron a circular fotos del primero con aparentes armas y aparente droga en sus manos... diversos textos en torno a ello se desataron...



A qué voy con estos tres casos... a uno muy simple: La apariencia de las imágenes, o como dijera el maestro Baltasar Gracián: Las cosas no pasan por lo que son, sino por lo que parecen.



En el primer caso, sentarme en una curul y levantar el dedo no me hace diputado. Aunque el texto diga lo contrario.



En el segundo caso, la foto de un niño en la cabina de un helicóptero no implica que hayan volado. Aunque el texto diga lo contrario.



En el tercer caso, el hecho de que Gibrán aparezca con supuestas armas en sus manos no lo hace delincuente. Aunque sus detractores digan lo contrario.



II



Una noche antes, dos sujetos aparecieron en la reunión de chavos, donde estaba Gibrán y el otro joven, menor de edad, que en este mayo habría de cumplir 18 años.



Pero como iban y venían los chavos, las muchachas; entraban y salían; verlos allí, sentados, tranquilos, sin decir nada, "de seguro venían con alguien", comentaron entre ellos. No cuadraban con el resto. Se veían más grandes entre esos chavos de 16 a 19 años la mayoría.



Algunos se retiraron bajo el compromiso de reunirse al día siguiente por la mañana pero eso ya no fue posible... la historia ya es conocida: unos policías entran por los chavos ante la mirada de vecinos y se los llevan en una patrulla... ¿Y el Lancer?



El menor de edad que fue "levantado" con Gibrán, conducía un vehículo... pero no cualquier vehículo... se dice que el carro traía ventanillas polarizadas y algo más: blindadas, como toda la unidad. Aseguran entre los muchachos que conocían a este joven que su familia alguna vez lo envió para que recibiera capacitación en antisecuestro o secuestro.



¿Y el Lancer? Se lo llevó un policía esa mañana del "levantón".



Un nombre hay por ahí: "Tiburón".



Dicen que si dan con ese "Tiburón" que no es Amadeo, muchas cosas pueden aparecer o no... con eso de que en Veracruz desaparecen jóvenes ¡y hasta policías!



III



"Playboy". Título de una canción o del álbum que preparaba Gibrán. Sí, porque ya había hecho algo con otro muchacho, uno de nombre Malak: "Caminando a la Luna". Algunas fotos que fueron exhibidas para denostar al cantante en youtube, en redes sociales, en medios impresos, aseguran cercanos a Gibrán, quería llevarlas en su nueva producción. Pero también aseguran cercanos a este joven que muchas de esas gráficas estaban en un lugar: Su celular.



Por eso, no entienden cómo es que antes de que Gibrán apareciera muerto, fueran subidas a las redes, correos electrónicos y hasta se hiciera un video difamándolo... como si trataran de justificar algo que iba a ocurrir.



No imaginaron sus agresores las repercusiones que ambos jóvenes provocarían, tanto en latitudes locales como internacionales... no tanto porque si fue uno de "La Voz México"... no... siete policías es nada... y el Gobernador lo sabe. Limitarse a siete implicaría en aumentar la incredulidad a su mandato constitucional, a su papel como gobernador, a su compromiso con los gobernados, para convertirse en cómplice por solapar a lo que es evidente, ya no le funciona...



 


Otras Entradas

Otras Entradas

Espionaje a medias

Intento ordenar mis pensamientos porque quiero tratar el asunto del espionaje, pero es difícil empezar a escribir cuando la Mujer me muestra a una "escort" del bajío, cuyas proporciones en nalga y pecho se contraponen a su diminuta cintura... "trae chaparrera" me dice, mientras me muestra el trasero de esa joven, cara de niña, que me recuerda lo poco que enseña de su rostro, a Ximena Sariñana.

Congruencia legislativa

Haciendo cuentas, a ojo de buen cubero, la decisión en pro o contra el desafuero de Eva Cadena Sandoval por parte de la LXIV Legislatura podría darse en unos quince días.

