Dir. Alberto Morales
 
portada fotografia caricatura noticias columnas revista medios
"En Veracruz modificamos el eslogan, aquí es: Prospera político":Yo

A NADIE INTERESA EL DEPORTE

REFLEXIÓN

10/09/2014 22:38:20 - Xalapa, Ver. por Manuel Rosete Chávez


A NADIE INTERESA EL DEPORTE



El único gobernador de Veracruz que ha dado al deporte la importancia que



merece como parte importante de la educación integral fue sin duda don



Fernando López Arias, estadista que gobernó la entidad con una visión muy



clara de lo que tenía que hacer para conducir la nave hacia el desarrollo.



Tiempos aquellos de gloria de los maestros Eulalio Ríos y Raquel



Saucedo, quienes se encargaban de organizar torneos interescolares de



distintas disciplinas deportivas para que los niños, desde las escuelas



primarias, complementaran su formación con el desarrollo sicomotor. Luego



venían las competencias entre escuelas, las regionales y las estatales, donde



los niños protagonizaban pasajes heroicos como deportistas y se convertían en



orgullo de sus centros escolares.



Tiempos aquellos también cuando en los primeros años de la enseñanza



primaria se sometía a los pequeños a competencias de pista en el estadio



xalapeño para formar grupos de pequeños con facultades para el deporte, que



eran capacitados para estar presentes en competencias estatales y de ahí



surgía la selección de Veracruz que acudía a los nacionales.



Pocos deben ser los que recuerden las glorias deportivas de la llamada



y temida "ola verde" que arrasaba en las competencias nacionales con el



medallero. Veracruz era una auténtica potencia deportiva.



Don Fernando López Arias fue quien mandó a construir en Xalapa los



gimnasios deportivos, remodeló el estadio xalapeño y construyó canchas en



todas las escuelas del estado. En ese gobierno, el deporte fue considerado



con la seriedad que merece y gracias a ello muchas generaciones de jóvenes



crecieron sanos, dedicaron su tiempo libre a la práctica de alguna disciplina



deportiva, abrevaron valores como el respeto a sus semejantes, aprendieron



a salir adelante en la vida en equipo y formaron parte de una generación de



ciudadanos ejemplares.



Pensamos que solo López Arias como gobernador supo dar la



importancia que el deporte merece para promoverlo entre los niños y los



adolescentes como parte importante en el desarrollo de un estado; de ahí en



adelante se comenzó a relegar a segundo y tercer sitio hasta nuestros tiempos



en que su conducción oficial a través del Instituto Veracruzano del Deporte



está en manos de un ex porro universitario, cuya vida ha sido un desorden, que



no puede dominar su afición a la beberecua y que de deporte solo domina las



disciplinas de levantamiento de tarro, barra fija y competencias de micción para



ver quién llega más lejos ó quién llena más pronto un bote.



Pero, obviamente, don Fernando López Arias, antes de ser candidato



del PRI a la gubernatura del estado, recorrió una larga lista de cargos públicos



y era considerado como un destacado jurisconsulto, méritos por los cuales el



Presidente de la República, Adolfo López Mateos, lo nombró como Procurador



General de la República, y poco después fue nombrado Magistrado y



Presidente dela Suprema Corte de Justicia de la Nación.



Renunció al cargo de Procurador General de la República para aceptar



su candidatura a la Gubernatura del Estado de Veracruz, puesto que asumió el



1° de diciembre de 1962 para el periodo 1962-1968.



Lo más grotesco del asunto deportivo oficial se produjo cuando, al



arrancar su administración como gobernador del estado, Miguel Alemán



Velasco nombra al gordo (ingeniero de profesión y ganadero de vocación)



Carlos Sosa Lagunes, como director del Instituto Veracruzano del Deporte.



Eso fue una auténtica afrenta para todos los maestros de educación física del



estado, para la Universidad Veracruzana que tiene una facultad de Educación



Física donde se preparan los cuadros de maestros que van a hacerse cargo de



impulsar el deporte en general, y para todos los veracruzanos.



¿El pinche gordo Sosa director del deporte?, se preguntaban los



jarochos. No puede ser que esa botarga que no ha jugado nada, pero nada,



sea el titular, pero ni modo.



Carlos Sosa tuvo tanta influencia en el gobernador en turno que no solo agarró



un cargo en cuya materia era un neófito, no, propuso llevarse al puerto de



Veracruz la sede del IVD y allá se construyó unas lujosas oficinas de ¡cuarenta



millones de pesos! (de aquellos dirían los clásicos) y se fue loco de contento



con su cargamento.



¿Qué hizo Carlos Sosa en ese sexenio en su calidad de responsable



del deporte?, pues nada, invirtió todo el recurso del IVD en preparar a sus dos



hijos como beisbolistas, el deporte que siempre le ha gustado aunque nunca



lo ha jugado, logrando que uno de sus dos vástagos llegara a la receptoría del



equipo de beisbol profesional Rojos del Águila. Formar un cátcher de triple A le



costó al estado millones de pesos, el presupuesto del Instituto Veracruzano del



Deporte ¡de todo un sexenio!



