Dir. Alberto Morales
 
portada fotografia caricatura noticias columnas revista medios videoteca
Mujeres y truco de Don Juan

Mis manos se deslizaron por debajo de su blusa mientras mis besos vencían la ya poca resistencia que quedaba en ella.
09/03/2011 10:18:30 - Xalapa, Ver. por Salvador Muñoz


De repente, abrió los ojos y creo que me dijo algo así como: “¡Me lo soltaste!”



No estoy seguro. Mi boca seguía devorando la suya, su cuello, sus ojos, sus oídos y su lóbulo... pero la sorpresa de ella se mantenía: “¡Me lo soltaste!”



Sí, su brasier también había cedido al encanto de mis dedos. 




II



Es curioso... son los años 60 y las jóvenes se desprenden del sujetador en demanda de sus derechos y de su libertad sexual. Queman brasieres. Bajo sus blusas, pezones de diversos tamaños, formas y colores, por las texturas de su prenda, son visibles. Sí, derechos... las mujeres clamaban por sus derechos mientras su busto permanecía firme. Quién sabe si a la  edad madura esos gritos de guerra se apagaron y algunas tuvieron que buscar de nuevo ese viejo sujetador que se salvó de la hoguera.



Por eso, Ida Rosenthal, ama y señora del Imperio del Sujetador de aquella época, no se perturbó ante el clamor por los derechos de la mujer  y su libertad sexual, utilizando como objeto político al brasier: “Vivimos en una democracia, toda persona tiene derecho a vestirse o desvestirse, sin embargo, a partir de los treinta y cinco años la mujer no tiene figura para prescindir del sujetador. El tiempo está a mi favor...”



Time is on my side / yes it is... Sí, los Rolling Stone lo dijeron mejor. 




III



Pero del placer, como comenzamos esta columna, pasamos a la demanda de derechos. Mujeres celebrando su día. Piden que se les felicite. Que se les reconozca su momento. Por ahí, Alzheimer no me permite recordar dónde leo algo así: Ya preparé el desayuno, ya lavé la ropa, ya lavé los trastes, ya barrí, ya trapee... ahora sí: ¡vámonos a festejar el día de la Mujer!



Evoco a Lisístrata, la legendaria heroína de Aristófanes, quien representa quizás el primer movimiento femenil (al menos en teatro) con un fin universal: La paz. Esparta contra Grecia. Las mujeres sufren las constantes partidas de sus maridos a la batalla. Lisístrata, inspirada, decide de una forma muy sencilla manifestarse contra tanta guerra y convoca a las demás mujeres a que se abstengan de tener sexo con sus hombres. Toman la acrópolis donde estaba el dinero empleado para la guerra (casi Amazonas) y por fin, se firma la paz. 




IV



Ahora se le llama Día Internacional de la Mujer... pero primero fue conocido como Día Internacional de la Mujer Trabajadora. En 1908, demandando justicia laboral, un grupo de 140 y tantas obreras de la fábrica textil Cotton, en Nueva York, se encierran a manera de protesta. Bombas incendiarias contra su movimiento culminan con la muerte de todas. 




V



Realmente no creo en este día. Sin embargo, admiro el valor de la mujer, como esas trabajadoras de Nueva York, o de Lisístrata o de las hippies de los 60, así como el de cada persona que, sea hombre, mujer, homosexual, niño, discapacitado, indígena, viejo (disculpen que divida tanto, pero así nos han acostumbrado a separar a las personas, a diferenciarlas), lucha cada día por defender sus derechos pensando en la comunidad y no en lo particular, en el beneficio personal. Eso sí hay que festejar y unirse a ellos. 




VI



Todavía recuerdo sus ojos abiertos, sorprendidos, ante la agilidad de mis dedos para liberar su pecho del sujetador... “¡Me lo soltaste!” creo que me dijo, la verdad estaba más absorto ante tanta bondad de la naturaleza pero su insistencia me sacó de mi éxtasis y le dije la verdad: De niño, cuando mi madre llegaba cansada del trabajo o se iba al trabajo, me pedía que le quitara o sujetara los numerosos broches de su brasier... ¡ahí fue que adquirí esa rara habilidad! No había truco de Don Juan. 




e-mail: dor00@hotmail.com



twitter: Los_Politicos



blog: http://lospoliticosveracruz.blogspot.com/ 

 


Otras Entradas

Otras Entradas

Veracruz

La noche del sábado pude haberla disfrutado mucho...

