Dir. Alberto Morales
 
portada fotografia caricatura noticias columnas revista medios videoteca
Estoy bien, nada más

Se encuentran dos periodistas por la calle y, clásico, el saludo efusivo y fusionado en un abrazo acompaña a la pregunta obligada:

22/06/2011 09:43:50 - Xalapa, Ver. por Salvador Muñoz


—¿Cómo estás?



—Ni desaparecido ni ejecutado... ¡entonces estoy bien!



Suena a chiste, pero no lo es.



Sucede en cualquier lugar del... iba a poner “del mundo” pero sería una exageración. Sucede aquí, en Xalapa, en el Puerto, en Acayucan, en Poza Rica, en nuestro estado y en nuestro país.



Vivimos un momento único y extraordinario en lo que se refiere al ejercicio del periodismo.



Reporteros, columnistas, fotógrafos, todos los que de alguna manera ejercen en sus distintas formas esta labor, viven en constante peligro.



Sí, incluso aquellos valientes reporteros que se avientan las riesgosas entrevistas de banqueta son incluidos en este drama nacional... ellos están en peligro de morir de hambre ante los ridículos sueldos que perciben de sus casas editoriales.



Ya ni se diga del reportero que investiga, que no se contenta con una declaración guanga de que todo es maravilloso en su municipio, en su estado, en su país.



O del columnista que señala, investiga y precisa en sus comentarios la información que refleja una realidad, la que vive la sociedad en general, no el mundo de caramelo de nuestras autoridades.



Pablo Ordaz, corresponsal en México de “El País”, lo dice todo en su primera línea: No tuvieron que irse a la guerra, la guerra vino a buscarlos.



¿A quién?



A usted, a mí, al vecino, a nuestra familia, a todos los mexicanos. Al periodista lo ubica en una suerte de “corresponsal de guerra” sin chaleco antibalas.



Por favor, si tiene oportunidad, busque en la internet el artículo “Son mexicanos, son valientes”... vale la pena.



En plática con Carmen Aristegui, Sergio Aguayo, al comentar la muerte del periodista Milo Vela, observa un patrón: los asesinatos y amenazas van contra esos periodistas que tienden a informar lo que sucede, pues lo que se busca es que prolifere la autocensura.



Entre los datos que da este periodista, están las cifras de la CNDH, que dicen que en la última década, han asesinado o desaparecido 88 periodistas en México. Perdón: 89.



El lugar que ocupa Veracruz en torno a los homicidios de periodistas alerta: cuarto estado después de Chiuhuahua, Tamaulipas y Guerrero.



Y se pregunta Aguayo cuáles son los mecanismos que los gobiernos, tanto estatales como federal, han implementado para proteger a los periodistas.



Preciso: A los periodistas.



Aguayo considera que la muerte de Milo Vela, no sólo debe unir al gremio y apuntar la exigencia a gobiernos, “para que se dejen de hacer tontos, legislen y creen mecanismos” para proteger al ejercicio del periodismo, indefenso ante las amenazas de funcionarios o cárteles.



Sí, leyó bien, “funcionarios”.



Y es que de acuerdo a estudios, alrededor de la mitad de amenazas contra periodistas provienen de funcionarios de gobierno y una tercera parte, del Crimen Organizado.



“No responsabilicemos de todo al crimen organizado, hay funcionarios que por defender a sus cotos de poder, mandan a asesinar o intimidar a periodistas”, dice.



Por su parte, Lorenzo Meyer clama que necesitamos información libre, que circule a raudales, que se pueda confirmar, para que podamos hablar de vivir en una democracia.



Para quienes ejercen el periodismo, está  de más decir que en muchas partes del país y del estado, si no es que todo, existen las circunstancias donde los periodistas se quedan callados, no pueden hacer su trabajo. Y no nos referimos al Crimen Organizado. A veces los Gobiernos ejercen ese extraño poder para callar. Entonces hablamos de una democracia mutilada, incompleta.



Así, nos ubicamos en “zonas de guerra”  por decir algo, aunque es peor... porque el periodismo está siendo obligado a replegarse en el silencio.



No se trata de hacer héroes ni mártires, sino de buscar esos mecanismos que nos permitan terminar una guerra que no queremos, no quisimos, no deseamos.



