Dir. Alberto Morales
 
portada fotografia caricatura noticias columnas revista medios videoteca
Mi PRImera vez
Mi primera vez fue rara... no sabía qué hacer... estaba frente a ella y creía que tenía todo el tiempo para observarla, mirarla, verla de arriba para abajo... pero no. Había gente esperando a que terminara.
20/05/2015 12:09:55 - Xalapa, Ver. por Salvador Muñoz
Ya había cumplido 18 años y aunque soñé varias veces con hacerlo, nunca pregunté antes qué se tenía qué hacer, cómo hacerlo... remotamente tenía una idea pues mi precocidad me llevó a ver en más de una ocasión lo que hacía mi mamá y conocía a las personas con las que se juntaba; pero una cosa es verlo, oírlo, y otra es tenerla frente a ti, tendida frente a ti, y no saber qué hacer, por eso yo quería tomarme un tiempo para verla de arriba a abajo, pero creo que se desesperaron los que esperaban que mi tío Beto, sin decir agua va, se acercó a mi lado y dijo: "¡Aquí, aquí!" y no me pude contener más, quizás motivado por la enjundia de mi tío, fue que empuñé ese crayón y taché al PRI... ¡así fue mi primera elección!



II

Sé que me pueden estar mentando la madre muchos por mi primera vez electoral, pero crecí en una familia de priistas, sindicalistas, activistas.

La única división que podía haber en la familia era de futbol, pero en política, el voto era para el PRI. Quizás costumbre, quizás inercia, no sé.

Eran otros tiempos donde se estaba convencido de la militancia. No recuerdo que a mi familia le dieran vales, despensas, gorras, mandiles o accesorios diversos. Se creía en el partido y se le defendía dando el voto por convicción y punto.

III

Del 2000 a esta fecha, es la primera vez que tengo la percepción de que la sociedad está harta del PRI, pero por ser el partido en el poder. Si estuviera el PAN, la animadversión sería anti-azul. Por cierto, también hay desencanto en el PAN y el PRD que junto con el PVEM, han sido partícipes de esas reformas que consideramos la Caja de Pandora de todos nuestros males como ciudadanos... empleos mal pagados, carestía en ascenso que no tiene para cuándo parar, inseguridad latente, incertidumbre social y una falta de credibilidad a cualquier candidato y sí, claro, con mayor fuerza a todo lo que represente al partido en el poder.

Y es curioso, porque desde que tengo uso de razón, el Presidente en turno nunca ha estado en el ánimo de la ciudadanía por relacionarlo con la famosa Crisis que en mi caso, al menos, vengo escuchando desde los 70.

También es común escuchar desde hace años al famoso "enemigo a vencer": El abstencionismo. Sólo en el 2000 se rompió el hechizo pero pasada esta elección de nuevo volvió a aparecer.

IV

Faltan menos de 20 días para las elecciones. En el PRI, hay la confianza de que su voto duro, multiplicado por el programa interno "Suma Dos" les dé para alcanzar millón y medio de sufragios que les pueda garantizar arriba de los 14 distritos.

En el resto de los partidos, la apuesta se centra en que la gente salga a votar, casi igual como ocurrió en el 2000, pero realmente en esa fecha, la opción se concentraba en el PAN. Hoy, los blanquiazules se deslindaron de su responsabilidad en las reformas propuestas por el Presidente y avaladas por el Congreso y tratan de aparentar ser unos paladines justicieros que están lejos de ser. El PRD, al menos en Veracruz, está dividido en rojo y amarillo y a pesar de ser cromos tan diferentes, en sus candidatos no sabemos de qué lado están.

Uno pudiera decir: "Tenemos además de esos tres (PAN, PRI-Verde y PRD-PT), otras opciones", pero nuestro pluripartidismo pareciera más calculado a la atomización del voto que a la democracia.

Luego entonces, quienes sueñan con el cambio, esperan que el abstencionismo pase a la historia.

V

Hace algunos años, cuando las reglas no estaban tan estrictas, no faltaba aquél que instaba al elector dubitativo a ejercer su derecho a señalar a un partido con un crayón. "¡Marque con una cruz a ese partido, ése es el malo, táchelo!" y la gente, atosigada por el rencor, cruzaba con una espantosa equis al PRI.



smcainito@gmail.com



Otras Entradas

Otras Entradas

Veracruz

La noche del sábado pude haberla disfrutado mucho...

