Dir. Alberto Morales
 
portada fotografia caricatura noticias columnas revista medios videoteca
Nini, la leyenda urbana

La pregunta era parte de un ritual social que permitía al individuo hacer un panorama más amplio sobre su interlocutor: ¿Estudias o trabajas?
26/04/2011 00:11:26 - Xalapa, Ver. por Salvador Muñoz


Hace como dos años surgió un “fenómeno”  que llamó la atención de sociólogos y economistas, así como de estadistas que encontraron una justificación al crecimiento de jóvenes dentro de las filas del narco: Los nini.



Planteaban a jóvenes sin opción de estudio porque en las escuelas públicas no les daban acceso por saturarse y además, no contaban sus padres con recursos para enviarlos a instituciones privadas. Por otro lado, la opción de empleo se cerraba porque “no contaban” con experiencia o las vacantes eran ocupadas por gente que “sí tenía estudios”.



Entonces Ni estudiaban Ni trabajaban, según la leyenda urbana



Realmente nunca he conocido a un Nini. Conozco a jóvenes que si bien no estudian, trabajan en una dinámica intermitente ante un empleador que, además de explotarlo, le paga mal. Entonces, siempre está buscando mejores oportunidades o mejor paga.



Y si bien, hace dos años más o menos se hizo el gran descubrimiento de los famosos “Nini”, los estudiosos poco han hecho referencia a un fenómeno que tiene vigencia desde algunos años y pareciera que a nadie importa: Los Nini que trabajan.



Le cuento:



Recuerdo a los jóvenes de hace 20 ó  25 años que tenían una cosa en mente: salirse de la casa, que no era otra cosa que romper con el yugo paternal y buscar independencia, tanto económica como familiar.



Para ello, desde temprana edad, era prescindible aprender un oficio que permitiera ganarse unos centavos, suficientes para compartir renta y alquilar un cuartito que sería el refugio ideal para un ideal.



Algo pasó en los 90. Los jóvenes terminaban su carrera, conseguían un trabajo con regular paga pero seguían viviendo en su casa. Así, desde los 23 años hasta los 30 o más, permanecían en el seno familiar.



Los fines de semana y más en quincena, eran ocupados para ir al antro, “reventarse” y aplicar la de Ricky Martin: “Living la vida loca”... pero ni un centavo aportan a su casa, ya sea para el recibo de luz, agua, cable, teléfono, mucho menos alimentación. ¡Y lo mejor! Tenían a una mamá que les preparaba los sagrados alimentos, les lavaba la ropa, si se enfermaban los atendía, lo que permitía que su salario devengado alcanzara a la perfección para seguir dándose vida de “Nini que trabaja”, es decir: NI dan dinero NI se van de la casa.



A la fecha, muchos de estos jóvenes siguen ahí, refugiados en su hogar, en su cuarto, sí, trabajando, con empleo, pero sin aportar un centavo al hogar, a la madre, al padre... es más, si pueden, hasta la herencia le piden “por adela” a sus progenitores.



Yo conozco a “nini’s” que trabajan, pero hasta el momento no he conocido a un “Nini”  de los que tanto partolearon nuestros políticos. También conozco a jóvenes que no estudian pero que sí trabajan. A jóvenes que trabajan pero que no estudian y a chavos que tanto trabajan como a la vez estudian.



¿Que los Nini están en el Crimen Organizado? Pues no son tan Nini porque, de un modo u otro, desempeñan para su empleador, una labor que no encontraron del lado del gobierno.



Para mí, un Nini no es más que una leyenda urbana. Y ojo, asómese al cuarto que alguna vez ocupó  su retoño. Si se asoma bien, es seguro que haya criado a un monstruo y no se haya dado cuenta. 




e-mail: dor00@hotmail.com



twitter: Los_Politicos



blog: http://lospoliticosveracruz.blogspot.com/


Otras Entradas

Otras Entradas

Veracruz

La noche del sábado pude haberla disfrutado mucho...

Espionaje a medias

Intento ordenar mis pensamientos porque quiero tratar el asunto del espionaje, pero es difícil empezar a escribir cuando la Mujer me muestra a una "escort" del bajío, cuyas proporciones en nalga y pecho se contraponen a su diminuta cintura... "trae chaparrera" me dice, mientras me muestra el trasero de esa joven, cara de niña, que me recuerda lo poco que enseña de su rostro, a Ximena Sariñana.

