Dir. Alberto Morales
 
portada fotografia caricatura noticias columnas revista medios videoteca
Partidos y futbol
Le voy al América. Ya lo saben y quien no lo sabe, cuando lo descubre, despotrica de mi equipo o me dice que yo sí sé lo que es futbol.
04/06/2015 22:56:21 - Xalapa, Ver. por Salvador Muñoz
Tengo amigos que le van al Cruz Azul. Y sí, nos burlamos hasta de su desgracia o incluso, aguantamos vara si alguno de los dos es derrotado en algún clásico.


Son pocos, poquitos, los cuates que le van a las Chivas pero viven con la misma intensidad los partidos así como la burla o sorna hacia mis colores.

¡Ah! Y aunque no lo crea, tengo un cuate que le va al Necaxa. El Ataúd Erwin Bárcenas le va a los Electricistas o como se les conoce actualmente, a los Rayos. Creo que nomás le va por llevar la contraria...

Si se da cuenta, el irle a un equipo es tan similar como militar en un partido político o tener simpatía por uno de ellos.

Sí, me va a decir: "Eso es una estupidez", pero se la pongo fácil: Uno como aficionado del América, por poner un bello ejemplo, ¿qué ganamos cuando se obtuvo ese campeonato contra el Cruz Azul de último momento (No cito el más reciente contra Tigres porque estuvo muy guango)? Muchas horas de orgullo, de fiesta, de alegría... pero al final, quien gana más, es el equipo, o los dueños del equipo, para ser más exactos.

Lo mismo ocurre con los partidos políticos: Si gana el PRI, PAN, PRD, PT, PES, Verde o el que usted quiera, asumimos tal triunfo tan similar como ocurre en un juego de futbol... incluso, hasta los que no votan, pueden disfrutar de la derrota del partido en el poder, aunque realmente el ciudadano no gane nada, sólo esa satisfacción lacónica, triste, igual a cuando el América es derrotado, es eliminado o pierde un campeonato.

¿O me va a decir que disfrutó la gran final de Santos contra Querétaro de la misma forma que lo hizo con el América contra el Cruz Azul?

Si me dice que no le interesa ni le gusta el futbol, es comprensible pero también es tan similar a aquella persona que asegura que se va a abstener de votar porque le da igual quien gane pues piensa que los partidos (no los de fut) ya se arreglaron entre sí.

Y también es más comprensible si piensa que el futbol es un juego estúpido donde 22 estúpidos corren tras un estúpido balón mientras son observados por miles y miles de estúpidos sujetos a las reglas de tres estúpidos que fungen como árbitros, y por eso no verá el partido de México contra Brasil este domingo, que equiparado con las elecciones, será tan similar a hacer nulo su voto o mandar a la chingada a todos los partidos políticos junto con sus candidatos pintarrajeando la boleta electoral.

Como sea... lo importante es que así como le voy al América, nunca de los nuncas, ningún amigo que le va al Cruz Azul, a las Chivas o a los Pumas, ha ejercido violencia física contra mi persona por mi preferencia deportiva y he sido también recíproco.

Incluso, hasta pienso que la puntada de mi amigo el diputado Uriel Flores Aguayo de "recomendar" ir a votar "a medios chiles" este domingo, no deja de ser una broma negra, y como tal debe tomarse... que no beberse.

Y no obstante ello, es imposible dejar de reconocer que así como habemos muchos que disfrutamos de un buen partido de futbol entre camaradas con distintos colores, hay gente que sólo piensa en chingar la madre, igualito como ocurre en estos momentos donde se da el robo de boletas, la calumnia se confunde con libertad de expresión, y el resentimiento social (que no indignación social) se tiene que escupir porque si no, revientan. Son los "Hooligans" de la política.

Yo no los invito a ver el partido de México contra Brasil porque me da hueva; prefiero ver al América... tampoco lo invito a salir a votar porque eso es una decisión muy personal, vamos, un derecho que no una obligación... pero sí les puedo decir que yo le voy al América, y así vaya de la chingada, lo goleen, dé espectáculo, sea eliminado en la liguilla o sea campeón, siempre apostaré a sus colores, como espero usted lo haga con su equipo favorito... o su partido político.

¡Nos vemos el lunes!



smcainito@gmail.com


Otras Entradas

Otras Entradas

Veracruz

La noche del sábado pude haberla disfrutado mucho...

