Dir. Alberto Morales
 
portada fotografia caricatura noticias columnas revista medios videoteca
Escéptico

Soy un escéptico de los políticos mas no de la política. Creo en el quehacer político y dudo total de las acciones de muchos, que no todos, los que lo ejercen.

19/02/2011 00:45:57 - Xalapa, Ver. por Salvador Muñoz


No obstante ello, hay personas a las que les creo.



Sí, porque aunque parezca imposible y con todo y mi escepticismo para con el político, dentro de esa fauna, hay personas que le dan un valor muy especial a su palabra, por ejemplo:



Cenopistas de Xalapa demandan a Américo Zúñiga Martínez que les cumpla las promesas de campaña que hizo, como entrega de láminas y diversos apoyos.



Si hay algo que caracterice a Américo es que es un hombre de palabra. Creo más en “un fuego amigo” que en la demanda de esos cenopistas.



También entre estas personas está Salvador Manzur Díaz, un tipazo que se muere en la raya por ayudar a sus amigos y hasta quienes no lo son.



Imposible dejar de mencionar a Pepe Yunes Zorrilla, el caballero de la política. Sensibilidad, carácter, oficio y educación rodean a este joven peroteño en quien ve mucha gente, espolones para dar más de lo que la política le ha permitido...



El Cisne Alberto Silva es otro caballero que al igual que los anteriores, me consta, a la gente le dice “Sí” cuando se puede y “No” cuando definitivamente sus alcances no llegan a tanto. Una característica de Silva es que cuando sabe de los problemas de la gente, ¡los sufre! ¡los vive! tiene sensibilidad.



Vaya, hablamos de que el Cisne y los anteriores gozan de algo que en este mundo polaco difìcilmente se puede ver en un funcionario: Gozan de buen corazón.



Y no son los únicos. Está  Alejandro Montano, de los pocos jefes que da trato de persona a sus subordinados... respetuoso, educado, y sobre todo, agradecido con la vida. Si tiene, sabe compartir. La gente que lo rodea le tiene alta estima como patrón, como político y sobre todo como ser humano.



El caso de Javier Duarte (que conste, no hablo del Gobernador), debe estar incluido en esta lista. Su bonhomía no es de ahora... quienes han tenido el gusto de tratarlo, observarlo y conocerlo saben que hablo de una persona sensible, de buen carácter, excelente humor. Y acá entre nos, prefiero mil veces a Javier que al Gobernador... aunque es comprensible la diferencia: La responsabilidad es otra... pero espero que prevalezca Javier siempre, antes que el Gobernador.



Y hay más políticos que pudieran fácilmente encajar en este comentario pero pues el espacio me es suficientemente poco y es más amplio mis escepticismo para con los demás que, prefiero contarles un cuento por si un día tienen un encuentro con un alcalde, con un diputado, con un gobernador, con un presidente... con un político:



El funcionario iba en su suburban. El aire acondicionado refrescaba el interior pues afuera, el calor era insoportable. Así que, mientras tomaba un sorbo de su refresco light miró por la ventana y lo que vio lo sorprendió: Dos campesinos, de ropas desgarradas, sucios, en cuatro patas, comiendo zacate.



De inmediato pidió a su chofer que parara la Suburban. Bajó y se dirigió a ellos, que, espantados, pues nunca habían tenido tan cerca a un trajeado tan elegante, dejaron de masticar el zacate.



–¿Qué hacen buenos hombres?– preguntó el funcionario...



–Comemos zacate, siñor, pa’ mitigar el hambre questá recanija...



–Dejen eso... suban a mi carro, los llevaré a mi casa...



La cara de estos hombres se iluminó pero de inmediato se apagó la de uno de ellos:



–Es que, siñor, tengo tres hijos y a mi esposa, que están allá bajo ese árbol...



–¡Hombre! ¡Tráigalos!



Y el otro campesino que dice:



–Siñor, yo tengo también esposa ¡pero seis hijos!



–¡No le hace! Ai vemos qué hacemos para que quepan en el carro... ¡súbalos!



El olor a frijolitos y leña quemada con algo de mugre con que se impregnó la camioneta parecía no importarle al funcionario, que iba feliz al lado de estos campesinos y su familia...



–Dios le bendiga, Siñor, es usted muy bueno...



