Dir. Alberto Morales
 
portada fotografia caricatura noticias columnas revista medios videoteca
¿Por qué no he dado al teletón?

Desde que los millonarios en este país le declararon la guerra con el apoyo de los políticos neoliberales y los organismos financieros internacionales al Estado Benefactor, México no solo ha entrado en una crisis económica sino humanitaria y alimentaria, que da como resultado que 81 por ciento de nuestros compatriotas no tengan acceso a los servicios de salud que La Constitución obliga los gobiernos a otorgarla de manera eficiente y eficaz.

13/12/2015 22:39:50 - Xalapa, Ver. por Helí Herrera Hernández
¿Quiénes son los que se han beneficiado económicamente con este modelo económico? Una irrisoria minoría; 14 familias para ser más exactos entre los que se encuentran los ideólogos y fundadores del teletón como Emilio Azcárraga, presidente de televisa; Carlos Slim, presidente de Telmex, de grupo Carso y de telcel; Alberto Bailleres, presidente del grupo BAL, dueño de Palacio de hierro, del Instituto Tecnológico Autónomo de México, minas, GNP seguros; don Armando Garza Sada presidente del grupo industrial ALFA especializado en petroquímicos y componentes industriales automotrices, entre otros, que con los mejores abogados y contadores de este país utilizan infinidad de chicanadas para evadir impuestos, trucos legaloides para bajarlos al máximo y pagarle a la Secretaria de Hacienda casi nada, y paraísos fiscales para reducir el mínimo sus contribuciones al Estado. Llevan años haciendo eso e interviniendo en la política nacional a través de dos partidos políticos principalmente >el PRI y el PAN<, (que por cierto acaban de asestarle otro golpe a los trabajadores de México la semana pasada en la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión, al privatizarles sus pensiones y dárselas a los banqueros para que les saquen jugo y ganancias, tema del que me ocuparé en próxima entrega), para garantizar la continuidad de las políticas neoliberales que los han enriquecido inhumanamente dado que nunca se han sacado un premio por pagar salarios justos, aguinaldos y otras prestaciones legales.



Estos hombres poderosos son los que idearon el teletón como remedio para limpiar sus conciencias maltrechas y aliviarles sus pecados de brutalidad laboral y así, entre copas de champagne y tiros a los hoyos en el campo de golf, langostas en sus yates y placeres terrenales con una que otra artista de televisa, armaron toda una psicología de terror para que los pobres ayudáramos a los niños discapacitados pobres que no reciben una atención del Estado a sus enfermedades, porque prefieren dárselas a oligarcas en contribuciones millonarias por medio de contratación de publicidad gubernamental y obra pública, generosas concesiones para la explotación de recursos naturales nacionales (minas), de medios de transporte (pulpos camioneros que suben los precios del pasaje cuando quieren), flotas áreas (Pedro Aspe y Miguel Alemán), espacios radio y tele-eléctricos (Tv-azteca, televisa) que les han servido para idiotizar a la población e hincharse de dinero.

Nosotros, los ciudadanos que trabajamos todos los días para llevar el poco sustento a nuestras familias para que medio coman, para que medio vistan y para que medio se atiendan de sus propias enfermedades no debimos donar lo que no tenemos. Si Azcárraga, Slim, Bailleres, Garza Sada, Aramburuzabala o Salinas Pliego quieren ayudar a los niños discapacitados que lo hagan con sus propias riquezas mal habidas, o pagando los impuestos reales al Estado por sus negocios. Esos recursos multimillonarios en un gobierno honesto servirían no para construir un Crit sino 20 o 30 cada año sin necesidad de asaltar al pueblo de México con historias desgarradoras, al estilo de las telenovelas de esa industria deformadora que sin ningún rubor expolian las discapacidades de esos infantes que aparecen a cuadro y que si están así, es por la desprotección del Estado-alcahuete de esos magnates que los han dejado en una situación de total abandono, mientras los potentados siguen engordando sus cuentas bancarias, sus inversiones, sus bienes inmuebles, sus joyas, sus autos de edición limitada, insultantes en una sociedad pobre-miserable.

