Dir. Alberto Morales
 
portada fotografia caricatura noticias columnas revista medios videoteca
La pasión de Namiko
Con un café de por medio, acepta que su vicio son los cigarros, y me pregunta si no me molesta si fuma... "¡Adelante!", no me desagrada.
04/01/2016 10:48:18 - Xalapa, Ver. por Salvador Muñoz
 Son unos diez los que se fuma al día, según su cálculo, pero dice que igual disfruta de la lectura, de cualquier género, pero si es especializada en la materia de Derechos Humanos, ¡mejor! Así, de rapidito, descubro los dos vicios y la pasión de Namiko Matzumoto Benítez, secretaria ejecutiva de la Comisión Estatal para la Atención y Protección de los Periodistas (CEAPP): Cigarros, libros y derechos humanos.


II



Está entre los aspirantes a Ombudsman en Veracruz (¿ella sería Ombudswoman?), y de cierto modo, bien pudiera ser la pionera en nuestro estado en esta materia y más aún, la "mamá" del Programa Estatal de Derechos Humanos no sólo en Veracruz, sino también en Coahuila y Baja California, por citar algo. Tiene roce profesional con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y cantidad de organismos en este ramo no sólo a lo largo y ancho de América, sino allende el Atlántico, pero de su papel en esta actividad así como en la Comisión de Periodistas, será un asunto a tratar otro día.



III



¿Qué significa Namiko? le pregunto: "Hija de las Olas". Su apellido no tiene significado, me dice y sí, es evidente que es japonés... ¿de tu padre?... "no, de mi abuelo", un trapecista del Circo Matsumoto que llegó a México y ya no regresó al Sol Naciente. Aunque ignora el nombre de pila japonés, para ella siempre será Enrique Matzumoto Ogawa, quien hizo sus primeros pininos en Tampico, Tamaulipas, para al final asentarse en Veracruz... en El Higo. Allí, el padre de Namiko hizo su familia heredando no sólo el nombre, sino las habilidades farmacéuticas del abuelo. Años más tarde, emigrarían a Xalapa.



Con cinco hijos, don Enrique los enseñó a estudiar, pero a la vez, a cooperar con el sustento familiar y entonces, a los 17 años, Namiko ya tenía un empleo los fines de semana: ¡pintora de brocha gorda! A la fecha, la también académica de la Facultad de Derecho es un estuche de monerías pues va su gusto de la jardinería a plomería, carpintería, tallado de madera ¡y cocina! todavía se da el lujo de presumir que un día antes a nuestra plática, preparó un zacahuil con su mami.



-Bueno, ¿entonces qué hace Eduardo, tu marido?- le pregunto. Nos reímos.



IV



Unos jeans, botitas, suéter abrigador (el clima lo amerita), reloj y una cadenita... pero sin anillo que evidencie su matrimonio... tampoco está la clásica marca en el dedo por el uso cotidiano de la sortija. Le hago la observación y la respuesta me deja frío: ¡Nos lo robaron! Entraron a su casa y se volaron la cajita de "cositas" hace como siete años. Pero cuando cumpla 30 años de casada con Eduardo, piensan comprarse nuevas sortijas, pero "lo que realmente importa es lo que no se alcanza a ver: el amor, la empatía, el respeto. Todo eso que da solidez a una relación... puedes traer un anillo muy bonito y sólo ser apariencia. Creo que lo que a mí me da fortaleza como ser humano es la unidad familiar que tengo con Eduardo".



Pero no es la única vez en la que la delincuencia le ha causado estragos... una ocasión, caminando por la calle Lucio, entre Poeta Jesús Díaz y Libertad, ¡por poco y pierde una oreja! Un ladrón intentó arrancarle un arete pero no pudo. Lo que sí se llevó fue una pulsera.