Espionaje a medias

Intento ordenar mis pensamientos porque quiero tratar el asunto del espionaje, pero es difícil empezar a escribir cuando la Mujer me muestra a una "escort" del bajío, cuyas proporciones en nalga y pecho se contraponen a su diminuta cintura... "trae chaparrera" me dice, mientras me muestra el trasero de esa joven, cara de niña, que me recuerda lo poco que enseña de su rostro, a Ximena Sariñana.

Congruencia legislativa

Haciendo cuentas, a ojo de buen cubero, la decisión en pro o contra el desafuero de Eva Cadena Sandoval por parte de la LXIV Legislatura podría darse en unos quince días.

Senadores y alcaldes

"Jamás pensamos que un día íbamos a votar por el PRI", era la frase con la que se topó durante su campaña el hoy alcalde electo de Perote, Juan Francisco Hervert Prado, quien ocurrente, respondía: "No se preocupen... ¡voten por el Verde!"

La reelección de Pepe Mancha

En términos simples, la dirigencia de Pepe Mancha podría resumirse así: Una gubernatura, una bancada equilibrada y más de cien alcaldías.

La dirigencia del PRI

Cuestiona un amigo mi negativa a que se incorpore Américo Zúñiga Martínez a la dirigencia estatal del PRI.

Anemia legislativa

Es cuestión de observar y preguntar: ¿Quién falta por salir en un audio, un video, un escándalo?

¡Y Héctor voló!

Según este miércoles, a las siete de la mañana, estaría "invitado" Héctor "N" para presentarse ante la Fiscalía "N" para responder a los señalamientos que le hiciera uno de los más emblemáticos símbolos del duartismo, y si volteamos un poco hacia atrás, del fidelismo, y quien por cierto llegó con el alemanismo: Arturo "N".

El Jamás de Renato

Me enseña su reloj de los Tiburones Rojos a manera de respuesta cuando le pregunto a qué equipo le va.

Las matemáticas del poder

Cuando a finales del siglo pasado, el PRI perdió 107 alcaldías, fue el escándalo. ¿Por qué? Porque en lugar de festejar el avance de la democracia, nos regodeamos con el fracaso del partido en el poder. ¡Ah! Perdón... La derrota tuvo nombre, apellido y padre: Miguel Ángel Yunes Linares.

Caciques triunfadores

La pasada elección dejó en claro que a veces, los que ganan en las urnas no necesariamente son los candidatos, por ende, no necesariamente han de ser los que van a gobernar y no, no es por esa percepción que se tiene en torno a Xalapa con Hipólito Rodríguez Herrero, o Boca del Río, con Fernando Yunes Márquez, de quienes se dice que los que van a mandar realmente son Andrés Manuel López Obrador o Miguel Ángel Yunes Linares, respectivamente... nos referimos a los pequeños o grandes cacicazgos atrás de un triunfador en las urnas.

Los 3 independientes

De los 270 candidatos independientes que participaron en cuatro entidades por un cargo de representación popular, sólo tres alcanzaron a subir al podium de los triunfadores y los tres se dieron en Veracruz: Isaac García Álvarez, en Coahuitlán; Tavo Pérez Garay, en San Andrés Tuxtla; y Christian Romero Pérez, en Tlacotalpan.

Fernando Yunes Márquez, candidato electo por Veracruz, presume sus 102 mil votos que le dieron el triunfo en el Puerto, pero a la vez, igual hace alarde de ser el candidato más votado en la entidad, título que ostentaba en su momento Elizabeth Morales García con más de 95 mil votos en Xalapa.

Pepe 2018

Le pregunto si en sus escenarios, al igual que en los de Héctor, incluso el mismo Miguel Ángel, tienen contemplado que así como hay una animadversión en este momento para el PRI, este mal humor social pueda impregnar al apellido Yunes, más cuando en las últimas dos elecciones para Gobernador (2010 y 2016) ha participado este apellido y es posible, muy posible, que en el 2018, lo tengamos otra vez en tres personalidades en la disputa por la candidatura en sus respectivos partidos.

El triunfador en las elecciones

Van a dar las nueve de la noche, y bajo el riesgo de que aquí al día de mañana las cosas cambien (aunque lo dudo) la percepción que se tiene en torno a estas elecciones, es que hay varios triunfadores donde su circunstancia es lo que los posiciona como tales, incluso, hasta perdiendo hay quienes salen ganando.