Dir. Alberto Morales
 
portada fotografia caricatura noticias columnas revista medios videoteca
Duarte y los alcaldes del PRI
Javier Duarte de Ochoa ya perdió el juicio... ¡je! no se espante, me refiero al Juicio Mediático.
03/10/2016 22:55:59 - Xalapa, Ver. por Salvador Muñoz
Cualquier cosa que ponga o salga en las redes sociales, de inmediato la respuesta es agresiva, ofensiva, despectiva. Vamos, la libertad de las redes sociales permite que todos, de un modo u otro, prodiguen anatemas al por mayor a quien es el villano favorito en Veracruz.


Javier Duarte de Ochoa tiene en su haber otro juicio al que tiene que enfrentar: el Juicio Partidista. Hace una semana, parecía que lo tenía perdido, de no ser por el papel (o papelazo) de su principal inquisidor: Enrique Ochoa Reza, quien mientras se ofende de las acusaciones que hacen contra Javier Duarte, las que hacen en contra de Rubén Moreira, de Coahuila, hermano de otro enjuiciado por los medios, Humberto Moreira, dijera otro ilustre priista, "ni las ve ni las escucha". En pocas palabras, el PRI nacional incurre en incongruencia.



El asunto es esperar si las denuncias de carácter ministerial que hay en contra de Javier Duarte de Ochoa alcanzan el grado de Juicio legal...



II



Mientras Fuente Ovejuna está a la espera de llevar al cadalso al Gobernador, la que hoy todavía es oposición deberá cambiar la estrategia a impulsar en los municipios, próximos a elegir presidentes municipales, no sé si desde ahora o una vez asumiendo el poder.



No se trata de ser un genio para adivinar lo que viene: el "Juicio" a los alcaldes, en especial a los que hoy ocupan plaza priista, como pueden ser Veracruz, Coatza, Xalapa, Orizaba, Tuxpan, por citar no "algunos", sino los importantes tanto por su número electoral y hasta por el presupuesto que manejan.



¿Qué tipo de juicio? Puede ser un "Juicio Político", en el sentido de atacar su "nula obra"; su "pésima labor" política ante los problemas sociales que aquejan al municipio; también podría enfocarse a su "ausencia de sensibilidad política" o simplemente "corrupción".



Es posible que haya quienes cubran en su totalidad los que han de ser "los señalamientos" que la hoy oposición endilgará el día de mañana o en los días por venir; en una de ésas, si a ningún edil le pueden colgar tales anatemas, bastará entonces con recordar su génesis, su origen, su cuna: "es priista".



III



Por eso, a estas alturas, si el PRI (junto con sus partidos aliados) quiere, mínimo, mantener sus más de 100 alcaldías para tener algo que apostar al 2018, habrá que ver el papel que desarrollen en el cierre de su administración sus ediles como pueden ser Américo Zúñiga, Ramón Poo, Manuel Rosendo Pelayo, Jorge González Azamar, Joaquín Caballero Rosiñol, Juan Manuel Diez Francos, Ruiz Díaz, entre otros...



Aunque es posible que no importa qué tanto hagan, desarrollen, generen... las pasadas elecciones dieron muestra de ello. Orizaba, Tuxpan, Coatza, Xalapa, ejemplos donde si no fue Morena fue el PAN.



IV



El PRI tendrá que apostar a una alianza entre ellos mismos y buscar una reconciliación con la sociedad. Apostar a los cuadros jóvenes pero no a los que hicieron de la política un instrumento de poder y no de servicio. Reinventarse. Los cotos de poder ya dejaron de serlo. El sindicalismo es más ficticio que su líder. Quizás lo único real sea su militancia, la que todavía cree en el PRI, que ya se despabiló y dejó ese estado de shock que sobrevino desde el cinco de junio; esa militancia que ya está pedaleando su municipio tratando de reagrupar a su gente, a sus conocidos, a sus amigos, porque cree que hoy más que nunca, es la oportunidad de crecer, porque una vez que el PRI tocó fondo, sólo hay de dos: quedarse abajo o empezar a salir. Así como en Emiliano Zapata, donde ya trajina un Daniel Baizabal tratando de ser una opción para su partido. Por eso, el priismo espera que así se vean, animados, a esos militantes que antes se peleaban por ser candidatos y hoy, ni sus luces se ven en Xalapa, en el Puerto, y en otros municipios, como si el Juicio Mediático y Partidista que pesa en Javier Duarte de Ochoa, los hubiera alcanzado por el hecho de ser priista o peor aún, como si fuera una vergüenza ser priista. Claro, pueden abogar que el duartismo no es lo mismo que priismo, pero es innegable que el silencio del partido y de sus máximos representantes, también los hizo cómplices. Reinventarse y caminar, la tarea interna; reconciliarse con la sociedad, la externa. Mientras, a esperar que Javier Duarte de Ochoa confronte, si es que llega, el Juicio legal que Veracruz desea.