No podemos ni debemos reemplazar la responsabilidad del Estado mexicano para atender a estos niños y niñas con cáncer o discapacidades cuando éste los desprotege, mientras cubre con impunidad a los hombres y mujeres que se enriquecen diariamente explotando las masas trabajadoras, sudando dinero en instituciones financieras con actos de corrupción y a costa del erario federal y estatal. En un Estado democrático tenemos la obligación constitucional de contribuir para resolver las necesidades generales de la población: Los que ganen mucho deben pagar muchos impuestos; los que ganen menos, menos deben pagar para contribuir con el sector público y así, el Estado pueda invertir en los servicios indispensables para el desarrollo nacional (carreteras, infraestructura productiva), pero también en el desarrollo humano (salud, educación, atención a todos los enfermos y desde luego, a los discapacitados). Si eso no ocurre entonces ese Estado no es democrático sino impopular, elitista, burgués porque abdica de su primerísima responsabilidad de dotar de salud a sus gobernados, privilegiando, en cambio, el confort y lujo de unos cuantos.

Ese Estado y sus potentados no tienen calidad moral para pedir piedad por un sector de la sociedad cuyas discapacidades se agravan por culpa de ellos, de sus apetitos individualistas de riqueza y poder, que juegan a ser dios y llaman a sus súbditos a desprenderse de lo que no tienen para aliviar el mal engendrado por ellos mismos, por sus bastardas ambiciones de placeres mundanos. Por eso la ternura de sus spots con niñas con cáncer; por eso el drama de los niños discapacitados; por eso explotan la lástima ajena para provocar solidaridad y sentimientos de bondad en las masas sociales, terapeadas previamente por sus propios medios de comunicación, deformadores, limpiadores de conciencias que han logrado extirparles la noción de la reflexión y los han convertido en ciudadanos autómatas, en zombies, que solo obedecen lo que la radio y la televisión les dice.

Debemos luchar por construir un Estado que garantice una atención especializada a todos los niños discapacitados y jóvenes enfermos de cáncer con los recursos que capte la hacienda federal, pero administrados de manera pulcra, diáfana y correcta por los hombres y mujeres que lo integren. Los que lo conforman actualmente tienen a México de cabeza porque rescatan a los banqueros con dinero público, pero les niegan a estos niños y niñas una atención medica de calidad, robándoles su felicidad no solo a ellos, sino a sus padres y familias.

La edificación de una nueva República pasa por quitar a la plutocracia y sus partidos satélites el PRI, Acción Nacional, el Verde, el Panal y Encuentro Social. No hacerlo es cooperar involuntariamente a hundir la averiada nave del Estado, donde solo ésta burocracia-gubernamental-elitista podrá ponerse a salvo huyendo con sus riquezas a paraísos fiscales para seguir disfrutando el cielo, aquí en la tierra.

El infierno, nos lo están dejando a nosotros.





Otras Entradas

Otras Entradas

CORRUPCIÓN sobre CORRUPCIÓN

Aún no se acallan las voces que hablan de los actos de corrupción de los exgobernadores Tomas Yarrington (PRI-Tamaulipas), Javier Duarte (PRI-Veracruz), Guillermo Padres (PAN Sonora), Cesar Duarte (PRI-Chihuahua), Roberto Borge (PRI-Quintana Roo), Flavino Ríos (PRI-Veracruz), Luis Armando Reynosa Femat (PAN-Aguas Calientes), Jesús Reyna García (PRI-Michoacán), Andrés Granier Melo (PRI-Tabasco), Mario Villanueva Madrid (PRI-Quintana Roo), Jorge Torres (PRI-Coahuila), Rodrigo Medina (PRI-Nuevo León), cuando ya trasluce nacional e internacionalmente el escándalo de sobornos dados por Odebrecht al exdirector de Petróleos Mexicanos Emilio Lozoya Austin, hombre muy cercano al presidente Enrique Peña Nieto, a decir de voceros de dicha empresa quienes afirman le dieron 10 millones de dólares al exfuncionario, a cambio de jugosos contratos en dicha empresa paraestatal.

Transgrede el OPLE la voluntad popular.