Congruencia legislativa

Haciendo cuentas, a ojo de buen cubero, la decisión en pro o contra el desafuero de Eva Cadena Sandoval por parte de la LXIV Legislatura podría darse en unos quince días.

Senadores y alcaldes

"Jamás pensamos que un día íbamos a votar por el PRI", era la frase con la que se topó durante su campaña el hoy alcalde electo de Perote, Juan Francisco Hervert Prado, quien ocurrente, respondía: "No se preocupen... ¡voten por el Verde!"

La reelección de Pepe Mancha

En términos simples, la dirigencia de Pepe Mancha podría resumirse así: Una gubernatura, una bancada equilibrada y más de cien alcaldías.

La dirigencia del PRI

Cuestiona un amigo mi negativa a que se incorpore Américo Zúñiga Martínez a la dirigencia estatal del PRI.

Anemia legislativa

Es cuestión de observar y preguntar: ¿Quién falta por salir en un audio, un video, un escándalo?

¡Y Héctor voló!

Según este miércoles, a las siete de la mañana, estaría "invitado" Héctor "N" para presentarse ante la Fiscalía "N" para responder a los señalamientos que le hiciera uno de los más emblemáticos símbolos del duartismo, y si volteamos un poco hacia atrás, del fidelismo, y quien por cierto llegó con el alemanismo: Arturo "N".

El Jamás de Renato

Me enseña su reloj de los Tiburones Rojos a manera de respuesta cuando le pregunto a qué equipo le va.

Las matemáticas del poder

Cuando a finales del siglo pasado, el PRI perdió 107 alcaldías, fue el escándalo. ¿Por qué? Porque en lugar de festejar el avance de la democracia, nos regodeamos con el fracaso del partido en el poder. ¡Ah! Perdón... La derrota tuvo nombre, apellido y padre: Miguel Ángel Yunes Linares.

Caciques triunfadores

La pasada elección dejó en claro que a veces, los que ganan en las urnas no necesariamente son los candidatos, por ende, no necesariamente han de ser los que van a gobernar y no, no es por esa percepción que se tiene en torno a Xalapa con Hipólito Rodríguez Herrero, o Boca del Río, con Fernando Yunes Márquez, de quienes se dice que los que van a mandar realmente son Andrés Manuel López Obrador o Miguel Ángel Yunes Linares, respectivamente... nos referimos a los pequeños o grandes cacicazgos atrás de un triunfador en las urnas.

Los 3 independientes

De los 270 candidatos independientes que participaron en cuatro entidades por un cargo de representación popular, sólo tres alcanzaron a subir al podium de los triunfadores y los tres se dieron en Veracruz: Isaac García Álvarez, en Coahuitlán; Tavo Pérez Garay, en San Andrés Tuxtla; y Christian Romero Pérez, en Tlacotalpan.

Fernando Yunes Márquez, candidato electo por Veracruz, presume sus 102 mil votos que le dieron el triunfo en el Puerto, pero a la vez, igual hace alarde de ser el candidato más votado en la entidad, título que ostentaba en su momento Elizabeth Morales García con más de 95 mil votos en Xalapa.

Pepe 2018

Le pregunto si en sus escenarios, al igual que en los de Héctor, incluso el mismo Miguel Ángel, tienen contemplado que así como hay una animadversión en este momento para el PRI, este mal humor social pueda impregnar al apellido Yunes, más cuando en las últimas dos elecciones para Gobernador (2010 y 2016) ha participado este apellido y es posible, muy posible, que en el 2018, lo tengamos otra vez en tres personalidades en la disputa por la candidatura en sus respectivos partidos.

El triunfador en las elecciones

Van a dar las nueve de la noche, y bajo el riesgo de que aquí al día de mañana las cosas cambien (aunque lo dudo) la percepción que se tiene en torno a estas elecciones, es que hay varios triunfadores donde su circunstancia es lo que los posiciona como tales, incluso, hasta perdiendo hay quienes salen ganando.