Dir. Alberto Morales
 
portada fotografia caricatura noticias columnas revista medios videoteca
IEV: Política y voyeurismo de retrete

Desde niños, el verle los chones a una niña ejerce en la mayoría de los varones, un extraño placer... ¿a qué obedece esto? Quizás a una educación prohibitiva donde a las niñas les enseñan a no enseñar los chones y a nosotros, nos prohíben que se los veamos.
03/06/2011 22:29:38 - Xalapa, Ver. por Salvador Muñoz


En la secundaria, aún recuerdo a compañeros bajo las escaleras intentando verle los chones a las compañeras... no miento si no hablé en primera persona-plural, pero de haberle visto los chones a alguna de ellas, lo recordaría y platicaría...



Claro, no escapé del encanto de la palabra mágica entre jóvenes conjurada en un discreto susurro “¡caldo, caldo, caldo!” cuando alguna estudiante simplemente “se sentaba mal” y voltear era inevitable.



¡Ah! Sí, porque en las damas está vetado “sentarse mal”. Ay de aquella que usando falda, abra las piernas... ¿cómo le hacen? qué incómodo es sentarse con las extremidades juntas.



Alguna ocasión un amigo de mi adolescencia me platicó del viejo truco del espejo en el pie con tal de lograr el objetivo: verle los chones a las mujeres.



Ese es el triunfo... los chones.



Incluso, si son rojos, lleva una carga extra de excitación. De la ausencia de ellos, ya ni se diga... será la historia morbosa que no tiene parangón y será en su narrador, como una especie de insignia al valor.



El tiempo pasa pero ciertas cosas no cambian...



Una mañana, en mis continuas vueltas por el parque, un jovenzuelo se enfiló hacia una ventana de baño de las varias casas que hay en la unidad donde vivo... de esa ventana, además de luz, se desprendía vapor que indicaba que alguien se estaba bañando. Al tipo no le importó desconocer si era hombre o mujer quien se duchaba, aferró sus manos a la orilla de la ventana e intentó asomarse... pero le agüé el momento con una zarandeada y varias mentadas de madre...



Sí, el baño atrae, envuelve, seduce bajo algunas interrogantes... ¿quién se baña? ¿se podrá  ver?



Y del mirón simple al mirón tecnológico...



A la redacción llegó  una joven. Habló con el director. Quería hacer una denuncia pública porque encontró en el baño de las mujeres una cámara camuflageada entre cajas. Siguiendo un cable, éste llegaba a la oficina del Jefe de conocido apellido en Xalapa, cuya inicial es “O” de Osorno, por decir un apellido sin que implique que ése sea.



¿En qué quedó el asunto? No recuerdo... pero no intervino, estoy seguro, ninguna autoridad judicial.



Hace más de un año, en el Instituto Electoral Veracruzano, algunos empleados fueron sorprendidos con material que los involucraba en “es-mionaje”a compañeras del IEV.



Se supone que ocultaron una cámara donde espiaban a las damas cuando hacían sus necesidades fisiológicas o sencillamente tenían que asearse.



Sí, el gusto por espiar en el baño debe ser una parafilia... voyeurismo retretero...



Y conste que preciso “chones”. Estoy seguro que el placer que envuelve a un voyeurista de retrete está  más en verle los chones a su víctima que otra cosa. ¿O me falta malicia?



En el lenguaje de los naipes, “verte los chones” se refiere cuando un jugador, por lo regular novato, muestra sus cartas a sus opositores sin que se dé cuenta, debido a la forma en que agarra los naipes.



Pero quien resulta muy ducha para esto de los chones es Carolina Viveros García, consejera presidenta del IEV, quien desde el escándalo que se protagonizó en su baño, ha mantenido un extraño hermetismo en un suceso que denigra, ofende y lastima a quienes fueron víctimas de estos “voyeuristas de retrete”.



Vaya, su insistencia en hacer las cosas en lo oscurito, es decir, evitar que la opinión pública conozca de la sanción a la que fueron acreedoras los “mirones”, deja algunas cosas en claro: Que Carolina difícilmente se dejará ver los chones aunque con ello evidencie que poco le importa que se le hayan visto las nalgas a la consejera Angeles Blanca Castaneyra Chávez, como ella mismo lo dijo.