Espionaje a medias

Intento ordenar mis pensamientos porque quiero tratar el asunto del espionaje, pero es difícil empezar a escribir cuando la Mujer me muestra a una "escort" del bajío, cuyas proporciones en nalga y pecho se contraponen a su diminuta cintura... "trae chaparrera" me dice, mientras me muestra el trasero de esa joven, cara de niña, que me recuerda lo poco que enseña de su rostro, a Ximena Sariñana.

Congruencia legislativa

Haciendo cuentas, a ojo de buen cubero, la decisión en pro o contra el desafuero de Eva Cadena Sandoval por parte de la LXIV Legislatura podría darse en unos quince días.

Senadores y alcaldes

"Jamás pensamos que un día íbamos a votar por el PRI", era la frase con la que se topó durante su campaña el hoy alcalde electo de Perote, Juan Francisco Hervert Prado, quien ocurrente, respondía: "No se preocupen... ¡voten por el Verde!"

La reelección de Pepe Mancha

En términos simples, la dirigencia de Pepe Mancha podría resumirse así: Una gubernatura, una bancada equilibrada y más de cien alcaldías.

La dirigencia del PRI

Cuestiona un amigo mi negativa a que se incorpore Américo Zúñiga Martínez a la dirigencia estatal del PRI.

Anemia legislativa

Es cuestión de observar y preguntar: ¿Quién falta por salir en un audio, un video, un escándalo?

¡Y Héctor voló!

Según este miércoles, a las siete de la mañana, estaría "invitado" Héctor "N" para presentarse ante la Fiscalía "N" para responder a los señalamientos que le hiciera uno de los más emblemáticos símbolos del duartismo, y si volteamos un poco hacia atrás, del fidelismo, y quien por cierto llegó con el alemanismo: Arturo "N".

El Jamás de Renato

Me enseña su reloj de los Tiburones Rojos a manera de respuesta cuando le pregunto a qué equipo le va.

Las matemáticas del poder

Cuando a finales del siglo pasado, el PRI perdió 107 alcaldías, fue el escándalo. ¿Por qué? Porque en lugar de festejar el avance de la democracia, nos regodeamos con el fracaso del partido en el poder. ¡Ah! Perdón... La derrota tuvo nombre, apellido y padre: Miguel Ángel Yunes Linares.

Caciques triunfadores

La pasada elección dejó en claro que a veces, los que ganan en las urnas no necesariamente son los candidatos, por ende, no necesariamente han de ser los que van a gobernar y no, no es por esa percepción que se tiene en torno a Xalapa con Hipólito Rodríguez Herrero, o Boca del Río, con Fernando Yunes Márquez, de quienes se dice que los que van a mandar realmente son Andrés Manuel López Obrador o Miguel Ángel Yunes Linares, respectivamente... nos referimos a los pequeños o grandes cacicazgos atrás de un triunfador en las urnas.

Los 3 independientes

De los 270 candidatos independientes que participaron en cuatro entidades por un cargo de representación popular, sólo tres alcanzaron a subir al podium de los triunfadores y los tres se dieron en Veracruz: Isaac García Álvarez, en Coahuitlán; Tavo Pérez Garay, en San Andrés Tuxtla; y Christian Romero Pérez, en Tlacotalpan.

Fernando Yunes Márquez, candidato electo por Veracruz, presume sus 102 mil votos que le dieron el triunfo en el Puerto, pero a la vez, igual hace alarde de ser el candidato más votado en la entidad, título que ostentaba en su momento Elizabeth Morales García con más de 95 mil votos en Xalapa.

Pepe 2018

Le pregunto si en sus escenarios, al igual que en los de Héctor, incluso el mismo Miguel Ángel, tienen contemplado que así como hay una animadversión en este momento para el PRI, este mal humor social pueda impregnar al apellido Yunes, más cuando en las últimas dos elecciones para Gobernador (2010 y 2016) ha participado este apellido y es posible, muy posible, que en el 2018, lo tengamos otra vez en tres personalidades en la disputa por la candidatura en sus respectivos partidos.

El triunfador en las elecciones

Van a dar las nueve de la noche, y bajo el riesgo de que aquí al día de mañana las cosas cambien (aunque lo dudo) la percepción que se tiene en torno a estas elecciones, es que hay varios triunfadores donde su circunstancia es lo que los posiciona como tales, incluso, hasta perdiendo hay quienes salen ganando.