Dir. Alberto Morales
 
portada fotografia caricatura noticias columnas revista medios videoteca
El ocaso del salvador de México

El "Mexican Moment", tan publicitado por círculos empresariales y sectores financieros de dentro y fuera del país, derivado de las 10 reformas estructurales que Enrique Peña Nieto las etiqueto como las -salvadoras de la economía nacional y promotoras del bienestar de los mexicanos-, a 22 meses arrastran a la nación a la peor crisis económica, política, social y humana que se tenga memoria, después de los gobiernos priístas surgidos e inspirados, todavía, de las tesis de la revolución mexicana.

07/12/2014 23:02:25 - Xalapa, Ver. por Helí Herrera Hernández


Aprovechando el "ego" de los panistas, y la ambición económica de los



perredistas, el Presidente de la República echo andar el Pacto por México y



logro las reformas energética, de competencia económica,



telecomunicaciones y radiodifusión, hacendaria, financiera, educativa,



electoral, la del amparo, el código de procedimientos penales y



transparencia y, la laboral, con el argumento que en conjunto iban a ser los



resortes que impulsarían el crecimiento económico al cuatro por ciento,



trabajos bien remunerados, seguridad social, paz y reactivación del



mercado interno que iba a traer, en resumen, bienestar primordialmente a



los mexicanos de la clase media, pobre y miserable.



Todo este andamiaje fue aplaudido a rabiar, desde luego, por priístas,



panistas, verdes, panalistas y perredistas internamente; pero en el



extranjero primeros ministros, jefes de estado y la oligarquía financiera



mundial no escatimo elogios para don Enrique, quien inclusive la revista



TIME del 24 de febrero de este año brindo su portada al exgobernador del



Estado de México y lo presento, como el "salvador de México".



La popularidad del orgullo de Atlacomulco se fue por las nubes, 79 de



cada 100 compatriotas lo admiraban, apoyaban y le daban su confianza. Así



paso sus primeros 12 meses en una luna de miel embriagante, a pesar que los



efectos de todas esas reformas en lugar de beneficiar a los mexicanos,



empezaban a perjudicarlos, porque la economía no crecía, no se movía y mes



tras mes empezaban los ajustes de la misma a la baja, los precios de los



artículos de la canasta básica iban hacia arriba, los salarios se



depauperizaban, la inseguridad social aumentaba, muy a pesar de los golpes



mediáticos que el gobierno federal propalaba como el arresto de Joaquín



Guzmán Loera (el chapo), o la detención, consignación y sentencia de la



maestra Elba Esther Gordillo.



La desilusión empezó a permear a las masas sociales porque Peña



Nieto no honraba la palabra empeñada de bajar los precios de los



combustibles, de no aumentar impuestos, de brindar paz a los compatriotas



con políticas de seguridad inteligentes y así, su popularidad empezó a



descender. Su gobierno entro de lleno a una crisis política de divorcio con



los grupos del poder económicos que lo apoyaron, con la clase media alta que



voto por él, con los obreros y campesinos que le compraron su decálogo y



mes tras mes vieron esfumarse sus sueños de felicidad en su gobierno.



Una encuesta del Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública de



la Cámara de Diputados aparecida en el mes de octubre, antes de conocerse



la tragedia de Iguala, Guerrero, muestra que apenas 11 por ciento de los



ciudadanos acepta tener mucha confianza a Enrique Peña Nieto; otro 21% le



concedió algo de la misma; el 33 por ciento manifestó que ya era poca la



confianza con el Presidente de la República y, finalmente, el 32% de plano



aseguro no tenerle ninguna.



Después de los seis muertos y 43 desaparecidos en Iguala la



desconfianza se ha convertido en repudio, porque la tragedia de Ayotzinapa



tan solo viene a ser un ejemplo viviente de la anarquía que priva en México,



de la impunidad que gozan grupos criminales por estar protegidos por los



encargados de combatirlos en los tres niveles de gobierno, y si a eso le



suma la corrupción misma del presidente, que favorece con obra publica a su



testaferro Juan Armando Hinojosa, a cambio de palacetes que se los



escritura a su esposa, una actriz que miente en vivo y a todo color, creyendo



que los mexicanos somos estúpidos, la confianza desaparece, como lo



muestran las encuestas recientes de los periódicos nacionales Reforma y El



Universal, que el pasado lunes primero de diciembre dieron a conocer que el



priísta Peña Nieto bajo 11 puntos de popularidad que lo ubican con el 39 %



de aprobación, y el 58% de repudio y rechazo (reforma), mientras que El



Universal lo ubican en 50 de reprobación contra 41 de aprobación.



A dos años de su mandato el repudio a Peña Nieto aumenta



considerablemente y eso, que aun no sentimos los efectos de la baja en los



precios del petróleo (nuestra primordial mercancía de exportación), que se



ha depreciado en un 40%, y un peso que se devalúa y amenaza con generar



inflación, para acabarla de amolar.



