Dir. Alberto Morales
 
portada fotografia caricatura noticias columnas revista medios videoteca
La neocolonización de terciopelo
México ha dejado de ser aquel >apetitoso territorio< que despertó la ambición de las potencias mundiales para apoderarse de él mediante guerras, como la provocada por Los Estados Unidos casi a la mitad del siglo XIX que le costo perder poco más del 50 por ciento de sus tierras y costas, y más adelante del imperio francés, que con el apoyo de apátridas pretendieron agenciarse el resto, que de no ser por aquellas gigantes liderados por don Benito Juárez García habría ocurrido.
13/09/2015 23:10:03 - Xalapa, Ver. por Helí Herrera Hernández
Hoy, después de tres décadas de gobiernos neoliberales tales invasiones a fuego y sangre son innecesarias e inútiles. Por lo menos Los Estados Unidos nos "ha integrado y/o anexado" sin necesidad de una intervención armada, sino a través de un entramado de acuerdos, que dócilmente, desde Miguel de la Madrid para acá han firmado sin chistar ni oponer resistencia alguna los presidentes de la República, y así ir perdiendo soberanía e independencia económica.

Desde la firma en 1982 de la Carta de Intención por parte de aquel presidente con el Fondo Monetario Internacional, se reorientaron las políticas públicas económicas internas, el destino de la producción petrolera; el pago de la deuda externa y toda la economía agrícola, dejando de sembrar para el consumo nacional en beneficio de los productores norteamericanos y las necesidades alimentarias de aquella nación.

Con el argumento de la globalización y la insertación de México al mundo, los inquilinos de la casa blanca (la de Washington) con los de Los Pinos, han tejido mediante tratados comerciales la paulatina neocolonización de México, poniendo en manos de los primeros el sistema bancario; la infraestructura nacional y toda su producción; la concesión a todo aquel extranjero de apropiarse de las playas nacionales; las vías de comunicación como la ferroviaria; el control de la producción agrícola y, gracias a las reformas estructurales: el petróleo y la electricidad.

Parecemos un solo territorio. Si partiésemos de aquí para allá, o de allá para acá ya no nos distinguimos. Los comercios son los mismos: wall mart, home depot, autozone; Las industrias idénticas: Pepsi-co, coca cola, sabrítas; los bancos hermanos: city-group-banamex; los autos y camiones gemelos: Ford, Chrysler, Chevrolet; la llantas good year, firestone, michelin hasta parecen mexicanas; los refrescos de mayor consumo son gringos; los artículos de tocador los compre aquí o allá son del mismo dueño, y más del 80% de los productos de limpieza, aseo personal y alimentos empaquetados.

Somos, ya no parecemos, una nueva gran casa donde cohabitan una millonaria población que solo los separa el idioma, la riqueza y la pobreza. La primera nosotros la generamos pero ellos se la quedan; la segunda ellos la provocan pero nos la exportan gracias a las políticas económicas acordadas por los gobiernos emanados y controlados por los principios monetaristas norteamericanos no solo de inversiones, sino también de servicios financieros y apertura total de nuestro territorio a la inversión extranjera privada norteamericana, principalmente.

La conquista de terciopelo de nuestro territorio y población ha sido posible por el entreguismo de los gobiernos surgidos del PRI y del PAN que han cedido seguridad nacional bajo el pretexto del narcotráfico. Así, México ha permitido una presencia militar estadounidense cada vez más amplia que ha venido desplazando a nuestro ejército surgido de la revolución mexicana, perdiendo identidad y compromisos con su pueblo, gracias a los patrones de conducta y valores impuestos por los marines gringos, por el FBI y por la DEA, que ya no solo asesoran y educan en >west-point< a nuestros soldados y marinos, sino que traspasaron las fronteras para asentarse acá, portando armas inclusive (acción permitida por Enrique Peña Nieto y sus diputados del pacto por México), con licencia, claro esta, para matar, inclusive.

Premeditada y alevosamente los políticos neoliberales mexicanos han firmado convenios con la primera potencia militar del mundo para mandar cada año a un mayor número de oficiales a formarse en escuelas norteamericanas; para fortalecer los presupuestos militares; la permisión del tráfico de armas de USA para México dizque a combatir los capos de la droga; el vuelo sobre nuestro espacio aéreo de drones más para castigar a nuestros compatriotas que desean irse a trabajar allá, que para descubrir rutas del narcotráfico; y el colmo, hasta para que ambos ejércitos realicen maniobras conjuntas -comando norte-, donde nuestra seguridad nacional se convierte en prioridad norteamericana y de esa forma pasando a ser un virreinato estadounidense, es decir, una nueva casa política, militar, geopolítica, territorial dominada por Los Estados Unidos.