En menudo lio se metió el Organismo Público Local del Estado de Veracruz -OPLE-, al legislar -sin ser el órgano-, sobre los límites de sobrerrepresentación y subrepresentación porque, independientemente que contraviene lo que marca el artículo 238 del Código Electoral de Veracruz que precisa, de manera clara, la manera de acreditar las regidurías de representación proporcional a los partidos políticos que hayan obtenido el 3 por ciento de la votación en el municipio de que se trate, se abrogaron facultades que solo corresponden al Congreso de Veracruz y cometen dos graves errores que ya arrastraron al Tribunal Estatal Electoral.

PROHIBIDO CONFUNDIRSE.

La semana pasada Movimiento Ciudadano celebro su treceavo Consejo Nacional en la ciudad de México.

Venezuela: el precio de la resistencia

Están por cumplirse siete meses que un director de un medio para los que escribo me había solicitado un artículo sobre todo lo que sucedía en Venezuela.

La crónica del "te le he dicho"

Las elecciones de junio pasado en los estados de México, Coahuila y Veracruz, donde las trapacerías electorales volvieron aparecer, sirven para volver a demostrar cuan partidizados se encuentran los consejeros electorales, que sin importar que digan las leyes de la materia ellos las interpretan a modo de la nomenclatura que gobierna, sin importar el ridículo nacional e internacional que hacen con sus decisiones.

Se fractura la alianza gubernamental.

¡Poco duro el romance! A escasos siete meses de iniciado el nuevo gobierno empiezan aflorar las fracturas de la alianza política formada entre el partido (de) Acción Nacional y el de la Revolución Democrática que les hizo ganar la mayoría del Poder Legislativo, el Ejecutivo y, hace apenas un mes las elecciones municipales.

EL OFICIOSO OPLE VERACRUZANO.

No se podía esperar menos de los consejeros del Organismo Público Local Electoral de Veracruz.

Desfasamiento en los partidos políticos.

Lo que está ocurriendo en la vida de los partidos políticos nacionales en México no es cosa menor.

¡Pero que necesidad!

La neofitez de los gobiernos neoliberales de México en materia histórica nos vuelven a meter en un embrollo de ridículo internacional. Antes lo hizo el famoso Vicente Fox con aquel famoso "comes y te vas" que nos dejó muy mal parados en el mundo diplomático al conocerse la realidad de los hechos.

AMLO decide no ser imán.

He votado dos veces por el sin remordimiento alguno.

El derrumbe y la resurección

Lo anticipé en mi columna del 16 de abril de este año, publicado en este mismo medio: "para las elecciones municipales habrá un reacomodo de las fuerzas políticas en Veracruz, bajando los partidos que hoy claman victoria, y subiendo los que hoy dan por muertos".

El mismo escenario de 2006

Son las circunstancias políticas las que vuelven a encuatar los tiempos. Lo que sucedió en 2006 parece repetirse en 2017 en el Estado de México prácticamente con las mismas fuerzas: las del oscurantismo, el retroceso, la demagogia y la corrupción contra las del campo progresista, vea usted si no.

24 mil 653 jóvenes quedarán fuera de la UV

No es privativo de nuestra máxima casa de estudios, lo es de toda la educación media superior y superior en el país, desde que los gobiernos neoliberales tomaron el poder a partir de la segunda mitad del gobierno de Miguel de la Madrid en 1985, cuando empezaron a incumplir el mandato del artículo tercero constitucional de otorgar un educación de calidad a todos los jóvenes y señoritas del país, de manera gratuita.

¡Lo que hay que ver!

Los llamados que constantemente está realizando Andrés Manuel López Obrador para apoyar a la maestra Delfina en el Estado de México para que gane la elección para gobernador el próximo 4 de junio denotan dos cosas: la primera que es falso que vaya arriba en las encuestas creíbles y la segunda que, con lo que tienen hasta hoy no les alcanzaría para alzarse con el triunfo; de allí el ultimátum a los partidos de izquierda para que declinen a favor de ella, y las alianzas que esta tejiendo con Elba Esther Gordillo y el sector empresarial del EDOMEX.

¡Después de mi.....la nada!

Nunca llegue a pensar que Andrés Manuel López Obrador volvería a pecar un poquito, solo un poquito de soberbia y prepotencia, después de aquel episodio vivido en Guadalajara el 29 de mayo de 2015, que marco su alejamiento con las fuerzas políticas del campo democrático, especialmente con Movimiento Ciudadano.