Senadores y alcaldes

"Jamás pensamos que un día íbamos a votar por el PRI", era la frase con la que se topó durante su campaña el hoy alcalde electo de Perote, Juan Francisco Hervert Prado, quien ocurrente, respondía: "No se preocupen... ¡voten por el Verde!"

La reelección de Pepe Mancha

En términos simples, la dirigencia de Pepe Mancha podría resumirse así: Una gubernatura, una bancada equilibrada y más de cien alcaldías.

La dirigencia del PRI

Cuestiona un amigo mi negativa a que se incorpore Américo Zúñiga Martínez a la dirigencia estatal del PRI.

Anemia legislativa

Es cuestión de observar y preguntar: ¿Quién falta por salir en un audio, un video, un escándalo?

¡Y Héctor voló!

Según este miércoles, a las siete de la mañana, estaría "invitado" Héctor "N" para presentarse ante la Fiscalía "N" para responder a los señalamientos que le hiciera uno de los más emblemáticos símbolos del duartismo, y si volteamos un poco hacia atrás, del fidelismo, y quien por cierto llegó con el alemanismo: Arturo "N".

El Jamás de Renato

Me enseña su reloj de los Tiburones Rojos a manera de respuesta cuando le pregunto a qué equipo le va.

Las matemáticas del poder

Cuando a finales del siglo pasado, el PRI perdió 107 alcaldías, fue el escándalo. ¿Por qué? Porque en lugar de festejar el avance de la democracia, nos regodeamos con el fracaso del partido en el poder. ¡Ah! Perdón... La derrota tuvo nombre, apellido y padre: Miguel Ángel Yunes Linares.

Caciques triunfadores

La pasada elección dejó en claro que a veces, los que ganan en las urnas no necesariamente son los candidatos, por ende, no necesariamente han de ser los que van a gobernar y no, no es por esa percepción que se tiene en torno a Xalapa con Hipólito Rodríguez Herrero, o Boca del Río, con Fernando Yunes Márquez, de quienes se dice que los que van a mandar realmente son Andrés Manuel López Obrador o Miguel Ángel Yunes Linares, respectivamente... nos referimos a los pequeños o grandes cacicazgos atrás de un triunfador en las urnas.

Los 3 independientes

De los 270 candidatos independientes que participaron en cuatro entidades por un cargo de representación popular, sólo tres alcanzaron a subir al podium de los triunfadores y los tres se dieron en Veracruz: Isaac García Álvarez, en Coahuitlán; Tavo Pérez Garay, en San Andrés Tuxtla; y Christian Romero Pérez, en Tlacotalpan.

Fernando Yunes Márquez, candidato electo por Veracruz, presume sus 102 mil votos que le dieron el triunfo en el Puerto, pero a la vez, igual hace alarde de ser el candidato más votado en la entidad, título que ostentaba en su momento Elizabeth Morales García con más de 95 mil votos en Xalapa.

Pepe 2018

Le pregunto si en sus escenarios, al igual que en los de Héctor, incluso el mismo Miguel Ángel, tienen contemplado que así como hay una animadversión en este momento para el PRI, este mal humor social pueda impregnar al apellido Yunes, más cuando en las últimas dos elecciones para Gobernador (2010 y 2016) ha participado este apellido y es posible, muy posible, que en el 2018, lo tengamos otra vez en tres personalidades en la disputa por la candidatura en sus respectivos partidos.

El triunfador en las elecciones

Van a dar las nueve de la noche, y bajo el riesgo de que aquí al día de mañana las cosas cambien (aunque lo dudo) la percepción que se tiene en torno a estas elecciones, es que hay varios triunfadores donde su circunstancia es lo que los posiciona como tales, incluso, hasta perdiendo hay quienes salen ganando.

Héctor 2018

Se le ve más delgado, pero no ese "delgado jodido" que agarró cuando anduvo en la pasada campaña por la gubernatura donde perdió 11 kilos, aunque asegura que cuando compitió para Senador, bajó 17 kilos 300 gramos.