V



Sin embargo, no sólo la delincuencia la ha tratado mal... en su papel como secretaria ejecutiva de la CEAPP, ha sido criticada severamente por la prensa, a tal grado que la han señalado de lesbiana (lo que le tiene sin cuidado) así como de que su única relación con los medios ha sido sirviéndoles café, a lo que responde que "en nada te degrada servir un café. Te platico: Sufrí mobbing (acoso laboral) en el Poder Judicial". Allí trabajó como proyectista. Entonces, solicitó su cambio de adscripción y la pasaron al área de Comunicación Social en el Tribunal Superior de Justicia (TSJE), "donde conocí a Manolo Santiago, un tipo muy agradable, bella persona, del que aprendí mucho".



Parte de su función era preparar la sesión del Consejo del martes y entonces se dio cuenta que los reporteros que cubrían la fuente, llegaban agitados, corriendo, porque venían del Congreso u otras fuentes, y sugirió al Presidente del TSJE tener una atención con ellos poniendo agua, café, galletas. Le pareció buena idea y le encomendó la tarea; así, cuando llegaban los reporteros, se los ofrecía, "porque me parecía un buen gesto. El hecho de que lo hayan hecho público no me ofende", dice.



VI



Un poco de jugo, cuatro cigarrillos, una taza de café con su respectiva escala en el baño, así como una tirada de cenicero que ella misma se encarga de recoger junto con los residuos, me muestran a una señora sencilla, agradable; pero su plática exhibe a una académica preparada en la materia de Derechos Humanos así como a una mujer apasionada de los mismos. Oírla hablar de sus inicios, cuando empezó a trabajar, estudiar, capacitarse en Derechos Humanos y todo mundo le decía que estaba loca pues se iba a morir de hambre; oírla hablar de que no estaba equivocada en sus sueños; oírla comentar que es parte activa en la creación de programas en esta materia en otros estados y el nuestro; de ser invitada especial en diversos países donde ha expuesto en foros, dado pláticas y capacitación; de "entrenar" jóvenes universitarios para concursos en la Corte Interamericana de Derechos Humanos y coordinar el Programa de estas garantías en la UV, le hace respirar hondo, profundo porque sabe que, hoy por hoy, el centro de la impartición y procuración de justicia, del ejercicio público, ¡de todo! son los derechos humanos y tiene bastante para demostrar ante los diputados el porqué quiere ser la Presidenta de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos.



smcainito@gmail.com


Otras Entradas

Otras Entradas

Wifi, promesa de campaña

Dos son los candidatos a los que he escuchado una promesa sumamente interesante: wifi en toda la ciudad. En este caso, me refiero a Hipólito Rodríguez Herrero (de Morena por Xalapa) así como a Humberto Alonso Morelli (de PAN-PRD por Boca del Río).

¡Y el OPLE baila aaasí!

Ya les tocó bailar con la más fea en la elección pasada donde nomás el recurso no fluía... no es para menos, la administración de Javier Duarte no sólo se llevó al baile al OPLE, sino a muchos más.

Tres ex delegados a prueba

Son pocos pero significativos. A ojo de buen cubero, tenemos tres: Tomás Carrillo Sánchez, Marcos Castillo, Iraís Morales y si gusta apuntarlo, Renato Alarcón Guevara que se cuece aparte.

Jaque legislativo

Hasta el martes, el número de diputados que tenía la fracción legislativa del PAN con la inclusión de José Luis Enríquez Ambell y Sebastián Reyes Arellano, era de 18 "suspiritos azules".

Luna Escudero

Cuentan que en su centro, había una fuente rodeada de árboles de naranja agria y algunas bancas que permitían al transeúnte tomar el fresco. Hoy, lo mismo llegan a celebrar el triunfo de un campeonato de fútbol o protestar contra el Gobierno. Ha de disculpar el candidato, pero de todas las propuestas que hizo, la que me tocó en serio, fue la de imaginar a la Plaza Lerdo verde, lejos de ese pavimento que, cuando el sol está en su cenit, pareciera usar al transeúnte como conducto para unir sus calores.

