Dir. Alberto Morales
 
portada fotografia caricatura noticias columnas revista medios videoteca
Pajarazos y gasolinazo
    Este sábado, que debiera ser un día para platicar de la familia, de salir a comer, de ir al cine, maldita cosa, lo tengo que ocupar por dos asuntos que me preocupan y que de seguro igual a usted, estimado lector lo acongojan: Los pájaros que se mueren y el famoso gasolinazo.
08/01/2011 04:40:46 - Xalapa, Ver. por Salvador Muñoz


    I





    Una noticia que conmocionó  al mundo, sin duda, es la muerte de miles de pájaros en distintos puntos de Estados Unidos y una provincia de Canadá. Aun cuando hay investigadores que realizan estudios minuciosos para saber el motivo de la muerte de las aves, a ciencia cierta aún se desconoce qué las llevó a su fin.





    En Veracruz, de la conmoción se pasó al pánico. Algunos funcionarios ya temen salir de sus oficinas ante una psicosis colectiva que se ha impregnado en diversas áreas del gobierno estatal.





    Así que si un día, caminando, encuentra corriendo despavoridos a un Chilli Willy, un Pijul, un Golondrino y a un pájaro puñalín, mejor compre viagra, ¡no sea que a usted también se le caiga el pájaro!





    II





    Un día, estoy seguro, compraré una bicicleta.





    Quizás no tanto para hacer ejercicio, sino porque sencillamente a como van las cosas, difícilmente, me alcance para la gasolina de mi moto.





    Es más, estoy seguro que en un futuro no muy lejano, el padre de familia, en torno a la mesa, con su esposa y los niños, habrán de echar a la suerte, quién no comerá ese día para entonces poder cooperar con el extra para el tanque, porque lo que antes se le ponía, ya no es suficiente.





    Es más, ante la poca demanda en las bombas de gente que quiera abastecer sus tanques, es probable que los zares de la gasolina en Veracruz, tengan que hacer promociones, como algo así: “Por cada 30 litros de gasolina que meta a su tanque, le llenamos sus llantas de aire”... o algo como: “Si llena el tanque, llévese gratis un litro más”.





    Y es que la situación no está para menos... de verdad.





    Eso me recuerda el caso de un gasolinero que, viendo difícil la situación, puso un letrero en su negocio: “Sexo gratis por cada tanque lleno... ¡participe!”





    Así que, dicen, un día llegó a esa gasolinera un presidente de conocida república acompañado de cierto representante del pueblo que bien puede ser un gobernador, un diputado o hasta un presidente municipal.





    Viendo el letrero, el presidente quiso comprobar la bondad de la promoción. Llenó el tanque y habló con el gasolinero: “¡Quiero participar en eso del sexo gratis!”





    El gasolinero, atento, le dijo que para concursar, tenía que adivinar el número de la suerte de ese día que estaba entre el 1 y el 10.





    El presidente entonces dijo: ¡7! No podía fallar, pues es cabalístico... ¡pero no! El gasolinero le dijo: ¡Lástima! ¡Por poquito! ¡Era el seis!





    Desangelado, el presidente se retiró junto con el representante del pueblo pero como tenía la espinita clavada, al día siguiente le dijo a su acompañante: ¡Vámonos en tu camioneta a cargar gasolina!





    Llegaron, pidieron el tanque lleno y llamó al gasolinero para volver a participar en la promoción...





    El gasolinero le repitió  el procedimiento: Entre el 1 y el 10 estaba el número de la suerte para poder tener sexo gratis.





    El presidente dijo: ¡Tres! Y.... ¡lástima! nuevamente se había quedado cerquita: “Era el cuatro”.





    El presidente arrancó  el carro y le dijo al representante del pueblo: “Qué se me hace que voy a tener que echarle a Profeco a este pinche gasolinero transa... ¡hace trampa!”





    A lo que el representante del pueblo respondió:





    –No, mi presidente... ai como lo ve, el gasolinero es derecho....





    –¿A poco usted ya tuvo sexo gratis?





    –No, pero mi mujer ha venido a cargar gasolina dos veces esta semana ¡y ha ganado!





    Moraleja: Créanme que el gasolinero nunca pierde; el presidente, nunca gana; y al pueblo ¡siempre se lo cogen!





    III





    Ya para desearle un buen fin de semana, hay que ver las cosas con optimismo... si no le alcanza el dinero, en breve tendrá buenos motivos para que le pida a su jefe un aumento de sueldo:





    —Jefe... vengo a pedirle aumento de sueldo...





    —¿Y eso?





    —Hay tres empresas tras de mí...





