Dir. Alberto Morales
 
portada fotografia caricatura noticias columnas revista medios
La autocrítica de Duarte
A veces hablar de Javier Duarte de Ochoa o de Miguel Ángel Yunes Linares me hace sentir monotemático que hasta leerme me da hueva.
16/08/2016 01:55:47 - Xalapa, Ver. por Salvador Muñoz
No obstante, tenemos a un grupo de lectores que han hecho de las redes sociales su arena política, su circo romano, y ansían con desesperación ver cada día, cada instante, al Gobernador electo o al Constitucional, abriéndose en canal... para echar las vísceras.


Y aunque trato de evitar ser parte de este exhibicionismo entrañable (de entrañas, pues), a veces es totalmente inevitable, porque pareciera que Javier Duarte está empecinado en autoinmolarse... vea el porqué:



Estaba seguro que la nota era de la página web "Deforma". Digo, por la cabeza o título: "No le debo nada a Veracruz; me voy satisfecho y dejo uno de los estados más seguros del país, afirma Duarte".



Sí, para la percepción ciudadana, ya con la cabeza de esta nota, todo indica que es una broma del "Deforma", sitio web que se dedica a hacer noticias chuscas tan buenas que muchas se las han tomado como ciertas... pero no. La nota es de http://imagendelgolfo.mx/ y aunque no tiene crédito, está localizada en Poza Rica y fechada el 14 de este mes.



Aunque a fuerza de ser sinceros, bien podríamos decir que Duarte tiene razón:



* No le debe nada a Veracruz... ¡le debe a los pensionados, a los medios, a los empresarios, a la UV, y a quien usted quiera agregar.



* ¡Claro que se va satisfecho! La idea de engraparse el estómago es para sentirse satisfecho pronto y evitar seguir comiendo...

* Veracruz, uno de los estados más seguros... sí, porque es seguro que te roben, es seguro que te levanten, es seguro que te acuchillen mientras corres, es seguro que te secuestren, es seguro que te den medicina caducada...



Alabanza en boca propia es vituperio. La autocalificación o autocrítica que hace Javier Duarte de Ochoa de sí como administrador del Estado, es evidente que dista mucho de lo que cree un alto porcentaje de veracruzanos... al menos en las redes sociales y en las manifestaciones y plantones, o en todo Veracruz, es lo que se ve.



El oficio de Corrector... el arte de ser Corrector



Mi labor en los periódicos empezó allí, en una mesita con un marcador negro revisando textos y textos. Realmente lo que aprendía en la Facultad lo afinaba mejor con el apoyo de Polo Rodríguez, entonces subdirector de Redacción del diario "Política", que nunca negó su apostolado por la enseñanza... hasta la fecha.



Errores como "Fallece Malpica Vivendi" fue uno de los clásicos que no voy a olvidar, porque lejos de encabronarse Yayo Gutiérrez, lo vio como una mala broma del destino que me explicó con una serenidad distante a la de mis primeros años en ese periódico, donde cada vez que se nos iba un error, decía: "¡Van a decir que todos somos una bola de pendejos!"



El porqué no se encabronó y sus razones, me las reservo...



Esto de la Corrección viene a colación porque ayer, se me fue uno garrafal que quizás a muchos les haya pasado, escriban o no, sean reporteros o no... cuando la memoria digital (es decir, lo que hacen los dedos sobre el teclado), que sabe perfectamente dónde está cada letra, contradice al razonamiento en complicidad con otro sentido.



Escribí sobre el tenista Santiago González Torre, pero quizás motivado por la amistad con Sergio González Levet, mi memoria digital me traicionó así como mi vista, porque antes de enviar un texto, mínimo, lo leo tres veces y entonces, se fue mal mi columna: Hablé de Sergio González y no de Santiago González.



A veces la labor de un corrector es resumida a que no se vaya mal escrito un nombre, en el sentido de que le falte un acento o haya un error de dedo, porque no es lo mismo que uno ponga Verdugo que Ver... bueno, ¿me entendieron no?; o quizás de que lleve mayúscula o minúscula un cargo; o a lo mejor una coma (,) (¡hey! ¿ya vieron que sugestiva se ve la "coma" entre paréntesis?) o un punto y seguido mal puesto... pero el oficio de corrector además de una exigente sintaxis, implica a veces conocimiento de causa, curiosidad, investigación y por supuesto, amor a su trabajo.



Beda García Guzmán ayer me llevó a recordar mis inicios en este oficio. Me corrigió el nombre mal escrito; quitó el Sergio y puso el Santiago. Mas no sólo eso. Me hizo sentir bien, me hizo sentir que el oficio de corrector sigue siendo de suma importancia y tan valioso como cualquier eslabón del periodismo. Tan relevante el reportero, el editor, como el corrector.



Sólo basta decir: ¡Gracias Beda por tu valiosa entrega al trabajo! Y de paso, al amigo Gustavo González Godina, quien también me echó la mano.



smcainito@gmail.com


Otras Entradas

Otras Entradas

¡Y el OPLE baila aaasí!

Ya les tocó bailar con la más fea en la elección pasada donde nomás el recurso no fluía... no es para menos, la administración de Javier Duarte no sólo se llevó al baile al OPLE, sino a muchos más.

