Dir. Alberto Morales
 
portada fotografia caricatura noticias columnas revista medios
Placeres

Soy de la idea de que las cosas no deben estar sujetas a una necesidad, sino a un placer.

01/07/2011 22:05:18 - Xalapa, Ver. por Salvador Muñoz


Triste es la persona que trabaja sin disfrutarlo. Triste aquél que da clases sin sentirlo. Triste y mediocre el diputado que no entiende qué madres hace en esa curul sentado. Triste quien escribe sin emoción. Triste dormir sin tener sueño; triste tener sexo sin tener ganas; triste estar triste sin saber por qué...



II



En un mini-mini-departamento, un horno de micro-ondas era mi estufa. Allí, Brenda hacía milagros de comida. Quizás no tenían un sazón exquisito pero la disfrutábamos tanto a lo mejor por el condimento que significaba ponerle de cereza a los platillos nuestro noviazgo. Cuando decidimos pasar al nivel de la Unión Libre, y llegamos a un departamento sin mini-mini, todavía tardó un año o dos cocinando en el horno de microondas y una sartén eléctrica hasta que me pidió una cocina integral... ¿una cocina integral? ¿para qué quiere mi mujer una cocina integral? Pero, por favor señores, qué caso tiene discutir una idea con la mujer si es sabido que al final, nada la hará cambiar de opinión y ahí estaba en la casa la cocina integral.



La mujer, mi Brenda, es una mujer con miles de facetas: Contadora, escribiente, mecánica, costurera, doctora, enfermera, chofer, etcétera ¡y excelente cocinera!



Vaya... con la mano en la cintura, desbanca con gracia, sazón y sabor, a mi suegra, a mi cuñada ¡y a mi madre! Que conste que hasta la autora de mis días ya le dio el visto bueno a su buen sazón. Probar sus platillos italianos es un placer...



III



Hace como un mes, en la agenda del Gobernador, me llamó la atención un dato de su itinerario: Javier Duarte de Ochoa comería con Roberto Hernández (El Banamex) en Caserío del Lago, en Xalapa... ¿dónde está lo extraordinario? ¡En el restaurante! No lo conocía. Después, la alcaldesa de Xalapa, Elizabeth Morales, me entero, habría asistido a una reunión en dicho restaurante... luego, el rector Arias Lovillo... después, algunos amigos me comentaron que valía la pena, hasta que lo decidí: “¡Mujer! Hoy no cocinas... te invito al Caserío del Lago”.



Y ya saben cómo son las mujeres. Se ponen guapas cuando uno las invita a salir. Exacto... se tardan la infinidad de minutos en saber qué accesorio ponerse, cuál quitarse, qué zapatos, qué bolsa... ¡vaya! Hasta me retachó mis bermudas con mi camiseta de comic que pensaba lucir en el restaurante y me vistió en un pantalón formal y una camisa negra que en algún lugar del ropero de Narnia, recordó haber visto.



Lo mismo que la mujer se tardó en vestir, fue el tiempo que nos tardamos en dar con el restaurante al fallar mi GPS mental... pero valió la pena.



IV



Caserío está ubicado en lo que fue parte de las oficinas de una textilera, si no mal  recuerdo. Al entrar, es como si estuviéramos en la clásica casa xalapeña, de techos altos, arcos y pilares, muy acogedora. La cordialidad se hizo presente. La atención del mesero fue puesta a prueba cuando decidí no ver la carta: “¡Sugiéreme!” mi palabra favorita. Una explicación clara, apetecible y deliciosa. De entrada, unos aperitivos con carne de pato... después, una crema de camarón servida en un bisquet (o bolillo). Sí, el pan era el recipiente para mi crema. ¡Eso me ganó! Me dirijo a mi esposa y le digo presuntuoso: ¿Sabías que los panes fueron utilizados como vasijas para los caldos hace varios siglos? Y me responde que sí... todavía en Italia se estila hacerlo. Me aguó mi presunción.



El plato fuerte fue un Ossobuco que provocó  el regaño de mi esposa cuando empecé a chuparme los dedos.



Todo ello acompañado de una jarra de clericot con vino rosa... ¡el mejor que he probado!



Mentiría con el postre... no como. Pero mi esposa sí.



Y cuando pensaba que mi paladar había llegado a su catarsis, pido un café americano que termina convirtiéndose en un café Caserío a sugerencia del barista que... que... ¡que tiene que probarlo!



Imagine que la mujer no toma café  ni por equivocación y cayó rendida al Café Caserío.



En verdad que la cocina de taller del maestro Carlos García es una experiencia única...



Pero sabe qué es lo mejor, el hecho de que el Caserío le haga sentirse en casa.



¿Regresamos? Le pregunté a mi mujer... ¡por supuesto!



V



Del horno de microondas a la cocina integral, han pasado platillos, sazón y sabor que me encanta de mi mujer... aunque quizás lo más relevante sea el hecho de que mañana, habremos de cumplir dos años de haber roto con la Unión Libre. Nos casamos. Soy de la idea de que las cosas no deben estar sujetas a una necesidad, sino a un placer. Y en verdad les digo: Es un placer estar casado con esa mujer. Por razones de trabajo, difícilmente celebraremos el domingo pero... un día más, un día menos... el sábado lo festejo con Brenda en el Caserío. ¡Bon apetit! 




e-mail: dor00@hotmail.com



twitter: Los_Politicos



blog: http://lospoliticosveracruz.blogspot.com/


Otras Entradas

Otras Entradas

¡Y el OPLE baila aaasí!

