Dir. Alberto Morales
 
portada fotografia caricatura noticias columnas revista medios
Crónica de un desfile

El sol caía a plomo... aunque algunos en el presidium del Gobernador hubieran preferido que cayera “a pomo”...

02/05/2011 00:32:30 - Xalapa, Ver. por Salvador Muñoz


Eduardo Andrade y Reynaldo Escobar estaban ahí acompañando al Gobernador, junto con Gerardo Buganza, Erick Lagos, Memo Herrera, Jorge Uscanga, Adolfo Mota, Américo Zúñiga, Carlitos Aceves, la alcaldesa Elizabeth Morales, Corintia Cruz Aragón, Rafael Grajales Sansores, Noemí Guzmán, y como sacados de ultratumba, Oscar Cruz Alexander y Juan Montané. Sí, en el desfile del día del Trabajo.



Se vio a un gobernador coleccionista de gorras, de oficios y documentos así como de botellitas de agua y una soda, pero también a un gobernador dadivoso: Sonrisas, saludos de mano, promesas pactadas con el puño en el corazón y con el índice firmando un compromiso que sólo él y quien desfilaba, entendían.



Complaciente, cada gorra que le daban, se la ponía para sacar una sonrisa al que daba el presente, aunque la gorra que prevaleció en su cabeza fue la que le pasó su “compayito”, Marco Antonio Aguilar Yunes, quien estuvo gran rato platicando con Américo Zúñiga, como si le tratara de “robar golpes” en el oficio de ser secretario de Trabajo.



Sindicatos iban y venían entre una crónica amena por los dos maestros de ceremonias. Un desfile diferente donde las mantas, pancartas y manifestaciones ideológicas se hicieron presentes: Rezonificación, basificación, áreas verdes, espacios para trabajar, escuelas para estudiar y un “No” rotundo a Laguna Verde, entre varias, estuvieron en el desfile y sí, no pasó nada.



Exacto: Si la gente expresa su inconformidad no pasa nada.



Aunque eso sí, se vio la mano de Gerardo Buganza en la logística del desfile. Se podían manifestar pero sin pararse, es decir, marchaban. Capaz que si se paraban entraban los antimotines o podría haber denuncia de por medio por obstruir el desfile.



Una banda musical al ritmo de “La vida es un carnaval” obligó al sonido ambiente a callar. Trompetas, trombones, tambores despabilaron al respetable público estoico que, frente al presidium del gobernador, soportaba el inmenso calor. ¡Eran los del PRI!



Héctor Yunes Landa, sonrisa de oreja a oreja, encabezaba a su contingente. Bravos y porras se escucharon para el PRI por parte de algún grupo colocado estratégicamente, aunque el gobernador no se pudo quejar: También le echaron vivas.



Alejandro Montano fue otro contingente alegre, la CNOP también se hizo presente con gritos y algarabía.



Y cuando pasó el Fesapauv, con el Papo Levet encabezando a lo que parecía una interminable hilera de hormigas, también hizo interminable mi suplicio ante el sol pues no le veía fin a su desfile... ¡exacto! hubo un momento en que parecía más desfile del Fesapauv que del Día del Trabajo.



Pero el destino me tenía reservada una broma más cruel que la del Papo Levet... ¡El SNTE!



De repente, cuando apareció el Sindicato de Maestros, los dos cronistas que habían hecho ameno el desfile, callaron para que entraran dos patiños, no sé si de Gaudencio Hernández Burgos o Juan Callejas Arroyo y volvieron sus comentarios una serie de zalamerías al gobernador, a sus líderes y al grupo que controla a la Sección 32: el Equipo Político.



Sí, hubiera preferido echarme dos y tres veces al contingente del Papo que escuchar ese discurso viejo, arrastrado y servil de la Sección 32.



La mirada de Javier Duarte, en un momento, se puso seria. Volteó a un lado, a otro, tras parecer asegurarse de que nadie lo veía, tomó una torta, un pambazo, a ciencia cierta no distinguí, y se llevó un buen bocado a la boca. Atrás, una dama ya compartía los envueltos y los refrescos se repartían.



Justo en el paso de los marchantes, una figura femenina se desplazó bajo el presidium, justo debajo de Elizabeth Morales. Era Shariffe Osman, su secre particular. Le hizo un comentario a la edil que se inclinó un poco para escucharla mejor, dijera el lobo feroz, y entonces, tras captar el mensaje, deslizó una tortita que la joven Shariffe engulló tranquilamente, eso sí, sin trago para bajar el bocado.



Mientras, a la altura de Clavijero, sindicalizados del Poder Judicial arremetían y arrempujaban con el propósito de colarse sin hacer cola en el desfile.



Y en las escalinatas de la Catedral, unas damas trataban de poner la manta de “No a Laguna Verde”  pero al parecer, un hombre con pantalón de mezclilla y lentes las instó a desistir de su intento.



Mis brazos requemados por el sol y la ausencia de bloqueador, me impidieron seguir hasta el final el desfile... aunque a ciencia cierta, temía que llegara un nuevo contingente de la Sección 32 y volvieran a vociferar tanto servilismo los patiños que tomaban el micrófono para pedir “saludos (porras) al gobernador, amigo de los maestros” y recordarles a los profes que “el SNTE se preocupa por su beneficio, por sus interereses y por sus logros sindicales...”



Paradójico, entonces, quienes trabajan menos son los más que desfilaron en el Día del Trabajo... 




e-mail: dor00@hotmail.com



twitter: Los_Politicos



blog: http://lospoliticosveracruz.blogspot.com/


Otras Entradas

Otras Entradas

¡Y el OPLE baila aaasí!