Tres ex delegados a prueba

Son pocos pero significativos. A ojo de buen cubero, tenemos tres: Tomás Carrillo Sánchez, Marcos Castillo, Iraís Morales y si gusta apuntarlo, Renato Alarcón Guevara que se cuece aparte.

Jaque legislativo

Hasta el martes, el número de diputados que tenía la fracción legislativa del PAN con la inclusión de José Luis Enríquez Ambell y Sebastián Reyes Arellano, era de 18 "suspiritos azules".

Luna Escudero

Cuentan que en su centro, había una fuente rodeada de árboles de naranja agria y algunas bancas que permitían al transeúnte tomar el fresco. Hoy, lo mismo llegan a celebrar el triunfo de un campeonato de fútbol o protestar contra el Gobierno. Ha de disculpar el candidato, pero de todas las propuestas que hizo, la que me tocó en serio, fue la de imaginar a la Plaza Lerdo verde, lejos de ese pavimento que, cuando el sol está en su cenit, pareciera usar al transeúnte como conducto para unir sus calores.

Gina y Zaida

Tras la detención de Gina Domínguez Colio, en el PRI estatal se arrepienten del exceso de "huevos tibios" que hubo para con la presidenta de la Fundación Colosio porque cuánto se hubieran ahorrado de "bochornos políticos" cuando le pidieron el cargo y ésta, sencillamente se negó a entregarlo aduciendo artículos y leyes internos.

La oportunidad de Pascual

A Héctor Yunes Landa le causa extrañeza "la detención selectiva de priístas" en pleno proceso electoral.

Gasoducto: de las redes a las campañas

Cada vez que entra a Jardines de Xalapa un carro de gas con tanques de 20 y 30 kilos, los vecinos nos alertamos. Primero, porque nada tiene que estar haciendo ese vehículo en este conjunto habitacional; segundo, porque de cierto modo nos advierte que un vecino utiliza tanques en lugar del estacionario, por lo que de inmediato, se da alerta a Protección Civil municipal si se detecta a dónde se lleva el cilindro.

Gasoducto: de las redes a las campañas

Cada vez que entra a Jardines de Xalapa un carro de gas con tanques de 20 y 30 kilos, los vecinos nos alertamos.

Winckler, para rato

El tipo se le abalanzó con celular en mano con la clara intención de tomarse una selfie y con el otro brazo pretendía rodearle por el cuello, mientras él no alcanzaba a entender qué ocurría; entonces alcanzó a oír lo que le decía: "The Big Bang Theory! The Big Bang Theory!"

Nicanor

Para Nicanor Moreira, el formato del debate no permite que el ciudadano que lo observó, tenga un escenario más completo del proyecto que el candidato plantea, más cuando cada uno de los diez contendientes que tiene Xalapa, contó en las 2:10 horas que duró el evento, con un aproximado de 11:30 minutos aproximadamente para dar a conocer sus propuestas.

Hipólito

Cuando le pregunto si han analizado la posibilidad en la casa de que su esposa esté en Lomas del Estadio y él en la calle de Enríquez, se ríe y cuenta que sendas contiendas, una por la rectoría y el otro, por la alcaldía de Xalapa, son totalmente diferentes.

Winckler: institución o actuación

En cuatro meses, el palmarés no tiene parangón en mi memoria: un ex secretario de Seguridad Pública en la cárcel; un ex titular de Sefiplan, en la sombra; un ex gobernador, entambado por un rato y que hoy vive un proceso penal en su domicilio ¡ah! y ya sin notaría; un ex titular de la Comisión de Agua del Estado de Veracruz y ex titular de Infraestructura y Obra Pública, en chirona y uno del Seguro Popular que cayó en Pacho y tras ampararse, se hizo ojo de hormiga, así como un ex tesorero de Sefiplan que anda de pelada en cuanto recibió el pitazo de que iban por sus huesos. Éste es el palmarés que cualquier sociedad que clama justicia aplaude en la actuación de un funcionario al que hoy, un diputado acusado por el delito de robo y que no puede ser detenido por el fuero, pide su cabeza.

Cinthya Lobato... ¡ahí viene!

Cuando aparece, cualquiera hubiera imaginado en ese momento que José Domingo se inspiró en ella para escribir esa canción de mis 70's: "Viste pantalón vaquero", pero no... no venía de jeans, ¡al contrario! lucía un vestido rojo de encaje que hacía un contraste perfecto con su piel morena y su inconfundible cola de caballo. Cinthya Lobato se sentó y echó abajo de inmediato esa leyenda de que su estancia en Italia, fue para estudiar Diseño de Moda... estudió Historia del Arte y su profesión es Licenciada en Administración de Empresas.

El escenario Morena

Doy la vuelta a la manzana con Harry y Nina, la nueva integrante de la familia. Una señora, por arriba del quinto piso, muy amable, extiende su brazo para entregarme el último número de "Regeneración, el periódico de las causas justas y del pueblo organizado", vamos, el periódico de Morena, o del Peje.

Zairick y Diez Francos

Me tenía intrigado cómo iba a hacer su campaña Daniel Zairick en Orizaba, cuando la ciudad está impecable.