Así pues, el hombre que se erigió como el salvador de México se ha



derrumbado en tan solo 24 meses de sus 72. el "-quid-" aquí no es si



cumplirá su mandato constitucional, sino el que los mexicanos lo soporten



todo ese tiempo ante la ineficacia de su gobierno , la incapacidad de



encontrar políticas públicas adecuadas que logren sacar al país de la crisis a



la que lo condujo, y que sus actos de corrupción no le sigan restando



autoridad en el extranjero, frente a jefes de Estado de países y naciones



más poderosos política y económicamente que la nuestra, que viven en la



justa medianía de sus salarios presidenciales.



Por el momento, internamente ya el pueblo lo repudia



mayoritariamente y en el extranjero, los mismos voceros de los organismos



financieros neoliberales a través de sus periódicos y revistas una semana si,



y la otra también lo cuestionan con severidad.


Otras Entradas

Otras Entradas

La crónica del "te le he dicho"

Las elecciones de junio pasado en los estados de México, Coahuila y Veracruz, donde las trapacerías electorales volvieron aparecer, sirven para volver a demostrar cuan partidizados se encuentran los consejeros electorales, que sin importar que digan las leyes de la materia ellos las interpretan a modo de la nomenclatura que gobierna, sin importar el ridículo nacional e internacional que hacen con sus decisiones.

Se fractura la alianza gubernamental.

¡Poco duro el romance! A escasos siete meses de iniciado el nuevo gobierno empiezan aflorar las fracturas de la alianza política formada entre el partido (de) Acción Nacional y el de la Revolución Democrática que les hizo ganar la mayoría del Poder Legislativo, el Ejecutivo y, hace apenas un mes las elecciones municipales.

EL OFICIOSO OPLE VERACRUZANO.

No se podía esperar menos de los consejeros del Organismo Público Local Electoral de Veracruz.

Desfasamiento en los partidos políticos.

Lo que está ocurriendo en la vida de los partidos políticos nacionales en México no es cosa menor.

¡Pero que necesidad!

La neofitez de los gobiernos neoliberales de México en materia histórica nos vuelven a meter en un embrollo de ridículo internacional. Antes lo hizo el famoso Vicente Fox con aquel famoso "comes y te vas" que nos dejó muy mal parados en el mundo diplomático al conocerse la realidad de los hechos.

AMLO decide no ser imán.

He votado dos veces por el sin remordimiento alguno.

El derrumbe y la resurección

Lo anticipé en mi columna del 16 de abril de este año, publicado en este mismo medio: "para las elecciones municipales habrá un reacomodo de las fuerzas políticas en Veracruz, bajando los partidos que hoy claman victoria, y subiendo los que hoy dan por muertos".

El mismo escenario de 2006

Son las circunstancias políticas las que vuelven a encuatar los tiempos. Lo que sucedió en 2006 parece repetirse en 2017 en el Estado de México prácticamente con las mismas fuerzas: las del oscurantismo, el retroceso, la demagogia y la corrupción contra las del campo progresista, vea usted si no.

24 mil 653 jóvenes quedarán fuera de la UV

No es privativo de nuestra máxima casa de estudios, lo es de toda la educación media superior y superior en el país, desde que los gobiernos neoliberales tomaron el poder a partir de la segunda mitad del gobierno de Miguel de la Madrid en 1985, cuando empezaron a incumplir el mandato del artículo tercero constitucional de otorgar un educación de calidad a todos los jóvenes y señoritas del país, de manera gratuita.

¡Lo que hay que ver!

Los llamados que constantemente está realizando Andrés Manuel López Obrador para apoyar a la maestra Delfina en el Estado de México para que gane la elección para gobernador el próximo 4 de junio denotan dos cosas: la primera que es falso que vaya arriba en las encuestas creíbles y la segunda que, con lo que tienen hasta hoy no les alcanzaría para alzarse con el triunfo; de allí el ultimátum a los partidos de izquierda para que declinen a favor de ella, y las alianzas que esta tejiendo con Elba Esther Gordillo y el sector empresarial del EDOMEX.

¡Después de mi.....la nada!

Nunca llegue a pensar que Andrés Manuel López Obrador volvería a pecar un poquito, solo un poquito de soberbia y prepotencia, después de aquel episodio vivido en Guadalajara el 29 de mayo de 2015, que marco su alejamiento con las fuerzas políticas del campo democrático, especialmente con Movimiento Ciudadano.

Las municipales: parteaguas de los partidos

Ha concluido el proceso interno de los distintos partidos políticos nacionales (no hay ya partidos políticos estatales dado que desaparecieron en el pasado proceso electoral local), para registrar ante el Órgano Electoral Estatal sus planillas de ediles.

Cadáveres políticos.

Debió tener entre 18 o 19 años. Deambulaba en los pasillos de la Cámara de Diputados llevando papeles, cargando de vez en cuando un celular-tabique como eran aquellos iusacell, buscando al diputado federal de la LV Legislatura que era su jefe cuando recibía algún llamado urgente.

Movimiento Ciudadano y Morena al alza.

El Universal publicó este sábado una encuesta mas de una serie que viene realizando desde hace un año relacionadas con las elecciones de 2018 para la Presidencia de la República, donde maneja a las y los candidatos que despuntan en los partidos políticos: Margarita Zabala, Miguel Ángel Osorio Chong, Jaime Rodríguez, Ricardo Anaya, Erubiel Avila y Andrés Manuel López Obrador.

Siria: La bomba que puede estallar

Estuve allá en 1994.