Ya les tocó bailar con la más fea en la elección pasada donde nomás el recurso no fluía... no es para menos, la administración de Javier Duarte no sólo se llevó al baile al OPLE, sino a muchos más.

Tres ex delegados a prueba

Son pocos pero significativos. A ojo de buen cubero, tenemos tres: Tomás Carrillo Sánchez, Marcos Castillo, Iraís Morales y si gusta apuntarlo, Renato Alarcón Guevara que se cuece aparte.

Jaque legislativo

Hasta el martes, el número de diputados que tenía la fracción legislativa del PAN con la inclusión de José Luis Enríquez Ambell y Sebastián Reyes Arellano, era de 18 "suspiritos azules".

Luna Escudero

Cuentan que en su centro, había una fuente rodeada de árboles de naranja agria y algunas bancas que permitían al transeúnte tomar el fresco. Hoy, lo mismo llegan a celebrar el triunfo de un campeonato de fútbol o protestar contra el Gobierno. Ha de disculpar el candidato, pero de todas las propuestas que hizo, la que me tocó en serio, fue la de imaginar a la Plaza Lerdo verde, lejos de ese pavimento que, cuando el sol está en su cenit, pareciera usar al transeúnte como conducto para unir sus calores.

Gina y Zaida

Tras la detención de Gina Domínguez Colio, en el PRI estatal se arrepienten del exceso de "huevos tibios" que hubo para con la presidenta de la Fundación Colosio porque cuánto se hubieran ahorrado de "bochornos políticos" cuando le pidieron el cargo y ésta, sencillamente se negó a entregarlo aduciendo artículos y leyes internos.

La oportunidad de Pascual

A Héctor Yunes Landa le causa extrañeza "la detención selectiva de priístas" en pleno proceso electoral.

Gasoducto: de las redes a las campañas

Cada vez que entra a Jardines de Xalapa un carro de gas con tanques de 20 y 30 kilos, los vecinos nos alertamos. Primero, porque nada tiene que estar haciendo ese vehículo en este conjunto habitacional; segundo, porque de cierto modo nos advierte que un vecino utiliza tanques en lugar del estacionario, por lo que de inmediato, se da alerta a Protección Civil municipal si se detecta a dónde se lleva el cilindro.

Gasoducto: de las redes a las campañas

Cada vez que entra a Jardines de Xalapa un carro de gas con tanques de 20 y 30 kilos, los vecinos nos alertamos.

Winckler, para rato

El tipo se le abalanzó con celular en mano con la clara intención de tomarse una selfie y con el otro brazo pretendía rodearle por el cuello, mientras él no alcanzaba a entender qué ocurría; entonces alcanzó a oír lo que le decía: "The Big Bang Theory! The Big Bang Theory!"

Nicanor

Para Nicanor Moreira, el formato del debate no permite que el ciudadano que lo observó, tenga un escenario más completo del proyecto que el candidato plantea, más cuando cada uno de los diez contendientes que tiene Xalapa, contó en las 2:10 horas que duró el evento, con un aproximado de 11:30 minutos aproximadamente para dar a conocer sus propuestas.

Hipólito

Cuando le pregunto si han analizado la posibilidad en la casa de que su esposa esté en Lomas del Estadio y él en la calle de Enríquez, se ríe y cuenta que sendas contiendas, una por la rectoría y el otro, por la alcaldía de Xalapa, son totalmente diferentes.

Winckler: institución o actuación

En cuatro meses, el palmarés no tiene parangón en mi memoria: un ex secretario de Seguridad Pública en la cárcel; un ex titular de Sefiplan, en la sombra; un ex gobernador, entambado por un rato y que hoy vive un proceso penal en su domicilio ¡ah! y ya sin notaría; un ex titular de la Comisión de Agua del Estado de Veracruz y ex titular de Infraestructura y Obra Pública, en chirona y uno del Seguro Popular que cayó en Pacho y tras ampararse, se hizo ojo de hormiga, así como un ex tesorero de Sefiplan que anda de pelada en cuanto recibió el pitazo de que iban por sus huesos. Éste es el palmarés que cualquier sociedad que clama justicia aplaude en la actuación de un funcionario al que hoy, un diputado acusado por el delito de robo y que no puede ser detenido por el fuero, pide su cabeza.

Cinthya Lobato... ¡ahí viene!

Cuando aparece, cualquiera hubiera imaginado en ese momento que José Domingo se inspiró en ella para escribir esa canción de mis 70's: "Viste pantalón vaquero", pero no... no venía de jeans, ¡al contrario! lucía un vestido rojo de encaje que hacía un contraste perfecto con su piel morena y su inconfundible cola de caballo. Cinthya Lobato se sentó y echó abajo de inmediato esa leyenda de que su estancia en Italia, fue para estudiar Diseño de Moda... estudió Historia del Arte y su profesión es Licenciada en Administración de Empresas.

El escenario Morena

Doy la vuelta a la manzana con Harry y Nina, la nueva integrante de la familia. Una señora, por arriba del quinto piso, muy amable, extiende su brazo para entregarme el último número de "Regeneración, el periódico de las causas justas y del pueblo organizado", vamos, el periódico de Morena, o del Peje.

Zairick y Diez Francos

Me tenía intrigado cómo iba a hacer su campaña Daniel Zairick en Orizaba, cuando la ciudad está impecable.