smcainito@gmail.com


Duarte y los alcaldes del PRI


Salvador Muñoz



Javier Duarte de Ochoa ya perdió el juicio... ¡je! no se espante, me refiero al Juicio Mediático. Cualquier cosa que ponga o salga en las redes sociales, de inmediato la respuesta es agresiva, ofensiva, despectiva. Vamos, la libertad de las redes sociales permite que todos, de un modo u otro, prodiguen anatemas al por mayor a quien es el villano favorito en Veracruz.



Javier Duarte de Ochoa tiene en su haber otro juicio al que tiene que enfrentar: el Juicio Partidista. Hace una semana, parecía que lo tenía perdido, de no ser por el papel (o papelazo) de su principal inquisidor: Enrique Ochoa Reza, quien mientras se ofende de las acusaciones que hacen contra Javier Duarte, las que hacen en contra de Rubén Moreira, de Coahuila, hermano de otro enjuiciado por los medios, Humberto Moreira, dijera otro ilustre priista, "ni las ve ni las escucha". En pocas palabras, el PRI nacional incurre en incongruencia.



El asunto es esperar si las denuncias de carácter ministerial que hay en contra de Javier Duarte de Ochoa alcanzan el grado de Juicio legal...



II



Mientras Fuente Ovejuna está a la espera de llevar al cadalso al Gobernador, la que hoy todavía es oposición deberá cambiar la estrategia a impulsar en los municipios, próximos a elegir presidentes municipales, no sé si desde ahora o una vez asumiendo el poder.



No se trata de ser un genio para adivinar lo que viene: el "Juicio" a los alcaldes, en especial a los que hoy ocupan plaza priista, como pueden ser Veracruz, Coatza, Xalapa, Orizaba, Tuxpan, por citar no "algunos", sino los importantes tanto por su número electoral y hasta por el presupuesto que manejan.



¿Qué tipo de juicio? Puede ser un "Juicio Político", en el sentido de atacar su "nula obra"; su "pésima labor" política ante los problemas sociales que aquejan al municipio; también podría enfocarse a su "ausencia de sensibilidad política" o simplemente "corrupción".



Es posible que haya quienes cubran en su totalidad los que han de ser "los señalamientos" que la hoy oposición endilgará el día de mañana o en los días por venir; en una de ésas, si a ningún edil le pueden colgar tales anatemas, bastará entonces con recordar su génesis, su origen, su cuna: "es priista".



III



Por eso, a estas alturas, si el PRI (junto con sus partidos aliados) quiere, mínimo, mantener sus más de 100 alcaldías para tener algo que apostar al 2018, habrá que ver el papel que desarrollen en el cierre de su administración sus ediles como pueden ser Américo Zúñiga, Ramón Poo, Manuel Rosendo Pelayo, Jorge González Azamar, Joaquín Caballero Rosiñol, Juan Manuel Diez Francos, Ruiz Díaz, entre otros...



Aunque es posible que no importa qué tanto hagan, desarrollen, generen... las pasadas elecciones dieron muestra de ello. Orizaba, Tuxpan, Coatza, Xalapa, ejemplos donde si no fue Morena fue el PAN.



IV



El PRI tendrá que apostar a una alianza entre ellos mismos y buscar una reconciliación con la sociedad. Apostar a los cuadros jóvenes pero no a los que hicieron de la política un instrumento de poder y no de servicio. Reinventarse. Los cotos de poder ya dejaron de serlo. El sindicalismo es más ficticio que su líder. Quizás lo único real sea su militancia, la que todavía cree en el PRI, que ya se despabiló y dejó ese estado de shock que sobrevino desde el cinco de junio; esa militancia que ya está pedaleando su municipio tratando de reagrupar a su gente, a sus conocidos, a sus amigos, porque cree que hoy más que nunca, es la oportunidad de crecer, porque una vez que el PRI tocó fondo, sólo hay de dos: quedarse abajo o empezar a salir. Así como en Emiliano Zapata, donde ya trajina un Daniel Baizabal tratando de ser una opción para su partido. Por eso, el priismo espera que así se vean, animados, a esos militantes que antes se peleaban por ser candidatos y hoy, ni sus luces se ven en Xalapa, en el Puerto, y en otros municipios, como si el Juicio Mediático y Partidista que pesa en Javier Duarte de Ochoa, los hubiera alcanzado por el hecho de ser priista o peor aún, como si fuera una vergüenza ser priista. Claro, pueden abogar que el duartismo no es lo mismo que priismo, pero es innegable que el silencio del partido y de sus máximos representantes, también los hizo cómplices. Reinventarse y caminar, la tarea interna; reconciliarse con la sociedad, la externa. Mientras, a esperar que Javier Duarte de Ochoa confronte, si es que llega, el Juicio legal que Veracruz desea.