El último eslabón de independencia y soberanía que nos quedaba ha caído: El Petróleo. Estudios energéticos internacionales indican que desde los años 70 del siglo pasado, quedo claro que con el ritmo de consumo que tiene Estados Unidos no le alcanza su propio hidrocarburo y necesitaría el de otras naciones. Desde entonces no han ocultado su interés por el Golfo de México y todo el que allí se encuentra.

Fue a partir de los años 90, ya con mapas detallados de los sitios que poseen esa riqueza petrolera que iniciaron el hostigamiento primero, y el beneplácito después de los gobiernos de la república para modificar la Constitución nacional y quitarle la industria petrolera al pueblo de México, lo que lograron con Peña Nieto y el visto bueno de los Senadores y Diputados del PRI, del PAN, del partido verde y del panal.

Hoy Estados Unidos saquea nuestro petróleo comprando barato y regresándonoslo en derivados carísimo, sin ningún obstáculo, oposición o lucha de los políticos oficialistas, para de esa forma garantizarle la seguridad energética al Estado norteamericano y pueda seguir, con el oro negro, cumpliendo sus ambiciones expansionistas en todo el mundo, incluyendo México.

De esta forma la élite burócrata-financiera del Estado y hasta la élite militar de México dócilmente han aceptado la invasión territorial norteamericana, la conquista aterciopelada. Ya no hay necesidad de una intervención militar similar a la de 1846 o la del puerto de Veracruz de 1914 que traía los propósitos de quitarnos territorios, riquezas naturales y ser patio trasero en materia laboral y así convertirnos en su colonia. Ya lo lograron.

La restitución de nuestra soberanía con independencia política y económica solo la podremos lograr con la integración de todos los movimientos populares, los partidos políticos nacionalistas como movimiento ciudadano, morena, el PT y con todos los mexicanos patriotas que amen a México en un proyecto político a largo plazo, cuyo primer puerto sería salir con un candidato único a la presidencia de la república para las elecciones de 2018; el segundo deber ser una lista de candidatos a diputados y senadores comprometidos con ese proyecto de nación en esa misma elección y, el tercero, después del triunfo de estos candidatos y candidatas, iniciar tan pronto tomen posesión una dinámica jurídica que revierta las contrarreformas estructurales de Peña Nieto y sus partidos satélites, nacionalizando el petróleo, las minas, las playas, las industrias telefónica y eléctrica, la banca, creando un andamiaje económico que privilegie el mercado interno, el consumo nacional y los salarios dignos que generen capacidad de compra y bienestar.

No solo recuperaríamos la frontera del río bravo, sino una patria donde la riqueza acumulada por los actuales tenedores de estas empresas e industrias se distribuya entre los que la producen.

Quizás la próxima elección federal sea la última oportunidad que tengamos para derrotar a los que han desdibujado a la patria, a los que la han entregado sin balas ni sangre; a los que nos arrebataron el 50% de nuestro territorio; a los que con disculpas ocultan sus cinismos y acciones traidoras al pueblo al que le juraron un porvenir mas justo, mas humano y mas digno.

Esa tarea nos corresponde, es la misión de esta generación.



Otras Entradas

Otras Entradas

Resurgir de los escombros.

Aun no terminamos de llorar nuestra tragedia y el Partido Revolucionario Institucional por conducto de su presidente nacional ya volvió a la normalidad, a su habitual vida de chantajes, provocaciones y balandronadas.

La codicia del poder.

¡Renuncia al PAN porque quería ser candidata de su ex partido a la presidencia de la República y no la dejo Ricardo Anay!.

¡Repensar México!

​Suena bien y con la tragedia mejor.

¿Por qué solo ante el dolor?

¿Por qué cuando la muerte ronda afloran los sentimientos de bondad entre los mexicanos? ¿Por qué cuando hay lagrimas surge la solidaridad entre los millones y millones de compatriotas?

Demagogia y Cinismo el paquete económico

El pasado 8 de septiembre el Ejecutivo Federal presento al Congreso de la Unión por conducto del Secretario de Hacienda José Antonio Meade para su análisis, discusión y modificación el paquete económico para el ejercicio 2018 que contiene: 1.- Criterios Generales de Política Económica. 2.- Iniciativa de Ley de Ingresos. 3.- Miscelánea Fiscal y 4.- Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación.

La historia Justifica.