Espionaje a medias

Intento ordenar mis pensamientos porque quiero tratar el asunto del espionaje, pero es difícil empezar a escribir cuando la Mujer me muestra a una "escort" del bajío, cuyas proporciones en nalga y pecho se contraponen a su diminuta cintura... "trae chaparrera" me dice, mientras me muestra el trasero de esa joven, cara de niña, que me recuerda lo poco que enseña de su rostro, a Ximena Sariñana.

Congruencia legislativa

Haciendo cuentas, a ojo de buen cubero, la decisión en pro o contra el desafuero de Eva Cadena Sandoval por parte de la LXIV Legislatura podría darse en unos quince días.

Senadores y alcaldes

"Jamás pensamos que un día íbamos a votar por el PRI", era la frase con la que se topó durante su campaña el hoy alcalde electo de Perote, Juan Francisco Hervert Prado, quien ocurrente, respondía: "No se preocupen... ¡voten por el Verde!"

La reelección de Pepe Mancha

En términos simples, la dirigencia de Pepe Mancha podría resumirse así: Una gubernatura, una bancada equilibrada y más de cien alcaldías.

La dirigencia del PRI

Cuestiona un amigo mi negativa a que se incorpore Américo Zúñiga Martínez a la dirigencia estatal del PRI.

Anemia legislativa

Es cuestión de observar y preguntar: ¿Quién falta por salir en un audio, un video, un escándalo?

¡Y Héctor voló!

Según este miércoles, a las siete de la mañana, estaría "invitado" Héctor "N" para presentarse ante la Fiscalía "N" para responder a los señalamientos que le hiciera uno de los más emblemáticos símbolos del duartismo, y si volteamos un poco hacia atrás, del fidelismo, y quien por cierto llegó con el alemanismo: Arturo "N".

El Jamás de Renato

Me enseña su reloj de los Tiburones Rojos a manera de respuesta cuando le pregunto a qué equipo le va.

Las matemáticas del poder

Cuando a finales del siglo pasado, el PRI perdió 107 alcaldías, fue el escándalo. ¿Por qué? Porque en lugar de festejar el avance de la democracia, nos regodeamos con el fracaso del partido en el poder. ¡Ah! Perdón... La derrota tuvo nombre, apellido y padre: Miguel Ángel Yunes Linares.

Caciques triunfadores

La pasada elección dejó en claro que a veces, los que ganan en las urnas no necesariamente son los candidatos, por ende, no necesariamente han de ser los que van a gobernar y no, no es por esa percepción que se tiene en torno a Xalapa con Hipólito Rodríguez Herrero, o Boca del Río, con Fernando Yunes Márquez, de quienes se dice que los que van a mandar realmente son Andrés Manuel López Obrador o Miguel Ángel Yunes Linares, respectivamente... nos referimos a los pequeños o grandes cacicazgos atrás de un triunfador en las urnas.

Los 3 independientes

De los 270 candidatos independientes que participaron en cuatro entidades por un cargo de representación popular, sólo tres alcanzaron a subir al podium de los triunfadores y los tres se dieron en Veracruz: Isaac García Álvarez, en Coahuitlán; Tavo Pérez Garay, en San Andrés Tuxtla; y Christian Romero Pérez, en Tlacotalpan.

Fernando Yunes Márquez, candidato electo por Veracruz, presume sus 102 mil votos que le dieron el triunfo en el Puerto, pero a la vez, igual hace alarde de ser el candidato más votado en la entidad, título que ostentaba en su momento Elizabeth Morales García con más de 95 mil votos en Xalapa.

Pepe 2018

Le pregunto si en sus escenarios, al igual que en los de Héctor, incluso el mismo Miguel Ángel, tienen contemplado que así como hay una animadversión en este momento para el PRI, este mal humor social pueda impregnar al apellido Yunes, más cuando en las últimas dos elecciones para Gobernador (2010 y 2016) ha participado este apellido y es posible, muy posible, que en el 2018, lo tengamos otra vez en tres personalidades en la disputa por la candidatura en sus respectivos partidos.

El triunfador en las elecciones

Van a dar las nueve de la noche, y bajo el riesgo de que aquí al día de mañana las cosas cambien (aunque lo dudo) la percepción que se tiene en torno a estas elecciones, es que hay varios triunfadores donde su circunstancia es lo que los posiciona como tales, incluso, hasta perdiendo hay quienes salen ganando.