Al bat, Fallo Cuenca



Terminó la era alemanista y llegó Fidel Herrera Beltrán con su flota, cargado



de compromisos. El gordo Sosa hizo hasta lo imposible por seguir al frente del



negocio pero en un cubilete lo perdió. A la mitad del sexenio, El Tío Fide le dejó



la responsabilidad del IVD a un panista importante, al músico Roberto Bueno



Campos, director del exitoso grupo Los Flamers y exalcalde del puerto de



Veracruz. De deporte tampoco sabía nada pero como amenazaba con seguir



en la política con las siglas del PAN mejor se lo jalaron y ahí se quedó con el



presupuesto del IVD unos añitos.



Luego llegó el brother de juventud de Fidel Herrera, Rafael Cuenca



Reyes conocido en el mundo etílico como "Fallo Cuenca", a quien muy



difícilmente se le encuentra sobrio o chambeando y quien fuera crupier de



Felipe El Indio Lagunes, bueno para el juego de las cartas o la tallada, pero de



deporte también ¡cero!



A la fecha, los niños, adolescentes, jóvenes y veracruzanos en general



esperan que esta rama de la función pública y parte importante de la educación



las autoridades le den la importancia que merece.



La responsabilidad debe regresarse a quien sepa de esto, a un maestro



de educación física, no a amigos de los gobernantes que únicamente medran.



Y en el colmo del cinismo, Fallo Cuenca acaba de declarar a los medios



que el Instituto Veracruzano del Deporte (IVD) carece de una Contraloría



interna, porque la Contraloría General del Estado hizo a un lado su obligación



de ponerla en marcha, o sea, se han ido por la libre. Rafael Cuenca reconoce



que en estos tres años de gobierno estatal y de su administración no han



tenido un contralor interno porque la Contraloría General del estado no lo hizo.



"Estamos pugnando para que el próximo año, el Congreso haga un



ajuste por todo lo que se va a generar ahora, de todo el legado que deja el



gobernador, instalaciones que tenemos que dar mantenimiento con personal,



eso nos va a requerir un mayor presupuesto, yo no puedo decir qué cantidad,



pero si queremos un incremento, lo que sea es bueno coño loco", dijo Cuenca



Reyes, nuestro ejemplo deportivo a seguir.



REFLEXIÓN



Lo consigna ayer en su columna Bajo Reserva el influyente diario El Universal:



"UNA VISITA para buscar apoyo tuvo lugar ayer en San Lázaro. El político



veracruzano y ex director del ISSSTE, Miguel Ángel Yunes, acudió a la Cámara



de Diputados para entrevistarse con varios de sus correligionarios con el



objetivo de medir los ánimos, pues quiere ser de nueva cuenta candidato



a la gubernatura. Yunes llegó desde muy temprano a la sede legislativa y



platicó con varios legisladores a quienes les expresó su intención de ser



el primer "panista" que gobierne Veracruz. ¿Se le hará?". Escríbanos a



mrossete@yahoo.com.mx formatosiete@gmail.com www.formato7.com/



columnistas


Otras Entradas

Otras Entradas

‘‘Político pobre es un pobre político': El filósofo de Atlacomulco

Candidatos, a prueba ¡de todo! Mitómanos compulsivos Don Paolo Rocca vino a poner orden REFLEXIÓN

"¿Qué se obtiene de la cruza de un panista con un perredista? Un priista": Andrés Manuel

Bomba brasileña José Narro, el más competitivo Peña, en caída libre En Acayucan intimidan a candidatos REFLEXIÓN

"Si Fidel Kuri declina por Ricardo Exsome, le ganan fácil a Fernando Yunes Márquez": El Jarocho

Una más del novato Fiscal RTV mejora para los veracruzanos ¡Ah, que El Cisne! Otra opinión sobre el gasoducto REFLEXIÓN

"Antes eran mapaches, ahora son verdaderos chacales electorales": Yo

Y los demás, ¿cuándo?

"El mayor fracaso de un gobierno es no poder brindar seguridad a sus ciudadanos": Periodistas

Un asunto controversial.

"Ahora resulta que estábamos mejor cuando estábamos peor": Yo

Dante nos refresca la... memoria

"Nos están matando", grita el gremio periodístico en México

Y si fuera Héctor Yunes

"Aprendimos a vivir en tiempos en que las balas están volando a nuestro alrededor" : Javier Valdez, periodista asesinado

Una rechifla razonada

"Los gobiernos prianistas han robado desde lápices hasta las quimios de los niños con cáncer": Juan Antonio

Huachicoleros xalapeños

"Lo único que le pido a la realidad es que deje algo a la ficción": Valeria López

Parar a la Morena a como dé lugar.

"A Javier Duarte, ni lo conozco": Alfredo del Mazo

El retorno de El Peje

"Al huachicolero mayor, Romero Deschamps, se le salió de control su negocio": El filósofo de la Mixtequilla

Un Fiscal Extra... Ordinario

"Está muy claro: el millón de dólares de Luismi se lo entregaron a Eva Cadena para AMLO. Obvio": Panistas y priistas

Duarte está en la Fiscalía.

"Eva Cadena será detenida en cualquier momento por la PGR, no como al gordo Duarte": Veracruzanos

PRI-PAN, el más corrupto Es ahora o nunca; López Obrador Reconoce el Senado a 4 colegas veracruzanos No voten por sus ver...dugos Mago Zavala se preocupa por nada REFLEXIÓN

"El principal error de Eva Cadena es no apellidarse Macías o Tubilla: Yo

Duarte salió de angora.