–Hombre, no tienen nada que agradecer... ¡les va a encantar mi casa! El zacate tiene metro y medio de altura...



¡Plop!



Moraleja: El político no da nunca nada gratis... ni pensiones.



¿Ahora entienden mi escepticismo?






e-mail: dor00@hotmail.com



twitter: Los_Politicos



blog: http://lospoliticosveracruz


Otras Entradas

Otras Entradas

El más buscado

¿Saben quién es la persona más buscada de Veracruz en estos momentos?

¡Gana Carlos Morales!

Honor a quien honor merece: Ya me jalaron las orejas los amigos de Altotonga porque dejé fuera de la jugada al diputado Carlos Morales Guevara con mi comentario de ayer, cuando puse: "¿Alguien vio a los diputados locales y federales en sus distritos respectivos afectados por el paso de Franklin? Es la pregunta que leí en las redes sociales..."

Hipólito, MAYL y Héctor

Los datos que arroja Hipólito Rodríguez Herrero en torno a Proactiva, empresa que tiene una ampliación por quince años más para hacerse cargo del relleno sanitario, considera que son suficientes para que el presidente municipal de Xalapa, Américo Zúñiga Martínez, exponga al público las condiciones de dicho convenio: en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, pagan 11 millones de pesos; en Mérida, Yucatán, 4 mdp; mientras que en Xalapa, el pago será de 24 mdp anuales.

Julión jarocho

No sé Rafael Márquez qué broncas tan fuertes tenga en esa vinculación que le hacen con el crimen organizado y la verdad, espero que le vaya bien en lo que él ha llamado "el partido más difícil de su vida" y no haya necesidad de llegar a los penales... en el caso de Julión Álvarez, es seguro que por lo que vaya a decir, me gane una mentada de madre, pero lo digo de corazón: el señor merece la cárcel.

Anécdotas que se entrelazan

Antes de entrar en materia, un pequeño comercial de los Pepes:

Fidel y las Flores

Mucho se habló de la reaparición de Fidel Herrera Beltrán, ex gobernador de Veracruz, que en su gobierno inundó a la entidad de rojo... que rojas las escuelas, que rojos los hospitales, que rojas las guayaberas, ¡que rojos los chones en fin de año!

El regreso de la nota roja

Los vecinos de Jilotepec advierten que harán recorridos por las calles de sus comunidades acompañados por sirenas; en cuanto vean a un delincuente, la harán sonar y lo perseguirán hasta darle alcance... no lo van a matar, pero le dejarán "un recuerdo muy grande".

Pedro, el muy cabrón

La última vez que platicamos, no fue una plática... tampoco fue un diálogo... a lo más fue un monólogo que escuché hasta que le dije "te voy a colgar porque vamos a acabar mal".

Seguridad defecada

Les platico de mi vecindario y en una de ésas, hasta haya similitudes con su vecindario.

El título de Kuri Kuri

Un 7 de diciembre, el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares sacudió a los estudiantes de la Universidad Popular Autónoma de Veracruz cuando señaló que ésta emitió por lo menos 100 mil títulos sin registro ni validez, y puso el dedo en la llaga cuando citó que las cuotas que cobra la institución ingresan a una asociación civil, la que es investigada.

La otra Tigresa

 Se la robaron a los poetas.

Toto, a la espera

"Antes de ejercer mis facultades como Gobernador escucharé a los ciudadanos", comenta en sus redes sociales el Gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, esto, con motivo de que un grupo de personas le entregó un documento donde se le solicita que ejerza su veto a las reformas a la Ley de Protección a los Animales las que despenalizan las peleas de gallos y vaquilladas.

El chiste de Javier

Adivina, adivinador: ¿Qué sale si cruzamos a Fidel Herrera con Javier Duarte? ¡Pues un Javier Herrera!

Seguridad y Deuda

Poco a poco fue rodeado. Le tomé una foto y la mandé a ese famoso grupo de vecinos en espera de que se actuara, pero estaban más interesados en otros rollos, como la defensa de un arco que es "símbolo" de la unidad en la que vivo...

De taxis y cocheras

Hoy me di cuenta de una cosa... mi hija nunca me da el número de taxi que aborda al salir de su lugar de trabajo... aunque tiene como sistema, hablarme cada vez que se dirige a su casa como también hacerlo cuando entra a ella.