    —No me diga: ¿Cuáles?





    —¡La de luz, la del teléfono y la del cable!





    Sí, señores, también viene incremento al servicio de electricidad. 







    twitter: @cainito




Otras Entradas

Otras Entradas

De taxis y cocheras

Hoy me di cuenta de una cosa... mi hija nunca me da el número de taxi que aborda al salir de su lugar de trabajo... aunque tiene como sistema, hablarme cada vez que se dirige a su casa como también hacerlo cuando entra a ella.

Ley Idiota

Un idiota (de ésos que van caminando con la vista fija en el celular y con audífonos) se proyecta contra el cofre de la camioneta, porque todavía le cedo el paso, cortesía que no ve y decide atravesar la calle bajando al arroyo vehicular precisamente a la entrada del estacionamiento y choca con mi carro estacionado.

Maldita inseguridad

El alcalde de Medellín, Luis Gerardo Pérez Pérez, pide a la cadena de tiendas donde roban frutsis y pingüinos, que contraten elementos de seguridad privada, después de que hace casi una semana, se perpetrara el atraco de seis de estos negocios en su municipio.

¡El Lover-nador!

Una relación extramarital teniendo como testigo de calidad a la PGR, hace que al menos, con la mano en la cintura, Karime Macías Tubilla, no tenga "Pero" para que obtenga el divorcio por parte de su infiel marido, sustentada su demanda bajo la fracción primera del artículo 141 del Código Civil jarocho, que reza así: Es causa de divorcio "el adulterio debidamente probado de uno de los cónyuges".

Veracruz, más que Duarte

Han de disculpar el tema, pero en lo particular, me preocupa sobremanera que amigos de cualquier punto del sistema solar, cuando citan Veracruz, su campo semántico arroje en primera instancia a Javier Duarte de Ochoa y todo lo que ello implica: corrupción, empresas fantasma, cáncer, desvío de recursos, y un largo etcétera.

Castigo a Veracruz

Javier Duarte de Ochoa guarda todos los males del planeta cual si fuera una moderna caja de Pandora que a veces pareciera "Caja china".

La más cara y peligrosa

El ingeniero Héctor Ignacio Sandoval Quezada ha pasado por los senadores Héctor Yunes Landa y Pepe Yunes Zorrilla; también ha pedido la intervención de los diputados federales Rocío Nahle y Cuitláhuac García y en sendos casos, la respuesta a su estudio, análisis, observación y advertencia, ha sido la misma: indiferencia total ante el hecho de que Veracruz tenga no sólo una de las carreteras más caras de México, sino del mundo, y a ello se le agrega un dato adicional: igual de peligrosa.

Veracruz en Flashmob y Flashback

No sé de quién fue la idea... pero fue fantástica. El video apenas lo vi este domingo, pero el evento ocurrió el sábado por la tarde en el parque Juárez... ¡cómo me hubiera gustado verlo en vivo!

Yunes y los medios

Hay quienes definen la relación de Yunes Linares con medios como muy mala, aunque creo que es cuestión de perspectivas.

Héctor Lechuga: Una broma a la tumba

¿Por qué Coatepec?, pregunté, un poco intrigado, y quizás un poco indignado.

Salarios del Congreso

Entiendo que la lista de personal del Congreso local donde exhibe un salario envidiable es viejo (más en estos tiempos de crisis de convenios, chayotes y mochadas), mínimo, con un mes de retraso o más, pero no por ello, deja de incomodar por los sueldos que se manejan.

Frida Celeste y sus chavos

La reunión de ex dirigentes juveniles, universitarios y otros más, fue un éxito.

Y si va Nahle por el Senado...

Se habla mucho de las candidatas veracruzanas a la Senaduría para este 2018, encasillando hasta el momento a tres damas: Anilú Ingram y Elizabeth Morales, por parte del PRI, así como por parte del PAN, a Indira Rosales San Román, aunque ahora ya empiezan a encartar a Yazmín de los Ángeles Copete Zapot por parte del PRD.

El perro de la camioneta

Tiene varios días que un joven llega en una camioneta Ford Explorer, entre gris y azul; se estaciona justo enfrente del contenedor de basura, y se dirige a uno de los edificios del módulo de Araucarias, específicamente al "A" en el segundo piso, de Jardines de Xalapa.

¿Trazos de un loco?

Fue en marzo o abril del 2014 cuando vi por primera vez uno de esos trazos. Colgado en una pared, enmarcado, llamó mi atención y por supuesto, quise saber qué era. Mi interlocutor me preguntó: "¿Qué te parece?"