smcainito@gmail.com


Otras Entradas

Otras Entradas

Anécdotas de la Mesa de Estatutos

En Campeche, donde se celebró la Mesa de discusión sobre los Estatutos del PRI, hay cosas curiosas que destacar, más allá de los acuerdos obtenidos, como por ejemplo, de que ya muchos consideren a Carlos Brito Gómez (Don Charles pa' los cuates) como el Chabelo del PRI, que si bien igual pudiera disputar esa distinción Manuel Ramos Gurrión, por tamaño (no político, sino de estatura), se lo gana Brito... en un momento dado, en que entre ambos PRIsaurios pudieran verse en pintura, entonces estaríamos hablando del "Chabelo y Pepito del PRI".

El más buscado

¿Saben quién es la persona más buscada de Veracruz en estos momentos?

¡Gana Carlos Morales!

Honor a quien honor merece: Ya me jalaron las orejas los amigos de Altotonga porque dejé fuera de la jugada al diputado Carlos Morales Guevara con mi comentario de ayer, cuando puse: "¿Alguien vio a los diputados locales y federales en sus distritos respectivos afectados por el paso de Franklin? Es la pregunta que leí en las redes sociales..."

Hipólito, MAYL y Héctor

Los datos que arroja Hipólito Rodríguez Herrero en torno a Proactiva, empresa que tiene una ampliación por quince años más para hacerse cargo del relleno sanitario, considera que son suficientes para que el presidente municipal de Xalapa, Américo Zúñiga Martínez, exponga al público las condiciones de dicho convenio: en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, pagan 11 millones de pesos; en Mérida, Yucatán, 4 mdp; mientras que en Xalapa, el pago será de 24 mdp anuales.

Julión jarocho

No sé Rafael Márquez qué broncas tan fuertes tenga en esa vinculación que le hacen con el crimen organizado y la verdad, espero que le vaya bien en lo que él ha llamado "el partido más difícil de su vida" y no haya necesidad de llegar a los penales... en el caso de Julión Álvarez, es seguro que por lo que vaya a decir, me gane una mentada de madre, pero lo digo de corazón: el señor merece la cárcel.

Anécdotas que se entrelazan

Antes de entrar en materia, un pequeño comercial de los Pepes:

Fidel y las Flores

Mucho se habló de la reaparición de Fidel Herrera Beltrán, ex gobernador de Veracruz, que en su gobierno inundó a la entidad de rojo... que rojas las escuelas, que rojos los hospitales, que rojas las guayaberas, ¡que rojos los chones en fin de año!

El regreso de la nota roja

Los vecinos de Jilotepec advierten que harán recorridos por las calles de sus comunidades acompañados por sirenas; en cuanto vean a un delincuente, la harán sonar y lo perseguirán hasta darle alcance... no lo van a matar, pero le dejarán "un recuerdo muy grande".

Pedro, el muy cabrón

La última vez que platicamos, no fue una plática... tampoco fue un diálogo... a lo más fue un monólogo que escuché hasta que le dije "te voy a colgar porque vamos a acabar mal".

Seguridad defecada

Les platico de mi vecindario y en una de ésas, hasta haya similitudes con su vecindario.

El título de Kuri Kuri

Un 7 de diciembre, el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares sacudió a los estudiantes de la Universidad Popular Autónoma de Veracruz cuando señaló que ésta emitió por lo menos 100 mil títulos sin registro ni validez, y puso el dedo en la llaga cuando citó que las cuotas que cobra la institución ingresan a una asociación civil, la que es investigada.

La otra Tigresa

 Se la robaron a los poetas.

Toto, a la espera

"Antes de ejercer mis facultades como Gobernador escucharé a los ciudadanos", comenta en sus redes sociales el Gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, esto, con motivo de que un grupo de personas le entregó un documento donde se le solicita que ejerza su veto a las reformas a la Ley de Protección a los Animales las que despenalizan las peleas de gallos y vaquilladas.

El chiste de Javier

Adivina, adivinador: ¿Qué sale si cruzamos a Fidel Herrera con Javier Duarte? ¡Pues un Javier Herrera!

Seguridad y Deuda

Poco a poco fue rodeado. Le tomé una foto y la mandé a ese famoso grupo de vecinos en espera de que se actuara, pero estaban más interesados en otros rollos, como la defensa de un arco que es "símbolo" de la unidad en la que vivo...