Gina y Zaida

Tras la detención de Gina Domínguez Colio, en el PRI estatal se arrepienten del exceso de "huevos tibios" que hubo para con la presidenta de la Fundación Colosio porque cuánto se hubieran ahorrado de "bochornos políticos" cuando le pidieron el cargo y ésta, sencillamente se negó a entregarlo aduciendo artículos y leyes internos.

La oportunidad de Pascual

A Héctor Yunes Landa le causa extrañeza "la detención selectiva de priístas" en pleno proceso electoral.

Gasoducto: de las redes a las campañas

Cada vez que entra a Jardines de Xalapa un carro de gas con tanques de 20 y 30 kilos, los vecinos nos alertamos. Primero, porque nada tiene que estar haciendo ese vehículo en este conjunto habitacional; segundo, porque de cierto modo nos advierte que un vecino utiliza tanques en lugar del estacionario, por lo que de inmediato, se da alerta a Protección Civil municipal si se detecta a dónde se lleva el cilindro.

Gasoducto: de las redes a las campañas

Cada vez que entra a Jardines de Xalapa un carro de gas con tanques de 20 y 30 kilos, los vecinos nos alertamos.

Winckler, para rato

El tipo se le abalanzó con celular en mano con la clara intención de tomarse una selfie y con el otro brazo pretendía rodearle por el cuello, mientras él no alcanzaba a entender qué ocurría; entonces alcanzó a oír lo que le decía: "The Big Bang Theory! The Big Bang Theory!"

Nicanor

Para Nicanor Moreira, el formato del debate no permite que el ciudadano que lo observó, tenga un escenario más completo del proyecto que el candidato plantea, más cuando cada uno de los diez contendientes que tiene Xalapa, contó en las 2:10 horas que duró el evento, con un aproximado de 11:30 minutos aproximadamente para dar a conocer sus propuestas.

Hipólito

Cuando le pregunto si han analizado la posibilidad en la casa de que su esposa esté en Lomas del Estadio y él en la calle de Enríquez, se ríe y cuenta que sendas contiendas, una por la rectoría y el otro, por la alcaldía de Xalapa, son totalmente diferentes.

Winckler: institución o actuación

En cuatro meses, el palmarés no tiene parangón en mi memoria: un ex secretario de Seguridad Pública en la cárcel; un ex titular de Sefiplan, en la sombra; un ex gobernador, entambado por un rato y que hoy vive un proceso penal en su domicilio ¡ah! y ya sin notaría; un ex titular de la Comisión de Agua del Estado de Veracruz y ex titular de Infraestructura y Obra Pública, en chirona y uno del Seguro Popular que cayó en Pacho y tras ampararse, se hizo ojo de hormiga, así como un ex tesorero de Sefiplan que anda de pelada en cuanto recibió el pitazo de que iban por sus huesos. Éste es el palmarés que cualquier sociedad que clama justicia aplaude en la actuación de un funcionario al que hoy, un diputado acusado por el delito de robo y que no puede ser detenido por el fuero, pide su cabeza.

Cinthya Lobato... ¡ahí viene!

Cuando aparece, cualquiera hubiera imaginado en ese momento que José Domingo se inspiró en ella para escribir esa canción de mis 70's: "Viste pantalón vaquero", pero no... no venía de jeans, ¡al contrario! lucía un vestido rojo de encaje que hacía un contraste perfecto con su piel morena y su inconfundible cola de caballo. Cinthya Lobato se sentó y echó abajo de inmediato esa leyenda de que su estancia en Italia, fue para estudiar Diseño de Moda... estudió Historia del Arte y su profesión es Licenciada en Administración de Empresas.

El escenario Morena

Doy la vuelta a la manzana con Harry y Nina, la nueva integrante de la familia. Una señora, por arriba del quinto piso, muy amable, extiende su brazo para entregarme el último número de "Regeneración, el periódico de las causas justas y del pueblo organizado", vamos, el periódico de Morena, o del Peje.