Porque si mañana me encuentro con un compañero, con un amigo, con un columnista, con un articulista, y me saluda preguntándome cómo estoy, quisiera responderle sólo a secas: ¡Estoy bien! nada más. 




e-mail: dor00@hotmail.com



twitter: Los_Politicos



blog: http://lospoliticosveracruz.blogspot.com/


Otras Entradas

Otras Entradas

Espionaje a medias

Intento ordenar mis pensamientos porque quiero tratar el asunto del espionaje, pero es difícil empezar a escribir cuando la Mujer me muestra a una "escort" del bajío, cuyas proporciones en nalga y pecho se contraponen a su diminuta cintura... "trae chaparrera" me dice, mientras me muestra el trasero de esa joven, cara de niña, que me recuerda lo poco que enseña de su rostro, a Ximena Sariñana.

Congruencia legislativa

Haciendo cuentas, a ojo de buen cubero, la decisión en pro o contra el desafuero de Eva Cadena Sandoval por parte de la LXIV Legislatura podría darse en unos quince días.

Senadores y alcaldes

"Jamás pensamos que un día íbamos a votar por el PRI", era la frase con la que se topó durante su campaña el hoy alcalde electo de Perote, Juan Francisco Hervert Prado, quien ocurrente, respondía: "No se preocupen... ¡voten por el Verde!"

La reelección de Pepe Mancha

En términos simples, la dirigencia de Pepe Mancha podría resumirse así: Una gubernatura, una bancada equilibrada y más de cien alcaldías.

La dirigencia del PRI

Cuestiona un amigo mi negativa a que se incorpore Américo Zúñiga Martínez a la dirigencia estatal del PRI.

Anemia legislativa

Es cuestión de observar y preguntar: ¿Quién falta por salir en un audio, un video, un escándalo?

¡Y Héctor voló!

Según este miércoles, a las siete de la mañana, estaría "invitado" Héctor "N" para presentarse ante la Fiscalía "N" para responder a los señalamientos que le hiciera uno de los más emblemáticos símbolos del duartismo, y si volteamos un poco hacia atrás, del fidelismo, y quien por cierto llegó con el alemanismo: Arturo "N".

El Jamás de Renato

Me enseña su reloj de los Tiburones Rojos a manera de respuesta cuando le pregunto a qué equipo le va.

Las matemáticas del poder

Cuando a finales del siglo pasado, el PRI perdió 107 alcaldías, fue el escándalo. ¿Por qué? Porque en lugar de festejar el avance de la democracia, nos regodeamos con el fracaso del partido en el poder. ¡Ah! Perdón... La derrota tuvo nombre, apellido y padre: Miguel Ángel Yunes Linares.

Caciques triunfadores

La pasada elección dejó en claro que a veces, los que ganan en las urnas no necesariamente son los candidatos, por ende, no necesariamente han de ser los que van a gobernar y no, no es por esa percepción que se tiene en torno a Xalapa con Hipólito Rodríguez Herrero, o Boca del Río, con Fernando Yunes Márquez, de quienes se dice que los que van a mandar realmente son Andrés Manuel López Obrador o Miguel Ángel Yunes Linares, respectivamente... nos referimos a los pequeños o grandes cacicazgos atrás de un triunfador en las urnas.

Los 3 independientes

De los 270 candidatos independientes que participaron en cuatro entidades por un cargo de representación popular, sólo tres alcanzaron a subir al podium de los triunfadores y los tres se dieron en Veracruz: Isaac García Álvarez, en Coahuitlán; Tavo Pérez Garay, en San Andrés Tuxtla; y Christian Romero Pérez, en Tlacotalpan.

Fernando Yunes Márquez, candidato electo por Veracruz, presume sus 102 mil votos que le dieron el triunfo en el Puerto, pero a la vez, igual hace alarde de ser el candidato más votado en la entidad, título que ostentaba en su momento Elizabeth Morales García con más de 95 mil votos en Xalapa.

Pepe 2018

Le pregunto si en sus escenarios, al igual que en los de Héctor, incluso el mismo Miguel Ángel, tienen contemplado que así como hay una animadversión en este momento para el PRI, este mal humor social pueda impregnar al apellido Yunes, más cuando en las últimas dos elecciones para Gobernador (2010 y 2016) ha participado este apellido y es posible, muy posible, que en el 2018, lo tengamos otra vez en tres personalidades en la disputa por la candidatura en sus respectivos partidos.

El triunfador en las elecciones

Van a dar las nueve de la noche, y bajo el riesgo de que aquí al día de mañana las cosas cambien (aunque lo dudo) la percepción que se tiene en torno a estas elecciones, es que hay varios triunfadores donde su circunstancia es lo que los posiciona como tales, incluso, hasta perdiendo hay quienes salen ganando.

Héctor 2018

Se le ve más delgado, pero no ese "delgado jodido" que agarró cuando anduvo en la pasada campaña por la gubernatura donde perdió 11 kilos, aunque asegura que cuando compitió para Senador, bajó 17 kilos 300 gramos.