Ya les tocó bailar con la más fea en la elección pasada donde nomás el recurso no fluía... no es para menos, la administración de Javier Duarte no sólo se llevó al baile al OPLE, sino a muchos más.

Tres ex delegados a prueba

Son pocos pero significativos. A ojo de buen cubero, tenemos tres: Tomás Carrillo Sánchez, Marcos Castillo, Iraís Morales y si gusta apuntarlo, Renato Alarcón Guevara que se cuece aparte.

Jaque legislativo

Hasta el martes, el número de diputados que tenía la fracción legislativa del PAN con la inclusión de José Luis Enríquez Ambell y Sebastián Reyes Arellano, era de 18 "suspiritos azules".

Luna Escudero

Cuentan que en su centro, había una fuente rodeada de árboles de naranja agria y algunas bancas que permitían al transeúnte tomar el fresco. Hoy, lo mismo llegan a celebrar el triunfo de un campeonato de fútbol o protestar contra el Gobierno. Ha de disculpar el candidato, pero de todas las propuestas que hizo, la que me tocó en serio, fue la de imaginar a la Plaza Lerdo verde, lejos de ese pavimento que, cuando el sol está en su cenit, pareciera usar al transeúnte como conducto para unir sus calores.

Gina y Zaida

Tras la detención de Gina Domínguez Colio, en el PRI estatal se arrepienten del exceso de "huevos tibios" que hubo para con la presidenta de la Fundación Colosio porque cuánto se hubieran ahorrado de "bochornos políticos" cuando le pidieron el cargo y ésta, sencillamente se negó a entregarlo aduciendo artículos y leyes internos.

La oportunidad de Pascual

A Héctor Yunes Landa le causa extrañeza "la detención selectiva de priístas" en pleno proceso electoral.

Gasoducto: de las redes a las campañas

Cada vez que entra a Jardines de Xalapa un carro de gas con tanques de 20 y 30 kilos, los vecinos nos alertamos. Primero, porque nada tiene que estar haciendo ese vehículo en este conjunto habitacional; segundo, porque de cierto modo nos advierte que un vecino utiliza tanques en lugar del estacionario, por lo que de inmediato, se da alerta a Protección Civil municipal si se detecta a dónde se lleva el cilindro.

Gasoducto: de las redes a las campañas

Cada vez que entra a Jardines de Xalapa un carro de gas con tanques de 20 y 30 kilos, los vecinos nos alertamos.

Winckler, para rato

El tipo se le abalanzó con celular en mano con la clara intención de tomarse una selfie y con el otro brazo pretendía rodearle por el cuello, mientras él no alcanzaba a entender qué ocurría; entonces alcanzó a oír lo que le decía: "The Big Bang Theory! The Big Bang Theory!"

Nicanor

Para Nicanor Moreira, el formato del debate no permite que el ciudadano que lo observó, tenga un escenario más completo del proyecto que el candidato plantea, más cuando cada uno de los diez contendientes que tiene Xalapa, contó en las 2:10 horas que duró el evento, con un aproximado de 11:30 minutos aproximadamente para dar a conocer sus propuestas.

Hipólito

Cuando le pregunto si han analizado la posibilidad en la casa de que su esposa esté en Lomas del Estadio y él en la calle de Enríquez, se ríe y cuenta que sendas contiendas, una por la rectoría y el otro, por la alcaldía de Xalapa, son totalmente diferentes.

Winckler: institución o actuación

En cuatro meses, el palmarés no tiene parangón en mi memoria: un ex secretario de Seguridad Pública en la cárcel; un ex titular de Sefiplan, en la sombra; un ex gobernador, entambado por un rato y que hoy vive un proceso penal en su domicilio ¡ah! y ya sin notaría; un ex titular de la Comisión de Agua del Estado de Veracruz y ex titular de Infraestructura y Obra Pública, en chirona y uno del Seguro Popular que cayó en Pacho y tras ampararse, se hizo ojo de hormiga, así como un ex tesorero de Sefiplan que anda de pelada en cuanto recibió el pitazo de que iban por sus huesos. Éste es el palmarés que cualquier sociedad que clama justicia aplaude en la actuación de un funcionario al que hoy, un diputado acusado por el delito de robo y que no puede ser detenido por el fuero, pide su cabeza.

Cinthya Lobato... ¡ahí viene!

Cuando aparece, cualquiera hubiera imaginado en ese momento que José Domingo se inspiró en ella para escribir esa canción de mis 70's: "Viste pantalón vaquero", pero no... no venía de jeans, ¡al contrario! lucía un vestido rojo de encaje que hacía un contraste perfecto con su piel morena y su inconfundible cola de caballo. Cinthya Lobato se sentó y echó abajo de inmediato esa leyenda de que su estancia en Italia, fue para estudiar Diseño de Moda... estudió Historia del Arte y su profesión es Licenciada en Administración de Empresas.

El escenario Morena

Doy la vuelta a la manzana con Harry y Nina, la nueva integrante de la familia. Una señora, por arriba del quinto piso, muy amable, extiende su brazo para entregarme el último número de "Regeneración, el periódico de las causas justas y del pueblo organizado", vamos, el periódico de Morena, o del Peje.

Zairick y Diez Francos

Me tenía intrigado cómo iba a hacer su campaña Daniel Zairick en Orizaba, cuando la ciudad está impecable.