Al terminar mis clases o charlas extramuros veía las caras de incredulidad de la concurrencia cuando les contaba esa gran anécdota que leí en una colección de libros sobre la vida del Benemérito de las Américas y la República Restaurada, que me heredo en vida mi papá el maestro Susano Herrera Leal de don Niceto de Zamacois, relacionada con el archivo de la nación que llevaba consigo mientras huía de las tropas francesas y los conservadores mexicanos, y el papel que jugo Juan de la Cruz Borrego para resguardarlo y entregarlo en mayo de 1867, al que le tuvo la confianza de entregárselo para salvarlo de los fines aviesos que querían hacer con él.

EL PRI Y EL PAN; VASOS COMUNICANTES.

En 1976 el PAN se desangro antes de la elección presidencial. Sus guerras intestinas por el poder evitaron que postulara candidato a la presidencia de la república inclusive. Hoy, de nueva cuenta, este partido político atraviesa una crisis que lo transparenta, que lo trasluce frente a la opinión pública como lo que ha sido, como lo que es: un colaborador extraordinario del PRI-Gobierno y jamás un opositor a las políticas públicas de ese instituto político y los gobiernos emanados de éste.

Nueva directiva para los retos actuales.

El pasado viernes Movimiento Ciudadano del estado de Veracruz desarrollo su segunda Convención Estatal en la capital del Estado, con vistas al proceso electoral federal y local que se avecina, donde se elegirán presidente de la República, Senadores, diputados federales, gobernador y legisladores locales.

CORRUPCIÓN sobre CORRUPCIÓN

Aún no se acallan las voces que hablan de los actos de corrupción de los exgobernadores Tomas Yarrington (PRI-Tamaulipas), Javier Duarte (PRI-Veracruz), Guillermo Padres (PAN Sonora), Cesar Duarte (PRI-Chihuahua), Roberto Borge (PRI-Quintana Roo), Flavino Ríos (PRI-Veracruz), Luis Armando Reynosa Femat (PAN-Aguas Calientes), Jesús Reyna García (PRI-Michoacán), Andrés Granier Melo (PRI-Tabasco), Mario Villanueva Madrid (PRI-Quintana Roo), Jorge Torres (PRI-Coahuila), Rodrigo Medina (PRI-Nuevo León), cuando ya trasluce nacional e internacionalmente el escándalo de sobornos dados por Odebrecht al exdirector de Petróleos Mexicanos Emilio Lozoya Austin, hombre muy cercano al presidente Enrique Peña Nieto, a decir de voceros de dicha empresa quienes afirman le dieron 10 millones de dólares al exfuncionario, a cambio de jugosos contratos en dicha empresa paraestatal.

Transgrede el OPLE la voluntad popular.

En menudo lio se metió el Organismo Público Local del Estado de Veracruz -OPLE-, al legislar -sin ser el órgano-, sobre los límites de sobrerrepresentación y subrepresentación porque, independientemente que contraviene lo que marca el artículo 238 del Código Electoral de Veracruz que precisa, de manera clara, la manera de acreditar las regidurías de representación proporcional a los partidos políticos que hayan obtenido el 3 por ciento de la votación en el municipio de que se trate, se abrogaron facultades que solo corresponden al Congreso de Veracruz y cometen dos graves errores que ya arrastraron al Tribunal Estatal Electoral.

PROHIBIDO CONFUNDIRSE.

La semana pasada Movimiento Ciudadano celebro su treceavo Consejo Nacional en la ciudad de México.

Venezuela: el precio de la resistencia

Están por cumplirse siete meses que un director de un medio para los que escribo me había solicitado un artículo sobre todo lo que sucedía en Venezuela.

La crónica del "te le he dicho"

Las elecciones de junio pasado en los estados de México, Coahuila y Veracruz, donde las trapacerías electorales volvieron aparecer, sirven para volver a demostrar cuan partidizados se encuentran los consejeros electorales, que sin importar que digan las leyes de la materia ellos las interpretan a modo de la nomenclatura que gobierna, sin importar el ridículo nacional e internacional que hacen con sus decisiones.

Se fractura la alianza gubernamental.

¡Poco duro el romance! A escasos siete meses de iniciado el nuevo gobierno empiezan aflorar las fracturas de la alianza política formada entre el partido (de) Acción Nacional y el de la Revolución Democrática que les hizo ganar la mayoría del Poder Legislativo, el Ejecutivo y, hace apenas un mes las elecciones municipales.

EL OFICIOSO OPLE VERACRUZANO.

No se podía esperar menos de los consejeros del Organismo Público Local Electoral de Veracruz.