No cabe duda, esta funcionaria tiene su parafilia: una política de retrete. 




e-mail: dor00@hotmail.com



twitter: Los_Politicos



blog: http://lospoliticosveracruz.blogspot.com/


Otras Entradas

Otras Entradas

Anécdotas de la Mesa de Estatutos

En Campeche, donde se celebró la Mesa de discusión sobre los Estatutos del PRI, hay cosas curiosas que destacar, más allá de los acuerdos obtenidos, como por ejemplo, de que ya muchos consideren a Carlos Brito Gómez (Don Charles pa' los cuates) como el Chabelo del PRI, que si bien igual pudiera disputar esa distinción Manuel Ramos Gurrión, por tamaño (no político, sino de estatura), se lo gana Brito... en un momento dado, en que entre ambos PRIsaurios pudieran verse en pintura, entonces estaríamos hablando del "Chabelo y Pepito del PRI".

El más buscado

¿Saben quién es la persona más buscada de Veracruz en estos momentos?

¡Gana Carlos Morales!

Honor a quien honor merece: Ya me jalaron las orejas los amigos de Altotonga porque dejé fuera de la jugada al diputado Carlos Morales Guevara con mi comentario de ayer, cuando puse: "¿Alguien vio a los diputados locales y federales en sus distritos respectivos afectados por el paso de Franklin? Es la pregunta que leí en las redes sociales..."

Hipólito, MAYL y Héctor

Los datos que arroja Hipólito Rodríguez Herrero en torno a Proactiva, empresa que tiene una ampliación por quince años más para hacerse cargo del relleno sanitario, considera que son suficientes para que el presidente municipal de Xalapa, Américo Zúñiga Martínez, exponga al público las condiciones de dicho convenio: en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, pagan 11 millones de pesos; en Mérida, Yucatán, 4 mdp; mientras que en Xalapa, el pago será de 24 mdp anuales.

Julión jarocho

No sé Rafael Márquez qué broncas tan fuertes tenga en esa vinculación que le hacen con el crimen organizado y la verdad, espero que le vaya bien en lo que él ha llamado "el partido más difícil de su vida" y no haya necesidad de llegar a los penales... en el caso de Julión Álvarez, es seguro que por lo que vaya a decir, me gane una mentada de madre, pero lo digo de corazón: el señor merece la cárcel.

Anécdotas que se entrelazan

Antes de entrar en materia, un pequeño comercial de los Pepes:

Fidel y las Flores

Mucho se habló de la reaparición de Fidel Herrera Beltrán, ex gobernador de Veracruz, que en su gobierno inundó a la entidad de rojo... que rojas las escuelas, que rojos los hospitales, que rojas las guayaberas, ¡que rojos los chones en fin de año!

El regreso de la nota roja

Los vecinos de Jilotepec advierten que harán recorridos por las calles de sus comunidades acompañados por sirenas; en cuanto vean a un delincuente, la harán sonar y lo perseguirán hasta darle alcance... no lo van a matar, pero le dejarán "un recuerdo muy grande".

Pedro, el muy cabrón

La última vez que platicamos, no fue una plática... tampoco fue un diálogo... a lo más fue un monólogo que escuché hasta que le dije "te voy a colgar porque vamos a acabar mal".

Seguridad defecada

Les platico de mi vecindario y en una de ésas, hasta haya similitudes con su vecindario.

El título de Kuri Kuri

Un 7 de diciembre, el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares sacudió a los estudiantes de la Universidad Popular Autónoma de Veracruz cuando señaló que ésta emitió por lo menos 100 mil títulos sin registro ni validez, y puso el dedo en la llaga cuando citó que las cuotas que cobra la institución ingresan a una asociación civil, la que es investigada.

La otra Tigresa

 Se la robaron a los poetas.

Toto, a la espera

"Antes de ejercer mis facultades como Gobernador escucharé a los ciudadanos", comenta en sus redes sociales el Gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, esto, con motivo de que un grupo de personas le entregó un documento donde se le solicita que ejerza su veto a las reformas a la Ley de Protección a los Animales las que despenalizan las peleas de gallos y vaquilladas.

El chiste de Javier

Adivina, adivinador: ¿Qué sale si cruzamos a Fidel Herrera con Javier Duarte? ¡Pues un Javier Herrera!

Seguridad y Deuda

Poco a poco fue rodeado. Le tomé una foto y la mandé a ese famoso grupo de vecinos en espera de que se actuara, pero estaban más interesados en otros rollos, como la defensa de un arco que es "símbolo" de la unidad en la que vivo...